jueves, abril 21, 2005

Breve introducción al reto paranormal de JREF

James Randi es un personaje muy chido que se dedica a divulgar pensamiento crítico y escepticismo. Utilizando su experiencia profesional como prestidigitador (jo... hace años que no escribía esa palabra) confronta a charlatanes profesionales y a personas autoengañadas con el famoso reto paranormal del millón de dólares.

En varias páginas que promueven la pseudociencia disfrazándola de investigación paranormal (como esta que está
aqui mero que además es un buen ejemplo de la falacia del hombre de heno) se habla de que el reto de Randi es un engaño o que no sirve para nada.

Nada más lejos de la verdad. El dinero (a diferencia de las afirmaciones paranormales que hacen algunos aplicantes) es bastante real y el reto al menos ha servido para que personas que genuinamente creían que tenían algún tipo de poder paranormal y aplicaron se dieran cuenta de que vivían en el autoengaño.

Ahora bien, ¿en qué consiste el reto? De acuerdo a este
link todo lo que hay que hacer es enviar a la Fundación Educativa de James Randi o JREF una impresión firmada ante notario de la forma de aplicación al reto junto con la afirmación paranormal que se quiere demostrar. Después, se debe establecer qué consiste un éxito y qué un fracaso para demostrar la afirmación paranormal: una vez que Kramer de la JREF (Kramer es quien recibe las aplicaciones al reto de la JREF, las canaliza y les da seguimiento) comunica al aplicante que su afirmación paranormal ha sido aceptada para aplicar al reto, empieza un buena cantidad tráfico de email con el fin de establecer un protocolo de prueba en el que la JREF y el aplicante estén MUTUAMENTE de acuerdo.

Una vez que la JREF y el aplicante han aceptado el protocolo de la prueba, la JREF contacta a un tercer party en las cercanías de donde vive el aplicante para que atestigue la prueba bajo los controles del protocolo. En caso de que el aplicante tenga éxito en esta prueba preliminar se lleva inmediatamente los $10,000 dolares que Randi ofrece y se establece una fecha de una prueba definitiva, con el mismo protocolo, que en caso de ser exitosa sirve para que el aplicante se lleve el millón de dólares.

¿Fácil, no? El hecho es que nadie se ha llevado aún los $10,000 dolares de la prueba preliminar, mucho menos el millóncito. ¿Las razones? Una buena cantidad de personas que aplican al reto parece que tienen problemas de comprensión de lectura pues se saltan reglas claras (
como este aplicante que parece que ya se le cuecen las habas por que Hitler resucite ). También hay aplicantes que a pesar de mandar en principio una aplicación clara conforme a las reglas se hacen mil bolas a la hora de establecer un protocolo de control ( como esta aplicante que afirma poder mover la flama de una vela en la dirección que ella desee ). Me parece que ahí se quedan la mayor parte de las aplicaciones, sin embargo hay algunas pocas que llegan al stage de lograr un protocolo mutuamente aceptado con un tercer party dispuesto a atestiguar la prueba. Los poquitos que han llegado a ese stage, a la hora de confrontar sus ilusiones de poderes paranormales con la realidad, se llevan uno que otro golpe en su orgullo (como este aplicante de aquí que pertenece a un grupo de maestros de artes marciales llamado Yellow Bamboo y que afirman poder detener ataques físicos en seco sólo con el poder de su mente [chequen los videos de esta prueba: aunque son algunos MB para bajar bien valen la espera]).

Quizás valga la pena mandar esto al director de biocyber para ver si se anima a aplicar al reto. (Igual y gana y se mocha con quien le dió el tip).

2 comentarios :

Anónimo dijo...

POR QUÉ NO HACES EL CONTACTO ENTRE CARLOS TREJO Y JRRF, IGUAL Y TE GANAS EL MILLON DE DOLARES

Is dijo...

No creo que hay alguien que llegue a llevarse el milloncito!
Sam