domingo, abril 17, 2005

Procrastinando otra vez...

Ayer iba a bostear (cuasi sinónimo de postear donde la diferencia radica en que en lugar de ideas lo que se publica es bosta de vaca) sobre una insensatez que escuché en radio. Al llegar a casa y entrar a internet con toda la intención de investigar más al respecto de lo que oí y escribir una bosta digna de la sesuda inteligencia de mis lectores(as) sufrí un ataque de procrastinación.

Quizás haya lectores que entren a esta página esperando encontrarse algo de escepticismo y pensamiento crítico y científico y se pregunten qué diantres tiene que ver esta bosta con lo que pregono como tema de este blog. A esos hipotéticos lectores les respondo que tiene todo que ver, pues de nada sirve autoproclamarse esceptico y pensador crítico si no está uno dispuesto a ejercitar autocrítica en cualquier aspecto de su vida.


¿Y qué mejor lugar para ejercitar la autocrítica que un blog?
(hhmm consideren esa como una pregunta retórica pues se me acaba de ocurrir que el baño es otro buen lugar).


Como les decía: ayer tuve un ataque de procrastinación. Los llamo ataques pues no encuentro otra forma de describirlos. Últimamente dichos ataques son de una sutileza tal que requiero poner bastante atención para que no me pasen desapercibidos ya que puedo andar semanas pensando que estoy haciendo algo productivo cuando en realidad me estoy haciendo pendejo para no enfrentar alguna tarea que tenga enfrente.

En el caso de ayer cuando me logeé en blogger para comenzar a escribir, muy en el fondo no tenía ganas de desarrollar el tema en el que venía pensando, por lo que en lugar de ponerme las pilas y empezar a escribir y a investigar, mi procastinador cerebrito llegó a la conclusión que los puntitos de colores del blog, la neta, se ven medio pinches y qué había que arreglar el diseño del blog.

Así que igualito que una ama de casa que de pronto llega a su casa y ya no le gusta la disposición de los muebles me puse a mover elementos, a cambiar fonts, a quitar y poner colores. Al cabo de pocas horas de jugarle al diseñador wannabe reconocí que estaba yo haciéndome pendejo para no escribir (y que además ya le había dado en la madre al template del blog).

Después de sentirme como un adicto que reincide en su vicio que jura que ya lo va a dejar, saqué de alguna parte el respaldo que hice del template del blog y lo restauré. Con el fin de que toda esta febril actividad no fuera totalmente inútil decidí personalizar un poco el template (le doy un premio a quien me enumere todos los elementos que cambiaron –sin visitar otro blog con template igual-).

Bueno... así como el de ayer de pronto tengo algunos de estos episodios en la chamba. Lo cual en la etapa en la que me hallo (consultor IT independiente con un solo cliente y proyecto grandes) puede llegar a ser muuuy contraproducente.

He investigado un poco al respecto en internet y además de los comentarios de la wikipedia encontré un diagnóstico que quizás describa lo que me pasa (aunque considero que la psicología está lejísimos de ser una ciencia exacta es la única herramienta que se me ocurre usar). De acuerdo a
esta página hay una idea autodestructiva común entre personas que procrastinan como forma de resolver sus problemas. Dicha idea consiste en creer que cada tarea que uno emprende debe hacerse rápido, bien y fácil. Es obvio que por muy chingón que uno sea realizando algunas cosas (bien, rápido y fácil) es imposible que uno posea las habilidades para resolver cada tarea que se le presente en la vida de esa forma.

Supongo que tiendo a olvidar eso y ante la disyuntiva de enfrentarme a una tarea en la que note que no soy bueno o de plano no realizarla, escojo esta última inventándome excusas para evitarla.

Creo que no me caería mal visitar un buen día de estos a un profesional (sí un loquero... además estaría chido resolver de una vez la duda que traigo de que exista algún terapeuta que supere mi nivel actual de autoanálisis de mi inner life).


7 comentarios :

Is dijo...

Hola Zape!!
Cambió la alineación del texto, que los círculos de colores del top de la página están alineados a la misma altura, también el título para los comentarios. Ya me gané mi premio?!!
En cuanto a tu comentario, a mí me suele pasar muy seguido en mi trabajo y en cuanto a volver a estudiar el piano; en lo que se refiere a mi trabajo me extraña porque me es tan desagradable programar sobre una base de datos de hace 20 años, que no creo ser un caso aislado; en este caso conozco que la procrastinación me invade porque no me gusta hacer lo que tengo que hacer. Pero en cuanto a lo del piano, tocarlo y estudiar en él es algo que en verdad me fascina!!! pero en cuanto me decido a estudiar nuevamente la procrastinación me invade y me invento mil y un cosas para evitar el llevar a cabo "decisión", no sabía cómo se llamaba a esto, hasta el día de hoy, sin embargo siempre me he preguntado el por qué me sucede? Digo algunas veces he superado la procrastinación pero pronto me vuelve a vencer.
Sam

control_zape dijo...

todavía te faltan elementos a enumerar para que te lleves el premio...

Is dijo...

El bosta de vaca de control_zape, el color del título Libre pensar, el tamaño de letra de los títulos de la izquerda como about me etc...
Ya gané? Quiero premio!!!!
Oye, checa tu correo te mandé info de una revista que te puede interesar
Sam

Anónimo dijo...

...
...
...
eeeehm, luego pongo mi opinión, ahorita tengo que...porque realmente tengo que hacerlo!...arreglar alfabeticamente mi colección de dvds!
Clau

Anónimo dijo...

Y O T A M B I E N Q U I E R O M I P R E M I O.
No tengo punto de comparación, pero por apañarte la línea de teléfono todos los días, tengo más derecho que todos de ese premio (de preferencia en efectivo, me da hu... ir al banco)

control_zape dijo...

Le doy una cálida bienvenida a mi sisterna a este blog y le recuerdo que en tanto no se moche con el pago del tel quien se lo va a seguir apañando es su segura servilleta.

Sr.Bit dijo...

derecho derecho quien lo dice