jueves, mayo 05, 2005

¿El escepticismo es una ciencia alternativa? juar!!! juar!!! juar!!!

Estaba yo googleando muy a gusto cuando se me ocurrió hacer una búsqueda de páginas mexicanas que se dediquen a este asunto de la divulgación del escepticismo y del pensamiento crítico. Además de encontrarme el blog chido El Retorno de los Charlatanes me llevé la sorpresa de que yahoo México cataloga al escepticismo en su índice de ciencias alternativas.

Si acceden al
link de esa categoría de yahoo se pueden encontrar con varias oportunidades para hacer un viajecito por el fascinante mundo de la irracionalidad institucionalizada.

Ahora bien, ¿qué es eso de ciencias alternativas? Aparentemente los encargados de armar el índice de yahoo han de suponer la existencia de una ciencia "mainstream" para hacer esa clase de distinciones. Esa suposición es errónea. La ciencia es un mecanismo autocrítico que sirve para proveer de una interpretación verificable de la realidad. En otras palabras (nuevamente prestadas de El Explicador) la ciencia es una forma bastante útil para enterarnos de lo que es falso y de lo que es verdadero respecto de lo que nos rodea. ¿Es perfecta? No, pero su característica de autocrítica la vuelve autocorregible y por tanto, la mejor herramienta de la que disponemos. ¿Hay otras interpretaciones alternas de la realidad? Sí, pero esas interpretaciones no forman parte de la ciencia. No son ni autocríticas ni autocorregibles. Y toman prestados conceptos científicos en aras de dar legitimidad a las creencias irracionales en las que están basadas. No son parte de la ciencia sino de la pseudociencia (ciencias alternativas... mis escépticos tompiates).

¿Qué papel juega el escepticismo y el pensamiento crítico en todo esto? Recuerden las características autocríticas y de autocorrección de la ciencia. Para que esa parte funcione y que es la que hace que la ciencia evolucione (en otra bosta platicaremos al respecto de la palabrota "evolución"), es imprescindible estar abierto a nuevas interpretaciones de la realidad. Pero ¿qué es lo que nos permite saber si esas interpretaciones son válidas o son puras fumadas? Pues el escepticismo y el pensamiento crítico. Como ven, ser escéptico no significa estar cerrado a interpretaciones nuevas de la realidad. Ser escéptico significa estar dispuesto a confrontar dichas interpretaciones con la propia realidad para ver si son ciertas o no o de plano no se puede determinar.

pd. Hay, sin embargo, interpretaciones de la realidad (como en las que están basadas necedades como la astrología, el reiki, la adivinación psiquica, etc, etc) que han sido tantas veces puestas a consideración del escrutinio escéptico que bien puede uno suponer que los resultados no van a cambiar en un nuevo escrutinio. Si hay alguien por ahí que crea que puede obtener resultados de verificación positiva respecto a dichas interpretaciones de la realidad acuérdense de animarlo para que se pueda llevar
un milloncito de dólares.

2 comentarios :

IS dijo...

Lo que más me gusta de la cienca es como tú mencionas su autocorrección!
En cuanto al bautizmo de las tendencias, pues que te puedo decir, no sé quién las cataloga, pero en el caso del que nombró al escepticismo una cienca alternativa, hombre, pues no tenía plena concienca del concepto de cienca no te parece?
Saluditos
Sam

control_zape dijo...

Después de pensarlo un poco mejor me cayó el veinte que la clasificación de yahoo quizás obedezca más a una nomenclatura de compromiso que a ignorancia del concepto de la ciencia. En cualquier caso eso de "ciencias alternativas" está de risa loca. Otra cosa a destacar es el número de sitios mafufos contra el de sitios escépticos.