miércoles, mayo 11, 2005

Libre-Pensar vs Doble-Pensar

Hoy estaba enseñándole este asunto de los blogs a un compañero del trabajo que parece comulgar también con el agnosticismo apático (saludos Miguel si te apareces por aquí).

Cuando el buen Migue leía la dirección de la página cometió un error común a la mayoría de las personas versadas en este asunto de leer: poner palabras donde no las hay. El resultado -hilarante para mi ánimo autocrítico- fue que rebautizó momentáneamente este blog con el siguiente nombre: "libre de pensar".

Celebré la ocurrencia y estuve tentado de cambiar el nombre del título sin embargo no lo hice porque me sigue pareciendo que así como está refleja mejor el sentido que le quiero dar a lo que aquí se bostea.

Ahora bien, ¿qué onda con esto de "libre pensar"? Quien haya leído la excelente novela 1984 de
George Orwell (conseguible en librodot) quizás recuerde que el éxito del gobierno totalitarista descrito por Orwell en su libro consistía, entre otras cosas, en lograr que la sociedad lograra doble-pensar. Es decir, dar el mismo valor de verdad a afirmaciones o hechos evidentemente contradictorios. Un ejemplo de doble-pensar: en la novela, Orwell plantea una sociedad en guerra permanente con una de 2 superpotencias existentes. Cuando el gobierno cambiaba de blanco entonces era necesario reescribir toda la historia para presentar de manera plausible al enemigo nuevo como si hubiera sido el enemigo de toda la vida. El gobierno reescribía la historia y la gente "doble-pensaba" que la información presentada por el Ministerio de la Verdad era "cierta".

Ya pasó el año 1984 y el mundo no se ha convertido en un mega estado totalitario vigilado por un Gran Hermano (hago un paréntesis para añadir que opino que en el improbable caso de que exista una afterlife donde los que nos antecedieron aún están pendientes de nosotros no dudo que Orwell se cague de risa sarcástica cada vez que se menciona el programa Big Brother). Sin embargo, vivimos en una sociedad experta en doble-pensar, o en términos más coloquiales, en hacerse pendeja a sí misma. Buena parte de los medios masivos juegan un papel notable en este asunto ofreciendo al público milagros inexistentes o de plano franca desinformación.

Una de las razones de este blog es ofrecer (aunque sea a mí solito) una alternativa a la actividad de doble-pensar que percibo en varios aspectos cotidianos de mi trajin. De ahí el nombre libre pensar.

6 comentarios :

juan dijo...

hola control_zape.

recierdas el otro ejemplo de doble-pensar?
ese en el que 2+2 eran 4 y luego 5 y ambas veces era verdad.

ahora lo llamamos algebra, pero ya se sabe...

muy bueno 1984.
recomendado.

IS dijo...

Buen argumento. Se lee interesante el comentario que haces del texto de Orwell, no he tenido oportunidad de leerla, pero ya la he apuntado entre mis libros pendientes.
Saluditos
Sam

La merde dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
La merde dijo...

Gracias por los comentarios dejados en LA PETITE MERDE. Si, Rastaboy ha tomado el cuerpo del tristemente célebre CALVIN pero con la perversión a flor de piel.

Dr. Cáustico dijo...

He pasado por tu blog algunas veces; tengo la mala constumbre de dejar comentarios que en ocasiones exceden en extención al mismo post. No voy a comentar nada estrictamente en referencia a tu bosta (así lo llamas tu, eh), sólo digo que me agrada encontrar libres pensadores, caminando sin la correa de la sociedad colgada al cuello.
¿Ésta cantinfleada cuenta como doble- pensar?

Anónimo dijo...

alguien me dijo que dos personas piensan mejor que una, tres ya es un verdadero desmadre, eso es el libre pensar. YO NO LO DIGO, ES UNA OPINIÓN DE OTRO. Pero si lo piensas nadie tiene un pensamiento objetivo sin agarrar tantito de otro. Tiene razón juanito