viernes, junio 17, 2005

Radio Chida

Últimamente le he dedicado algunas bostas a los dislates pseudocientíficos y paranormales que he escuchado por radio. Para variarle un poco dedico esta bosta a algo chido que escuché en el programa de radio El Explicador.

A ver si no la he cagoteado mucho en este intento de versión estenográfica de una porción de la emisión correspondiente al lunes pasado.

Enrique Ganem- Con frecuencia la mejor herramienta de la sociedad humana: el pensamiento objetivo, independiente e individual es dejada de lado por miedo, por flojera o por el motivo que ud quiera. Y las consecuencias son siempre desagradables. Lo desagradable puede ir de lo ridículo hasta lo terrible. Le voy a platicar algo de la historia de los ovnis.

Voz chingona de vendedor de enciclopedias- La crónica del conocimiento y sus forjadores

Enrique Ganem- El final de la Segunda Guerra Mundial no trajo la paz ni siquiera para los países vencedores. Los aliados habían aceptado la sociedad con la Unión Soviética con muchas reservas. Era claro que Stalin había sido también un asesino de masas, sin embargo también peleaba y con gran fuerza contra la amenaza nazi. Las intenciones expansionistas de todos los países más importantes involucrados en el conflicto eran claras, sin embargo las de la Unión Soviética eran las más claramente agresivas.

La relación con este país se enfrió rápidamente después de la derrota alemana. Los espías soviéticos se habían infiltrado en muchas organizaciones estadounidenses importantes. Algunos habían sido descubiertos. Este hecho, sin embargo fue inflado mucho más allá de la realidad por personas como el senador Joseph Raymond McCarthy que aprovechó el miedo a los espías para establecer un régimen totalitario en los Estados Unidos que duró 4 años.

En esta época todo mundo en ese país vivía en el terror: los soviéticos habían robado el secreto de la bomba atómica. En las escuelas, hasta en los jardines de niños, los alumnos aprendían a esconderse debajo de sus pupitres para resguardarse de un ataque nuclear, como si esto fuera posible. Toda cosa extraña en el cielo, por simple que fuese, era una señal inequívoca del enemigo.

En 1947 un piloto civil vió a lo lejos unas extrañas luces que volaban a gran velocidad, o cuando menos eso parecía. El piloto rápidamente reportó estos objetos. Ese día había muchas personas cerca del monte Rainier, en el estado de Washington pero solamente Arnold vió estos objetos. Aún así la prensa sensacionalista aprovechó el viaje y en uno de los actos más irresponsables en la historia de esta actividad provocó un escándalo que ha embrutecido a millones de personas y ha hecho millonarias a unas cuantas.

Arnold dijo que estos objetos se desplazaban de una manera similar a la forma en la que vuela un plato cuando es aventado con la mano. Rápidamente los reporteros sensasionalistas cambiaron sus palabras y dijeron que Arnold había visto "platillos voladores".

A pesar de que el mismo Arnold fue entrevistado por otros reporteros más profesionales y reveló que el encuentro había sido mucho menos espectacular, el daño ya estaba hecho. A parti de ese momento miles y miles de personas en todo el planeta comenzaron a asegurar no sólo haber visto naves espaciales de otros planetas, sino hasta haber sido raptadas por sus tripulantes. Y mientras muchas personas tiran por la borda su mejor cualidad: el pensamiento objetivo y escéptico, los engañadores profesionales hacen millones y se burlan en secreto de las multitudes ignorantes.

6 comentarios :

IS dijo...

Recuerdo a una persona(finada) que me platicó haber visto un ovni en el desierto de Monclova, cuando iba rumbo a Monterrey (eso fue hace mucho tiempo) y entonces como ahora me quedo con la cara de ¿¿¿???
Buena bosta
Sam

Anónimo dijo...

Bueno, de esas cosas pasan...pasan. La gente ha visto cosas en el cielo que no pueden explicarse prácticamente desde que el mundo es mundo, es más, me ha tocado verlos y si, era un ovni, lo cual signifoca objeto volador no identificado; traducción: vi objetos en el cielo que no se parecían a nada de lo que anteriormente había visto, no se que eran, y de que volaban, volaban: OVNI. Objeto que vuela y no se que es. De allí a creer que era una nave hecha por monitos de otro planeta/dimensión hay un salto enooorme el cual miles de personas dan totalmente a lo tarugo. De dónde sacan tanta cosa? Estaría bueno analizarlo.
Clau

David Moreno dijo...

Estoy de acuerdo con los comentarios. OVNI no significa necesariamente nave espacial interplanetaria. Creo que existe mucha charlatanería respecto al tema.
Sin embargo, ello no descarta la probabilidad de vida fuera de nuestro sistema solar, por lo menos eso creo...
Saludos..

Anónimo dijo...

Enrique Gánem ha sido un divulgador de la ciencia en México desde 1974, y creo que su filosofía es presentarnos mediante sus cápsulas científicas, una charla amena sobre temas que de explicárnolos la mayoría de los científicos, nos parecería aburrida e incomprensible. También he notado que él nos hace sentir maravillados con lo pequeños que somos cuando nos comparamos con la inmensidad del universo y del tiempo, y a la vez nos hace sentir asombrados por formar parte de ese mismo universo. Otro enfoque que Enrique Gánem da a sus cápsulas es el de observar los fenómenos naturales y aplicar el método científico, el cual, si lo aplicáramos en nuestra vida diaria, mejoraríamos sobremanera nuestra calidad de vida y la de los que nos rodean. Por ejemplo, no seríamos manipulables (al menos no tan fácilmente) por lo que nos dictan los medios electrónicos masivos como la televisión comercial (Televisa y TV Azteca); y aprenderíamos a cuestionar con sentido crítico y con un escepticismo sano y ético. Ojalá que hubieran más Enriques Gánem en México y en el mundo.
Daniel Vázquez S.

Anónimo dijo...

Enrique Ganem en un gran biologo y divulgador serio de la ciencia, lo escuche por primera vez en los noventa por ahí del 94 y 95, yo estudia la preparatoria y se me hacia interesante sobre todo los temas que llevaba en la escuela, como la biologia, fisica, quimica y por supuesto la astronomia, recuerdo que recomendaba mucho sitios para visitar en relacion a la ciencia, uno de esos lugares fue La Sociedad Astrononica de Mexio que visite posteriormente, en los ultimos años lo sintonice en Radio Monitor con su programa el explicador, que salio del aire.

Saludos Amigos

Anónimo dijo...

excelente programa, poco escucho de la radio (excepto a Carmen A.) fuè demasiado grato encontrarme con un programa de esa calidad que merecemos,los que no estamos atrofiados de nuestra mente, y mas aùn nuestros jovenes que en èstos tiempos tan alejados a la cultura y a la ciencia les hace falta tener èste tipo de programacion y con un responsable tan claro y sencillo como muy pocos. saludos a èl. lo seguiremos sintonizando y recomendando.