miércoles, julio 20, 2005

**sigh** Analfabetismo científico en Gobernación.

De acuerdo a esta nota de la Jornada nuestro secretarío de Gobernación ha hecho gala de la más profunda ignorancia de las funciones de la ciencia como actividad humana.

Abascal dice que el ejercicio de la ciencia "sólo se justifica si sirve a la vida", refiriéndose a la polémica que él mismo ha promovido respecto a la inclusión del Levonorgestrel aka pastilla de emergencia o pastilla del día siguiente en la lista oficial de "medicamentos .y otros insumos esenciales para la salud".

Al respecto de este tema en los últimos días ha habido personajes que nos han regalado con frases con poco fundamento científico y con mucho fundamentalismo religioso como esta de Norberto Rivera calificando el uso de la mentada pastilla: "una arma en manos de la gente para que mate a niños inocentes".

La diferencia de la que quiero hablar entre los dislates del cardenal y del secretarío de gobernación no está en el contenido sino en el puesto de quien los pronuncia. Cuando un cardenal armado con las enseñanzas de su fe se avienta alguna barbaridad como la citada es perfectamente comprensible, aunque no justificable, que debido a la práctica de su profesión/vocación vaya por la vida confundiendo creencias religiosas con hechos científicos. No obstante, cuando un secretario de gobernación cae en la misma confusión ya comienza a ser preocupante.

Más preocupante cuando gobernantes consideran que el ejercicio de la ciencia tiene que ser moralino y que "sólo se justifica si sirve para la vida".

La ciencia, gente, sirve para entender cómo es la realidad. Es imperfecta, pero sus mecanismos de autocrítica y autocorrección la vuelven la mejor herramienta que tenemos para encontrar la solución de los problemas a los que nos enfrentamos. Y a lo largo de la breve historia humana sobre esta bola de barro que va dando vueltas por el espacio ha probado que funciona. Creo que darle a la ciencia la exclusiva función de que "sirva para la vida" equivale a quitarle sus dos características más útiles: autocrítica y autocorrección. Considero que equivale, y no exagero, a solicitar que la hagamos a un lado para regresar a vivir a los árboles a morirnos de miedo ante la hostilidad del medio ambiente o ante nuestras fantasías de seres supernaturales enojados por lo que hagamos o dejemos de hacer.

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Pues francamente desde que empezó esta cuestión de la pastilla del sig. día y tanta tontería que se ha dicho, I´m just speechless. Pero es bueno ver blogs como este y el de David que retoman el asunto y lo ponen derecho, porque los noticiegos no hacen nada al respecto, cuando lo obvio sería sacar por lo menos una cápsula donde se habla friamente de cómo funciona dicha pastilla científicamente hablando. Sheez!
CLau

Huevo dijo...

A huevo.

Justo eso estaba pensando (bueno, con mas insultos y algunos no muy buenos deseos) sobre el nivel de imbecilidad que se maneja en el gobierno.

Pero en fin, dejemos que piensen que la ciencia es buena o mala per se, pfffft.

Is dijo...

Una muestra más de la imbecilidad y desinformación de nuestro gobierno.
Sam

David Moreno dijo...

Buen post. Existe una tremenda desinformación respecto al tema. Lo malo es que nuestros gobernantes son los primeros en reflejar esta ignorancia...
Salud2