viernes, agosto 19, 2005

Otro escéptico que se nos va

El 9 de Agosto pasado murió Philip Klass un gran crítico a la insensatez ovni. Veamos qué dice el NYT en su edición del 12 de agosto al respecto:

Philip J Klass, ingeniero eléctrico y editor de artículos de aviación quien se ganó el apodo de el Sherlock Holmes de los OVNIS por sus réplicas asiduas y ácidas a aquellos que pregonaban sobre la existencia de platillos voladores de origen extraterrestre, murió el pasado martes en su casa de Merritt Island, Fla.

De acuerdo a su hermana, Rossanne Klass la causa fue cáncer en la próstata (control_zape: vean, tarados proponentes del Diseño Inteligente, que de inteligente no tiene nada el diseño con el que estamos hechos, suponiendo que tal diseño exista). Tenía 85 años.

Klass fue por muchos años editor en jefe de la revista Aviation Week & Space Technology, donde escribía sobre satélites de comunicación, lasers, sistemas de defensas de misiles y control de armas. Se volvió conocido, sin embargo, por encabezar la crítica de un cada vez más numeroso grupo de americanos convencidos de que seres extraterrestres visitan la Tierra secuestrando a algunos para darles una vuelta por el espacio.

Klass aplicaba razonamientos cuidadoses en un tema que a menudo es muy emocional, encontrando explicaciones a avistamientos OVNIS consistentes en fenómenos naturales y objetos hechos por el hombre. Solía usar análisis detallados como revisar los tipos de letra de documentos para cuestionar la veracidad de lo que algunos consideraban documentos de conspiración gubernamental.

En un tiempo en que la cohorte de gente que reporta haber sido abducida por extraterrestres está creciendo, Klass sugería que el uso inapropiado de técnicas de hipnosis podía explicar bien ese fenómeno. En su libro de 1989 "UFO Abductions: A Dangerous Game" se lamentaba de que algunas personas "cargaran innecesariamente con cicatrices mentales por el resto de sus vidas" porqué, decía, habían sucumbido a "fantasías" de abducción extraterrestre.

Escribió 7 libros sobre OVNIS, aparecía en shows de televisión y personalmente atendía media docena de llamadas diarias sobre el tema.

Sus respuestas eran tan específicas como señalar el inusual brillo de Marte y Jupiter en 1987 para explicar un reporte de avistamiento OVNI de un piloto japonés, o tan generales como su observación de que los abducidos por ovnis jamás habían sido capaces de conseguirse un souvenir para respaldar su historia.

Klass hacía que creyentes de OVNIS lo llamaran a veces "un agente de desinformación". En el web site de la revista UFO hablaban a su muerte sobre sus "lógicamente indefendibles posturas de temas en donde los hechos no estaban a su favor".

Philip Julian Klass (control_zape: órale!! era mi tocayo... snif) nació en Des Moines en nov 8 de 1919 y creció en Cedar Rapids, Iowa. Obtuvo su título de ingeniero eléctrico en la Universidad Estatal de Iowa y consiguió un trabajo en General Electric donde trabajó en el desarrollo de electrónica para la aviación durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1952, Klass dejó a la GE para convertirse en el primer editor de aviónica en la revista Aviation Week & Space Technology. Se retiró como editor de la revista en 1986 pero permaneció como colaborador hasta 2002.

Por años ofreció $10,000 dólares a quien pudiera proveer de evidencia científica sobre visitas extraterrestres. El premio sigue sin ser reclamado.

Además de su hermana le sobreviven su esposa dos hijos.

En una entrevista en la revista Skeptic en 1999, Klass declaró que su "más profunda esperanza" era que lo abdujeran a él. Así, decía, tendría tiempo para ver la TV, ir al cine y leer libros sobre otra cosa que no fueran platillos voladores.

Para aquellos que quieran honrar la memoria de Philip Klass y se sientan indignados cada vez que ven a personajes como Maussan (y al pendejazo de Adal Ramones que lo endosa) les dejo la maldición de Philip Klass (tomada prestada del blog de Bad Astronomy).

La última voluntad y testamento de Philip J. Klass

A los UFOlogos que públicamente me critican y a los que piensan de mí cosas poco amables en privado, les dejo y lego la MALDICIÓN OVNI: No importa cuánto vivan, nunca sabrán más sobre OVNIS de lo que ahora saben. Nunca sabrán más de lo que ahora saben sobre lo que son los OVNIS y de dónde vienen. Nunca sabrán más que lo que sabe el propio gobierno sobre OVNIS. Cuando yazcan en su lecho de muerte estarán tan mistificados por los OVNIS como lo están hoy. Y recordarán esta maldición.


Quien desee saber más sobre el trabajo de Klass ahí les dejo este link en inglés.

1 comentario :

Is dijo...

Lástima que se haya muerto! La maldición está chida! y ojálá la leyerdan semejantes penitentes como los que mencionas (Mausan y el más penitente Adal (lo odio me cae en la punta del hígado))
Sam