lunes, octubre 10, 2005

¿Está loco el planeta?

Al menos esa parece ser la idea imperante. Después del terremoto que afectó el norte de Pakistán tumbando edificios encima de decenas de miles de personas y después de que en varios estados de la República gente se haya visto obligada a vivir literalmente con el agua arriba de las enaguas, he notado en más de un comentario la idea de que el planeta (o el clima) es un organismo vivo que se está desquitando de los abusos de la humanidad.

La idea peregrina de que el planeta es una entidad viva que lo va a tratar bien a uno en tanto uno se porte bien con él tiene varios antecedentes. Uno de ellos es la famosa
hipótesis de Gaia (nombre de diosa griega equivalente a Madre Tierra). Dicha hipótesis fue propuesta por el meteorólogo James Lovelock y la bióloga Lynn Margulis allá por los 60's. De acuerdo a la wikipedia, a lo largo del tiempo la hipótesis de Gaia ha sufrido modificaciones pero básicamente dice que la Tierra es un organismo cibernético que "busca un equilibrio óptimo físico y químico para la vida en el planeta" y que "la atmósfera terrestre es más que un sistema caótico, es un plan hecho de un conjunto de propósitos".

Después de recibir una buena cantidad de críticas por una hipótesis que en mi opinión no aporta más que risas, Lovelock y Margulis la reescribieron y dijeron que "en ninguna parte de nuestros escritos expresamos la idea de que la autoregulación planetaria tenga un propósito conciente o que involucre planeación y anticipación".

Lamentablemente los gurús del New Age y los ecólogos ramplones no se enteraron de la retractación. Así que no es raro encontrarse con afirmaciones consistentes en que los desastres naturales son una forma de venganza del planeta por lo que hacemos o dejamos de hacer.

Pero a fin de cuentas ¿tienen o no razón en considerar al planeta como un ser vivo? De acuerdo a
Massimo Pigliucci en su artículo de la revista Skeptical Inquirer de mayo-junio/2005 la respuesta es no.

Comenta Pigliucci que un componente de la hipótesis de Gaia es la idea de que la Tierra en sí misma es similar a un organismo vivo debido a sus mecanismos autoregulatorios. Sin embargo, continúa, "conocemos otros sistemas no vivos que también tienen mecanismos autoregulatorios". Por ejemplo reacciones químicas complejas o procesos termodinámicos. Pero nadie en sus cabales anda clamando que el tubo de ensayo esté vivo.

Pigliucci adicionalmente señala un punto importante que se les fue a Lovelock y a Margulis, omisión que Richard Dawkins criticó en su particular estilo: "Los organismos vivos, tal como los entendemos, son entidades que van más allá del mero metabolismo y homeostasis (equilibrio autoregulado). Son capaces de evolucionar por reproducción diferenciada. Sin reproducción, no hay evolución y no hay ser vivo; y la última vez que eché un ojo no había bebitos planetarios de la Tierra pululando por el Sistema Solar".

Algunos dirán que lo de Gaia es sólo una metáfora y que por lo tanto las críticas son demasiado duras. Pigliucci señala que sí y no. Sí, Gaia es una metáfora y a veces en la ciencia se usan metáforas. Pero las críticas están más que justificadas porque sólo las metáforas con sentido tienen valor científico. "Pensar en la Tierra como en un organismo vivo no genera ningún conocimiento nuevo y mucho menos promueve la generación de hipótesis que se puedan probar acerca de ecosistemas." Y ciertamente tampoco hace predicciones que se puedan probar empíricamente, que es uno de los valores de la ciencia.

Pigliucci remata, "todo lo contrario, la hipótesis de Gaia no promueve ciencia sino pensamientos torpes acerca de lo que son los organismos vivos y cómo funcionan, y nos aleja del entendimiento real de la clase de sistema que nuestro planeta es. Por lo tanto, dejemos a los dioses griegos descansar en paz en su panteón del Monte Olimpo y trabajemos en el desarrollo de una, muy necesaria, ciencia real de ecología planetaria."

Yo añado a aquellos que claman que se acerca el fin de los tiempos que tomen en cuenta lo siguiente. De acuerdo a toda la evidencia de la que disponemos en el pasado remoto ha habido desastres naturales que al compararlos con los recientemente padecidos, hacen que estos últimos parezcan simples flatulencias planetarias. Por todo lo que sabemos al planeta le importa un pepino que estemos encima de él haciendo nuestras cosas. Es a nosotros a quienes debiera importar cómo funciona nuestro planeta en lugar de jugar al druida resucitado. Usando ciencia de a de veras.

6 comentarios :

ChrisWoznitza dijo...

Hi I´m Chris. Greatings from Germany Bottrop !!

: : ~ dijo...

Me imaginé hoy en un lugar de profunda meditación que escribirías pronto sobre el tema.
¿El planeta está vivo? ¿La lengua maya está viva? ¿El rock está vivo? Según lo que se enseña en las primarias, los seres vivos nacen, crecen, se reproducen, mueren, se alimentan, responden a estímulos.
Con esto no encaja la idea de un planeta con vida propia porque, como se mencionó en el post, no se reproduce el planeta. Pero que no tenga vida no elimina el hecho de que alguna vez se formó y alguna vez inevitablemente dejará de ser (por la razón que sea). No tener vida no impide que existan reacciones como respuesta a acciones en el planeta. ¿No es esto una respuesta a un estímulo?
Opino que se avanzaría más si nos mantenemos en la línea de investigar qué acciones de la actividad humana provocan qué reacciones en el planeta, específicamente en la zona donde se desarrollan esas actividades.
Por cierto, el post de hoy del huevo me pareció muy a tu estilo. :) More than meets the eye.

control_zape dijo...

::~ :

juar!!! ¿habrá sido en el baño donde tuviste esa revelación?

En términos de sintaxis coloquial no hay bronca con decir que el planeta está vivo (al menos es claro que está mas "vivo" que el disco). Lo que sí carece de fundamentos es suponer una conciencia planetaria detrás de todos los fenómenos planetarios.

No obstante la bosta de hoy y el artículo de SI se centra en la parte definitoria de lo que es un ser vivo y si esa analogía es válida como framework para las ciencias planetarias. Hasta ahora no lo ha sido.

Estuvo chido el post del huevo. Supongo que el escepticismo indignado tiende a parecerse. Pero francamente a mí me gusta más como escribe él que como escribo yo.

Is dijo...

A mí me gusta más cómo escribes tú Zape, sin ofender al Huevo, creo que cada uno tiene su propio estilo y eso es lo importante.
Chida bosta en especial : "dejemos a los dioses griegos descansar en paz en su panteón del Monte Olimpo y trabajemos en el desarrollo de una, muy necesaria, ciencia real de ecología planetaria"
Saludos
Sam

El mundo de Augusto dijo...

Hay dos hipótesis Gaia, la llamada débil y la fuerte. La inicial o fuerte viene a decir que Gaia es:

«una entidad compleja que implica a la biosfera, atmósfera, oceanos y tierra; constituyendo en su totalidad un sistema cibernético o retroalimentado que busca un entorno físico y químico óptimo para la vida en el planeta. "
Lovelock

En la hipótesis débil, solo se incluye a la biosfera, haciendo hincapié en los ecosistemas microbianos.

Lo que es cierto e indiscutible es que la vida en las tierra ha modelado las condiciones fisico-quimicas como pH, temperatura, atmósfera, salinidad para mantener un ambiente estable y óptimo para la vida. Homeostásis.

La siguiente pregunta es cómo se define la vida. ¿Son las reacciones químicas cíclicas algo con vida, son un preludio de la vida, o perenecen al mundo inerte?. Jacques Monod (Nobel de Medicina) afirmaba que tenia que ser una entidad con teleonomía, morfogénesis autónoma e invariancia reproductiva.

Parece que queda pendiente la invarianza reproductiva en la hipótesis Gaia.

A mi me gusta pensar en Gaia como una fina película superficial de estructura fractal sobre el planeta que se ha hecho cada vez más compleja y que vence el segundo principio de al termodinámica.

Creo que la ciencia todavía sigue siendo demasiado reduccionista. No se puede dividir el conocimiento en escuelas diferenciadas....en fin un largo debate.
Saludos

Anónimo dijo...

Tontos...

Si se reproduce.. aun no tiene esa capacidad por que es muy joven: esperen a que podamos colonizar otros planetas y terraformarlos. Despues diganme haber si no se reproduce, lo que para nosotros es evolucion para ella es crecimiento.