lunes, 14 de noviembre de 2005

El Exorcismo de Emily Rose (spoilers ahead)

Como ya decía en una bosta reciente le voy a dedicar algunas líneas a la película El Exorcismo de Emily Rose que se estrenó por estas latitudes durante el fin de semana.

A manera de resumen comento que la trama de la mentada película consiste en el juicio que debe enfrentar un sacerdote acusado de homicidio por negligencia, al haber efectuado un exorcismo fallido que terminó en la muerte de una chava universitaria.

Antes de continuar, aclaro que la experiencia me resultó entretenida. No como película de terror pues es chafísima. Pero bajo una perspectiva escéptica tiene varios momentos que la convierten en una comedia rescatable. He aquí algunos:

1. A Emily Rose, que es un pan de dios y que vive en santa paz con su familia en algún rincón rural, cuando se va de su casa a estudiar a la universidad se le meten no uno, ni dos, ni tres, sino 6 chamucos. Cual película porno de gangbang (hhmmm esta última frase va a elevar la cantidad de visitas del blog).

2. Una de los testigos expertos de la defensa en el juicio cita a Carlos Castaneda, el autoproclamado antropólogo que en el mundo real nos regaló con tonterías como la tansegridad (sepa la chingada qué es eso pero suena a tema de otra bosta) y las Enseñanzas de Don Juan. Esa mera es la fuente autorizada de la existencia de entidades supernaturales que se le pueden meter a uno por quién sabe qué orificio si se descuida.

3. Entre las sesiones del juicio, para que el espectador no se aburra, el chamuco ataca (aunque con poco entusiasmo) al padre Moore (interpretado por Tom Wilkinson) y a la abogada defensora Erin Bruner (Laura Linney). Pero deja en paz al fiscal, a la juez y al jurado por quién sabe qué oscuros motivos.

4. También entran en escena personajes celestiales. Básicamente para decir algo parecido a lo siguiente al personaje de Emily Rose.

"Hemos decidido usarte como medio publicitario para que el mundo se entere de que Dios existe. A falta de mejores ideas hemos dejado meterse a 6 demonios en tu cuerpo, que además, ahí se van a quedar hasta que te mueras. Pero puedes ir al cielo cuando todo acabe..."

"Oh... lo olvidaba. Para que parezca que tienes libre albedrío te damos a escoger: puedes irte ahora o después de varios días de mucho sufrimiento... ¿Dentro de unos días? ¿Estás segura? Ok. Para hacer más llevadera la ordalía dame tus manos para dejarles unas heridas como de crucificado."

5. El jurado encuentra al padre Moore culpable de homicidio por negligencia y en uno de esos retruécanos cómicos de los que está plagada la película, la juez lo deja libre.

Después de tanta risa loca me dispuse a buscar sobre los eventos reales que tanto cacarean al inicio y al final de la película: resulta que en 1976 en Alemania hubo otro juicio por negligencia criminal que tuvieron que enfrentar un par de sacerdotes y los padres de una joven llamada Anneliese Michel.

Lo más notable de esta información no es la confirmación del caso, sino que viene otra película al respecto. Alemana en esta ocasión. A ver si llega por aquí para comentarla.

Fuente
Publicar un comentario