martes, noviembre 01, 2005

Ni que estuviéramos tan pendejos señor Secretario

El fin de semana me preguntaba un lector de Cuerna que porqué no había yo escrito sobre el disparate de la semana anterior en que algunos medios y autoridades concurrieron al tragarse el rumor de la famosa pandilla Sangre.

Mi respuesta fue la siguiente:
más de un blog ya se pitorrea adecuadamente del tema y no se me ocurre mucho más sobre lo que pueda abundar. Salvo pocos despistados, la mayoría que se enteró de los histéricos comunicados de algunas autoridades estatales y de la propia presidencia al respecto, aparentemente ejerció el suficiente pensamiento crítico para determinar que tanta paranoia de las autoridades estaba infundada.

Yo ya creía que todo este asunto había quedado ahí, pero el Secretario de Gobernación, Abascal, (
analfabeta científico para más señas) nos regaló recientemente con la siguiente perlita cuando le preguntaron sobre la presencia en México de la presunta banda: "....no olvidemos viejos mitos como el Chupacabras, que generaron desconcierto social importante..." al tratar de establecer la naturaleza mitotera de la banda.

¿Desconcierto social importante? Ni que la sociedad mexicana fuera pendeja. No lo es cuando tiene a la mano la información correcta o cuando la que le dan, como en este caso,
es claramente falaz (vean esta nota). Los únicos miembros de la sociedad desconcertados por la "información" de la mentada banda, según todas las indicaciones, fueron los de El Universal, y una que otra autoridad mexicana y guatemalteca. El resto de la sociedad, al contrario de lo que piensa el secretario de gobiernación, en general sí supo en esta ocasión diferenciar lo que es cierto de lo que no.

Me cagan estos funcionarios de gobierno que creen que la sociedad a la que sirven no es capaz de utilizar algo de pensamiento crítico a la hora de leer el períodico, ver el noticiero u oir radio. ¿Pero qué se puede esperar de un funcionario
que hace tiempo la armó de pedo al creer que su propia hija se iba a pervertir o no sé qué chingados por andar leyendo a Carlos Fuentes? Ha de tener gusto por velar con el mismo celo la pureza de conciencia del resto de los mexicanos. Chále.

5 comentarios :

: : ~ dijo...

¿La sociedad es capaz de utilizar algo de pensamiento crítico a la hora de leer el períodico, ver el noticiero u oir radio?
No me exrañaría que campañas como la de www.malnacido.com pegaran; se trata de desinformación explícita.

control_zape dijo...

juar! curiosa campaña.

Sobre la pregunta de tu comentario, creo que la sociedad si es capaz. Nomás que no es una capacidad que uno vea puesta en práctica muy seguido.

David Moreno dijo...

una muestra más de que Monseñor cree que el león es de su condición. El chupacabras, yo estoy seguro que era Salinas...o no es acaso él el culpable de todo??

saludos...

IS dijo...

A que secretario tan paranoico jejeje

Anónimo dijo...

Qué pena, lo peor es que, hasta eso, estamos en materia de política a la par que los países más avanzados del mundo. Si no me creen, sólo recuerden las tonterías que declaran de tanto en tanto Bush, Condolezza y Blair.
Clau