miércoles, noviembre 02, 2005

¿Qué van a hacer con su cuerpo?

Inspirado por tanta cobertura mediática sobre estos días de recordar y agasajar a nuestros difuntos tuve el siguiente diálogo mientras cenaba con mi hermana:

- Inutilidad (así le digo de cariño), si te caes muerta en este momento ¿cuáles son tus disposiciones? ¿te entierro o te cremo? - indagué.

- Aaayyy ¿cómo me haces esas preguntas?

Ignoré sus ánimos retóricos.

- ¿Te entierro o te cremo? - insistí entre bocados.

- Uy qué miedo -reflexionó después de un rato. - Ninguna de las dos. Me momificas.

- Orale pues. ¿Como momia egipcia o momia de
Tlayacapan?

Como pueden ver amiguitos, esto de morirse, contra todo lo que uno puede pensar, tiene sus complicaciones. Para ilustrar ello he aquí otra frase que escuché cuando acompañé a una amiga y a su familia a cremar a su abuela.

- Démela bien cocida por favor – indicó un tío a una pregunta del empleado de pompas fúnebres. Dejo a la imaginación del lector en qué consistía la pregunta.

Tampoco la tiene fácil el que, con ánimos más tradicionalistas, decide ser enterrado en esta ciudad. De acuerdo a las entrevistas que se hacen por estas fechas a empleados de cementerios capitalinos, cada vez hay menos espacio para enterrar gente. Al paso al que vamos no me extrañaría que más de uno terminara de cimiento de algún distribuidor vial.

1 comentario :

Is dijo...

"Démela bien cocida por favor " la petición no fue así sino "La quiero tostado intenso por favor" te equivocaste AMIGO.
Sam