viernes, diciembre 16, 2005

¿Mentirle a los chamacos?

Aprovechemos esta temporada decembrina para mencionar un puntacho al que se enfrentan los padres que usan el pensamiento crítico y escéptico para andar por la vida: contarle a los chamacos de uno quién lleva los regalos de navidad a la casa.

Durante parte de mi infancia yo sí creía en la existencia de personajes sobrenaturales que llegaban en trineo o montados en animales exóticos a dejar regalos. No sé de dónde obtuve por primera vez esa información, pero sí sé bien que fue en primaria cuando otro mocoso me dijo que ni santa ni los reyes traían los regalos. Armado con ese dato, cada vez que veía a mis padres salir por la noche en aquella temporada decembrina, me quedaba despierto hasta que regresaran. Eventualmente los caché metiendo de contrabando una bicla que había pedido a los reyes.

(Quizá algunos se pregunten porqué no cuestioné a mis padres directamente si ellos traían los regalos y me ahorraba tanta molestia. No recuerdo si lo hice. Si fue así, evidentemente su respuesta no me dejó satisfecho.)

Años más tarde con una criatura en los brazos y con la caída de veinte consistente en que era yo responsable de lo que le metiera en la cabeza, me propuse ser los más honesto que pudiera con ella. Máxime porque durante algún momento de mi vida recurría regularmente a la mentira como forma de sair del paso; algunas fueron mentiras gordas y otras mentiras sin daño ni consecuencias. No obstante cuando cargué por primera vez a Constanza decidí que a ella no le iba a mentir.

Tan pronto como noté que Constanza era conciente de que por estas fechas hay guateque y se reciben regalos, su mamá y yo la llevamos a la juguetería a que ella escogiera sus regalos. Le explicamos que a muchos padres, maestros y otros adultos (como los de Cartoon Network y Nickelodeon) les parece buena idea mentirle a los niños diciéndoles que sí existen personajes llamados Santa Claus o los Reyes Magos que traen los regalos. Le contamos sobre la diferencia entre lo que es cierto y lo que es ficción y que se vale entretenerse con (o incluso aprender de) los productos de la ficción en tanto uno conozca siempre la diferencia.

Algunos me han dicho que soy un mal padre por "quitarle la ilusión de Santa y los Reyes" a mi hija. Ante esa afirmación respondo que eso no es quitarle una ilusión. Es enseñarle desde temprano que la realidad es tanto o más chida que muchos productos de nuestra imaginación. Y eso es algo que deberían saber todos los niños. De esa forma al llegar a ser adultos quizá no tendrían que tomar decisiones basados en disparates como la grafología, una tabla ouija, voces imaginarias de difuntos queridos, el psíquico televisivo, el psicoanalista de la esquina, el horóscopo del periódico, entre otras cosas.

Además, al momento de recibir sus regalos no veo que Constanza los disfrute con menos entusiasmo que otros niños que "creen" que los recibieron de un ser supernatural. En última instancia creo que sólo son los adultos los que se hacen pendejos a sí mismos creyendo que sus chamacos son igual de tarados que ellos.

ps. Si alguno se escandalizó con mi parenting espérese a leer sobre cómo toma Constanza el asunto de diosito, la virgen y los santos.

Actualización 1: En lugar de soltarle mentiras a los chamacos mejor suelten este discurso.

Actualización 2: En el blog Sentido Común de Juan Carlos Bujanda hay apreciaciones interesantes al respecto de Santa.

17 comentarios :

Mugrali dijo...

Mer interesa mucho saber cómo toma el asunto de Dios.
Saludos :-)

Lety dijo...

Apoyo tu postura, es mejor decir la verdad a matar el mito (eso trauma a los niños, creeme).

Mis papas me hablaron del niño Dios, pero ellos me compraban los regalos y yo lo sabia, nunca me hablaron de Santa Claus, ni me hicieron tonta con ese cuento jejeje.

Me gusto mucho tu post.

Gracias por las felicitaciones.

Disfruta tu fin de semana =)

: : ~ dijo...

Los psicoanalistas???

control_zape dijo...

Mugrali: la semana siguiente escribo sobre ello

lety: igualmente

::~ Si esos meros. Sobre todo los lacanianos.

Lupe dijo...

Recuerdo un 25 de Dic (hace como 3 años, es decir Constanza tenía 6) en el que Constanza convivía contigo, conmigo y con el resto de mi familia, quienes tienen esa tradición de Santa Claus y Los Reyes, y le preguntaron qué le había traído Santa y qué iba a pedir a los reyes, a lo que la pequeña les contestó: "A mí no me traen ni Santa ni los Reyes, solamente me regalan, mi papá, mi mamá y mi tía Lupe" jejeje recuerdo las caras ante la verídica respuesta de mi chuiquitina.
Personalmente puedo decir que fue frustrante enterarme de que todo era mentira, hubiera preferido saber la verdad desde un inicio, pero esto no quiere decir que no le agradezca la felicidad que estos regalos me daban a mi amada Reina Maga.

Lupe

Lino Evgueni dijo...

Interesante post. Yo ya me había puesto a pensar un poco sobre qué es lo que yo haré cuando sea papá y llegue este asunto de los reyes magos, santa claus o el niñito Jesús.

Cosas que me quedan claras: Muchos papás usan estos seres sobrenaturales también para controlar la disciplina de sus hijos mediante el chantaje y la mentira: "Si no te portas bien, no te va a traer nada Santa Claus." Similar a "Si no haces lo que dice la iglesia te vas a ir al infierno", ¿no? Chantaje y mentiras.

Por otro lado, yo llegué hasta los 6 o 7 años creyendo en los reyes magos. Cuando lo deduje no me sentí defraudado por mis padres. Es más, hasta me sirvió como una lección de escepticismo. Y algo que sí es cierto, es que a los 8, 9 o 10 seguía emocionado en la noche del 5 de enero. Lo que me emocionaba eran los regalos, no el hecho de que los llevaran tres personas con poderes sobrenaturales.

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

amigo, ahora sí difiero contigo. los niños se alimentan de la imaginación y las ilusiones. yo creía en santa claus y los reyes magos pero cuando llegó el momento de la verdad, mis padres lo manejaron de tal forma que no me traumé ni nada. y ahorita no soy ningún creyente de la ouija y las cosas paranormales y todo eso. más bien ese tipo de formación crítica viene después en la pubertad y adolescencia.

control_zape dijo...

lupe: juar! esa estuvo buena. Lástima que por andar platicando por otro lado me lo perdí.

lino: Si, lo de Santa y los Reyes tiene esa conotaciones similares que en el fondo son reteoportunistas y facilonas.
En Razón Atea hay una entrevista con Asimov donde se menciona esa idea que planteas, portarse bien por recompensa(regalos) o para evitar castino(irse al infierno) y no por ética humanista que uno debe enseñar con el ejemplo me parece muy oportunista.

¿6 o 7? Yo viví engañado un poco más de tiempo. Era yo muy bobalicón (creo que a veces lo soy aún).

darth: No hay bronca, no espero que todo mundo este de acuerdo todo el tiempo conmigo. Ahora ahí va mi réplica ramplona.

Estoy de acuerdo en lo de la imaginación e ilusiones, de ahí que me encante leer con Constanza el Señor de los Anillos, (aquí quiza alguien va a saltar por poner en la misma oración lo que viene pero ni modo), Harry Potter, a los narnios, etc, etc. Incluso el mejor libro de divulgación de matemáticas para niños que he leido (y que también leo con mi hija) trae a un diablo como tutor. Sólamente creo que tener clara la diferencia entre lo que es ficción y lo que es realidad desde chamaco ayuda mucho a poner los cimientos del pensamiento crítico y no creo que eso "mate a la ilusión". Tan es así que a la chamaca le encantan las pelis de terror, se espanta con ellas y sabe que en la realidad esas cosas no ocurren (ya pidió para enero The Grudge). Tampoco estoy diciendo que creer en Santa sea un boleto garantizado para que de grande uno se la pase consultando el tarot (como bien dices no te pasó a tí y también está Lino como muestra). Sin embargo, cuando llegó el momento de decidir si jugaba a decirle una mentirilla como veía que hacían otros padres yo no podía dejar de preguntarme ¿a poco se necesita creer en la existencia de personajes supernaturales para disfrutar la navidad cuando uno está mocoso? Decidí arriesgarme a averiguarlo.

Mi decisión de decirle la neta a Constanza tiene más que ver con ser honesto con ella, no creo que mi parenting sea infalible pero hasta el momento no hay signos de que la haya yo regado mucho. A ver cómo sigue cuando pase por la aborrecencia... digo adolescencia.

Sax dijo...

Me pongo ataraxy porque es así cómo critico a la sociedad en la que vivo y a los gobernantes como Vicente Fox que son indiferentes a la problemática de sus prójimos, yo no soy el ataraxy propiamente dicho, sino la sociedad, que es indiferente y serena cuando el mundo está tan fregado, hay gente cuyas vidas son una ruina por la falta de oportunidades, y la sociedad está al borde del colapso o la revolución. La sociedad es la ataraxica y no yo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Buen post, de hace tiempo queria hacer uno como este, bueno, ya no tiene caso....aunque no estara de mas, si no leen el tuyo, quizas lean el mio.

Solamente me gustaria extenderme mas en explicar porque eso de "perder la ilusion" son patrañas, mas daño le hace a los niños creer en babosadas de este tipo que mantener la supuesta ilusion.

Perder la inocencia quizas? Pues claro de esto se trata que no?

Si inocencia es igual a ignorancia, bien harian en perderla cuanto antes.

Saludos y felicidades por este sitio.

David Moreno dijo...

Bueno...respetable punto de vista, aunque era chido creer en Santa Claus...buen tema para otro post....


saludos cordiales..

control_zape dijo...

sax: off topic tu comentario pero gracias por molestarte en responder la pregunta que hice en tu blog.

juan carlos: bienvenido y escribe de lo mismo, que el chiste es ver más puntos de vista escépticos.

david: De acuerdo pero la cuestión persiste ¿era más chido que recibir los regalos de una persona real? Saludos.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Ahi esta mi aportacion navideña, lo mismo pero contra la ilusion:

http://bujanda.blogspot.com/2005/12/existe-santa.html

Saludos

Anónimo dijo...

Espero no puedas arrepentirte después de lo que has creado con Constanza..lo de las ilusiones y eso, nah, eso ke...por otros rollos que le estas dando a conocer k nada que ver..
Y aparte galardeas de lo que le has dicho y enseñado como si fueras "un ejemplo a seguir".."todo un señoron"..por respeto a tu hija, la verdad no la promocionaría de esa manera, ni la mencionaría en este tipo de blogs.
K triste.
Saludos

control_zape dijo...

Juan Carlos: Gracias por compartir tu opinión al respecto en tu blog.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Al usuario anonimo:

No entiendo como no se puede alardear (galardear es: alardear, pero mas galantemente?) de decirle la verdad a los niños.

Puede que no todas las cosas que se le esten enseñando a Constanza sean ciertas, pero gracias a que se le enseña a pensar por si misma, tendra las herramientas para darse cuenta a tiempo.

NO asi cuando se les enseña que hay que creer cosas solo por FE y que no importan razones.

Y si, es ejemplo a seguir.

Lluvia dijo...

Pienso hacer lo mismo con mis hijos.
Mi maestra (ojo Doctora en Historia en la UNAM) dice que si no les vendes el chisme de los reyes magos a tus hijos van a ser unos mafiosos de grandes porque los padres no tendrán ningún pretexto para amenazarlos, el clásico ¨si no te portas bien no te van a traer nada los reyes/santa¨

Osea a puras pinches amenazas vamos a lograr que sean buenos ciudadanos.

Ojala hubieran más padres como tú.

Saludos, tu blog rifa millones.