viernes, diciembre 23, 2005

Noche buena agnóstica

Quizá alguno piense que como agnóstico no tiene sentido celebrar el nacimiento del hijo de un personaje en el que uno no cree y que a todas luces es solamente ficticio. Quien piense ello estará en lo correcto.

Sin embargo ser agnóstico apático no significa que uno sea un ermitaño, necesariamente, o que no se pueda integrar a reuniones y guateques que abundan por estas fechas.

En mi caso, las cenas de noche buena entre familiares, amigos y anexados suelen convertirse en una mezcla de momentos de tolerancia con momentos alegres.

Me explico con unos ejemplos:

Momento de tolerancia: Contemplar a adultos que mienten a sus hijos diciéndoles que un gordo que no existe trajo los regalos esgrimiendo el argumento non sequitur de que los niños deben tener "una ilusión" para disfrutar sus regalos.

Momento alegre: Que los mocosos se olviden de Santa, de renos y duendes y hasta de sus "bienintencionados" padres cuando están abriendo sus regalos. No tengo forma de verificar ese puntacho pero no es nada aventurado suponer ello al ver la manera en que hacen caca las envolturas.

Momento alegre: Abrazar a gente que quiero (juar! como si necesitara de la navidad para eso).

Momento de tolerancia: Que me abrace gente que ni conozco ni me interesa conocer (eso también es causa de bronca en los cumpleaños).

Momento de tolerancia: Zamparme romeros que no preparó la mamá de Lupe.

Momento alegre: Escaparme a casa de la Lupe por los romeros que me apartó su mamá.

Momento alegre: Llenar mi copa con champaña decente.

Momento de tolerancia: Esperar a zamparme mi copa porque alguien quiere decir "unas palabras" que, para el momentó en que la cena ya fue defecada, todo mundo olvidó.

Momento de tolerancia: Recibir de alguien que ni me conoce una prenda de vestir. (Ahora eso no me gusta. el día que decida convertirme en homeless quizá cambie de opinión).

Momento alegre: Recibir de alguien que sí me conoce lo que se le antoje regalarme (sobre todo si el regalo nomás consiste en una sonrisa de promesa de sexo navideño y proviene de la Lupe).

Momento alegre: Que todo mundo se largue a dormir.

Espero, lectores, que como yo, tengan más momentos alegres durante este fin de semana que de los otros. Si no es así reciban mi sincero afecto y solidaridad.

8 comentarios :

IS dijo...

Buena bosta Zape!!!
Ya hice mi lista de momentos alegres y tolerantes y también tengo más alegres!
Espero que esta Navidad la pases alegremente! y que tus momentos de tolerancia sean mínimos y pasen rapidito jajaja
Saludos y que se diviertan mucho en las pachangas!
Sam

Mugrali dijo...

Salú por los momentos alegres!!

Lino Evgueni dijo...

Momentos alegres para todos.

control_zape dijo...

is: gracias, sí suelen pasar rápido. En caso contrario siempre queda el recurso de decirle un tierno hasta luego a la lucidez de uno abrazado a una botella.

mugrali: salucita por esos momentos!!

control_zape dijo...

lino: muchos de esos también para tí y tu familia.

Kix dijo...

Ah pos yo tampoco creo en la historia de que el espíritu santo creó de la nada a Jesucristo y que nació el 24 de diciembre, ni que es el salvador, ni que murió por nosotros... pero me encanta festejar la navidad por el significado de tradición familiar!

Un abrazo.

nefmex dijo...

Buenas noches.

Desde hace un tiempo leo su blog con mucho interes, muy interesante en verdad.
Lo que escribió sobre la celebración navideña me suena muy familiar ^_^, en especial en el último momento alegre.

Saludos desde Cancún.

control_zape dijo...

A toro pasado pero bueno...

kika: igual.

nefmex: saludos y gracias por leer y opinar.