viernes, enero 13, 2006

Frases hechas

Por estas latitudes el español que usamos suele estar plagado de frases hechas que ante un poquito de escrutinio escéptico se revelan como lo que son: puros sinsentidos que suenan a mentadas de madre a oídos escépticos, castos y puros. Como los de su mera servilleta.

Veamos algunas:

Si dios quiere...
Yo no tengo bronca con quien vaya por la vida rindiendo culto al personaje supernatural (y a todas luces ficticio) que más le agrade y le plazca. Lo que en cambio sí me parece una insensatez es que se tracen planes suponiendo que haya alguna oficina en el cielo al que llegan los proyectos de uno con el objeto de recibir la venia divina para su ejecución. Si ese fuera el caso, quien esté a cargo de esa oficina ha resultado ser peor que un burócrata necio y caprichoso. Imaginen a quien esté a cargo recibiendo la siguiente petición y considerando que es buena idea llevarla a cabo:

Frente a todo esto, nosotros, los nacionalsocialistas, tenemos que sostener inquebrantablemente nuestro objetivo de política exterior, que es asegurar al pueblo alemán el suelo que en el mundo le corresponde. Y esta es la única acción que ante Dios y nuestra posteridad alemana puede justificar un sacrificio de sangre; ante Dios, porque sobre la tierra hemos sido puestos con la misión de la lucha eterna por el pan cotidiano; ante nuestra posteridad, porque no se vertirá la sangre de un solo ciudadano sin que este sacrificio signifique la vida de otros mil ciudadanos de la Alemania futura. (Extraído de Mi Lucha. La de Hitler, gente no la mía.)
Quizá a diosito le haya parecido buena idea en su momento.

Traer a un niño al mundo.
¿Traerlo de dónde? ¿de París? ¿o del mismo lugar al que uno va al morir (suponiendo, ya no que haya un lugar, sino ya de perdida que quede un "uno" después de tan terminante acontecimiento)? ¿o de la misma región del universo de donde viene tanto pinche ovni a abducir a vírgenes y no tan vírgenes mientras hacen pintas extrañas en campos de cultivo? Misterio total.

Las cosas pasan por algo
Dejemos a un lado las discusiones sobre la causalidad en el universo y la perogrullada intrínseca que significa decir que "las cosas pasan por algo". Tengamos sólo en cuenta que esta frase se usa normalmente como medio consolatorio ante alguna calamidad propia o ajena. Ello supone la existencia de algún mediocre guionista universal que tiene trazado nuestro camino para que lleguemos a un final feliz y ñoño. O peor tantito, que nada más podemos llegar a ese final feliz y ñoño a través de puro pedo, mitote y vericueto. Demasiadas películas de Marga Lopez, tal vez.

Esto que sonó a pitorreo chafa, no lo es. No por que no sea chafa sino porque después de pensarlo un poco uno descubre que dice más burradas que las que se cree (otro ejemplo magistral de ello es la gran frase "metafísicamente hablando").

Yo por eso, metafísicamente hablando, si dios quiere porque las cosas pasan por algo, voy a traer al mundo, no a un niño pero sí a la feria escéptica de la ciudad de México (¿ven amiguitos qué tarugo se oye uno hablando así? no lo hagan o si lo hacen, procuren que no haya nadie cerca).

Otro asunto. Durante el fin de semana me iré a pasear a lugares donde estaría chido montar la Feria/Expo/Reto. De paso voy a echar un ojo a algunas locaciones alternativas por si no cuaja la primera opción. Postearé al respecto durante la siguiente semana.

Actualización: Leyendo el newsletter de la JREF de esta semana me encontré con la siguiente observación de Randi concerniente a los dislates de la esposa del gobernador de West Virginia consistentes, a su vez, en afirmar que el reciente desastre minero y posterior rescate de una persona que sufrió daño cerebral es prueba de la existencia de diosito y sus milagros.

When is the religious population of this Earth going to start figuring out that they haven’t got invisible friends living in the sky or under the ground who do these things?

Let’s grow up, shall we?

7 comentarios :

IS dijo...

Teneis razón! hay que fijarse en lo que va saliendo por nuestra boca.
Saludos
Sam

Cangrejoinmortal dijo...

Como mas rápido cae un hablador de un cojo, es asconsejable arrimarse a un buen arbol lingüistico para que nos cobije una buena sombra intelectual, y abandonar ipso facto la práctica de reutilizar frases ajenas, dicho y hecho, su seguro servidor se despide.

Mugrali dijo...

Lo de los mineros fue puro descuido, chale.
Saludos :-)

Anónimo dijo...

Creo que en realidad buena parte de las frases hechas citadas la mayoría de la gente las usa como simples muletillas, sin pensar mucho en ello. Y esto de 2si Dios quiere"... es la más muletilla de todas, se usa sin pensar, digo, yo, tu y todos usamos a morir "ojalá", que finalmente significa "si Dios quiere" en árabe.
Clau

control_zape dijo...

is: ei.

cangrejo: juar!

mugrali: eso mismo es lo que se le decía a la mujer del gober.

clau: efectivamente, así como la palabra considerar quiere decir "en conjunción con los cuerpos siderales". Mi critica chafa y ramplona no es a las frases como muletillas sino al uso de esas frases como argumento de una cosmología aún más chafa y ramplona que lo que escribo (lo cual ya es mucho decir).

Falso Profeta dijo...

jajaja qué vieja tan pendeja. Seguramente se refería a los marcianos y a los topos.

control_zape dijo...

falso profeta: si me cae. La esposa del gober está respendeja.