martes, agosto 08, 2006

2 de magia 2

Semana díficil. Pero ya estoy de vuelta. Les traigo un par de historias que me he encontrado.

La primera es del Skeptical Inquirer de este último bimestre. Cortesía de Massimo Polidoro.

Mene, mene, tekel upharsin

Houdini presentó a Sir Arthur (control_zape: sí, el mismo de Sherlock Holmes y crédulo fan de las hadas) una pizarra de 45 cms de largo y 38 cms de alto. Con dos agujeros en las esquinas por los que pasaban unos cables. Estos cables eran de varios metros de largo y terminaban en ganchos. Los otros cuatro accesorios que Houdini aprestó eran cuatro pequeñas bolas de corcho (como de 2 cms de diámetro), un tintero lleno de tinta blanca y una cuchara de mesa.

Houdini dió la pizarra a Sir Arthur para que la examinara y le pidió que la colgara a mitad de la habitación. Hecho eso, Houdini pidió a Sir Arthur que examinara las 4 bolas de corcho. Le pídió que eligiera una y la cortara en dos con su cuchillo para verificar que fueran de puro corcho. Una vez completado ello otra bolita fue seleccionada y usando la cuchara fue colocada en el tintero para que se impregnara de tinta tanto como fuera posible. Las bolas de corcho restantes se las llevó Sir Arthir para examinarlas otro día con más calmita a petición de Houdini.

"¿Trae consigo con qué escribir?" preguntó Houdini a Doyle. Traía un lápiz.

"Sir Arthur," continuó Houdini, "quiero que salga de la casa y camine adonde le plazca, tan lejos como quiera en cualquier dirección y entonces escriba una frase en esta hoja de papel, póngala en su bolsillo y regrese."

Doyle obedeció, caminó 3 cuadras y giró en una esquina antes de escribir en el papel. Cuando regresó, Houdini lo invitó a tomar la cuchara para quitar la bolita de corcho del tintero y que tocará la pizarra con la bolita de corcho. La bola se quedó pegada a la pizarra, aparentemente por su propia voluntad. Lentamente, comenzó a rodar por la pizarra dejando un rastro de tinta blanca tras sí. A medida que se movía iba deletreando las siguientes palabras: "Mene, mene, tekel upharsin", las mismísimas palabras que Doyles había escrito. Los invitados estaban asombrados.

Houdini le dijo a Doyle: "Sir Arthur, he dedicado mucho tiempo y pensamiento a esta ilusión; he trabajado en ella, a ratos, todo el invierno. No le diré cómo conseguí efectuarla, pero puedo asegurarle que fue a través de puro engaño y truco. Lo hice para mostrarle lo que se puede lograr por medios perfectamente normales. Ahora, le ruego, Sir Arthur, que no se apresure en concluir que ciertas cosas que ve son necesariamente "supernaturales", o la obra de "espíritus"", sólo porque no puede explicarlas. Esta demostración, maravillosa como cualquiera que haya atestiguado ha sido presentada a usted bajo condiciones de prueba y puedo asegurarle que fue lograda por truco y nada más. Sea, por lo tanto, cuidadoso en el futuro al avalar fenómenos sólo porque no puede explicarlos. Lo he efectuado para convencerlo de la necesidad de precaución, y sinceramente espero que se beneficie de ello."

La segunda historia ocurrió más recientemente. La contó Luis Mochán durante la cena después del Cafe ConCiencia y aquí la reproduzco mutatis mutandis.

Estábamos varios a la mesa. Uno de los invitados era un mago (control_zape: soy un imbécil y olvidé el nombre del mago a pesar de que Luis me lo repitió). El mago realizó entonces la siguiente suerte. Me dió un paquete de cartas después de barajearlas y me pidió que las fuera acomodando sin verlas en dos montones. En un montón ponía las cartas que yo suponía que eran rojas y en el otro montón las cartas que creía que eran negras.

Al finalizar el mago enseñó a los asistentes los dos montones de cartas y mostró que efectivamente en un montón estaban todas las cartas negras y en otro las rojas. A continuación dijo: "Todos sabemos que a la mesa están sentadas personas inteligentes y honorables. Durante el conteo de cartas hubo escrutinio de ustedes y a pesar de ello todos saben que en algún momento hubo fraude. Yo lo realicé. Frente a ustedes. Y ninguno es capaz de decir cómo fue realizado."
Cualquier semejanza con la debacle del IFE, no es coincidencia.

10 comentarios :

Lupe dijo...

Me gusta la mágia!!! Sobre todo porque cuando la presenciamos estámos completamente concientes de que hay truco, hay trampita, hay engaño y que eso es parte del show.
Lo del IFE no tiene nombre.

Altamar dijo...

Y tanto Houdini, como el mago del que nos platic'o Luis Moch'an, nos dej'o con la duda... maldita curiosidad.

El Jouleman dijo...

Sir arthur no pudo escoger mejores palabras que esas, jajaja

la mano de dios, nada que ver con maradona

AMiGUiZ dijo...

tssss :0

pero... al final te dijo cómo hizo el fraude? porque ahí está el chiste de todo! a lo mejor tiene él la clave que tan apuradamente andan buscando tantas personas!!

(que la diga)

La Loana dijo...

Tampoco estamos seguros de qué hay en las profundidades del mar, pero existen. Igualito que el fraude, ni los panistas saben de dónde sacar para comprobar votos, por eso se niegan al recuento.

Chale.

LabJournal dijo...

Pero se dan cuenta que el mago no presenta pruebas de que hizo el fraude? Su palabra cuenta de facto?
Para mi lo mejor es este miniconteo que puede destapar la cloaca para ver si huele a rosas o a mierda porque queda fuera del alcance de las mentiras de MALO y del sospechosísimo silencio de FECAL.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Hector, se te olvido comentar la conclusion a la que llego Doyle:

Aun despues de explicarle que todo fue un truco, el estaba seguro de que Houdinni uso sus facultades psiquicas para realizar la magia, y nadie lo hizo cambiar de opinion.

Esto es diferente a lo que dice lupe, a mi tambien me gusta la magia, pero se que son trucos.

Saludos

Pereque dijo...

Pequeña diferencia:

* En el truco de magia se supone de origen que hay fraude.
* En un conteo electoral se supone de origen que no hay fraude.

Y en ciencia, si no explicas el mecanismo de las cosas, pierdes. Si no, pregúntenle a Alfred Wegener.

Saludos, P.

JASO dijo...

Alo paradójico el pensamiento de Doyle.
Según lo que he leído.

Por un lado el personaje valuarte en los relatos de este señor era un detective distiguido por resolver sus casos por razonamiento puro y conocimientos científicos.

En un relato dentro de las aventuras de Sherlock Holmes dijo esto:

"Es un error capital el teorizar antes de poseer datos. Insensiblemente uno comienza a alterar los hechos para encajarlos en las teorías, en lugar encajar las teorías en los hechos"

Y por otro lado el escritor era un crédulo.

Extraño pero cierto.

Saludos.

Kix dijo...

Labjournal tiene razón, se acepta por concenso la otra postura, sin hacer cuestionamientos! Creo que es siempre saludable un punto medio. Ahora, nosotros sabemos que efectivamente se trata de trucos.

Hay un programa en el que pasan cómo se realizan famosos trucos de magia, van explicando cómo es que se hace el truco, paso a paso, y es muy interesante.

Saludines.