lunes, agosto 28, 2006

Estilos

Entre los comentarios de la bosta previa hay un tema sobre el que me late abundar.

Antes de continuar aclaro que esto que escribo es en ningún sentido ni reclamo ni justificación: nomás es otra reflexión ramplona. Hecha la advertencia continuo.

A raíz del comentario de Amiguiz en el que nos decía que la homeopatía es respetable, entre otras cosas por la cantidad de tiempo que pasan sus practicantes estudiándola (con todo y bata blanca) algunos hicimos nuestras respectivas réplicas, consistentes en desbancar la homeopatía como el fraude pseudomédico que es.

Después de un rato dos de los avezados lectores de este blog, Juan Carlos Bujanda y El Huevo escribieron sus respectivos comentarios en los que incluían apreciaciones de estos revires. Juan Carlos decía que no hacía falta "lanzarsele a la yugular" a Amiguiz. En tanto, El Huevo calificó las réplicas como "suaves zapes escépticos".

Ambas apreciaciones, a primera vista distintas, me recordaron algunas ocasiones en las que he encarado disparates que me encuentro. Ya sea lanzándome a la yugular o ya sea dando un zape escéptico o ya de plano dándoles la vuelta.

Van 3 ejemplos recientes fuera de este blog a modo de ilustración.

1. Saltando a la yugular. En un foro, una autoproclamada creyente, confrontada por un ateo razonable, prefirió recurrir a la pseudoargumentación de que los que no creemos en dios somos estúpidos. Le pedía a diosito entender "tanta estupidez". Dios, como siempre, no respondió. Yo sí.

2. Ignorando el dislate. El caso más reciente fue en la bloggerfete cuando escuchaba a un bloguero y a una bloguera discutir los pros y los contras de andar con un piscis y un leo. A pesar de tener en la cabeza media docena de frases contundentes para meter mi cuchara preferí abrazarme a mi chela y meterme en otra conversación. Las chelas y la divulgación de pensamiento crítico nunca me han parecido que sean buena combinación: mezcladas, no se disfruta ni la una ni la otra.

3. Soltando un zape escéptico. Esto ocurrió de visita en Cuernavaca. Mi madre a veces me dice que dado que me dedico a hacer software vivo en un mundo virtual y no real. Un día cometió el error de hacerme esa misma observación cuando salía a misa. No pude mantener la boca cerrada y tuve que decirle que ir a rendirle culto a un fulano todopoderoso que vive en el cielo era la actividad más virtual que pueda haber. Omito la discusión larga y agria que siguió.

Hay muchos estilos para divulgar escepticismo. Hay escépticos amabilísimos como Sagan. Y los hay cascarrabias como Randi. Ambos efectivos. Yo prefiero ser lo más conciso posible y echar la flecha lo más derecha que pueda.

Añado que considero contraproducente a la corrección política que dice "hay que respetar todas las ideas y creencias", e intento cuidar la diferencia en el trato del despistado producto de la desinformación y el charlatán que saca provecho del desinformado.

ps1. Omar Ramirez además de recomendarme que "cuide mi escepticismo" dice que el suicidio homeopático también es bullshit y que los científicos serios nunca usan esa argumentación en contra de la homeopatía. Me pregunto qué opinaría Phil Plait al respecto de la seriedad científica a la que se refiere Omar Ramirez. Por lo pronto echénle un ojo a un video donde Phil Plait participa en un suicidio homeopático de la Sociedad Escéptica Australiana.

ps2. Si a alguno le suena el nombre de Phil Plait en el ámbito de este blog quizá se deba a este post añejo.

27 comentarios :

Kix dijo...

Bueno, hace ya muchos años que yo adotpé la número 2: Ignorando el dislate. Porque me cansé de intentar razonar con argumentos, con mente crítica y objetividad, contra frases que carecían de eso mismo y más bien estaban llenas de mucho sentimiento y mucha emoción. Era como intentar mantener un diálogo con un vidrio enmedio.

Pereque dijo...

No entiendo bien la distinción entre 1 y 3.

Occipusio dijo...

De grande quiero ser Randi. Gracias por la respuesta a mi post, aún estoy indeciso. Por lo general, depende del creyente, hay gente que está más que dispuesta a escucharte, entender y comprobar lo que dices para tomar una decisión objetiva al respeto... Pero hay tipos que no tienen progenitora, carajo.

Yo creo que lo mejor es solo hablar cuando es realmente necesario o cuando te lo piden(sí se da eso de que te lo pidan).

control_zape dijo...

No entiendo bien la distinción entre 1 y 3

Bien. Eso es porque no la hay. Empezaba a pensar que nadie se iba a dar cuenta.

control_zape dijo...

Corrijo, sí hay una diferencia, pero es en el destinatario del revire no en la forma en la que lo hago:

En 1 no me interesa si el destinatario cambia o no de opinión.

En 3 le suelto mi revire no para quedarme con la última palabra sino que considero que sus sesos pueden funcionar mejor con información de a de veras que con verdades a medias o falacias que a uno le repiten durante buena parte del periodo de domesticación... digo educación.

En el caso de amiguiz (como en el de mi madre) según yo le reviré con un 3. No sé si suave o no como dice El Huevo, pero sí fue un 3.

serge dijo...

pero cuando le das click a el huevo aparece la pagina de la niña esta amiguiz
aguas aguas
no creo que al huevo le gusta que la tomen por una niña de 18 años y no creo que a esa niña de 18 años le guste que la apoden "huevo"
ciao

Antonio dijo...

La forma de afrontarlo también depende de la edad del creido. Si tiene 12 años se puede entender que crea en santa clos y en los ovnis, pero si tiene 30 años entonces sí, a la yugular. Y si presume de ser super sabio, entonces sin piedad

Un Abrazo

El Jouleman dijo...

Me acorde de una pelicula, bastante chafa y gore por cierto en la que un comandante de policia aplicaba tecnicas de "convencimiento" a las que llamaba maniobras, el chiste es que tambien las enumeraba, cada tecnica era mas fuerte que la anterior y solamente llego hasta la 3. Finalmente dijo "o cantas o te aplico la maniobra numero 4 y esa si te va a doler"

control_zape dijo...

pero cuando le das click a el huevo aparece la pagina de la niña esta amiguiz

Gracias, ya está corregido.

(Ahora a ver cuánto pitorreo me he acreditado por mi pendejada).

Javier G. C. dijo...

Aunque en el pasado me inclinaba por la 1ª postura, ahora prefiero la 2ª o la 3ª, según el caso.

Lo cierto es que no tiene mucho caso despercidiar la vida llenandose el buche de piedrítas. Salvo que de verdad valga la pena... osea casi nunca.

Usualmente el creyente verdadero tomó su postura sin tomar en cuenta el peso de las evidencias. Y de hecho la tomó a pesar de ellas. Así que difícilmente cambiará por el simple hecho de mostrarselas.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

ojqyrcwHector:

Precisamente la diferencia entre la 1 y la 3 es lo que hace que valga la pena la distincion.

Cuando ves posibilidades de que alguien razone, o que tiene cierto aire de duda, vale la pena darle argumentos inteligentes, te lo digo porque yo mismo creia en muchas cosas de las que ahora dudo, incluyendo la homeopatia y la religion.

Pero no creas que soy tan tolerante, generalmente uso mas la 3, y esto es porque en mi entorno me encuentro mas con gente que no se concede la duda ante evidencias, y que incluso se aprovecha de la estupidez general.

Ante estas personas, a la yugular directo, pero con muerte lenta, aqui no me importa convencer, sino ridiculizar, hacer escarnio, poner en evidencia.

Me imagino que tengo una caja de herramientas escepticas:

En el caso 1, puedo sacar a Sagan, en el caso 3 esta Randi y en el caso 2, donde no vale la pena ni molestarse, simplemente saco a Marinoff (Mas Platon y menos Prozac).

Pero creo que en el caso de Alaide (amiguiz), esta es un esceptico en potencia, solo tiene la informacion equivocada y vale la pena el esfuerzo, el tiempo lo dira.

Saludos y buena reflexion de los comentarios.

pd.
Hasta le fecha yo he evitado confrontar a mi Madre con lo de la religion, me quedo con el caso 2.

Lino Evgueni dijo...

Lo más difícil es argumentar con alguien que jura que se curó con homeopatía, que su tío no murió en un accidente gracias a la virgencita, etc. Cuando hay una carga emocional es muy difícil poder ir desbaratando las conclusiones ilógicas o no razonadas sin lastimar a la persona.

Cuando son cosas como "voy a cargarme de energía," entonces sí, les toca el paquete completo.

Mugrali dijo...

¿Y en qué acabó la bloggerfete oye?

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Creo que inverti el 1 por el 3.

Occipusio dijo...

Ah sí, los que juran y perjuran hasta por su cosa más sagrada que se curaron por homeopatía son casos perdidos...

Pereque dijo...

Pienso que cuando uno trata con los grandes charlatanes, se deben aplicar la 1 y la 3 juntas: impedir que el gurú capte más adeptos con el 1 y quitarle los que ya tiene con el 3.

El 2 está bien para fiestas y convivios, a menos que sea un convivio escéptico o no haya alcohol.

Saludos, P.

Omar Ramirez dijo...

Héctor,

Yo también me pregunto que opina Phil Plait que prefiere participar en ese show antes de publicar su experimento en alguna revista científica de renombre para someterlo al escrutinio de la comunidad científica. A eso me refiero con "poco serio". Además, darle valor a lo que dice o hace Phil Plait sin argumentación válida es caer en una falacia de autoridad.

PARA MI, el suicidio homeopático no se puede considerar una argumentación válida en contra de la homeopatía por lo siguiente:

La teoría de la homeopatía sostiene que los mismos síntomas que provoca una sustancia tóxica en una persona sana pueden ser curados por un remedio preparado con la misma sustancia tóxica, siguiendo el principio enunciado como similia similibus curantur («lo similar se cura con lo similar»).

Ellos argumentan que con dosis infinitesimales disminuye la toxicidad del preparado (algo que resulta obvio), pero simultáneamente aumenta su efectividad y rapidez curativa. (algo que resulta tonto, pero esto es de mi cosecha)

La demostración del suicidio no toma en cuenta lo anterior y lo resume a "la potenciación de un preparado homeopático aumenta las propiedades (toxicidad entre ellas) de la sustancia" y esta premisa donde de basa su experimento es falsa.
La "potenciación" de un preparado homeopático se refiere a su "poder" de cura, no a su mayor "toxicidad"

pruebas lógicas o científicas en contra de la homeopatía son:

Falta de consistencia lógica en la teoría homeopática
El hecho de que las sucesivas diluciones no dejan más que agua
Los experimentos realizados siguiendo el método científico no concluyen ningún valor curativo a la homeopatía.

Salu2

TORK dijo...

Depende la ocasión y la persona.
Hay gente y hay ocasiones en las que no vale la pena confrontarse, ya sea porque es gente necia o porque la apreciamos lo suficiente como para perder el tiempo en discusiones inútiles.
Aunque si hablamos de una discusión directa, en mi opinión el orden sería 3, 1, 2:

- Un pequeño zape, aunque más bien puede llamarse "observación".
- Si no lo acepta como tal y lo considera agresión, si el ambiente es propicio, entonces procede el ataque directo y sin miramientos.
- Si después de eso no entiende o sentimos que perdemos el tiempo, entonces que piense lo que quiera (mientras no se meta con nosotros.

Por otra parte, debido al área de mi estudio, ando metido mucho en estos asuntos de religión, creencia, etc. por lo que me encuentro con bastante información y mucho que pensar y reflexionar. Una de tantas es el hecho de que muchos, que se dicen ateos y atacan con saña a los creyentes (cosa que me divierte), tienen a su vez algo que veneran y símbolos seculares, y si en este espacio lo expongo, no es para exhibirlos o estar jodiendo, a fin de cuentas es su pedo, sino para ponernos en alerta ante actitudes de estas. Van 2 botones de muestra:

- Hace un par de meses publiqué en un foro unos posts (muy light para mi estilo) acerca del futbol y su fanaticada y de como para muchos la religión es el futbol. Incluso creo lo puse aquí, pero no estoy seguro. La reacción fue, si no violenta, sí algo agresiva por parte de muchos ateos "racionales" (si lo fueran no se habrían enojado) y futboleros que se sintieron agraviados y luego luego trataron de quitarse el saco de lo que decía.

- Debido a una invitación soy miembro del foro de "Ateismo desde México". Y en él me encuentro temas como "¿Por qué el ateismo no gobierna el mundo?" o discusiones acerca de qué nombres ponerles a los hijos para no darles connotación religiosa.

En mi opinión estas son exactamente las mismas actitudes de un creyente y es responsabilidad nuestra estar alertas a nte ellas... y no tratar de convencer a los otros, a fin de cuentas no somos evangelizadores.

Saludos.

-

Occipusio dijo...

Hey, se me ocurrió un experimento bien acá para la homeopatía.

Tomando en cuenta que la homeopatía indica que mientras más diluido está mas fuerte el efecto, entonces tomemos un chochito homeopatico y diluyamoslo siguiendo el metodo mas usado hasta grados que se consideren mortales.

Tomemos la solucion y una jarra de agua y se la administramos a algun voluntario, pero, sin que elk voluntario sepa de cual esta tomando, el agua pura o el agua homeopática. El que lleve a cabo este experimento NO debe de ser quien administre las soluciones. Si se muere alguien psss ni modo, jajaja.

Quizá así tenga más validez científica el suicidio homeopático.

Pereque dijo...

¿El 3 incluye una metralleta de argumentación teórica, o eso es opcional? - P.

Jack Maybrick dijo...

El comentario de Tork sobre el suicidio homeopático me recordó un caso que mi hermana practicó en el Hospital civil en su calidad de estudiante de enfermería (mis fieles seguidores (suponiendo que tal cosa exista) conocerán su historia a través de mi blog, pero me gusta platicar esto porque encierra una fuerte enseñanza moral, aunque yo todavìa no sé dónde está esa enseñanza).

Resulta ser que mi hermana Cata estaba en el área de pediatría, con un niño a quien sus padres no lo habían vacunado nunca porque sostenìan que las vacunas eran venenos en potencia. El pobre niño estaba ahí, con cuarenta grados de fiebre (y mucho hielo en la cabeza) enfermo de cosas que se supone que no hubiera adquirido de haber estado vacunado. El día que al niño le bajó la fiebre a 39 grados Cata le llevó un gameboy para que se entretuviera (advertido de que cuando llegaran sus padres el niño debía darle el juego a otro de sus compañeros de pabellón para no levantar sospechas) y el chamaco estaba muy contento, preguntando cosas que Cata no tenía por qué saber, debido a su deformaciòn profesional. Bueno, basta con decir que cuando el chamaco preguntó por qué el cielo era azul, Cata respondió que porque Dios era hombre, ya que si hubiera sido mujer entonces el cielo sería rosa.

Un día fueron los papás del niño a sacar a su criatura. Cata ya había vacunado al niño pero se cuidó de decirles nada al respecto. Y los papás trajeron medicamento homeopático, bajo el argumento de que esa era verdadera medicina y que no intoxicaba el cuerpo. Cata se limitó a levantar una ceja y accedió a que el niño se los tomara. De hecho, solicitó que para que no se confundieran los horarios, ella se encargaría de administrarle los chochitos, a lo que los padres accedieron. La pareja se fue para completar los trámites del alta y Cata procedió a hacer un trato con el niño: si el niño se tomaba sus medicinas a sus horas y cada viernes saliendo de la escuela se iba a recoger su paquete de medicinas al hospital con Cata o con el farmacéutico asignado, ella le cambiaría el alcohol de los chochitos por tequila.

Al niño se le iluminó la cara de felicidad. Quien a los 9 años no ansíe por probar bebidas espirituosas, no es un niño normal. El niño, pues, prometió solemnemente ir cada viernes durante dos meses a recoger sus medicinas gratuitas, y a cambiar su botecito de chochitos homeopáticos por un preparado tequiléptico o bacardiaco que debía durarle toda la semana.

El niño, como era de esperarse, se alivió. Aquí se comprueban una vez más las virtudes del tequila. En cuanto a la moraleja, no, esa no me la sé.

Antonio dijo...

Jay, ¿Cómo que no te sabes la moraleja? Pero si está bien clara:

Es la vieja consigna de Arquímedes
Arquímedes:

"Denme una botella de tequila y moveré el mundo"

Un Abrazo

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Jack:

Acaso eres tu quien le haces los guiones a brozo?

TORK dijo...

No recuerdo haber dicho nada sobre el suicidio homeopático, pero en fin.

Jack Maybrick dijo...

Tienes razón, Tork, el que habló directamente sobre el suicidio homeopático fue Omar Ramírez. Tú dijiste "En mi opinión estas son exactamente las mismas actitudes de un creyente y es responsabilidad nuestra estar alertas ante ellas... y no tratar de convencer a los otros, a fin de cuentas no somos evangelizadores." que fue la frase de la que derivó que recordara las veces en que mi hermana ha intercambiado hábilmente creencias irracionales con medicina de vanguardia... sin que se dieran cuenta los pacientes.

Caramba, cómo me gustaría hacer algún programa de televisión; equivoqué mi carrera. Ni modo. Siempre me quedan mi blog, mis libros y mi jubilación...

Occipusio dijo...

Conozco a una familia como la que mencionas,Jack, caray...

AMiGUiZ dijo...

tenía rato que no visitaba y me encuentro con que suscité un post :o
jaja, muchas gracias (creo)...

saludos desde Xalapa, adonde ya comenzó a llover y no parará hasta marzo