domingo, octubre 15, 2006

Preparativos

Sábado

8:30 – 10:00 Transladé mi trasero y mis sesos a Cuernavaca. Entre otras cosas debía comprobar números que se requerían para tomar decisiones así que hubo que desempolvar mi geometría y trigonometría que no usaba desde prepa. Llegué a Cuernavaca con una sonrisota de idiota por resolver lo que quería sin tener que abrir la laptop. Placer de nerd venido a menos.

10:05 Me reuní con nuevos buenos amigos y nos transladamos a la locación de nuestra próxima aventura escéptica.

11:00 – 13:00 En medio de la nada (estaba en realidad muy cerca de Cuerna). Nos levantaron una piedra y nos espantamos con la cantidad de alacranes que encontramos. Pese a que ya tengo experiencia en picadura de alacranes (-y así quedé- cerré cuando les conté) agregamos a la lista de adminiculos avapena y suero antialacrán.

Bajamos de un cerro y nos trepamos a otro para tomar fotos e imaginar cómo se va a ver nuestro guateque cuando lo armemos. En ese trayecto vimos una avispa chingarse a una araña y confundimos una calabaza con una sandía. Concluí que tengo que salir más seguido.

Regresamos al campamento base. Era imperativo que obtuviera la latitud y longitud de nuestra posición actual. Buscamos el famosísimo Puente del Pollo en Google Earth. Éxito parcial. Terminó salvando el día quien menos pensaba que fuera a brindarnos apoyo high-tec: un ejidatario muy generoso con un telefono que tiene GPS.

Ya casi para terminar ahí me confirmaron que soy reteguey: planeaba todo nuestro tinglado creyendo que miraba yo al norte cuando en realidad a lontananza queda Acapulco.

A modo de agradecimiento preliminar le regalamos al ejidatario gadgetero uno de los dragones mirones.

13:10 – 16:XX Botana y cervezas. Como si no tuviera ya suficiente chamba acepté más, ¡juar!. A la quinta cerveza el escepticismo ganó una batalla más: alguien que defendía la biblia terminó aceptando que le prestara mi copia de Flim Flam de James Randi (mi única copia como después me señaló atinadamente la Lupe).

17:00 En medio de un aguacero (que espero que no se repita el próximo domingo sino ya nos la pelamos) por fin logré arribar a casa de Constanza. Estaba enterada de la razón de que le haya escamoteado algunas horas al tiempo que pasamos juntos. Y ahora está tan expectante como yo de los resultados.

Domingo

11:00 En Home Depot: ¿95 pinches pesos por una puta tabla?

10 comentarios :

Caro dijo...

Brrrr... cuántos alacranes!!! Yo no me meto! jajaja

Saluditos, ya bajé mi dragón mirón :D

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Deerian de hacer versiones de bolsillo (de las de 120.00 mn) de "El mundo y sus demonios", Flim, Flam" y "Porque la gente cree cosas extrañas". (Sagan, Randi y Shermer).

Para regalarlas a diestra y siniestra, yo llevo 5 de Sagan que reagalo a la menor señal de duda.

Saludos

Anónimo dijo...

95 pesos~!!!
y cuanto en la carpiter'ia de la esquina ?
:-p
Nos vemos el domingoooo!

LabJournal dijo...

No mames me acabo de enterar y ya me apunte!!!!!! shhhhhhh

Lupe dijo...

Será algo digno de ver!!!

Kix dijo...

Mmmm.... cuernavacazo....

Kalepsheel dijo...

mmm, hay una madereria donde vende mas bara entre Zapata y Santa Rosa 30.

Nos vemos el Dormingo

Cindyta dijo...

...esta genial, bueno al menos lo que entendí, porque estoy como en la Torre de Babel...Muchas de las palabras que dicen ustedes ni las entiendo pero, hay algunas que suenan graciosas y por ahí me las imagino!
Que pasen bien! Y ahí los invito a mi blog.

Pereque dijo...

Voy a usar mis poderes psiquiátricos (¡tengo que contar esa anécdota algún día!) y voy a intentar adivinar el proyecto: ¿un círculo en un campo?

Ernesto dijo...

una visita a la naturaleza es una oportunidad inmejorable para enfrentar nuestras supersticiones, poner en práctica nuestra memoria, observación y espíritu crítico, y un excelente camino hacia la ciencia y lejos del oscurantismo. creo que mucha gente dejaría mucho de su superchería si estuviera más en contacto con la naturaleza.