martes, enero 31, 2006

El Explicador rulea

Ya antes he comentado sobre el programa de radio El Explicador de Enrique Ganem. Ahora se los traigo para que lo oigan.


Powered by Castpost

100% de acuerdo.

lunes, enero 30, 2006

¿Blog colectivo? ¿Portal? ¿Nuevo lanzamiento?

Quién sabe qué sea. Pero está recomendable. Y estaría chido que hubiera más de esos.

Se llama Cienciorama y es una iniciativa de gente de la UNAM. Yo me enteré de su existencia cuando oía ayer en la noche la radio. Los de Monitor cacarearon el lanzamiento de este "portal" dedicado a la divulgación de la ciencia. (Y digo cacarearon porque en Cienciorama hay un letrerote que indica que su presentación en sociedad fue el 11 de Enero de 2005).

Cuando uno entra a Cienciorama se encuentra con una estructura de artículos de divulgación muy parecida a la de un blog. Los artículos están ordenados en cronología inversa y tienen un espacio para que cualquier lector comente al respecto (para comentar hay que loggearse con una forma rara pero tolerable). Las categorías en las que están ordenados los artículos son los siguientes:
  • Lo grande del Universo
  • Nuestro planeta
  • La vida en la Tierra
  • La especie humana
  • La naturaleza de la materia
  • La evolución del Cosmos
Lo que más me gustó es el tono tan accesible con el que están escritos los artículos y la posibilidad de participar no sólo comentando sino mandando colaboraciones (que pasan por un proceso de revisión). La divulgación científica debe ser así de abierta y participativa.

He aquí un extracto de la idea de Cienciorama de acuerdo a sus autores.

El proyecto es llevado a cabo por un grupo universitario interesado en la comprensión, análisis y discusión de los avances de la investigación científica, y busca la participación de otras personas interesadas en ello. Es por esto que no se pretende que el contenido del sitio sea exhaustivo o enciclopédico. Que contribuyan a él distintos autores da precisamente la posibilidad de presentar un panorama en vivo del conocimiento científico en el que se plantean también las distintas teorías sobre un fenómeno, las dudas que se tienen y las cuestiones que aún se ignoran. Esta presentación es una posibilidad de contribuir de una manera más auténtica a la cultura científica, pues hace evidente que la ciencia es un edificio en permanente construcción.

sábado, enero 28, 2006

Y yo creí que me iba a librar...

Licoci me mandó el último batón/meme/¿encuesta alien? (si Maussan "estudiara" la blogosfera probablemente soltaría el dislate de que estas cadenitas son tan sofisticadas que resultan una evidencia más de que los extraterrestres nos vigilan y estudian).

Va pues.

Hábito Jugar sudoku a lo largo de los ratos libres en la chamba.

Manía Cambiar las bolsitas a mis comics. Y en el proceso releerlos. La tarea se queda a medias por varios días.

Manía/Hábito Suele atacarme el síndrome de Michael Jackson (no el de fornicar mocosos, el otro, el de fobia al contacto humano) por lo que mando el transporte público al carajo y camino muy a gusto el trayecto de mi casa a la oficina y de regreso.

Manía Espantar a los despistados diciéndoles que me voy a suicidar con chochitos homeopáticos para dormir. A diferencia de algunos blogueros que anuncian con bombos y platillos su suicidio para subir sus visitas yo lo hago por que da pie para hablar de la insensatez de la homeopatía.

Hábito/Manía Llevarme algo para leer cuando voy a cagar. Como lector exigente que soy suelo tardarme escogiendo el material de lectura. Resultado: mis esfínteres se niegan a trabajar después de la chinga de estreñimiento que les acomodo. Solución: llevarme el librero al baño si quiero disminuir la cantidad de tiempo en el que soy una bolsa de caca ambulante.

Hecho.

¿eh? ¿que tengo que pasarle esto a 5 blogueros más? Chale... a ver pues... ¿quién que no me vaya a mentar la madre por pasarle esto no lo contestado aún? (ah chingá! ¿pues de cuándo a acá me preocupan las mentadas? Parece que esto de contestar un meme si lo puede llegar a embrutecer a uno).

David Moreno
Juan Carlos Bujanda
Mirabai
Yanisita
Ernesto

A veces cuando me da por jugar a hacer teorías conspiracionistas (sin llegar a los debrayes de Maussan) creo que esto de los memes es un plan de technorati para aumentar el linkeo entre blogs.

viernes, enero 27, 2006

Escépticos Assembled!

Chále. Demasiados meses sin comics.

Intercambiando mails con Juan Carlos Bujanda de Sentido Común me surgió una duda (juar! ¿qué otra cosa iba a surgir de una plática entre dos escépticos?).

Básicamente se planteó que el approach que he tomado para echar a andar la Feria Escéptica (a la que ya le estamos buscando nombre nuevo para mayor punch -se aceptan sugerencias-) se puede mejorar. Y mucho.

Por ello, a recomendación de Juan Carlos, he decidido a hacer un llamado a todos los escépticos a mi alcance que le quieran entrar con propuestas, participación directa o simples y llanos consejos. De ahí espero que podamos armar un grupo de trabajo para este proyecto.

Los medios para este primer llamado son los siguientes:

  • Barry Karr (el que maneja mi suscripción a la revista Skeptical Inquirer de CSICOP) para pedirle que mande un mensaje a los suscriptores de SI y de la revista Pensar que haya en México para ver si se animan a entrarle.
  • El newsletter de James Randi y el foro de la JREF (ahí no espero mucha respuesta hasta la siguiente semana pues justo ahora están en The Amazing Meeting 4 en Las Vegas [snif, yo quería ir, snif]).
  • Mi subforo de escépticismo en Foros México (bueno en realidad no es mío pero está abierto y dando patadas -aunque sea de ahogado- a iniciativa mía).
  • El foro de los de Tumbaburros.
  • El Explicador para solicitar sus buenos oficios como divulgador y para ver si quiere y puede pasar la voz a sus valiosísimos contactos de la comunidad científica en la UNAM y el CINVESTAV.
  • El anillo (no es el que están pensando bola de sátrapas calenturientos, es el que está al final del blog).
  • La Central de Enlaces en sitios críticos de habla hispana
  • El Círculo Escéptico
  • Mario Mendez Acosta a quien espero "cazar" en su programa de Radio Red el próximo domingo (a ver si no me salen con un programa grabado).
  • Y mi sisterna que es retechismosa.
El objeto es formar una de red de trabajo e ir poniéndonos de acuerdo en las tareas requeridas para que la Feria se concrete en otro lado además de mi imaginación.

Este fin de semana me la pasaré mandando correos y posts.

Obviamente quien quiera apuntarse de ustedes avezados lectores sólo tiene que levantar la mano por los comentarios o por correo.

Una vez que yo reciba, o bien las gracias o bien entusiásticas participaciones (sigue soñando güey), y obtenga un número de participantes les comunicaré también por email el workbench que usaremos para ponernos de acuerdo en las tareas a realizar. Quizá sea alguno de los foros que ya mencioné o vía MSN (esto último no me late mucho pues va a ser un desmadre si se juntan más de 4 participantes, lo cual, por otra parte, me sorprendería).

jueves, enero 26, 2006

Aunque no esté yo de acuerdo en lo que creen...

A raíz de la bosta de el Universo no es tu amigo inspirada por un post de el Huevo algunos criticaron la actitud percibida de "yo soy chingon, yo se todo, uds. son unos pendejos" en ambos blogs.

No me voy a poner a defender a el Huevo de esas críticas (no lo conozco en persona pero de lo que le he leido colijo que es perfectamente capaz de manejar esas críticas, quizá, mandándolas al carajo). Tampoco me voy a defender yo mismo pues son infundadas. Vean.

"yo soy chingón" Falso. Como todo mundo, a ratos me apendejo. A veces esos ratos duran más de lo que yo quisiera.

"yo sé todo" Falso. Reconozco que es un bastante más lo que ignoro que lo que sé.

"uds. son unos pendejos" Si pensara que esa es una condición permanente e irremediable, cada línea del blog estaría escrita en un cuaderno que guardo bajo mi colchón y no la sometería a su escrutinio, avezados lectores.

Lo que si admito es el tono authoritative que uso, ante el que propios y extraños se sacan de onda. Pero para eso está la presentación que hago de mi mismo en el sidebar, para que sepan a qué clase de persona leen: "mamoncérrimo asistido por la razón, a veces ni yo me aguanto". Y eso, gente, no lo planeo cambiar.

Ahora bien, ya hablamos de el Universo. Vamos a platicar un poco de mis percepciones personales de su pretendido creador.

Quien haya seguido este blog sabe que en ocasiones me pitorreo de dios. Cuando escribo de dios suelo referirme a él, así mero, en minúsculas pues no merece mi esfuerzo de presionar la tecla shift. También me refiero a él como un ser sobrenatural, pero ello no por pitorreo sino porque sus características que me cuentan sus fans sobrepasan las del mundo natural y físico que es en el que vivimos. A veces también me refiero a él como un personaje imaginario pues cuando, hace mucho, pedía evidencias de su existencia invariablemente me aventaban puras imágenes y una que otra mentada. Y en otras ocasiones lo tacho de personaje literario chafita pues en mis fragmentadas lecturas de la biblia a cualquier otro personaje le veo más sustancia y coherencia.

Soy un agnóstico apático. La existencia (o inexistencia) de dios no me importa. En cambio, sí me interesa la congruencia o insensatez de las acciones de aquellos que eligen rendirle culto. Y de esa congruencia o insensatez depende que yo los respete. Aunque no esté yo de acuerdo en lo que creen.

Sí respeto a Georges Lemaitre, científico y clérigo. Se ordenó sacerdote. Continuó con sus estudios de física y teniendo muy clara la diferencia entre religión y ciencia modificó la cosmología moderna brindándonos un universo con un inicio y un fin.

No respeto a los clérigos que ofrecen a sus feligreses enfermos rezos inútiles a cambio de interrupciones de tratamientos de retrovirales y lana.

No respeto a quienes en sus afanes de rendir culto a dios creen que su archirival vive metido en su culo.

No respeto a quienes cometen crímenes en el proceso de exorcizar al archirival de su superheroe favorito.

Sí respeto a Gregorio Mendel. Monje autriaco. Que en sus ratos libres proveyó de -más- evidencia empírica a la evolución de las especies.

Mi respeto (o falta de él) no es a las creencias. Esas me las como, las digiero y las defeco comenzando por las propias, si no ¿qué clase de escéptico ramplón sería?. Mi respeto es a las personas. Y ese se lo ganan o lo pierden a través de sus acciones. Aunque no esté yo de acuerdo en lo que creen.

miércoles, enero 25, 2006

Mensajes ocultos y Psicofonías

Es notable la cantidad de basura que uno recibe por mail de amigos y conocidos: la cadenita que promete recompensas si uno la sigue y calamidades si la rompe, la advertencia histérica y muy retrasada de virus nuevo o peticiones de opinión sobre el engaño de moda (a mí todavía me siguen llegando mails en los que me preguntan si será buena idea saquear el erario de Nigeria).

En medio de toda esa basura a veces llegan cosas chidas. Como este video (gracias Emma) cuyo autor no sé quién chingados sea. No obstante lo blogueo en esta bosta como un ejemplo más de ese fenómeno del atolondramiento humano consistente en hallar patrones donde no los hay. Aunque el video es, obviamente, de buen pitorreo, sirve también para mostrar que es bien fácil hallar "mensajes" audibles; actividad a la que son muy proclives los paranormalistas que claman grabar voces de los muertitos. Súbanle a sus bocinas.



Powered by Castpost

jueves, enero 19, 2006

Bosta multiblog o de porque el Universo no es tu cuate

Ayer que veía las estadísticas de este blog que estaban subiendo como espuma me hice la siguiente chaqueta mental: "chido, seguro ya se corrió la voz de mis afanes por echar a andar la Feria Escéptica y en cualquier rato voy a recibir correos de patrocinadores; quizá haya que abrir una cuenta en el banco".

Como todos los que suelen ir por la vida con base en puras creencias sin fundamento, estaba yo equivocado. En realidad, el motivo de tanta visita fue el siguiente párrafo en el blog de el Huevo.

El solo hecho de creer en algo mas allá de nuestra realidad (que por más que les duela e incomode es la única valida) es muestra de que se tiene una muletilla que nos evita aceptar que en realidad no somos nada y que ninguna cosa que hagamos tiene un valor real. A eso es a lo que me refiero cuando digo que hay que mirar de frente al universo sin cagarse en los pantalones ante la frialdad e indiferencia (esto que estoy diciendo esta mal, es un error adjudicarle actitudes racionales a conceptos y fenómenos naturales, Control Zape lo puede explicar mejor, yo estoy muy guey para eso) del universo.

Esta, amiguitos, es parte de la respuesta que hizo el Huevo a un comentario de Niha.

Ahora bien, voy a hacer de cuenta que este es un meme o baton más interesante que las 5 preguntas sin chiste del viernes que muchos blogueros suelen contestar aún sin más chiste.

Ahí va mi explicación (no sé si mejor que la de el Huevo pero definitivamente sí más rollera) de porqué el Universo no es tu amigo.

Un pensamiento consolador y común consiste en suponer que somos los preferidos del Universo. Es muy sencillo y tentador creer eso. Vemos la cadena de acontecimientos casi imposibles que nos tiene aquí y nos parece que tuvo que ser orquestada de alguna forma para llegar a nosotros. Algunos de esos acontecimientos son más fantásticos que lo que puedan elucubrar todos los Tolkiens del mundo; como el hecho de que unas moléculas orgánicas hayan adquirido la característica de autorreplicarse, por ejemplo. Tan fantásticos son que ni con nuestros mejores conocimientos acertamos a explicar del todo muchos de esos fenómenos. Aún.

Llegamos incluso, en nuestros afanes de suponer que somos la quintaesencia de el Universo, a conferir características, hasta el momento exclusivamente humanas, a otras entidades de el Universo. Algunos llegan a creer que el planeta en el que habitamos nos cuida (o nos castiga) o que el sol está ahí (o lo puso alguien ahí) para calentarnos.

Todo nos parece tan finamente orquestado o diseñado que hasta algunos ateos y comecuras usan frases como esta: "la naturaleza es sabia".

Ahora, consideremos los siguientes hechos "casi imposibles" (que elegí arbitrariamente) y que definitivamente ocurrieron para que estuviéramos, ustedes leyendo esta bosta y yo escribiéndola.

a) hace un chingo, unas moléculas orgánicas se autorreplicaron y en el proceso heredaron ese truco a sus réplicas,

b) hace menos de un chingo, nuestros queridos padres, jóvenes, inexpertos y turulatos adultos, creyeron que era buena idea aparearse.

Imaginen todos los acontecimientos que hubo en medio. Catástrofes volcánicas, climáticas y meteóricas. Extinciones masivas. Guerras y conflictos que leyeron en sus libros de historia. Ideas y manías personales de sus viejos.

¿Les sigue pareciendo un plan orquestado para llegar hasta ustedes? ¿Ven algún diseño? Si no lo ven no se preocupen. Es porque no existe. Si lo ven, están igualitos a todos los que vitoreaban el traje nuevo del emperador.

Es un error creer que es cierto que "los acontecimientos ocurrieron para que estuviéramos aquí" pues, avezados lectores, no hay evidencia de ello. La pseudoargumentación que intente avalar esa idea no está sostenida más que por pura y pinche soberbia antropocentrista. No por hechos autoevidentes ni teorías comprobables.

No sabemos si los acontecimientos ocurrieron para que estuviéramos aquí. Sólo sabemos que ocurrieron. Y que estamos aquí.

Lo único con lo que podemos contar para hacer frente al resto de los acontecimientos por venir, grandes y pequeños, son nuestros muy imperfectos cerebros. Somos, evidentemente, parte de el Universo y hasta donde sabemos somos la única parte autoconciente de él. Y como partes del Universo somos sólo materia prima de él por muy autoconcientes y orgullosos que nos sintamos. Si queremos prevalecer como algo más que materia prima, no sirve de nada acudir a amigos imaginarios en el cielo. La herramienta que nos puede hacer prevalecer, de el Universo, que no está enterado que estamos aquí y de nuestra propia estupidez, es la ciencia. Hasta el momento, a trompicones y jalones, lo ha hecho. Nada garantiza que sea suficiente. Pero al fin de cuentas, no tenemos otra herramienta con capacidades de autocorrección que haga esa tarea.

Ante ese escenario, parafraseando a Randi, ¿no les parece que ya es hora de dejar de creer para empezar a crecer?

Actualización: Más razones de porqué el universo no es cuate de uno, en este excelente post.

miércoles, enero 18, 2006

Más búsqueda de locaciones

Darth Chelerious en un comentario propuso la alameda de Sta María la Ribera para la Feria Escéptica. Confieso de que a pesar de tenerla cerca y de que por ahí -en Carpio #99- da consulta el trístemente célebre Brujo Mayor de México (de quien ya nos hemos pitorreado), ni se me había ocurrido que ahí nos pudiéramos plantar. Este fin de semana iré a echar un ojo.

Mientras tanto una aclaración a uno de los comentarios.

No me voy a forrar de lana con la feria. La idea es que sea de entrada libre. Ni que fuera una convención de pirateria disfrazada de convención de comic. La lana para echarla a andar la conseguiré con base en patrocinio y mi propio bolsillo. Si no es suficiente y me tengo que prostituir para ello ya se los haré saber si me da la gana.

Ahora sí. Continuemos.

Después de la engentada coyoacanense (qué raro es escribir por primera vez palabras que uno siempre pronuncia) llegamos, la Lupe y yo, al centro histérico.

Ahí encontramos que no hay problemas de espacio (mientras no nos topemos con una manifestación o un campamento de un chingo de descontentos gritones o un 16 de septiembre).



También hallamos facilidades sanitarias y de hospedaje.





Y que podemos colgar imágenes de Sagan, Asimov y Randi (nota: preguntar a la JREF sobre el uso de la imagen de Randi) en lugar de estos.



También hay personajes que pueden usar sus superpoderes para intentar llevarse la lana del Reto Escéptico.





Dejando el pitorreo a un lado, la Plaza de la Constitución me late para la Feria Escéptica, pero dentro del marco de un evento. Como una Feria del Libro, tal vez.

Hablando de Ferias del Libro recordé que otro lugar donde éstas suelen ponerse es en el corredor de Reforma, entre la Diana y el Angel. Aunque como pueden ver, en mañana dominguera no hallé quorum.



Finalmente fuimos al otro sitio que mencionó Darth Chelerious (muy cercano al Angel). El Pasaje Esotérico de Plaza Galerías.





Esta plaza me da risa por sus pretenciones de Paseo de la Fama. Yo más bien lo llamaría el Freak Show. Vean.





Entre los contras que veo está el que no hay mucho lugar al interior de la plaza. Y hacerlo afuera de ella no sé si valga la pena.



De cualquier manera, antes de elegir alguno de estos lugares ya hay que aterrizar lo que vamos a presentar, los guiones de cada stand, el contenido de las mamparas y dos o tres configuraciones de stands para escoger.

Todo parece indicar que en el caso de que decidamos plantarnos frente a los charlatanes, donde sea, habrá que lidiar con la posibilidad de estar explicándole a alguien cómo funciona la lectura en frío mientras estamos liados a madrazos con un charlatán que alega que le bajamos la clientela porque ofrecemos lecturas gratis. De ahí que quizá no sea tan mala idea convertir la Feria Escéptica en un adendum de algún otro evento más grande.

pd. En mis ires y venires descubrí que tengo una cosa en común con el autor de Cañitas, Carlos Trejo. Compartimos código postal. Fuí el domingo pasado a su casa para pedirle su bendición en el proyecto de la Feria Escéptica (e invitarlo al Reto Escéptico a él y a todos sus "cazafantasmas" juar!). Si quieren ver por dónde queda su casa pongan en Google Earth la siguiente coordenada (pueden hacer copy/paste):
19 27' 05.68''N 99 10' 36.82''W






No hallé al mentado Trejo. Más tarde, leyendo a David Moreno, me enteré que Trejo estaba en Mérida vendiendo ficción como hechos reales.

lunes, enero 16, 2006

Locación por el sur

Este fin de semana, a manera de ejercicio de visualización, la Lupe y yo nos lanzamos a echar un ojo a algunos posibles lugares para plantar la Feria Escéptica.

Primero pasamos a Coyoacán.

Confieso que al principio no me convencía la idea. Me imaginé poniendo nuestros stands y culos escépticos ahí y que sólo tendríamos a los siguientes asistentes:



¡Qué equivocado estaba yo¡ Ya había olvidado el motivo por el que tengo baneado a Coyoacán como destino para pendejear en fin de semana. Está atascado de gente o de algo que lo parece Con razón Jorge ibargüengoitia se largó.



Coyoacán no está exento de personajes a quienes podamos invitar al Reto Escéptico, a saber:





a) profesionales de la lectura en frío (con profesionales no me refiero a que sean chingones adivinando, sino a que cobran por ello).



b) satanist... digo zapatistas wannabe (disculpen uds. el pitorreo chafa pero me cae que el "zapatismo" del Jardín Hidalgo tiene elementos de culto cuasireligioso -como la adoración de la figura del líder, por ejemplo-).



c) y un mimo (sí, lectores, ellos también necesitan del pensamiento crítico, quién les haya dicho que se ven chidos mintió).



También abundan visitantes a los que, no les caería mal algo de escepticismo. Aunque en este caso, después de la metida de mano que recibió la chava de la foto quizá comience a pensar por sí misma que no hay nada supernatural en una pinche limpia.



Vean nada más la parafernalia paranormal en venta. Tan cabrona estaba la vendimia de dislates que en un descuido hallé a la Lupe adquiriendo una pulsera con superpoderes... shame on you!!! (admito que la mentada pulsera está bonita pero sí veo díficil que haga... er...¿cuáles eran los superpoderes de la pulsera, Lupe?).

Por último, he aquí algunos lugares en Coyoacán que parecen disponibles para armar nuestro tinglado.






Luego de que la Lupe me aclaró que la pulsera la compró por motivos puramente ornamentales fuímos al Centro a seguir evaluando locaciones para la Feria Escéptica, pero eso es tema de la próxima bosta.

viernes, enero 13, 2006

Frases hechas

Por estas latitudes el español que usamos suele estar plagado de frases hechas que ante un poquito de escrutinio escéptico se revelan como lo que son: puros sinsentidos que suenan a mentadas de madre a oídos escépticos, castos y puros. Como los de su mera servilleta.

Veamos algunas:

Si dios quiere...
Yo no tengo bronca con quien vaya por la vida rindiendo culto al personaje supernatural (y a todas luces ficticio) que más le agrade y le plazca. Lo que en cambio sí me parece una insensatez es que se tracen planes suponiendo que haya alguna oficina en el cielo al que llegan los proyectos de uno con el objeto de recibir la venia divina para su ejecución. Si ese fuera el caso, quien esté a cargo de esa oficina ha resultado ser peor que un burócrata necio y caprichoso. Imaginen a quien esté a cargo recibiendo la siguiente petición y considerando que es buena idea llevarla a cabo:

Frente a todo esto, nosotros, los nacionalsocialistas, tenemos que sostener inquebrantablemente nuestro objetivo de política exterior, que es asegurar al pueblo alemán el suelo que en el mundo le corresponde. Y esta es la única acción que ante Dios y nuestra posteridad alemana puede justificar un sacrificio de sangre; ante Dios, porque sobre la tierra hemos sido puestos con la misión de la lucha eterna por el pan cotidiano; ante nuestra posteridad, porque no se vertirá la sangre de un solo ciudadano sin que este sacrificio signifique la vida de otros mil ciudadanos de la Alemania futura. (Extraído de Mi Lucha. La de Hitler, gente no la mía.)
Quizá a diosito le haya parecido buena idea en su momento.

Traer a un niño al mundo.
¿Traerlo de dónde? ¿de París? ¿o del mismo lugar al que uno va al morir (suponiendo, ya no que haya un lugar, sino ya de perdida que quede un "uno" después de tan terminante acontecimiento)? ¿o de la misma región del universo de donde viene tanto pinche ovni a abducir a vírgenes y no tan vírgenes mientras hacen pintas extrañas en campos de cultivo? Misterio total.

Las cosas pasan por algo
Dejemos a un lado las discusiones sobre la causalidad en el universo y la perogrullada intrínseca que significa decir que "las cosas pasan por algo". Tengamos sólo en cuenta que esta frase se usa normalmente como medio consolatorio ante alguna calamidad propia o ajena. Ello supone la existencia de algún mediocre guionista universal que tiene trazado nuestro camino para que lleguemos a un final feliz y ñoño. O peor tantito, que nada más podemos llegar a ese final feliz y ñoño a través de puro pedo, mitote y vericueto. Demasiadas películas de Marga Lopez, tal vez.

Esto que sonó a pitorreo chafa, no lo es. No por que no sea chafa sino porque después de pensarlo un poco uno descubre que dice más burradas que las que se cree (otro ejemplo magistral de ello es la gran frase "metafísicamente hablando").

Yo por eso, metafísicamente hablando, si dios quiere porque las cosas pasan por algo, voy a traer al mundo, no a un niño pero sí a la feria escéptica de la ciudad de México (¿ven amiguitos qué tarugo se oye uno hablando así? no lo hagan o si lo hacen, procuren que no haya nadie cerca).

Otro asunto. Durante el fin de semana me iré a pasear a lugares donde estaría chido montar la Feria/Expo/Reto. De paso voy a echar un ojo a algunas locaciones alternativas por si no cuaja la primera opción. Postearé al respecto durante la siguiente semana.

Actualización: Leyendo el newsletter de la JREF de esta semana me encontré con la siguiente observación de Randi concerniente a los dislates de la esposa del gobernador de West Virginia consistentes, a su vez, en afirmar que el reciente desastre minero y posterior rescate de una persona que sufrió daño cerebral es prueba de la existencia de diosito y sus milagros.

When is the religious population of this Earth going to start figuring out that they haven’t got invisible friends living in the sky or under the ground who do these things?

Let’s grow up, shall we?

miércoles, enero 11, 2006

Bosquejo Preliminar

Gracias a todos por las porras. Creo que se puede hacer de este un proyecto comunitario y por tanto más chido.

He estado leyendo material sobre escepticismo para bosquejar la Feria o Expo Escéptica aquí en México (léase que me estoy fusilando material de las primeras SkeptEx que se han hecho en Toronto).

He aquí algunas ideas de lo que se puede presentar. En la medida que esto se vaya acotando (o ampliando), se aterrizará lo que se necesite en términos de espacio para elegir un lugar (comentarios, ideas, sugerencias y mails de odio como siempre son bienvenidos):

1. Un(a) "psíquico(a)" que ofrezca lecturas en frío de los asistentes con la posterior aclaración de cómo fué que llegó a sus conclusiones. No estaría de más mostrar, al terminar cada lectura, un registro de hits y errores contra adivinanzas hechas.

2. Un(a) "astrólogo(a)" que ofrezca elaborar cartas astrales a los asistentes. Ya tendremos previamente hecha la mentada carta astral y esta "corresponderá" de preferencia a alguien polémico como Hitler o el mataviejitas (estoy, obviamente, usando mis poderes de clarividencia para concluir que para la expo ya sabremos la fecha de nacimiento del mataviejitas, juar!). Cuando los asistentes califiquen la precisión de la carta astral se revelará con qué fecha de nacimiento se elaboró la carta y los papanatas históricos que han nacido en ese día.

3. Un(a) "medium" que se comunique con los espíritus del éter a través de una tabla ouija. Después de cada show hablará del efecto ideomotor y hará una demostración de lo ilegible que resultan los mensajes de los espíritus si se juega a la ouija con los ojos vendados.

4. Un stand para que los asistentes prueben sus habilidades telepáticas. Al final recibirán sus resultados y una explicación del significado matemático del azar.

5. Y un reto escéptico (er... no tengo un millón de dólares pero creo que se puede juntar una vaquita de una cifra de 4 dígitos de perdida [en pesos gente no se emocionen]) que va a estar abierto desde la inauguración hasta la clausura. Dicho challenge consistiría en que los asistentes adivinen... perdón, usen sus poderes psíquicos para describir las fotos de objetos muy concretos que habrá en cinco sobres cerrados y sellados. En la clausura se abrirán los sobres y se publicarán los resultados de los que se hayan animado a aceptar el reto.

Estoy considerando invitar en alguna ponencia sobre creacionismo vs evolucion o sobre otros temas a gente como Enrique Ganem y Mario Mendez Acosta (falta ver que 1. acepten y 2. que su agenda los deje).

Actualización: Faltó agregar una demo de suicidio homeopático con chochitos para dormir.

lunes, enero 09, 2006

Harto. Y una idea.

Esta no es la continuación de la campaña Ya Estamos Hartos (a la que por cierto ya le hace falta una desempolvada). Tampoco me estoy despidiendo de la blogueada pues el paranormalismo, la pseudociencia y la llana estupidez, que tantos bytes y pitorreos han provocado, no se han agotado. Si ese fuera el caso (el del agotamiento de la pseudociencia, no mi retiro) viviríamos, definitivamente, en un mundo mejor; más cercanos al ideal asimoviano de una humanidad con el futuro en las estrellas (no zoquetes, Asimov no se refería a la astrología cuando dijo eso).

Explico mi hartazgo.

Estoy harto de ver a los medios masivos asaltados por una cohorte de profesionales muy duchos en sacar la nota pero con una disciplina lamentable en este asunto de preguntarse si lo que ofrecen como información es cierto o no.

Estoy harto de ver a científicos y a profesionistas que por quién sabe qué razones olvidan lo más valioso de su formación: el pensamiento crítico, escéptico y científico, y abrazan alguna bandera paranormal.

Estoy harto de ver una oferta creciente de soluciones a dilemas importantes en la vida de uno, muy apantalladoras en apariencia y que en el fondo sólo son promesas vacías.

Estoy harto de ver a gente que quiero, vivir autoengañada.

Pero lo que más me tiene hasta la madre es la actitud de "vive y deja vivir". Algunos quizá la consideren respetable y razonable. Yo no. No solamente ha probado ser insatisfactoria como filosofía de vida, personal y comunitaria, sino que las últimas veces que me he visto al espejo y reconocido esa actitud en mí, he terminado odiándome. Mucho.

Voy a hacer algo al respecto. De preferencia de una manera más divertida que recurrir al expedito recurso de sacarme los ojos o de pasar la vida agradable, cómoda y convenientemente dopado.

Se me acaba de ocurrir que puedo concretar esto que sucede anualmente en Canada. Aquí mero. En mi ciudad. Sólo un fin de semana. Aunque sea yo solo. Aunque sea una sóla vez. Aunque no se paren ni las moscas. Vale la pena intentarlo.

Y este, señoras y señores, es mi proyecto de año nuevo (al que está invitado quien quiera participar [añada el lector sonido de aullido de coyote de Coyoacán y el raspado de patas de un grillo del árbol de la noche triste]).

La Primera (y quizá la única) Expo (juar! si sólo había pensado en 3 stands, chále con mi megalomanía) Metropolitana(?) de Escepticismo, Magia, Razón y Ciencia.

Nota para mí mismo: prescindir de lo de Metropolitana en el título (la neta esa palabreja se oye del nabo [un cordial saludo a los que hayan estudiado en la metro]).

Otra nota para mí mismo: Échale galleta para que esto no se vuelva un puñado de stands mal puestos y peor atendidos. O peor aún, otra idea de tintero.

Última nota para mí mismo: Ponle una fecha cuando tengas claro el tiempo a invertir. De preferencia una que sea anterior (por varios meses) al 31 de diciembre.

jueves, enero 05, 2006

*** sigh ***

(Via The Guardian)

Pastores en Nigeria están causando enormes problemas al clamar que curan a los que sufren de VIH

Algunos feligreses seropositivos sufren en manos de sus pastores que, para atraer a más feligreses -y en consecuencia más lana al momento de hacer las ofrendas- alegan que pueden curar a su congregación de VIH.

Los líderes de la iglesia instruyen a los feligreses a que oren para recibir su bendición. A los creyentes les dicen que estarán cayendo en actos contra la fe si continuan con sus tratamientos de drogas antiretrovirales (ARVs) o si toman un test de VIH para confirmar su condición. Esto conduce a la tragedia a muchos.

...

El fenómeno está alcanzando todas las clases sociales. Moses Garba Dashe, un funcionario civil, creyó recientemente que se había curado y dejó de tomar sus ARVs. Pronto cayó enfermo. Mientras dejó su medicamento, que se supone debía tomar de por vida, la cepa de VIH que lo infectó se volvió resistente a su régimen de drogas (control_zape: y aún hay necios que creen que la evolución no ocurre).

"Un reverendo (control_zape: hijo de la chingada añadiría yo) de la Iglesia de Cristo vino a mi casa. Oró conmigo y me dijo que había sido curado y dijo que debía pagar 60,000 naira (472 USD) por un remedio de hierbas", comentó el sr Dash. "Hicieron lo mismo con mi hija, que eventualmente quedó paralizada, cayó inconsciente y murió en febrero del año pasado."
(Nota completa)

¿Alguno opina que "creer un poquito no le hace daño a nadie"? Yo no.

miércoles, enero 04, 2006

¿Qué clase de bicho es Tony Robbins?

Hace un par de bostas me llegó un encargo en un comentario:
HOLA HÉCTOR...

POR FAVOR REVISA ESTO:

http://www.tonyrobbins.com

Y DIME SI ES TIPO ES UN CHARLATÁN O ALGUIEN MERAMENTE AMABLE...

Muchas gracias... -ABZ

Ante todo aclaremos algunos términos en tu pregunta, estimado ABZ.

Charlatán: Dícese del cabrón (o cabrona) que está perfectamente conciente de que las soluciones que ofrece (sean o no alegatos paranormales) son falsas y fraudulentas. Si además de promover la ignorancia y la credulidad suelen sacar alguna lana de ello, también son estafadores. Estos bicharajos ante la confrontación directa se esconden debajo de la piedra más cercana alegando demencia o que dejaron los frijoles en la lumbre, con el fin de que no se les caigan los beneficios que obtienen de sus engaños (ejemplos clásicos: John Edward, James Van Praagh, Sylvia Browne, el guey que dejó todos esos hoyos de seguridad en WindowsXP y mi exabogado).

Alguien meramente amable: Este bicho anda por la vida autoengañado (si saca provecho de la evangelización de la fantasía en la que vive es otra historia). A veces estos bichos se confrontan a la realidad (como los que llegan a efectuar el reto Randi). Ante el madrazo de su fantasía con la realidad algunos insisten en vivir autoengañados con nuevas excusas. Otros, dejan de ser bichos y se vuelven escépticos (ejemplo de esto último via el newsletter de Randi).

Ahora sí, veamos qué onda con Tony Robbins. Él no alega que habla con los muertos ni que cura a la gente a distancia ni que protagonizó un gangbang (bravo!! visitas sin esfuerzo) con los tripulantes de un ovni. ¿Qué vende Tony Robbins?

Chaquetas mentales en CD y DVD.

Vean los títulos

  • Get the Edge
  • Personal Power
  • The body you deserve
  • Living Health
  • The Time of your Life
  • Live with Passion!
  • Conquering Overwhelming Loss
  • Leadership in Times of Crisis
  • Ultimate Relationship Program
  • Power of Certainty
¿Suena bonito? Escrutinemos un poco más.

Si se revisan algunos de sus materiales (ojo: se necesitan dosis masivas de tolerancia y amor al prójimo para no terminar aventando la laptop a la chingada) uno se encuentra durante los discursos chaqueteros de Robbins frases que sólo se esperaría encontrar en un bonito libro de fantasía o en un RPG.
  • Emotional charge
  • Magically attract things
  • Create unstoppable momentum
El discurso suena bonito pero no concreta absolutamente ninguna acción. Básicamente porque en el mundo real, no en el de Tony Robbins, las cosas ocurren con base en el trabajo de uno y no en puros deseos.

Entre estos elementos y su campaña de relief a las víctimas del huracán Katrina los esfuerzos de Tony Robbins adquieren toda la pinta de religión organizada (léase vacías promesas de una vida mejor a cambio de lana) disfrazada de métodos de autoayuda. No muy distinto de otros merolicos como Miguel Angel Cornejo y Cuauhtemoc Sanchez.

Ahora bien, regresando a la pregunta original. ¿El señor es un charlatán o no? Sin confrontarlo no tengo forma de saber si cree que de veras funciona lo que vende. Lo que sí puedo decir es que tiene muchas marcas de la charlatanería profesional.

pd. Que Larry King endose a Robbins tampoco ayuda a que lo catalogue como una "persona meramente amable".

lunes, enero 02, 2006

Empezamos bien el año...

Hoy voy a exponer un poco de mi approach verbal cuando la promoción y evangelización de la credulidad y la pseudociencia alcanzan tales niveles en mi inmediata vecindad, que está cabrón que me quede callado.

Ocurre, amiguitos, que estaba yo celebrando el primer día del año echado en un sillón y contemplando el ir y venir de un mosquito desde mi rincón apacible. En eso estaba cuando una marabunta de familiares llegó a zamparse el recalentado de la cena.

Ante tanta algarabía me parapeté detrás de un libro.

Durante los siguientes minutos iba yo avanzando en la lectura y de vez en cuando llegaban a mis orejotas frases como las siguientes:

- ... es que la medicina cuántica es una panacea.

- ... es que tienes que creer en ella y ser positiva para que te funcione.

- ... es que a fulano que se estaba muriendo de cáncer ya lo curó.

-... es que a mi me deshizo la hernia.

-... es que me controló la diabetes.

- ... es que a mi hija le salvó la vida.

- ... es que tu no crees en ella y por eso no te funciona, ¿ya viste la película What the bleep do we know?

Aquí fue cuando le dije un tierno adios a mi afabilidad y a mi serenidad kaliman-alike.

Dejé el libro que estaba leyendo y avancé a la mesa donde se discutía sobre salud y la terapia de la medicina cuántica.

- Esa película es falsa – informé.

En reuniones familiares sólo abro la boca para decir buenas tardes, para comer y para eructar así que mi intervención tuvo la atención de los presentes. No por mi elocuencia sino porque hasta ese momento han de haber pensado que era yo mudo o tonto.

- ¿Ya la viste? - me cuestionaron.

- Sí, dos veces, y es un fraude y una tomadura de pelo– grazné.

- Pero ¿porqué dices que es falsa? Yo la ví y no le entendí... no le entiendes aunque la veas mil veces.

Logré contener en mi interior la respuesta obvia a esa réplica ramplona. En su lugar lancé una perorata que incluían los siguientes temas:
  • El protocolo de doble ciego y el efecto placebo.
  • Los esfuerzos didácticos de "suicidio" de parte de asociaciones escépticas usando medicamentos homeopáticos para dormir o venenos preparados homeopáticamente.
  • Los "experimentos" completamente anticientíficos de Emoto gritándole a impasibles vasitos de agua.
  • La insensatez consistente en que la mecánica cuántica, como funciona chido a escalas subatómicas, puede ser usada por analogía para explicar fenómenos paranormales como ESP, terapias holísticas sacadas de la manga y platicar con los muertos.
  • Los afanes de la JREF y de Randi para que los defensores de dichos fenómenos supernaturales, con 1,000,000 de dólares en juego, logren presentar evidencias satisfactorias que los avalen.
  • La falacia de autoridad y de que vale madres que un científico con credenciales impresionantes avale alguna terapia o una película. Pues no hay ningún currículum que garantice que a cualquier ser humano ya se le quitó lo pendejo y por tanto es infalible (el Papa incluido) y de ahí la importancia de la ciencia como única forma de saber qué cosas son ciertas y qué cosas son engaños.
Después de mi perorata, los argumentos que recibí consistieron en pura evidencia anecdótica y descripción de espeluznantes síntomas personales curados milagrosamente gracias a la medicina cuántica. (Debo reconocer que dichos síntomas me los pintaron con entusiasmo de director de película gore lo cual siempre es entretenido).

Entonces tuve una epifanía escéptica (si es que tal cosa existe). Gracias a la permanencia de la obra de Asimov, Sagan, CSICOP, Randi y Chonita la Yerbera de la esquina (y a uno que otro comentario atinado de uds, lectores) pude aventar el siguiente rollo:

- Aclaremos algo. No intento convencerlos de que ya no recurran a la medicina cuántica y a la homeopatía y a las explicaciones pseudocientíficas de sus practicantes. Si ello los hace sentir bien y felices, adelante. Lo único que estoy tratando de transmitir es la siguiente crítica a una terapia que les venden como panacea. El mundo se enfrenta a crisis de auténticas pandemias: cáncer, sida, diabetes, solo por mencionar algunas. Si hay un doctor que clama curar alguna de (o todas) esas enfermedades de acuerdo a las anécdotas que me cuentan, ¿porqué no hace lo mismo con millones de seres humanos productivos que sufren por esas enfermedades?"

- Es que no le van a creer – me replicaron.

- La respuesta es otra: no puede. Y esa es la diferencia entre medicina hecha con ciencia de a de veras (como ejemplo está la erradicación en el planeta de la viruela) y una terapia dudosa que ni sus propios practicantes pueden explicar cómo funciona, menos aún reproducirla a gran escala. Y ante ese hecho se vuelve más importante dedicar esfuerzos personales y comunitarios a escrutinar si un tratamiento dado es efectivo o sólo creemos que es efectivo.

En este punto decidí cambiar de tema pues temía que ni todos los chochitos ni todos los tratamientos de medicina cuántica del mundo evitaran que les diera una apoplejía a mis interlocutores por cuestionar sus creencias. Decidí contarles sobre Uri Geller y Randi y otros temas menos espinosos.

No estoy muy seguro de que mi mensaje haya sido recibido.

No obstante, tengo mucha confianza en haber logrado instaurar la semilla de un sano escepticismo en mis oyentes: para los próximos guateques de fin de año van a estar muy escépticos acerca de la conveniencia de invitarme (juar! juar!).