jueves, noviembre 30, 2006

Pitorréate de Quo y llévate un premio

En varios parabuses de la ciudad de México uno se puede encontrar la siguiente portada de Quo para su número más reciente; el del mes de noviembre.



Me imagino al editor de Quo (o a alguno de sus achichintles) sentado en la taza del baño allá por septiembre pensando de qué iba a tratar el número de noviembre.

- ¿Porqué no hacemos el número sobre el más allá aprovechando que noviembre es el mes de los muertos? - quizá reflexionaba el editor (o el editor adjunto) entre pujidos.

Ya más díficil de imaginar es la manera en que la caterva de colaboradores de Quo decidió que era buen material tanto lugar común al que recurrieron para hacer el contenido editorial.

Vean nada más la siguiente perlita:
"Cuando nos cambiamos a otra casa [...] sucedió algo muy extraño. Mi hermana y otras jovencitas de su misma edad, de 20 a 25 años, en forma sorpresiva enfermaron de tuberculosis. En aquella época no existía la penicilina, por lo que estuvo un mes agonizando y, finalmente, murió en frente de mi mamá y yo. [...] Hace poco visité esa casa y la nueva dueña me contó que en medio de la sala nació un árbol muy grande, destruyendo toda la casa", comenta Bety, abogada de profesión [...].
En el testimonio de la tal Bety, que sirve para que la colaboradora de Quo, Elena Cantú, entre en materia en su artículillo magufo titulado Almas en pena, hay al menos dos inconsistencias gordas. Quien las señale primero (y esté en el DF o en Cuerna pues no tengo lana para andar pagando envíos foráneos) se hará acreedor a un libro de Jorge Ibargüengoitia que se llama Sálvese Quien Pueda (que por despistado adquirí dos veces, duh).

Anímense y lléguenle a los comentarios.

pd. Con todo y que Quo cita a jocosas personalidades como Alejandro Parra del Instituto de Psicología Paranormal de Buenos Aires y a Hugo Alberto Iarza del Centro de Investigación de Parapsicología Científica (sic e hic), alcanza a dedicar un párrafo muy breve y muy escondido a Michael Shermer a quien también cita: "No existe lo paranormal o lo sobrenatural, existe lo normal, lo natural y los misterios por explicarse. Es trabajo de la ciencia y no de la seudociencia, resolver esos acertijos".

Muy bien. Nomás que en Quo o no conocen la diferencia entre ciencia y pseudociencia o no les interesa señalarla en aras de una venta facilona.

miércoles, noviembre 29, 2006

Rasgadura de vestiduras

En el último capítulo de la telenovela nacional los diputados del PAN y del PRD se liaron a madrazos -a ratitos- para hacerse con la tribuna del Congreso de la Unión, lugar donde de acuerdo a la vetusta liturgia constitucional (a la que ya le urge una manita de gato), el presidente electo por la marrullería del IFE, Felipe Calderón tomaría protesta el próximo 1ero de diciembre.

Ayer por la tarde y hoy en la mañana en los noticiarios que seguían la noticia más de un conductor obtuso se rasgaba las vestiduras exclamando: "¿qué van a pensar de nosotros en el extranjero?"

El temor de caer en el desprestigio internacional, por esa causa, es infundado. Para muestra un botón: hemos sido testigos de peleas en congresos de otras partes del mundo, como Corea del Sur y ni la tan cacareada democracia en ese país se fue al nabo, ni la comunidad internacional le hizo el feo por unos cuantos intercambios de bofetadas de sus legisladores (que es a todo lo que llega la habilidad pugilística de un diputado aparentemente y el único motivo fundado de desprestigio).

Quizá alguno revire, pero es que se trata de la toma de protesta de un jefe de estado.

Concedido. Nomás que si Felipe Calderón, fuera una décima parte del estadista investido de modernidad que dice que es ya hubiera invitado a todos los que quisieran verlo tomar protesta a otro lado y san se acabó.

Rásguense las vestiduras cuando ocurra el siguiente diálogo.

Reportero: Oiga diputado ¿le disparó a su compañero diputado por ser de oposición?

Diputete: No. Le disparé porque me vió feo.

lunes, noviembre 27, 2006

El Estanquillo


El sábado la Lupe y yo visitamos el Estanquillo (Isabel La Católica y Madero, al lado del Mixup).

El recién inaugurado museo tiene dos aspectos que me placieron:

1. La museografía está chida, y

2. la entrada es libre, lo que agradecí efusivamente al darme cuenta que en la cartera traía nomás 20 pesos.

Ahora bien, si una monja adoratriz de la vela perpetua me preguntara de qué va el museo, le diría algo así para animarla a salir de su cárcel autoimpuesta: "a través de dibujos, fotografías, litografías, no se cuántas grafias más y algunas maquetas multimedia se ofrece un retrato de la ciudad y de la historia de México, a manera de crónica, desde la época de la colonia hasta la actualidad."

Pero si me hiciera esa misma pregunta cualquiera de ustedes, avezados lectores, añadiría: "un lugar donde pasar el tiempo antes de caerle a la cantina."

A continuación algo de lo que me llamó la atención:


Santo Domingo hace un par de siglos

Monero del siglo XIX

Gangbang del porfiriato

Gente del méxico rural de 1900. Hay lugares en el país en donde no se nota el paso de los años.

Los espectaculares de antes.

Six feet under de tiempos de doña canica.

Don Porfirio con la bucólica tranquilidad que da la ignorancia



De cuando el socialismo era un ideal y no un chiste mal acabado.

Suripantas de los 30's

Mucha Lucha

Mono de protesta del 68



Fútil reconstrucción después del sismo



sigh...



Policleto

El estanquillo antaño

Vista desde el cuarto piso

domingo, noviembre 26, 2006

adsense y librepensar

Quizá, avezados lectores, hayan notado que he aplicado a adsense.

Yo era el primer sorprendido cuando leí que me aceptaron. Creía que en google me iban a mandar a freir espárragos por algo que llaman excessive profanity; nunca aclararon cuántos cordiales chingas a tu madre dirigidos a charlatanes y engañabobos indignantes son necesarios para ser profano en exceso.


Mientras, o bien me corren de adsense, o bien aprendo a usar los mentados filtros, por algún tiempo vamos a ser testigos de un bonito desfile de publicidad promagufa y proparanormal en la parte superior del blog (me parece haber visto un link a un grupo de mariachi cristiano; muy devoto y muy gritón).

Convertirse en suripanta publicitaria no es anti escéptico. Se me ha ocurrido que los magufos a quienes esté anunciando adsense son excelente material para pitorreo y/o análisis crítico.

jueves, noviembre 23, 2006

Banco anumérico

Recientemente. en una conferencia telefónica con ejecutivos de un banco para afinar una prueba piloto, ocurrió algo muy parecido al siguiente diálogo:

Banco: Queremos que el campo de años de residencia de la información domiciliaria sea de 7 dígitos.
control_zape: ¿Esperan que algún cliente llene ese campo con 7 dígitos?
Banco: ¿...?
control_zape: Porque si es así me gustaría conocer al cliente. Ha de ser interesante platicar con alguien que lleva viviendo en el mismo domicilio más de un millón de años.

Más adelante,

Banco: El campo de dependientes económicos lo queremos de 11 digitos.
control_zape: Al cliente que les llene de digitos ese campo me latería más conocerlo que al anterior. Mantener a más gente de la que está en el planeta no es tarea fácil.

Y el colmo,

Banco: El campo años de antiguedad de información laboral debe ser de 7 dígitos.
control_zape: Pobre del que lleve tanto en la misma chamba.

Para que vean que ser computito no es del todo aburrido, el disparate del banco me llevo a preguntarme cuántos años tiene nuestra feliz especie. De acuerdo a la wikipedia como Homo sapiens llevamos 200, 000 años. Los más antiguos del genero Homo, también de acuerdo a la wikipedia, son los Homo habilis, de 2.4 a 1.5 millones de años de antigüedad.

Quizá esos sean el target del banco.

pd. Al final concluí que el banco, si no es anumérico, es enternecedoramente ambicioso. Ha de suponer que va a seguir en el negocio de sacar lana de la cartera de sus clientes dentro muchos cientos de miles de años.

miércoles, noviembre 22, 2006

Las bondades de bloguear

Bloguear vale la pena no porque el número de visitas diarias sea de cuatro dígitos, ni porque periódicamente google le mande a uno un cheque de una cantidad que sirve para organizar una buena peda (acontecimientos ambos que no me han ocurrido y según todas las apariencias ni me ocurrirán).

Bloguear vale la pena cuando suceden cosas como esta.


Próximo Café Conciencia: Enfermedades Virales Emergentes



El próximo viernes 24 a las 19:00 hrs en la Terminal (Rayon esq Morelos, Cuernavaca Centro -buenas trancas-). La charla será a cargo del Dr. José Ramos Castañeda.

Más información en el blog de Café conciencia.

Por ahí nos vemos.

viernes, noviembre 17, 2006

Con esos "líderes" no van a llegar al cielo, cristianos

De acuerdo a esta nota de El Universal, el trístemente célebre gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, se aventó la siguente perla durante la clausura del Séptimo Seminario de Liderazgo Cristiano 2006.

"Sólo Dios quita y pone a las autoridades."

Y yo creía que eran cosa de antaño los delirios de divinidad con los que algún imbécil se aferraba al trono.

miércoles, noviembre 15, 2006

Viendo mi futuro

Dice la lupe que me parezco a un fulano que se llama Lewis Smith. Es conocido en estas latitudes por participar en los 80's en una notable serie de televisión; Norte y Sur (digo notable porque a muchos les gustó mientras que a mí me pareció execrable).

Yo por más que hago no le veo ningún parecido a mí. Pero a los que la lupe pregunta (y que son lo suficientemente vetarros para acordarse de esa serie) están de acuerdo con ella.

Resignado pues a considerar que el que sufre de prosopagnosia sea yo y no los demás, se me ha ocurrido la siguiente idea peregrina: si dicen que me parezco a Lewis Smith cuando estaba alrededor de sus 30s quizá mirar una foto actual de él me dé una idea más o menos clara de cómo voy a estar dentro de 20 años.

Juar! Voy a ser un monstruo.

martes, noviembre 14, 2006

Basta con eso del Karma

- La culpa es del karma – aseguran unos.

- ¿Qué no sabes lo que son los puntos karma? - preguntan otros.

- Prefiero no salir. Traigo mal karma – se excusan algunos.

Escuchar o leer (hay blogueros que recurren mucho a ese tema) alguna de estas frases prácticamente es garantía de que el que la expresa se vuelva merecedor de toda mi conmiseración por andar repitiendo como perico puras pendejadas.

¿Porqué?

No se debe a que la famosa teoríamoraldeacciónyreacciónkármica sea no falsable (es decir que no se pueda probar) y por tanto sea una reverenda tontería como excusa para fincar el comportamiento.

Tampoco se debe a que sus proponentes recurran a razonamientos torcidos -como el dislate de la reencarnación- cuando uno les señala lo obvio: cosas buenas les suceden a "ojetes" y cosas malas les suceden a los "buenos"; y reviren que si ello ocurre se debe a alguna deuda moral fincada en otra vida y que está siendo cobrada por el karma, en su papel de usurero cósmico.

Y menos aún se debe a lo disparatado de las opiniones respecto a la acción y reacción kármica (hay quien afirma que basta con desear que algo malo le ocurra a otro para que el universo se desquite con uno; y hay quien afirma que hay que ser homicida comeinfantes para ser recipiente de la ira divina o kármica).

La razón por la que las frases del inicio de esta bosta son dignas de todo mi penajenismo consiste en que muestran que su usuario, perplejo -como todos- ante la complejidad de la realidad, se aferra a la esperanza vana de que su vida es lo suficientemente interesante e influyente como para que una entelequia que se inventó un hindu hace muchos años lleve un score de lo que hace y piensa.

pd1. La versión budista del karma está aún más críptica. Dicen los enterados que hay karma "fuerte" "débil" y que hay que verlo como una forma de "sembrar intenciones para cosechar acciones" y así, o bien dar más vueltas en el carrusel del samsara o alcanzar el nirvana.

pd2. Una de las cosas que más risa me da es cuando me mal citan a Newton para decirme que el karma ocurre.

viernes, noviembre 10, 2006

Post irreverente prenavideño (+ 2 actualizaciones)

Una de las ventajas de ser ateo (o agnóstico apático como su servilleta) es que la navidad la puede uno celebrar cuando se le antoje.

Yo ya comencé.

pd. Pitorreo cortesía de Bob aka el modisto de Jesús Crucificado.


Actualización 1: Alguien me ha mandado un mail llamándome la atención sobre mi chauvinismo pitorrero. Me preguntan porqué no hago lo mismo con Mahoma por ejemplo. Ahí está pues (nuevamente cortesía de Bob).

Actualización 2: El comentario de Chewbasca me hace darme cuenta que no todo mundo va a encontrar entretenido jugar con la imagen de Jesús o Mahoma. Si ese es el caso les propongo que le echen un ojo al hate mail que publica Bob en su página. Quizá no sea ni divertido ni entretenido, pero sí ilustrativo.

jueves, noviembre 09, 2006

Sociedades en Convivencia

Hace unas horas fue aprobada la Ley de las Sociedades en Convivencia en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Esta ley, permite básicamente que cualquier relación de dos personas adultas, independientemente de su sexo y de sus preferencias sexuales, a quienes no unan lazos sanguineos y que hayan decidido vivir y formar un patrimonio juntos, sea reconocida jurídicamente y por tanto tenga derechos. Como el de sucesión.

Ante esta ley ha habido muchas reacciones en contra. Los que se oponen, en su estrechez de miras, sólo conciben al matrimonio y al concubinato como las únicas relaciones entre 2 adultos no consanguineos. Y por tanto las únicas dignas de ser reconocidas jurídicamente.

Ignoran además que una Sociedad en Convivencia (en la versión actual de la ley) no es una figura jurídica equivalente al matrimonio ni al concubinato. Por ejemplo, la primera no puede adoptar chamacos mientras que las últimas sí tienen esa prerrogativa.

Entre esos miopes desinformados hay quienes además creen que tienen una línea directa con diosito y que este les dicta cómo debe vivir la sociedad. Con esa idea errónea y contraproducente en la cabeza esgrimen a "los valores tradicionales", a la "familia" y hasta el "evangelio" como argumentos contra la Ley de las Sociedades en Convivencia.

A todos ellos (entre los que hay gente de la Iglesia Católica, la Unión Fraternal -juar!- de Iglesias Cristianas y Evangélicas y la Unión -que nomás lo es de nombre- Nacional de Padres de Familia) les digo lo siguiente:

Está muy bien que deseen defender lo que consideran valores tradicionales y lo que consideran una familia bendecida por su amigo imaginario en el cielo: con una mamá en la cocina, un papá dizque trabajando e hijos dóciles y obedientes.

Lo que no está nada bien es que pretendan que no hay quienes consideran esos valores caducos e inadecuados para sus particulares vidas. O aún peor, que su versión de guión de vida es la que debe rulear.

La Ley de Sociedades en Convivencia no es perfecta pero resuelve la inaplazable necesidad de considerar que vivimos en una sociedad mucho más rica y plural que la que se imaginan por su blblia, su pastor dominguero o su moral mocha.

Por eso celebro que como sociedad de país bananero hayamos dado un paso adelante para parecer más humanos y menos borregos.

Lento pero ahí vamos.

pd. No se requieren de autoproclamados poderes de adivinación para atinarle al partido de los asambleístas que se oponían a esa ley.

miércoles, noviembre 08, 2006

Cubiertos doblados (mejor usa una tranca Uri Geller)

Este último par de semanas ha estado del nabo y el último fin de semana lo ha sido aún más. El sábado posteé un exabrupto que ya borré (gracias Chewbasca por comentar).

Con todo y que estaba muy encabronado y desilusionado (creía que al ser escéptico, perder ilusiones no iba a ser doloroso; falso), reconozco que finalmente es liberador deshacerse de ideas que se hacen humo ante la realidad. Aunque sean ideas muy queridas, snif.

De cualquier manera es mala excusa para no postear. Así que continuemos con lo nuestro.

---------------------------------------------------------------------------------

El único momento digno de reseña del fin de semana pasado ocurrió cuando el gordo y yo fuimos a La Terminal. El lugar donde han transcurrido las últimas ediciones de Café Conciencia.



Me contaban Jaime y Mónica -los dueños del lugar- que La Terminal es el único lugar en donde uno puede comerse unas trancas. Las trancas consisten en un par de enormes trozos de milanesa de res o de pechuga de pollo, preparados con receta secreta, rellenos de jamón, piña, tocino, elote, champiñones, rajas con crema, huitlacoche y algo más que olvido. Exquisito.



Aspecto interesante de las trancas: no hay tenedor que escape indemne de la experiencia.



Conclusión: Uri Geller me la pela. Él clama doblar cucharas con los poderes supernaturales de su mente. Yo doblo tenedores por pura hambre.

pd. Si están en el centro de Cuernavaca, buscan qué comer y no se zampan unas trancas de La Terminal (Rayón esq Morelos), tírense a un pozo pues no tienen remedio.

miércoles, noviembre 01, 2006

Graduación

El sábado pasado fui con cierta reluctancia a un guateque de graduación. Transcurrió bien. Excelente compañía, misa corta (de la que de cualquier modo pasé de largo), cena rica, vodka polaco con 40% de alcohol, bailongo y retirada de madrugada.

Es el segundo festejo de este tipo al que he asistido. El primero fue hace diez años cuando se graduó la única amiga que tenía en la escuela. Con todo y que me la pasé a gusto, ambos eventos me causaron lo mismo: preguntarme ¿pues qué celebran todos estos?

Supongo que se ha de sentir bonito cuando uno por fin entrega lo último que le piden para graduarse (un examen, una tesis, una lana). Y me queda claro que los familiares, que a veces padecen tanto o más que el graduado la ordalía de que este vaya a una escuela a que le quiten lo bruto, también han de sentir algún alivio. Inclusive orgullo. Todo ello muy entendible.

Lo malo es que no veo en qué se vaya a beneficiar, ni al país ni a la bola de barro en la que estamos encaramados, tener a otros 15 licenciados en informática administrativa que para serlo no hicieron otra cosa que repetir lo que alguien ya había escrito en un montón de libros.

Otro gallo nos cantaría si fueran científicos los que se están graduando y no aspirantes a un buen puesto de una burocracia empresarial que trabaja mucho pero que produce poco.

Y mientras aplaudimos ese esfuerzo. Con la satisfacción que da la miopía.