miércoles, enero 03, 2007

El primer protocolo de prueba del año

Jo! Como si hiciera muchos de estos al año...

El Jouleman recién me dió el pitazo de un terapeuta que afirma sanar a sus pacientes con la siguiente habilidad paranormal: "servir como transductor de hermanos descarnados de luz".

Después de algunos intercambios de revires hemos conseguido que el terapeuta (que aquí llamaremos Gladys) especificara lo siguiente:
Independientemente del diagnóstico del paciente este "debe empezar a sentir mejoría de inmediato".
A El Jouleman se le ha ocurrido que sería buena idea adaptar un protocolo de prueba que está en el foro de la JREF y que diseñaron para un aplicante al reto del millón que afirmaba ser practicante exitoso de qi-gong (una pseudodisciplina magufa oriental para aliviar el dolor).

Pongo, pues, a su consideración avezados lectores, antes de presentárselo a Gladys, el siguiente protocolo de prueba para que le echen un ojo y hagan llegar por medio de los comentarios sugerencias, mentadas, pitorreos o, si se anima Gladys, peticiones de párticipación directa en la prueba.

Qué necesitamos

1. 10 pacientes dolientes con ganas de ser sanados que Gladys escoja.

2. Un "curandero" balín para servir de control (ni siquiera tiene que ser una persona, puede ser un formato de declaración de impuestos -que ni los magufos considerarían muy milagroso-).

3. Gladys (que dice que sí cura).

4. Dos listas (con sus correspondientes repuestos) en un sobre cerrado. Una lista será una serie aleatoria de números del 1 al 10 y la otra consistirá en 10 turnos binarios que servirán para indicar si es el turno del curandero balín o de Gladys.

5. Tres escépticos de ojo y oido avizor.

6. 10 vendas y 10 tapones de oidos (de esos que se usan en las fábricas para no quedarse sordo).

7. Una camarita de video.

Condiciones preliminares

1. Los 10 pacientes no tendrán contacto visual ni comunicación ni con el curandero balín ni con Gladys una vez que la prueba comience.

2. Ni Gladys ni el curandero balín estarán usando alguna loción o colonia o aroma que permita distinguirlos. Si alguno se pedorrea se interrumpirá la prueba y se volverá a comenzar con las listas de repuesto.

3. Las terapias de sanación de uno y otro tendrán la misma duración por paciente de tal manera que serán indistinguibles para cada paciente.

Procedimiento

1. Uno de los escépticos numerará del uno al 10 a los diez heroicos pacientes.

2. Otro de los escépticos abrirá el sobre cerrado e irá colocando su venda y sus tapones a cada paciente de acuerdo a la numeración de la lista y al número con el que fueron bautizados.

3. Una vez cegado y ensordecido el paciente, este será conducido a un cuarto donde se encontrarán el "curandero" balín o Gladys.

4. De acuerdo a la lista aleatoria de turnos, ya el curandero balín o ya Gladys se acercará a cada paciente y efectuará sin mediar contacto físico su "terapia" de sanación. Mientras, los escépticos estarán con el ojo pelón para que ni Gladys ni el curandero balín se comuniquen con el paciente.

5. Cuando concluya la sesión de sanación el escéptico conducirá al paciente fuera de la habitación.

6. A cada paciente recién tratado se le proporcionará una hoja donde debe indicar si siente alguna mejoría instantánea que reportar o si de plano no sintió más que puro desconcierto por estar vendado.

7. Una vez que hayan pasado todos los pacientes, se vuelve a repetir el proceso con cada uno intercambiando el turno del sanador. Es decir, si primero tocó que Gladys le echara a un paciente sus padrinos mágicos o como los llame, en esta segunda ocasión a ese mismo paciente le toca que el "curandero" balín se haga guey enfrente de él, o viceversa.

8. Se comparan los reportes de los pacientes con las lista de turnos. Si coinciden los reportes de mejoría con las ocasiones en las que Gladys intervino, y los reportes de cero alivio coinciden con las veces que el curandero de control entró en acción entonces se considerará la prueba exitosa y ya tenemos a un fulano para revolucionar la ciencia médica y hacernos famosos, y si no pus no.

pd. ¿Que para qué era la camarita de video? Para grabarle la jeta a Gladys cuando le enseñemos los reportes de los pacientes para que los compare con su lista de turnos... o para grabárnoslas a nosotros si los reportes coinciden con las listas de turnos.

12 comentarios :

Occipusio dijo...

10 pacientes se me hacen muy pocos, mejor que sean unos 35, y que los pacientes no sepan ni que pedo, es decir que solo sepan que alguien tratará de curarlos, pero no como ni nada.

Anónimo dijo...

Gracias Héctor

Algo a tomar en cuenta es que Gladys ni sus "cuates" pueden diagnosticar la enfermedad o dolencia del paciente, así que será necesario que cada paciente de antemano indique cual es su padecimiento a la vez que se le asigne un número.

También creo que podríamos tener un problema durante la segunda ronda de curaciones, si por ejemplo en la primer ronda algún paciente manifiesta que sintió mejoría aún cuando fue atendido por el curandero balín para la segunda ya no tendrá caso que sea tratado, puesto que desde la primera ronda estará curado, así que lo lógico sera que para la segunda ronda reportará sentirse bien sin importar por quien sea tratado, para la segunda ronda podriamos tener la sorpresa de que todos fueron curados milagrosamente por Gladys, sobre todo si el selecciono a los pacientes.

Ahora estoy un poco pesimista respecto a la reacción de Gladys, en sus últimos mensajes ya puso un buen de pretextos y todavia nisiquiera le presentamos la propuesta de prueba, a ver si no nos sale con que sus amigos magicos se "chivean" frente a las cámaras, ademas ya dejo entrever que el paciente solo se curará si es creyente, a pesar de que en un principio afirmó poder curar a cualquiera de lo que sea.

Saludos y gracias nuevamente.

El Ocioso dijo...

Qué necesitamos

1. 10 pacientes dolientes con ganas de ser sanados que Gladys escoja.

10 pacientes pero con el mismo tipo de dolor, asi se medira la efectividad de Gladys o del otro "metodo"

5. Tres escépticos de ojo y oido avizor.

Mas bien 3 personas que no tengan que ver con ninguna delas 2 partes para evitar sesgos.

Antonio dijo...

La mecánica se parece al test de Turing en su forma original, pero ahí se trataba de identificar, en cambio en el test de Gladys se trata de detectar mejoría, por lo que coincido con Chewbasca en que deberían ser más de 10 (hay un chingo que pagan por ser curados por charlatanes, no creo que sea difícil conseguir unos 50 que lo hagan gratis) y con Jouleman en que cada persona sea expuesta sólo a un tratamiento (Gladys o el formulario fiscal), con lo que el protocolo sería parecido al de una prueba clínica de medicamentos de patente (según he leído en libros de estadística, ya que no soy médico) con la diferencia de que en estos últimos se agrega un segundo grupo de control al que no se le administra ni medicamento ni placebo.

Un Abrazo

Lupe dijo...

De acuerdo con jouleman al respecto de la 2a ronda, si los pacientes ya se sienten bien, creo que no querrán pasar a una senguda sanación.
Esperemos que Gladys no se haga ojo de hormiga y acepte el reto.
Saludos

AndreaLP dijo...

'Che Gladys, mira que querer hacerse millonaria a las costillas de gente ignorante...!!! No dejes de postear los resultados de los ejercicios... aunque 10 muestras se me hacen pocas.

¡Feliz 2007 escéptico!

Anónimo dijo...

Jajajajaja!! Ahora sí me tiene usted botada de la risa, señor Héctor... una declaración de impuestos la competencia de Gladys!! Jajaja!!

Jack Maybrick dijo...

Pero es que yo insisto en que el problema fundamental con la metodología que propones es que hay presentes excépticos malvados a sueldo de la ortodoxia oficial, ¡y son tres!

Así no vamos a detectar nada de nada...

Aunque yo me ofrezco para reemplazar al formulario de declaración de impuestos, que tal concentración de maldad es capaz de aruinar cualquier prueba...

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo que repetir con los mismos sujetos el tratamiento dos veces es complicado. En su lugar sugeriría utilizar 20 individuos, 10 por cada tratamiento y asi se puede hacer una comparación directa mientras garanticemos una distribución azarosa de los sujetos. También me gustaria sugerir que el cuarto del placebo y de la "curadora" se intercambie en cada turno para evitar pretextos malvibrosos. De los tres observadores debe haber al menos no que sea partidario de la "curandera" para evitar pretextos y creo que los otros dos no deben ser ni Jouleman ni tú ya que se avetaron una buena luchita con ella.

control_zape dijo...

Gracias a todos por sus sugerencias, las tomaré en cuenta para una segunda versión del protocolo antes de que el Jouleman se lo presente a Gladys.

pd. Gladys es hombre. Yo le puse así pues el nick que usa en el foro donde lo descubrimos se me hizo muy largo y rimbombante (gladiador... pfff no mamar).

Anónimo dijo...

Bien, Gracias Héctor... esperemos que Gladys no oponga mucha resistencia.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Estoy de acuerdo en que se aumente el tamaño de la muestra, entre mas sean mas se reduce la posibilidad de que los aciertos sean solo casualidad.

Por otro lado, seria conveniente evitar llamarle Gladys durante la documentación y experimento para evitar señales de prejuicios.

Que tal si si cura de verdad???

Saludos