viernes, enero 26, 2007

Estado de las cosas

"Estamos hundidos en la mierda del mundo y no se puede ser optimista; el que es optimista es estúpido o millonario, y le importa un pepino lo que ocurre a su alrededor."
Saramago durante la presentación de sus memorias en Madrid.

pd. Sin ser tan lapidario con el optimismo (hay optimistas con la razón de su lado, lo malo es que esos no son mayoría, sino los de júbilo rebuznante) creo que Saramago tiene ahí un punto.

7 comentarios :

Antonio dijo...

Saramago puede tener sus razones para pensar así. Sin embargo leyendo la nota de la jornada me parece que no es más que el tradicional "todo tiempo pasado fue mejor" que, con diferentes variantes, repite la gente mayor desde siempre.

En una revista (*) leí una frase que decía "La entropía ya no es lo que era antes"

Un Abrazo

(*) La revista española de los 80's CACUMEN. Snif por su añeja desaparición y snif porque en Ciudad del Carmen mi colección de casi todos los números se llenó de humedad y terminó en un basurero.

ALDERGUT dijo...

Me parece que, independientemente la persona que es y que merece todos los respetos por su trayectoria cultural, quien piensa así ya se ha dado por vencido en esta vida y le vale madres todo... total, todo está hecho una mier... tu servidor, aunque pobre pero honrado, disfruto tanto o más de la vida que cualquier milloneta... salu2... Tschüss

tu.politóloga.favorita dijo...

El pesimismo no es de darse por vencido. Muchos pesimistas son más bien realistas.
Saludos!

Kix dijo...

Dicen por ahí que un optimista no es más que un pesimista mal informado...

¿o era al revés?

Altamar dijo...

ah, me sigo acordando del caf'e conciencia de este viernes pasado...

Lorena dijo...

como siempre estoy de acuerdo con Saramago, me parece el mejor escritor que todavía sobrevive en este mundo tan inmundo...
saludos!

Pereque dijo...

Yo siempre he dicho que es mejor y más saludable ser pesimista que optimista. Es mucho más reconfortante ver que las cosas salen mejor de lo que imaginabas (porque al ser pesimista imaginas el peor de los escenarios) que ver cómo las cosas siempre son peor de lo que uno espera (porque al ser optimista imaginas el mejor de los escenarios).

Estoicismo puro: asume siempre que las cosas que no puedes controlar están en el peor estado. Las cosas que puedes controlar... no seas huevón, déjalas lo mejor que puedas. - P.