viernes, enero 12, 2007

Va otro intento...

Esta semana la lupe me compró un periódico Reforma en cuya portada venía la siguiente noticia:
Exigen decir verdades... a Walter Mercado

Dayna Meré

A partir de 2007, adivinos como Madame Sasú, Amira y Walter Mercado, que anuncian sus servicios en televisión, deberán ofrecer información veraz y comprobable, de lo contrario, serán sancionados por la Profeco.

La dependencia no se compromete a verificar si en la oficina de su marido hay una rubia que lo está sonsacando, sólo exigirá que la información seque se usa en los anuncios publicitarios no engañe, y aclare que es un servicio de entretenimiento y no un medio veraz para tomar decisiones de vida.

Gladis López Blanco, subprocuradora de Verificación, reconoció que no es fácil proteger a los consumidores de este tipo de servicios, pues eso es responsabilidad de quien los contrata.

Sin embargo, de acuerdo con los artículos 32 y 35 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, la publicidad de cualquier servicio debe ser veraz y comprobable, de no ser así, las multas pueden llegar hasta un millón 64 mil pesos, ya sea para el astrólogo o su publicista, informó.

Además, también se llevará a cabo un estudio sobre la forma en que estos servicios son cobrados en el recibo telefónico, porque no aparece el precio por minuto, el nombre del "astrólogo" consultado, ni la duración de la llamada, por lo que consumidor podría estar pagando de más por su futuro.
Propongo, avezados lectores, que estemos atentos a ver si hay alguna modificación en la publicidad de estos pintorescos personajes.

Espero equivocarme pero creo que esta iniciativa no tendrá mejores resultados que otras que ya se han dado en el pasado.

Sigo pensando que la mejor apuesta en contra de la magufería y la charlatanería profesional es la divulgación del escepticismo y del pensamiento crítico y no una ley.

pd1. Quizá valga la pena platicar con Gladis.

pd2. De acuerdo a este artículo de La Jornada, los responsables del contenido en los anuncios de Walter Mercado, Amira, et al son unos cabrones que se llaman Megamedia S.A. de C.V.

pd3. Gracias, también, a los que me mandaron la nota por correo.

8 comentarios :

David Moreno dijo...

Pues como idea no suena mal, mi estimado Héctor...el asunto sería interesante para eliminar de una vez por todas a Mercado y Cía...podemos llamarles en bola, pedir un augurio y cuando éste no se cumpla ir a quejarnos con Profeco...así no solamente recuperar nuestro dinero y entonces llevar a la quiebra a las compañías...


Saludos...

Anónimo dijo...

Coincido contigo. Una ley así va a ser tomada como un golpe a la libertad de expresión y, en el estremo, contra la libertad de empresa.

Además, aplicar una ley así haría estrictamente necesario revisar la información de otros comerciales en donde la manipulación de la información no es tan evidente, como el uso de frases "está científicamente comprobado" que tan facilmente se usan en comerciales de pasta de dientes y cosas por el estilo.

Yo abogaría mas bien por establecer una obligación de advertencia como la que se pone a los anuncios y cajetillas de cigarros. Podría ser algo así como "LA ASTROLOGÍA ES CONSIDERADA POR LA CIENCIA COMO UNA PSEUDOCIENCIA Y UN FRAUDE. NO EXISTE COMPROBACIÓN DE LA EFECTIVIDAD DE SUS PREDICCIONES. ES RESPONSABILIDAD DEL CONSUMIDOR INFORMARSE PLENAMENTE AL RESPECTO" oral y escrito, como la advertencia que ponen antes de los programas de los partidos políticos de "...ES LA OPINION DEL PARTIDO Y NO DE LA TELEVISORA..."

Un abrazo

Lupe dijo...

Si modificaron sus anuncios. Al iniciar el anuncio ponen una leyenda que dice "Entretenimiento en vivo"
Ayer estuve checando a la hora de la comida, que es cuando tengo que ver el nefasto canal 2 (tengo porque la tv del comedor solo agarra tele abierta y además quien prende la tv escoge el canal)

Anónimo dijo...

El principio de Forer predice que ninguno de los clientes se va a quejar de las predicciones fallidas de los adivinos porque no las van a considerar fallidas. La idea de ir en masa a la Profeco es prometedora, pero muchos se quedarían atascados en medio de la burocracia.

Me parece que es mejor lo que dice Antonio: que por ley, se ponga una leyenda bien notoria advirtiendo que la astrología es un fraude y no unas letritas borrosas que pasen a mil caracteres por segundo. Ya si eres muy tonto como para hablarles, es tu problema.

Pero la verdadera solución pasará por la educación. No hay de otra.

Saludos, P.

Caro dijo...

Jijiji... Dayna Meré es mi compañerita de trabajo :P

Saluditos!!

Anónimo dijo...

El de Amira efectivamente tiene en la parte de abajo un microleyenda que versa sobre el contenido de los mensajes que los "psíquicos" dan (que la interpretación que se les pueda dar va por cuenta del que solicitó el servicio, que es sólo para entretenimiento, bla bla).
Claro quee nadiee lee eso y por eso pagan $50 por minuto y tienen que empeñar la tele para poder adquirir conocimiento místico y así solventar sus problemas económicos/amorosos/sociales.

lupe dijo...

El de Walter no tiene ningún aviso de que sus "servicios" son de entretenimiento.

AndreaLP dijo...

¿Habrá gente tan tonta como para ir a la Profeco a que se burlen de ellos por haber creido en estos charlatanes??? Y lo de las leyendas en sus comerciales, deberían hacerlo en letra grande y no que pasen a mil por segundo para que nadie lo lea.

Ay, pero si nunca falta quien ponga su razón en manos de algún vivo!... O más bien, nunca falta un vivo que convenza a alguien para que ponga su razón en él(ella).