jueves, febrero 22, 2007

Condenado a pena de cárcel por bloguear

Leo en el País una nota sobre un bloguero egipcio que fue condenado a una pena de cárcel por criticar en su blog a la religión y al presidente egipcio.

En estas latitudes aún podemos pitorrearnos del micromichoacano y del resto de los políticos mexicanos como se nos antoje. También de los creyentes adoratrices de jebús, diosito y demás personajes imaginarios. No hacerlo en aras de un respeto absurdo a las creencias o a las instituciones es un error. Y grande.

7 comentarios :

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

En realidad lo único que hizo fue decir que los actos violentos de un grupo de Musulmanes que atacaron a unos cristianos era coherente con las enseñanzas del Islam (Muerte al infiel).

Lo expulsaron de la universidad y su mismo padre, un maestro de matemáticas jubilado pidio que se le aplicara la Sharia: Que se arrepintiera en no mas de tres dias o fuera ejecutado públicamente.

Y eso que Egipto es de los paises islámicos menos radicales.

Saludos

Antonio dijo...

Bueno, hoy en México se puede decir casi todo. Aquí el estado es laico y existe libertad de expresión. El riesgo de censura no existe por parte de ningún grupo religioso predominante. Sin embargo hay que tener cuidado de quienes pretendan restringir la libertad para garantizar la seguridad. Recordemos Estados Unidos y su acta patriótica, Cuba y, más recientemente, Venezuela.

Kix dijo...

Pero cómo es posible, chale, si es algo de lo poco que nos queda por hacer cuando no estamos de acuerdo: quejarnos!! ¿ahora ni eso les permiten allá?

Caraxo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Antonio:

Desafortunadamente no es asi en todo México, existen zanas en Chiapas y Oaxaca, donde el pueblo católico reprime constantemente a comunidades protestantes o evangélicas, con el beneplácito del gobierno municipal.

El argumento es algo asi como: "Ellos tienen la culpa, saben que Mexico es catolico".

Saludos

Jack Maybrick dijo...

La culpa es de Kareem por haber dicho:

وإلى الأزهر وجامعته وأساتذته ومشايخه الذين وقفوا ولا يزالون واقفين ضد كل من يفكر بأسلوب حر بعيدا كل البعد عن غيبياتهم وخرافاتهم أقول : سينتهى مآلكم فى مزبلة التاريخ ولن تجدوا وقتها من يبكى عليكم وتأكدوا أن دولتكم إلى زوال كما حدث مع غيركم ، والسعيد من إتعظ بغيره !.

Yo no entiendo una chingada de lo que dijo, y lo más seguro es que si ustedes no tienen una fuente unicode instalada ni siquiera vean lo que dijo, pero algo para mí es muy claro: todo proviene del origen de la religión.

En este caso, y por culpa de mi deformación profesional, de su etimología.

Religión llegó a nuestro lenguaje por medio del latín religio. Éste, a su vez, proviene de las contracción de las partículas res (cosa, unión) y ligare (atar) o tal vez legere (juntar).

A primera vista parece un pleonasmo, a menos que tomemos en cuenta que la partícula res puede servirnos para intencificar una acción, como en rehacer. No se me confundan porque viene en palabras como retirar: uno de sus sentidos (quitar) es una palabra completa y no una palabra compuesta (volver a tirar).

Parece entonces claro que religio significa "atado muy duro" o "unido con fuerza" en sentidos literal y figurado. Y así tenemos varios usos en latín: liberare domum religione, librar una casa de lo malo; in meis ædibus aliqua religio residet, todavía tengo algo de buena fortuna; religiones sibi fingere, inventarse supersticiones; religio inexpiabilis, pecado imperdonable; habere aliquid religione, tener escrúpulos.

Evidentemente así tenemos pronto el convencimiento de que religio se asocia con prácticas esotéricas, en los que atamos la razón para que se quede queita y no estorbe: religionem in se recipere, atraer la maldición divina; natio data religionibus, pueblo atado a sus prácticas.

Con lo cual no me queda más que repetir lo que he dicho más o menos desde que me enteré de por qué había un señor clavado en una cruz: las religiones son un asco. QED.

Antonio dijo...

Juan Carlos: es cierto, no debí generalizar. Pero lo que ocurrió en Egipto es un acto de la autoridad en contra de un particular, no de un grupo de particulares contra otro con la complicidad de la autoridad.

Teóricamente en México ha habido libertad de expresión desde hace mucho, pero la aplicación de la ley era discrecional. Se supone que ahora ya no es así, aunque siempre es más fácil hacer que se respeten tus derechos si tienes medios o influencia

Un ABrazo

El Ocioso dijo...

jejeje sigan diciendo que hay libertad de expresion (lo que eso signifique) a los periodistas muertos por andar publicando notas del narco.