jueves, febrero 22, 2007

Condenado a pena de cárcel por bloguear

Leo en el País una nota sobre un bloguero egipcio que fue condenado a una pena de cárcel por criticar en su blog a la religión y al presidente egipcio.

En estas latitudes aún podemos pitorrearnos del micromichoacano y del resto de los políticos mexicanos como se nos antoje. También de los creyentes adoratrices de jebús, diosito y demás personajes imaginarios. No hacerlo en aras de un respeto absurdo a las creencias o a las instituciones es un error. Y grande.