viernes, abril 06, 2007

Respuesta: o somos muy anuméricos o nos gustan más las sillas que los viajes.

Al momento de escribir estas líneas los resultados de la encuesta de la bosta previa son lo siguientes:


Voy a suponer que todos prefieren un viaje a las Vegas en vez de una silla. Con ese supositorio les comento a los que contestaron que se quedaban con la cortina que eligieron originalmente que omitieron un concepto llamado probabilidad condicional.

¿Qué quiere decir esto? Que convenía cambiar de cortina pues así ganas 2 de cada 3 veces el viaje. Si te quedas con la cortina que elegiste primero sólo puedes ganar el viaje 1 vez de cada 3. Cuenten los cuadros naranjas.


pd1. Este ejercicio fue una variación chafita del problema de Monty Hall. Dicen que Marilyn vos Savant (una señora famosa por su IQ) planteó el problema de Monty Hall y lo resolvió en su columna de la revista Parade. 10,000 cartas recibió (muchas de gente con sendos PhD) en las que le decían que estaba en un error.

pd2. A los que no cambiaron de cortina: si van a las Vegas procuren mantenerse alejados de la mesa de blackjack en lo que les cae el veinte de este rollo de la probabilidad condicional.

5 comentarios :

LabJournal dijo...

El mio no cuenta porque lo aprendí en la Universidad y en esa ocasión si me quedé con mi cortina. Esa de la probabilidad es bien divertido, sobretodo cuando lo aplicamos a la genética!!!

Oxipusio Ridxxol dijo...

¿Sabes?, hasta ahora me cae el veinte de que ese fue el proceso que efectuó mi cerebro sin que yo me diera cuenta,de alguna manera mi lógica me dictaba que tenía que quedarme con la que ya había elegido pero no me detuve a pensar por qué.

¿Soy anumérico o soy Rainman?

control_zape dijo...

Si no cambiaste de cortina y en tu cerebro ya habías completado el cálculo entonces no eres ni anumérico ni rainman. Nomás tienes una extraño apego a las sillas de muebles troncoso.

Antonio dijo...

...o desapego a las reuniones TAM

Todos los días se aprende algo

Un Abrazo

Oxipusio Ridxxol dijo...

Siempre tuve curiosidad por saber si los muebles troncoso eran reales. Como hasta los 11 años me dí cuenta de que sí, quizá exista una explicación freuiana al respecto.

Lo del desapego al TAM se debe a que no tengo dinero para ir y me cuesta bastante seguirles el ritmo a los foristas de la JREF, esos tipos parecen vivir pegados a la computadora.