martes, mayo 08, 2007

Caminando por Miguel Angel de Quevedo

Al sur de la ciudad me encontré esta muestra de conversión publicitaria ciudadana.



He oido a burócratas del marketing, atolondrados de pura autocomplacencia, llamar a esto vandalismo.

En este caso ese juicio es un error. La intervención anónima consistente en pintar calaveritas en jetas anónimas y anodinas de dizque clientes de HSBC mejoró -y mucho- una imagen sin chiste. HSBC debería usarla para vender seguros de vida.

4 comentarios :

Lupe dijo...

La verdad es que casi nunca me fijo en los anuncios de la calle, a menos que sean de pelís jejeje

Kix dijo...

Jajajaja!! La verdad es que fue muy buena puntada! Estaban chistines los grafiteros...

Cattlax dijo...

Con ese retoque llama mas la atencion...
Y por clientes que ni se preocupen, porque si en la empresa donde trabajas te pagan con nomina hsbc, no queda mas que seguir haciendo uso de sus servicios, quiera o no.

Nefer dijo...

jajajaja esta muy bueno, eso si estaria bueno, que retocaran todos los anuncios sin sentido... saludos!