lunes, mayo 21, 2007

Semana de temblor

Desde hace algunas semanas ha estado circulando el siguiente correo:
Tengo la fortuna de tener un querido amigo, que como decimos, es un hermano del alma que conozco desde más de 27 años y que ostenta un cargo Dentro la tradición mexica, es alumno de un hombre de tradición maya llamado Winik Zek Balam, un anciano - jóven de 82 años de edad, que conserva un cuerpo fuerte y jovial y que se hizo famoso hace muchos años, después de que predijo el terremoto de 1985 en la Cd. de México, él vaticinó la fecha exacta de ese terremoto y lo publicó en dos libros que escribió en 1982:

"Mito y realidad de las Pirámides" y "El Fin del Planeta Tierra", en ellos habla de un método matemático preciso que aprendió dentro de la tradición maya, para predecir con exactitud los terremotos, en 1985 hizo sus predicciones y las envió a varios periódicos, entre ellos a El Universal, que fué el único que se atrevió a publicarlas, también se dirigió a Televisa, pero nunca le hicieron caso, hasta después de que sucedió el terremoto del 85 en la fecha exacta que predijo, fué que mucha gente que no había creído en él, le ofreció disculpas y se ganó su respeto.

El nos ha comentado, que según sus cálculos basados en el método que heredó de sus antepasados, el 24 de Mayo de este año, espera que se tenga un terremoto bastante significativo en la Cd. de México y nos sugirió que se lo comentáramos a las personas más cercanas para que de ser posible, desde un día anterior, mejor no estuviéramos en esta ciudad, esperando que por favor no vayan a entrar en pánico ni algo parecido, sino que simplemente, de ser posible, los que puedan hacerlo, salgan de la ciudad desde el 23 de Mayo, llevando consigo sus documentos importantes que sean difíciles de substituir.

Con toda honestidad, no sé hasta qué punto puede ser esto realidad o no, pero siento un deber conmigo mismo de compartir con Ustedes esta información, porque sé que el anciano Balam es una persona íntegra que ha dedicado gran parte de su vida a estudiar los ciclos de los terremotos y cómo se han estado acortando los períodos de tiempo en que se van manifestando, nosotros acabamos de experimentar uno este viernes pasado de una ntensidad de 6.5 grados.

También es importante que unamos nuestras mentes y corazones para mejorar la frecuencia vibratoria de esta ciudad, porque estos terremotos previos que estamos experimentando están liberando energía para que el siguiente no sea tan fuerte, o sea, que es posible que nuestras meditaciones tengan un efecto tangible en reducir significativamente el impacto de un terremoto que no es ningún secreto para los sismólogos que ya se espera en esta ciudad.

Con la intención de que estemos preparados para los grandes cambios que esta humanidad ha generado en nuestro planeta, les sugiero a los capitalinos que siempre tengamos junto a nuestra cabecera una lámpara de mano y las llaves de su casa, porque como este viernes pasado, se fué la luz durante el temblor y en caso necesario, puedan evacuar su hogar con la ayuda de su lámpara, también pueden adquirir lámparas de emergencia, que cuando se va la luz, éstas se encienden y pueden mostrar el camino de salida en la oscuridad.

Lo que queremos cultivar es un estado de atención vigilante, el estado de vigilia de un guerrero, no el de catastrofobia que han experimentado gran cantidad de capitalinos, hubo gente que murió de un ataque al corazón después del terremoto del 85 en uno de los siguientes temblores que hubo y nunca estuvieron amenazados ni ellos ni su hogar, por el contrario, se trata simplemente de mantenerse atentos y estar en posibilidad de reaccionar serenamente en casos de emergencia o peligro.
Hay varias afirmaciones de las que uno se puede pitorrear en este correo, pero yo nomás me voy a concentrar en dos.

1. "El vaticinio exitoso del terremoto de 1985".

Vivimos trepados en una costra de tierra fragmentada que se mueve a la misma velocidad a la que a uno le crecen las uñas de las manos (5 cms/año). El contacto entre los fragmentos o placas es el causante de varias características del paisaje, como las cadenas montañosas. También es el motivo de la mayor parte de los terremotos.

El territorio nacional está sobre cinco placas tectónicas. Teniendo eso en cuenta decir que la Ciudad de México va a temblar no tiene ningún chiste. Para que una predicción sea valida tiene que contener al menos lo siguiente:

a) Zonas afectadas
b) Intensidad del temblor
c) Latitud y longitud del epicentro
d) Fecha y hora exacta
e) Duración del zangoloteo

Si el sr Guillermo Jaime Gonzalez Soto aka Winik Ek Balam aka Minik Ek Balam aka Jaguar Negro aka mayapredicetemblores escribió todos esos datos en sus alegados libros publicados en 1982 entonces sí, hizo un vaticinio exitoso. Si nomás dijo que iba a temblar pues su afirmación tiene tanta validez predictiva como si yo dijera que mañana el planeta va a seguir dando vueltas. No mamar.

2. "Unir mentes y corazones para mejorar la frecuencia vibratoria".

Este disparate ya es viejo. La versión más añeja que yo he visto de este dislate es el de los proponentes de la meditación trascendental (cuya hazaña más notable son unos brincos jocosos que ellos insisten en llamar levitación) que consiste en alegar capacidad de modificar con base en pura meditación y buenos deseos la realidad. En el libro Flim Flam! de James Randi hay mención a los resultados de algunos estudios que indican que la meditación de varios para evitar accidentes, desgracias y crímenes en un zona específica no tiene ninguna influencia.

Tampoco sirve de mucho encargarle mediante rezos y oraciones la tarea de cuidarnos a la virgen o a diosito bimbo. En ninguno de los desastres naturales que hemos enfrentado como especie ha bajado una mano del cielo para ayudar. Es un error enorme esperar que ello vaya a ocurrir.

pd1. Este correo se desbancaba sin mucho esfuerzo desde un inicio. Cuando los mayores méritos de tu fuente consisten en "ostentar un cargo dentro la tradición mexica" (todo mundo sabe que en México el cargo otorgado más común es el de pendejo) y ser alumno de un aspirante a conchero que hasta el dalai lama encuentra enternecedor, uno no puede esperar más que pura magufería y charlatanería.

pd2. Como contraste a la magufería de este correo pongo a su disposición avezados lectores una iniciativa del Laboratorio de Propulsión a Chorro en California que lleva más de 10 años de concienzudo esfuerzo para proponer un modelo que sirva para predecir terremotos. De nuevo la ciencia es la que salva el día.

Fuentes:

Cien años de sismicidad en México

Tectónica de placas, wikipedia

14 comentarios :

Lupe dijo...

A mí me llegó ese correo hace como 2 semanas o algo así, y en un tono bastante solemne jejeje.
Vivimos en un territorio sismológicamente activo, así que hay que estar preparados para cualquiere eventualidad.
Los sismos son impredecibles, esperemos que muy pronto la ciencia pueda poner remedio a esto, hasta entonces todo son charlatanerías.

"la ciencia es la que salva el día"

Salu2

Antonio dijo...

Bueno, pero ahora nos da una fecha exacta (este jueves) y la posibilidad de exhibirlo si no pasa nada.

Un Abrazo.

David Moreno dijo...

Curiosamente ayer, entre la vorágine electoral, escuché una plática sobre esto...fue divertido para aliviar un poco la frustración de lo que pasaba en nuestra zona asísmica..

Saludos...

AndreaLP dijo...

¿Recuerdas que lo comenté en mi blog cuando soltaron el borrego de que iba a temblar? Entonces también dije 'Dado que vivimos en una zona sísimca, es seguro que en algún momento temblará y por tanto, tendrán razón' o algo así.

Hasta ahora, que yo sepa, no hay un método para anticiparse a un temblor y hacer una afirmación así de vaga me parece algo muy pendejo... y creerla, aún más!

Un beso.

Kix dijo...

De hecho a mí me llegó ese mismo correo y como eran mis cuatachos los que estaban cayendo en paranoia, me di a la tarea de tirarles el hoax, y lo logré:

Servicio Sismológico Nacional

Ahí en la página principal del Servicio Sismológico Nacional se menciona dicho rumor y lo DESMIENTEN.

Como bien dices, querido Señor Héctor: No mamar!

Pereque dijo...

¿Ostenta un cargo en la tradición mexica pero es alumno de un brujo maya? O sea que además de no saber geografía, no saben antropología ni historia.

¡No mamar! (Deberías usarlo de grito de guerra) — P.

karla dijo...

yo acabo de leer sobre esto en un foro; estaba investigando sobre un temblor k ocurrio aka en tampico, tamps; http://www.ssn.unam.mx/SSN/ssn-ultimos.html
SSN Ultimos 93 sismos

y de alli encontre sobre este señor y su prediccion, encontre el libro k mencionan en una biblioteca argentina: http://www.astrolcaba.com.ar/Seccion3.htm

no c si esto sea cierto pero mas vale prevenir k lamentar no?

Sami dijo...

pereque:
no te burles de una cultura como la de los mayas, por si no lo sabias ellos eran conocidos por ser astronomos y predecir por medio de las estrellas

fueron los primeros en usar el num 0

no has oido hablar sobre el calendario maya?

se me hace que el que no sabe nada eres tu.

Antonio dijo...

Sami: El comentario de Pereque no fue una burla a la cultura maya (el FSM nos libre de semejante absurdo) sino una burla a la confusión de las referencias en el mail al revolver mayas con mexicas, que se desarrollaron en siglos muy separados de la historia.

En cuanto a lo de "...por si no lo sabias ellos eran conocidos por ser astronomos y predecir por medio de las estrellas..."

Yo agregaría: ¡No felar!

Un Abrazo

Anónimo dijo...

Ejem, ejem.... Ya pasó el 24 y na' de na'

Si, el correo era para pitorrearce, pero no tiene por que servir para burlarce de culturas que si tuvieron adelantos cientificos y sociales importantes.

Pero más allá de eso eso y pese a lo que dice el autor de esto con respecto al proyecto de una Universidad en California para predecir temblores, les recuerdo que la UNAM hace apróximadamente 3 años lanzó un satelite que ahora está en rbita y busca predecir los temblores con por lo menos 5 días de anticipación.

Así que, NO MAMARsela a los gringos....

PD. El correo se refiere a dos personas distintas, 1 es, segun el remitente "un hermano del alma que conozco desde más de 27 años y que ostenta un cargo Dentro la tradición mexica" y el otro es su maestro, "un hombre de tradición maya llamado Winik Zek Balam" esté último es el tan mentado "sabio", no confundir, el correo es pitorreable de por si, no hay por que además repetir las tonterias que otros dicen.

control_zape dijo...

Ah qué afanes tan enternecedores del anónimo por querer gritar viva méxico.

No te reprimas y gritalo.

Antonio dijo...

Anónimo: Es cierto, uno es el amigo del que escribe el correo, que tiene un cargo en la tradición mexica (signifique lo que signifique) y el otro es su maestro, el tal Zek Balam que supuestamente aprendió el método matemático preciso de la tradición maya. Incluso si el mismo tipo fuera mexica no tendría por qué no citar un método tomado de los mayas. Es como un romano citando filosofía griega. En ese aspecto tienes razón.

Sin embargo el pitorreo es válido por muchas razones, la principal de ellas es que, sin importar si los mayas de verdad fueron tan sabios e inteligentes como das a entender (para no discutir supongamos que lo fueron), un charlatán cita a otro charlatán que se apoya en un método matemático preciso inexistente para anunciar una catástrofe, intentando dar fuerza a su afirmación citando la sabiduría de los mayas y mexicas. Y el método es inexistente no porque no pueda existir sino porque de preciso no tiene nada, como tú mismo lo aceptas al decir que ".... Ya pasó el 24 y na' de na'".

Lo que de plano no entiendo es ¿Qué tienen que ver los gringos con todo esto?

Aprovecho para anunciar que efectivamente, no hubo terremoto (Disculpen la descarada autopromoción).

Un Abrazo

RA dijo...

Oye tu no has oido hablar de los triangulos isosismicos, espero tu pronta respuesta, necesito saber sobre eso, gracias.

controlzape dijo...

Los únicos isosísmicos que conozco son mapas, que consisten en poner en cartografía las intensidades del terremoto a partir de su epicentro. Se dibujan líneas entre puntos que tienen la misma intensidad y esas son las líneas isosísmicas.

Los triángulos isosísmicos quién sabe qué sean.