domingo, julio 08, 2007

El escepticismo no es censura, es divulgación

Jorge Ibargüengoitia escribía en los 70's sobre la censura cinematográfica:
El censor que entrevisté [...] se ocupaba solamente de prevenir las enfermedades del alma de cada quien.
- El hombre es un animal de costumbres – me decía -. Si ve en el cine el robo de un collar de perlas, le van a dar ganas de robarse un collar de perlas. Si ve que una pareja se divorcia, le van a dar ganas de divorciarse. De nada sirve que al final de la película los que se robaron el collar de perlas sean apresados por la policía, o que a los que se divorciaron les vaya de perros. Porque además de imitador, es soberbio. Él va a decir: "sí a ellos los agarraron, pero yo soy más listo, me voy a robar un collar de perlas y a mí no me van a agarrar". O bien: "sí, a esos que se divorciaron les fue muy mal, pero yo soy más listo y a mí no me a ir mal sino muy bien. Mañana mismo me divorcio".
19-Feb-71 (Memorias de la censura II – Retratos del alma)

La censura cinematográfica está basada en la premisa de que si un espectador ve borregos en la pantalla se vuelve borrego y que si ve alacranes se vuelve alacrán. El censor tiene la mente estructurada de tal manera que el conocimiento de cualquier índole no vaya necesariamente ligado prurito irresistible de imitación.
Este concepto que está reñido con la experiencia de la mayoría -yo diría que de todas las personas- requiere, para ser aceptado, una gran vanidad: de la que se deriva la idea de que existen a nuestro alrededor unos seres tan débiles, tan estúpidos, tan desprotegidos, que no pueden ver caníbales en la pantalla sin llegar después a su casa y comerse a su abuela.
14-Jun-76(Aspectos de la censura II – La metáfora del borrego)
Ahora los que vamos al cine ya no sufrimos la moralina de funcionarios de una Oficina de Cinematografía que hacían su chamba creyendo que el espectador es tarado y que la única influencia que puede provocarle ver una película es la de imitar lo que vea en la pantalla.

En la actualidad lo que tenemos es a un chingo de autoproclamados defensores del pensamiento a quienes si no les gusta una película invitan a boicotearla o de perdida a que el espectador se sienta tan ofendido y escandalizado como ellos por su contenido. Es claro que estos están en todo su derecho de despotricar como mejor puedan; en tanto su despotrique no consista en que se hagan con unas tijeras para mochar escenas o estorben la entrada a las salas de cine.

Esta actitud, reflejada por autores de perlas como "Apocalypto o nos roban la idea que tenemos de mayas astrónomos y plácidos" y "El Código da Vinci o jesus se va a enojar si creemos que anduvo cogiendo antes de subirse al cielo", es una en la que procuro no caer cuando me pitorreo de algún dislate magufo.

(Nota al margen: Cuando yo me pitorreo de películas como What the bleep...? no estoy ni invitando a que no la vean ni invitando a que piensen lo mismo que yo. Nomás estoy informando qué es lo que yo pienso de ella.)

¿Porqué procuro no imitarlos? Porque al contrario de lo que algunos me han endilgado yo no veo al escepticismo ni al pensamiento crítico como una guadaña que sirva para mandar al carajo a los paranormalistas y charlatanes del mundo.

Creo que el escepticismo, en tanto actitud que conviene divulgar, no tiene nada que ver con la censura. Salir a las calles con antorchas a quemar en leña verde a Maussan, a Carlitos Trejo, al brujo mayor, a Amira, a Mishanti o a Walter Mercado por muy atractivo que pueda parecer no resuelve nada.

Hace varios meses un senador que no hallaba nada mejor qué hacer dedicó esfuerzo y tiempo para contar los minutos que pasaban en la tele de anuncios de asesoría psíquica-mágica. Ello con el fin de proponer un acuerdo que disminuyera el tiempo de exposición en TV de esos charlatanes.

No sirvió de nada.

A principios de este año hubo también otra iniciativa que no tuvo mayor éxito de parte de la PROFECO para regular los mismitos anuncios.

Estos lamentables intentos del senador y de la PROFECO a mí me recuerdan los mismos afanes censuradores de la añeja Oficina de Cinematografía que menciona Ibargüengoitia, por eso lo traje a colación. Y los nulos resultados de esas iniciativas me llevan a reafirmar lo que suelo decir y que a muchos les parece ingenuo: lo único que funciona es parar de considerar a la gente como idiota. Si se le ofrece la información adecuada con la suficiente insistencia finalmente se dará cuenta que buena parte de lo que estaba creyendo es puro bullshit.

Aunque, como en todo, puedo yo estar equivocado. Pero no lo creo. No llevaría el tiempo que llevo escribiendo este blog si no pensara que la credulidad y el pensamiento mágiconsolador que se inventa explicaciones ramplonas y muy equivocadas de la realidad es, en términos generales, un estado de pendejez temporal... que a algunos les puede durar toda la vida.

18 comentarios :

TheJab dijo...

Sólo una preguntilla...

Algunos actores de doblaje pretenden boicotear la película de 'Los Simpson' pues ellos consideran injusto el despido de su trabajo en la serie animada para televisión en México (o algo así). ¿Cree usted que buscan justicia o es que están 'ardidillos'?

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Una entrada en favor de la tolerancia del escepticismo.

Efectivamente la estupidez es inmune a la censura, mas no asi a la educación o divulgación.

Saludos

Lupe dijo...

Creo que las personas que llegan a caer en el estado de que hablas, es por su libre pensar.
Simplemente la elección no es la mejor.

David Moreno dijo...

Buena entrada...

Respecto a la pregunta de The Jab, me permito esgrimir una respuesta:

Los actores de doblaje siguen considerando que su despido fue injustificado, tienen muchos argumentos para ello...pero me parece que no ganarían mucho con boicotear el filme, pues estos boicots son casi siempre contraproducentes. Creo que están movidos más por las entrañas que por la razón...

Saludos...

Tavo dijo...

Estoy de acuerdo con que este boicot está más movido por las entrañas quo otra cosa, sin embargo yo pienso unirme simplemente por que me parece que el reparto nuevo es bastante malo y no estoy dispuesto a pagar el boleto por algo que sé que voy a objetar de principio, creo que esa es mejor razón

Ribozyme dijo...

¡Chin! No sabía del despido de los actores de doblaje de los Simpson. Aunque casi siempre procuro ver los programas del SKY en su idioma original para obviar las frecuentes terribles traducciones, con los Simpson hago una excepción, pues me había acostumbrado a las voces en español y las gringas me suenan raras. Si de ahora en adelante en la serie y en la película cambiaron el doblaje, ya voy a preferir verlas en inglés.

Héctor, voy a tener que diferir de lo que dices. La gran diferencia entre la censura por cuestiones de moralina y la supresión que se propone para los comerciales de adivinos es que en el segundo caso no se trata de cuestiones de opinión, sino de falsedades comprobables. De hecho, yo soy de la opinión de que EN TODOS LOS COMERCIALES, sean estos impresos, de radio o de TV, se exija absoluto apego a la verdad y no el ofrecimiento de resultados milagrosos que a todos nos consta que no resultan en la realidad. Checa en este link las consecuencias muy reales de dejar que se propaguen maguferías.

Antonio dijo...

Ribozyme: lamento informarte, pero TODO lo que se anuncia en la telera (y la mayoria de lo que se anuncia en otros medios) son maguferias por definicion. Es decir, los "Mercadologos" se rompen la madre para encontrarle a cualquier producto propiedades sobranutales sin que suene demasiado obvio (desde el shampoo que te da orgasmos, hasta el auto que separa a quien es triunfador de quien no lo es, pasando por servicios de telefonia celular que escuchas en paisajes pseudo bucolicos) vamos, hasta comerciales que deberian ser informativos y se supone que no tienen mayor interes lucrativo aparte de ser magufos son estupidos (en serio a alguien le dio ternura cuando una niñita le da una muñequita a un soldado? para que era la muñequita? para que jugara al tiro al blanco el soldado?) (de repente me viene a la memoria un comercial antiguo que ahora estan repitiendo sobre las drogas que es una caricatura de un niñito -feo- que se mete a las drogas y cuando se hace drogadicto queda igual de feo pero con otro color y salen bichitos y cosas asi, es tan ridiculo que me dieron ganas de meterme coca para olvidarlo)y lo peor es que tratar de regularlo seria de cierta forma un acto de censura. Eso sucede porque la mercadologia apela alos sentimientos para vender un producto, mas que a la razon o a la logica (imaginate un comercial de shampoo que apele a la logica, ¿como lo harias? ¿dirias que "hace espumita, limpia dos dos y huele rico? no hay mas cosas que destacar...). La solucion pasaria por educar a los niños desde el kinder en el proceso de pensamiento critico, cosa que no se hace y creo que estamos lejos de lograr. Imaginate a un maestro diciendole a sus alumnos que los niños heroes ni fueron heroes ni fueron niños ni unoi se lanzo al vacio para proteger la bandera... todo nuestro pensamiento se estructura desde pequeños en maguferias y estupideces que damos por ciertas hasta que nos damos cuenta y a veces es muuuy tarde

Kix dijo...

Pos yo sí voy a ir a ver Los Simpsons... soy fan.

Ribozyme dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Antonio. Por lo mismo que dices, hace tiempo que soy de la idea de que (y con esto espero no ofender a ninguno de los lectores cotidianos de este bló), después de la de político, policía y funcionario judicial en general, las profesiones que considero más deshonestas son las de mercadólogo y ventas. Lo lamento si hiero sensibilidades, pero yo estudié una profesión científica en la que la verdad comprobable es el valor principal. Así como me purga que el Poli tenga una escuela para médicos homeópatas (que debería cambiar su nombre a Escuela de Magufería), también lo hace el que exista la Licenciatura en Mercadotecnia en más de una universidad financiada con nuestros impuestos. ¿Qué tal vender cualquier otro producto como se hace con los medicamentos? Que se anuncien las cualidades reales del producto, desde ventajas prácticas objetivas, como que un champú realmente deje el cabello más brillante, manejable o sedoso que sus antecesores, hasta ventajas subjetivas, como que el empaque o el olor sean más bonitos. Se supone que la economía capitalista como la que vivimos debe estar cimentada en la libre competencia, en la que los consumidores favorecen a uno u otro competidor DE MANERA RACIONAL. Al menos es lo que tengo entendido que asumen los ecónomos. Además, con las religiones y las pseudociencias y demás maguferías ha quedado más que demostrado que cualquier fenómeno social de magnitud significativa tendrá mayormente consecuencias negativas si se fundamenta en falsedades y alucines.

Digo, existe la libertad de expresión, pero ésta no permite hacer declaraciones falsas que acarreen consecuencias negativas, como gritar "¡Fuego!" en un cine abarrotado nomás por gusto.

Antonio dijo...

ribozyme: si y no. No voy a discutir si la mercadotecnia es honesta o no, porque creo que tambien eso es bastante subjetivo (si pues, estudie mercadotecnia) y el punto donde la mercadotecnia se convirtio de ser un mero conjunto de tecnicas y ciencias para hacer comerciales a un poderoso medio de control social y mental no lo se, Mira, quizas para ti es deshonesto decir que AMLO es un peligro para mexico (y yo tambien lo creo)pero cualquier mercadologo te dira que eso solo es una opinion de quien mando hacer los comerciales. Esto quiero dejarlo muy claro, los que hacen los comerciales no son los que inventan las pendejadas, son solo a las personas que contratan para hacerlas conocidas. Esto puede sonar deshonesto y tal vez si lo sea, pero volvemos al punto de partida, uno solo es el mensajero (yo en algun tiempo trabaje para unos brujos y por ello te puedo decir como se mueven las cosas). El caso es que lo ideal es no es que los comerciales sean racionales, sino que la sociedad (anunciar un shampoo en la misma forma que se anuncia la rivoflamina seria de hueva absoluta, porque la rivoflamina se anuncia solo para especialistas con un lingo que esta a la altura del klingon o del huttense, y por ejemplo un ingeniero en sistemas que habla de ram, dos, cobol, ddr etcera no entenderia ni jota y lo cierto es que ambos usarian ese shampoo y por ello se busca el lenguaje que llegue a todos)sea racional. Claro que como te comento, hace falta educacion, pero por otro lado todo nuestro sistema de valores esta cimentado en maguferias (bueno, no todo). Pondria por ejemplo, si tu fueras presichente, prohibiras las iglesias? se sabe que las iglesias (cualquiera) estan basadas en hechos completamente falsos, absurdos y deshonestos, y se sabe que a lo largo de la historia no ha habido peor influencia que la fe, pero el hecho es que la gran mayoria de este jodido pais sigue creyendo en dios... prohibirlo solo acarrearia una serie de rebeliones porque no hay insulto mas grande que decirle al que cree que cree en puritita shit (remember los cristeros?), la solucion seria para progresar en todo caso educarle, informarle, que dicho individuo use su cecera de manera critica, informada, racional. Educarle, pues, pero con personajazos como la maestra vitalicia, el presidente que le besa la mano al papa, el otro que se pone uniforme de soldado cinco tallas mayor solo para hacer el ridiculo... pero tampoco es pretexto, cada quien tiene el dercho y la obligacion de pensar y educarse por si mismo.
Para terminar, defiendo hasta la muerte el derecho que tiene alguien de gritar ¡fueeeego! en un cine repleto, pero tambien defiendo mi derecho a reventarle la madre y es ahi donde se equilibra la cosa.
p.d. la profesion mas deshonesta del mundo no es el de policia (que son deshonestos pero no deberian serlo de entrada, y me consta que le atoran a todo)ni la de politico en la que hay de todo (deveras, hay politicos inteligentes, honestos, conozco a un par que son cientificos y maestros, a otro que le encanta el teibol y asi)la profesion mas aborrecible y ojete del mundo es la de sacerdote, porque esta basada en puros cuentos (algunos chinos) y para ser del selecto (¿senecto?) grupo hay que renunciar de entrada a lo que nos distingue como humanos, no la fe sino la inteligencia.

Antonio dijo...

lo que queria decir con el rollo anterior es que prohibir lo que esta mal, lo que es malo y anexas es totalmente inutil, contraproducente, loco, y ya quisiera ver quien es el que se avienta el trompo a la uña de decidir que esta bien y que esta mal.

Ribozyme dijo...

¡¡¡¡Híjole!!!! ¡Qué pena contigo! No me imaginaba que fueras mercadólgo. Despues de varios intercambios contigo, me doy cuenta de que eres una persona inteligente y honesta, inclusive honesta intelectualmente. Quizás con eso cambie mi opinión de los mercadólogos, que hasta la fecha se ha basado en los productos de su trabajo que puede uno observar en los medios masivos. A lo mejor tú eres la excepción que confirma la regla... ¡Ja, ja, ja, ja, ja! (risa de nervios)

Debo insistir sin embargo en un punto. A lo que yo me he estado refiriendo es a prohibir la propaganda con FALSEDADES COMPROBABLES, venga ésta de quien venga, no a hacer juicios morales sobre lo que se anuncia (como mi tía, que en paz descanse, que se horrorizaba con los comerciales de condones y de tratamientos para las infecciones vaginales... y es que era señorita de las de antes). Claro, el favorecer la verdad sobre la falsedad es una decisión moral, pero creo que allí, independientemente de su origen, todas las morales coinciden. Hasta las religiones cristianas, que como tú bien dices, se fundamentan en falsedades (aunque lo mismo va para cualquier otra religión), en sus escituras (los Evangelios) tienen la famosa y magnífica frase "La verdad os hará libres". Es decir, no estoy proponiendo que nos atengamos a valoraciones subjetivas, sino a realidades comprobables. En ese aspecto yo alabo la labor (aunque pequeña) de difusión que hace la PROFECO, de comparar con mediciones objetivas diversos productos que se encuentran en el mercado y tratar de fomentar una actitud de consumo más crítica.

Respecto a los políticos, mi experiencia personal me hace llegar al juicio que se puede describir con otra frase bíblica: "No hay ni siquiera uno bueno". Si dices que sí hay políticos con moral y honestidad personales, yo pensaría que son los peores, pues igual se venden al sistema en contra del cual deberían estar, dadas sus ideas. Porque nada más hay que ver el muladar en el que estamos viviendo en la política y la administración pública. No vayamos más lejos, nada más checa el programa de Jorge Garralda. Y eso es lo que se deja que salga a los medios, imagínate lo que todavía se encubre. La política es como lo que decía un concido mío acerca de la realidad cotidiana y las películas de Almodóvar, que a muchos les parecen jaladas de los pelos pero "en realidad Almodóvar tiene que editar la realidad para hacerla más creíble"... El caso es que no ves a los citados políticos "honestos" alzando su voz contra todo el mugrero, sino igual siguiendo la línea que les dan el partido o los poderosos locales o nacionales.

A mí sí me parece que AMLO es un peligro, con esa actitud mesiánica y ese total desprecio que tiene por la crítica. El tipo no es muy diferente en actitudes e ideas de Hugo Chávez; la única diferencia real es que hasta la fecha no se ha hecho del poder para ponerlas en acción. Yo viví en el DF durante todo el sexenio de AMLO, y vi el mismo mugrero, componendas, corrupción y mal servicio del gobierno del DF. El tipo se dedicó a realizar acciones de mucha visibilidad pero poca substancia, como el apoyo de 700 pesos al mes para los ancianos (¿Y con $700 qué compras? Ni siquiera para pagar la renta o la comida) o la remodelación de Reforma y la construcción del 2o piso del Periférico, pero las obras urgentes del Drenaje Profundo, los servicios como el agua potable y nuevas líneas del Metro (la última línea que se construyó, inició su construcción cuando todavía estaba el PRI en el poder, para que eches cuentas de cuántos años van) brillaron por su ausencia, quizás porque no hubieran tenido tanta visibilidad. Si Fox no es el único que aprovechó su puesto en el gobierno para hacer campaña. Y luego esa postura de eterna víctima, muy al estilo del incendio del Reichstag que sirvió para que Hitler se hiciera del poder. No es el único. El gobierno de Calderón está utilizando la misma táctica de "nosotros somos los buenos contra los malos" en su supuesta mano dura contra el Narco. Por eso te digo que creo que TODOS los políticos son unas basuras. Ahora estoy viviendo en un estado que va en su segundo sexenio con gobernatura del PRD, en este caso bajo Amalia García, que habiendo sido presidenta del PRD (y dentro de cuya presidencia se dio un fraude electoral interno que causó mucho revuelo... aunque ahora ni quién se acuerde), es tan representativa del PRD como lo puede ser cualquier político. Y no creas que el estado se ha convertido en un paraíso de honestidad y justicia para los pobres. Se sigue viendo el mismo mugrero de siempre, con prepotencia y corrupción de los funcionarios a todos niveles, chanchullos con los fondos públicos (ahora que hubo campaña para presidentes municipales y diputados locales, el PRD anduvo repartiendo despensas y cobijas compradas con fondos federales, en actos en los que hacía acto de presencia la gobernadora), malos servicios, etc. La única gracia que tiene AMLO es que, a diferencia de Fox, todavía no ha demostrado que no es lo mismo hablar que hacer, por lo que podemos alucinar que tendrá como gobernante todas las virtudes concebibles. Y nada más por eso me hubiera gustado que ganara, para que ya saliéramos del engaño...

Antonio dijo...

el problema sigue siendo que "bueno" y "malo" son juicios morales, basados, al estar nosotros en un pais occidental, norteamericano y estadounidense, en la muy discutible (como toda moralidad) moralidad judeocristiana. Yo no se si AMLO es un problema para mexico o para su papá, yo me quedo con la frase cada pueblo tiene el gobierno que se merece" que lei por ahi alguna vez en un libro de Rius Frius.
Los politicos no son seres extraterrestres (de algunos tengo la duda) que llegaron para establecer una especie de liderazgo y a colmarnos de bendiciones o no, son gente emanada de la misma sociedad y que refleja claramente el estado de esta: es decir, que nos podria decir de nosotros mismos tener un presidente como el que tenemos, o hemos tenido, unos diputados que se encueran como vedettes, unos alcaldes que hacen peliculas que hacen ver a los Almada como lo maximo... no son ellos, somos nosotros, la mugre no esta en el congreso ni en los pinos ni en las alcaldias, esta en las calles y en nuestros hogares, eso solo es el circo del que nos valemos para decir que estamos a toda madre y somos victimas de los otros, de los poderosos, de los politicos;es la forma de no querer ninguna de las responsabilidades pero si de todas las ventajas. Yo no se si 700 pesos al mes sirvan de algo o compren algo o nada, pero son los mismos que no se van a ir al excusado de un hotel de 5 estrellas en algun pais exotico al cual acudio no de nuestros representantes a... bueno, a representarnos y a promover mexico...
Para quien vea la television o los medios en general desde fuera, desde una pantalla ya sea lcd o de las otras, es bastante complicado entender como funciona realmente todo el engranaje desde dentro. Seria Complicadisimo explicarlo, y me llevaria todo un año y tal vez ni siquiera terminaria de explicarlo, pero va mas o menos asi: lo que ve el publico en general solo es la punta del iceberg de un proceso que involucra a cientos de personas, desde continuistas, programadores, ingenieros, camarografos, decoradores, gente que lava y plancha la ropa, vendedores, gerentes de las areas que te imagines, todos trabajando solo para que un mono salga con una sonrisa en la tele... y todos ellos, mi amigo, son gatos. Y el mas gato de todos es el chango que todos los dias (gato-chango, te das cuenta?) da una palmadita a su escritorio y muy cabron segun el, dice... "Sabe que? NO SE DEJE!!!" pero es solo una actuacion. Claro que como el tiene el microfono nunca lo va a decir, es parte de su actuacion (y de todos los demas) decir que el es el chingon, el nunca seria un gato, nunca cambiaria su opinion porque otros le dijeran, el dice lo que se le da su regalada gana, vamos ellos son los "lideres de opinion", pero en realidad, ni el "jefe" garralda, ni el odioso Carlos Loret, ni Adela Micha, ni el cansado Joaquin Lopez, ni el mostacho de Javier Alatorre ni nadie dicen otra cosa que no sea lo que sus patrones quieren que diga, todo esta calculado, todo esta preparado al detalle para que nadie se salga de un guion muy preciso. La principal arma el demonio (que no existe)(el demonio, no el arma) es el engaño, el hacer creer que no existe, y funciona igual aqui. Ningun cabron que salga en la tele o en el radio y que aprecie su chamba dira algo que no haya sido estrictamente aprobado por el dueño de dicho medio... y solo hay dos dueños de televisoras aqui, ya se podran imaginar. Nadie se va a poner a decir que "hay un politico del PRD que tiene buenas ideas y no se quizo ir al congreso en las vegas porque no quizo desfalcar a las arcas de su municipio" lo que interesa es ver a un tipo llenandose las manos de dinero, sin importar el origen o la circunstancia, y si es del partido que le cae gordo al dueño mucho mejor, si no no sale.

Ribozyme dijo...

Entiendo lo que dices de los medios, y aunque nunca me ha constado (lo más cerca que he estado a los medios fue una vez que fueron cámaras del Canal 11 al laboratorio donde estaba haciendo la maestría y me les escondí, la vez que me entrevistó en Berlín un reportero de la BBC y una vez que mandé un e-mail de crítica a La Jornada porque habían confundido la médula ósea con la médula espinal en un artículo sobre la enfermedad de las vacas locas, y me preguntaron si yo quería escribir un artículo sobre el tema para ellos... como no me sentía experto sobre el tema, nunca me animé), pero me lo imaginaba así. A lo que he querido llegar desde un principio es que no debemos quedarnos con aquella frase de un personaje de Héctor Suárez, que decía "¡Yaaaaaa nimoooodoooo...!". Si pensamos que las cosas están mal, tenemos que decirlo, a gritos si es preciso, y tratar de hacer todo lo posible para que mejoren. Es fácil justificarnos para no actuar, que porque "si ni van a cambiar las cosas", o "es mucho esfuerzo", o "me voy a meter en problemas", etc. Cuando menos, como puedes ver, yo me doy el gusto de hociconear de lo lindo, y no pierdo la esperanza de que algún día las cosas mejoren. En eso me pueden entender todos ustedes los blogueros de escepticismo, que luchan contra la estupidez humana, aunque saben que de antemano la lucha está perdida en la mayoría de los frentes, de acuerdo con la frase acuñada por Schiller.

El hecho de que en el programa de Garralda o cualquier otro no salgan todas las cosas que pasan, sólo apoya aun más mi punto, pues si lo que se ve representa sólo una pequeña proporción de la realidad, imagínate cómo será la totalidad...

Nation84 dijo...

Como dirian por ahi.
Un buen esceptico es aquel que duda hasta de su propio escepticismo.

Xamiru dijo...

a) No tenía ni puta idea de que eras mercadólogo.

b) Detesto decirlo, pero yo también me defino en ese costal.

c) No sé qué chingados estamos haciendo perdiendo el tiempo. Llama o escribe para que, juntos, como los 4 fantásticos (tú, yo y nuestras pesadumbres mutuas) cambiemos el mundo.

d) Qué asquerosamente real es todo tu pinche post. Y lo peor es cuando termino de leerlo y siento que lo escribí yo, je.

e) Llama, cabrón. No pa cambiar al mundo, pero seguro pa lo que se ofrezca.


Saludos.

control_zape dijo...

Yo no soy mercadólogo pero con mucho gusto nos hablamos para lo que se ofrezca (cambiar el mundo).

Saludotes.

Ernesto dijo...

si, pero como vas a educar a esa gran cantidad de personas. como vas a competir con los medios masivos.