viernes, octubre 19, 2007

Calentando el teclado

En preparación al próximo noviembre de escritura tumultuaria he esbozado algunas premisas y algunos personajes pero ninguno me satisface para dedicarle 50000 palabras en un mes.

También he hecho un ejercicio de escribir una anécdota en 1666 palabras para ver cuánto tiempo me llevaría completar la cuota diaría con una idea más o menos clara en la cabeza. Lo hice en aproximadamente 2 horas porque no me quité la costumbre de releer cada párrafo para ver si podía ocupar menos palabras para decir lo que quería. Ese es un hábito del que habrá que prescindir durante la escritura del texto del nanoWriMo si quiero llegar a fin de mes.

Además como vivo pensando que mis resortes expresivos están oxidados al punto de la ñoñería, hice un recuento de las novelas que más me han gustado y de los personajes más memorables. Fue contraproducente pues concluí que las ideas que tenía para desarrollar y que al principio me habían parecido tan geniales, apestaba en el mejor de los casos y en los peores, eran refritos de algo que ya había leido.

En busca de consejo fuí a la Gandhi a ver si encontraba algún libro como On Writing de Stephen King (creo que adolece de elefantiasis literaria pero tengo que reconocer que el muy cabrón sabe contar historias). O 6 propuestas para el próximo milenio de Italo Calvino. Terminé decantándome por un libro que se llama Gajes del Oficio y que reune textos cortos -casi aforismos- de 50 y tantos escritores que tratan sobre su oficio.

Hacia el final de libro recibí una dosis de ubicatex de Faulkner:

Si el escritor está interesado en la técnica, más le vale dedicarse a la cirugía o a colocar ladrillos. Para escribir una obra no hay ningún recurso mecánico, ningún atajo. El escritor que siga una teoría es un tonto. Uno tiene que enseñarse por medio de sus propios errores; la gente sólo aprende a través del error.

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Pos a ver si aplicas el consejo... :)

Pelayo

Sandy Gallia dijo...

mmmmmmmh... no sé si ese consejo llega justo a tiempo o llega tarde... =S

controlzape dijo...

Faulkner se la pela pues no me da la gana ser médico ni albañil.

Gerardo dijo...

Buena bosta. Qué bueno que predicas con el ejemplo.

No está infinitamente lejos el día en que escribas con fluidez obras maestras. Mientras tanto, a darle duro.

V for Vancouver dijo...

Nasa más no empieces con "Era una noche oscura y tormentosa" y ya puedes decir que empiezas con el pie derecho.

Y a ver quién gana a escribir más burradas por centímetro cuadrado en este noviembre.