lunes, diciembre 03, 2007

65 minutos de masoquismo

El sábado pasado, a las 8 AM, estaba yo en Cuautla, sobre la carretera que va hacia Cocoyoc en medio de 1500 personas.

Todos mirábamos expectantes en dirección a Cocoyoc y hacíamos cosas muy raras. Algunos dábamos brinquitos, otros se doblaban hasta alcanzar sus tobillos, otros movían sus brazos como si fueran molinos de viento.

El que me sonsacó para estar ahí me daba indicaciones:

- Tú ve a tu paso. Hay varias bajadas que invitan a ir más rápido. Si no has entrenado no lo hagas: te vas a quemar. Reserva tus fuerzas para las subidas. Recuerda que los últimos 1300 mts van de subida.

Yo estaba preguntándome qué putas hacía a punto de participar en una carrera de 10kms. La última vez que corrí esa distancia fue hace 15 años (y kilos).

Cantamos el himno nacional y aplaudimos. Yo estaba en el contingente verde (los de tiempo estimado de 60 a 69 mins). Sonó una trompeta y comenzamos a avanzar.

Un gordo nos saludaba desde una tarima.

- Es el presidente municipal de Cuautla – me dijeron.

- No le caería mal correr a él también – pensé mientras contemplaba su panza de buda.

Pronto el contingente se desperdigó por la carretera. El que me sonsacó me acompañó los primeros 500 metros.

- Llegando a la meta me regreso a buscarte y te acompaño hasta que llegues – me dijo.

Apresuró su paso y se perdió en medio de los cientos que estaban por delante mío.

Continué corriendo a mi paso de tortuga epiléptica (aprox. 10 kms/h). Me rebasaron chavas, niños, octogenarios, uno en una silla de ruedas y un caracol (esto último fue una exageración pero no me hubiera extrañado).

Al principio había varios cuautleños contemplándonos desde la orilla de la carretera. Algunos aplaudían y echaban porras.

En la cima de una leve pendiente me animé a mirar hacia atrás. Ví a un chingo por detrás de mí aún. Eso me animó aunque sabía que me rebasarían en los siguientes kilómetros.

Rebasé a un grupo de señoras. Una iba platicando mientras las otras asentían a jadeos. Les iba dando recomendaciones de dietas.

Un kilómetro despúes oí la alharaca de la que iba platicando. Ella y sus amigas me rebasaron.

- Shame on me – pensé.

Noté que parecían unas gráciles gacelas corriendo y yo –de acuerdo a los zangoloteos de mi propia sombra- parecía una lagartija a la que le acababan de arrancar las patas.

Pasamos frente a viveros. Los empleados de una gasolinería aprovechaban que estaba cerrada la carretera y que no tenían coches quá atender, para desayunar mientras nos veían correr.

Había varios de entre los corredores que agradecían las porras que se encontraban. Yo temía que si abría la boca para soltar un gracias me faltara el aliento. Iba muy concentrado en mantener mi paso.

En el km 4 encontré una mesa de Powerade y un chingo de vasos en el suelo. Desdeñé al que me ofrecía agua. No quería perder mi ritmo. El sol subía por el cielo a nuestras espaldas.

- ¿A qué horas funciona el aire acondicionado de esta pinche playera? – iba preguntándome.

Llegué al kilómetro 5, ya sobre Cocoyoc. Comenzaron otras porras de varios Cocoyoquitas. Algunos ofrecían bolsas con gajos de naranja. Alcancé al de la silla de ruedas que me había rebasado al principio. Comenzaba una subida. El dolor de mis pies y mis pantorrillas me recordó que normalmente esa era la distancia máxima que suelo hacer corriendo. Estaba ya fatigado.

Alcancé otra vez a la señora de las dietas. Ya no iba hablando tan animadamente. Ni corriendo. Iba trotando apenas.

Terminó la subida y en la pendiente de bajada el de la silla de ruedas me volvió a rebasar. Iba tendido. Resistí la tentación de treparme a su silla y continúe corriendo.

Sentí que mi pantorrila derecha se partía en dos. Era un dolor intenso, pero conocido. Tuve el siguiente diálogo interno en mi cabeza.

- Duele.
- ¿Para detenerte?
- No.
- Ignóralo y continúa.

Alcé la cabeza y me concentré en contemplar la cordillera del Tepozteco. Desde ese lado raramente la había visto. Mantuve mi paso como pude otros tres kilómetros.

Tenía frente a mí una pendiente pesada. Muchos la recorrían caminando. Yo subí corriendo. Sabía que la entrada a Oaxtepec no estaba lejos.
Quedaba a la vista la autopista. Pasamos debajo de ella y venía otra pendiente. La entrada al parque estaba a la vista. Muchos aplaudían. Sabía que la meta quedaba en el estadio. En la cima de un cerro que nunca había recorrido.

Entré al parque y comencé a subir. Muchos continuaban caminando, unos pocos corríamos. Al final de cada curva pensaba que ya había llegado y entonces veía que la subida continuaba. Me estaba quedando sin fuerzas en las piernas.

Había una señalización en el suelo. 9 kms indicaba.

- ¡Me lleva la chingada! – faltaba más de lo que creía.

Continué corriendo 200 mts más. Mi pantorrilla izquierda se partió en dos. Escuché un aullido. Salía de mi garganta.

Seguí caminando, alargando todo lo que podía mi zancada. Caminé así 100 mts. De pronto ví al que me sonsacó bajar corriendo.

- Orale. Sigue corriendo ya nomás faltan 300 mts –mintió.

Reanudé la carrera a su paso. Faltaban más de 300 mts. Pero los subí. En la cima esperaba ver la meta. Me llevé una desilusión al contemplar la jeta más grande que hay de Adolfo Lopez Mateos en una fuente.

- Hay que dar la vuelta a la fuente y entrar al estadio.

Aún faltaban 100 mts por recorrer.

- Los últimos hay que hacerlos lo más rápido que puedas.

Crucé la meta y de pronto todo el dolor, el calor, el cansancio y la deshidratación de la última hora se desvaneció... sólo un instante. Al siguiente regresó.

Mientras trastabillaba hacia una fila de los que íbamos llegando y esperaba que me dieran agua, una naranja, un plátano y mi medalla de participante el de adelante nos comentaba que esta era la octava ocasión que hacía esa carrera y que su primera vez habían participado 10000 corredores.

- Lástima de la falta de promoción – nos dijo.

Y pues ya. Terminé sin morirme la primera carrera de 10kms que hago con mi papá. Él fue el que me sonsacó.



13 comentarios :

Lupe dijo...

Felicitaciones mi chamuco correlón!!!
Y también a tu pá! que bueno que te sonsacó! ;)

Jorge Luis dijo...

Felicidades por el esfuerzo.

A la próxima pon el anuncio a ver a cuántos más sonsacas también.

Ribozyme dijo...

Buena estrategia para conseguirte un infarto o una lesión. A menos que ya tengas buena condición, el llegar a correr esa distancia se tiene que hacer con incrementos graduales, empezando por caminar a buen paso e irle subiendo. ¿Cuando menos hiciste calentamiento (caminar un rato) y estiramientos antes y después? (luego por eso son los dolores y las lesiones). ¿Te checaste el ritmo cardiaco? (la mejor manera de evitar un infarto mientras se hace ejercicio... ya se sabe que uno es muy macho pero ¿Dee qué sirve serlo estando muerto o incapacitado?). Luego a los gobiernos de todos los niveles les da por hacer como que les interesa la salud y promueven eventos de ese tipo, pero sólo es eso, hacer como que les interesa, no interesarse realmente (lo evidencia el citado alcalde).

Aquí unos links muy buenos sobre entrenamiento para esa distancia:

http://www.time-to-run.com/beginners/3rules.htm

http://www.time-to-run.com/beginners/first10k.htm

http://www.time-to-run.com/beginners/easytips.htm

Algunos de los consejos que dan:

3. Make sure you run/walk at least three times a week. You won't really benefit if you do less than this. However, don't run if you're unwell, as this might increase the time you'll take to recover.

6. Avoid drastic increases in time on your feet. If you ran a total of thirty minutes last week, don't increase this by more than ten minutes the following week.

7. Avoid copying top athletes! These runners were born with superior genes that enables their bodies to handle stress loads that ordinary runners cannot cope with.

8. Be patient! Don't be in a hurry to enter road races, etc., no matter how much your friends pressure you.

LabJournal dijo...

Bonita narración, me encantó.
Rybozyme: GRacias por los datos!!!! yo ando preparandome pa una carrera pero no tenía idea de la estrategia para la carrera en si

David Moreno dijo...

10 km...

Now you're my hero dude..

Saludos...

Kix dijo...

Wow.

Ovación de pie.

Yo no corro ni la cuarta parte, y eso que según yo "salgo a correr" en las mañanas.

Me matas de risa con tus narraciones, eso de subirte a la silla de ruedas hubiera sido la neté.

Lord Maese Darth Chelerious dijo...

putss... yo al primer kilometro ya estaría tosiendo los pulmones...

Nostromo dijo...

"- No le caería mal correr a él también – pensé mientras contemplaba su panza de buda."

¡Goeeey! Buda no era panzón, lo confundes con el dios chino de la felicidad.

Anónimo dijo...

Eres muy lento para escribir... Ya es martes son las 7:48. Y no has actualizado nada...

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Envidia de la buena, no es por presumir (bueno si) pero yo en mis tiempos de corredor hice los 10 km. en 45 min.

Y luego me desmadre la rodillas por no hacerle caso a los consejos mencionados, sobre todo al No. 6.

Ahora por mas que entreno no puedo pasar de los 3 km. Pero como dicen "no es lo mismo los 3 mosqueteros que 20 años después (literalmente)."

Que padre que corrieras con tu Papa, seguire entrenando para no causarle vergüenzas al Esceptiquito, al menos en 3 kms.

Felicidades y hazle caso a Rybozyme.

controlzape dijo...

Yo me animé porque corro 5k sin problemas y con cierta regularidad y porque en este año que he ido al dr más veces de lo que yo quisiera me han chuleado mi ritmo cardiaco en cada revisión.

Durante los diez días antes de la carrera incrementé los 20 minutos que corro hasta los 45. Supuse que no habría bronca en correr otros 10 o 20.

El dolor que menciono sólo duró un día. No hubo lesiones que lamentar. Al otro día corrí 4 kms.

Rybozime tiene razón. Sin condición es una tontería hacerlo. Y el calentamiento es indispensable. El chamorro fileteado que uno siente en las subidas se reduce con estiramientos adecuados.

La carrera de la que hablo va por su vigesimosegunda edición. La ruta está chida y espero que por falta de afluencia no se vaya a clausurar. Sería una pena.

Ribozyme dijo...

¡Mejor que un infarto es un "infla-harto"!

El "buda" panzón, llamado Budai o Hotei, se supone que es una de las encarnaciones de un Boddhisatva (un futuro buda), el que será el próximo buda después de Gautama. Por cierto, se dice en los textos budistas que el Gautama Buda era un hombre bellísimo, y cuando menos en las primeras representciones que se hicieron de él, en Gandhara (en el budismo primitivo no se utilizaban ni veneraban imágenes), así lo representan. Chequen estos links:

http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Buddha_Gandhara.jpg

http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Head_buddha_hadda.jpg

http://www.virtualmuseum.info/press/images/c48/mk090001_300h250w.jpg

Anónimo dijo...

pos quien sabe, a mi me dijeron que controlzape hizo un tiempazo de 10 minutos y que ya esta listo para correr la maraton de berlin

atte. el sibernako chismoso