martes, diciembre 04, 2007

NaNoExperiencia

El viernes pasado se acabó el NaNoWriMo y me quedé en las 33,289 palabras.

La noche del cierre ví mi novela que ya estaba esbozada hasta el final y me dí cuenta que la única manera de llegar a la 50,000 palabras para ser un orgulloso ganador de NaNoWriMo era volver tartamudos a todos mis personajes.

Durante el mes de escritura maratónica (admito que no fui tan constante como pretendía cuando comenzó), los participantes recibíamos por email pep-talks de escritores con colmillo y obra publicada.

De las ocho pep-talks que recibí en mi bandeja de entrada en noviembre, con la que me quedo es con la de Neil Gaiman (sí, ESE Neil Gaiman). Recibida el 17 de nov.

Decía mutatis mutandis:

Probablemente a estas alturas estés listo para tirar la toalla. Quedó atrás ese magnífico y furioso entusiasmo donde cada personaje y cada idea eran nuevos y entretenidos. Ya pasó el momento donde las palabras se te ocurrían más rápido que lo que podías ponerlas en papel. Ahora vas a la mitad. Las porras que te echaban parientes y amigos se han convertido en reclamos de que ya casi no te ven – y cuando lo hacen te ves jetón, preocupado y ya no eres divertido -. No sabes porqué empezaste tu novela, ya no recuerdas porqué pensaste que a alguien le interesaría lo que escribieras.

Bienvenido al club.

Así es como se escriben las novelas.

Escribes. En los días buenos y en los que están del nabo. Escribir puede ser o no tu salvación, puede ser o no tu destino. Eso no importa. Lo que importa son las palabras. Una detrás de otra. Encontrar la siguiente. Escribirla. Y repetir. Repetir. Repetir.

Esa búsqueda por la siguiente palabra no se vuelve más fácil conforme avanzas, pero nadie más va a escribir tu novela por ti.

Y pues ya. Tengo una novela de casi 100 cuartillas a la que le sobran personajes, 700 agujeros en la trama y que repite hasta la náusea demasiadas motivaciones…

…pero que la historia que cuenta me divierte y entretiene y eso es lo que importa.

Durante los siguientes meses la reescribiré (quizá mate a un prota y termine echando el apocalipsis sobre el mundo) hasta dejarla en un estado en que no de pena someter a otro que no sea yo a leerla.

No sé si tenga madera de escritor. Cuando me hice esa pregunta hace mucho decidí que no me interesaba la respuesta. Lo que me importaba era contar lo que tenía en la cabeza por escrito. Y ahora, años después de formulada esa pregunta creo que ya llegué a juntar lo que necesito para escribir algo más interesante que documentación de computito.

El NaNoWriMo me dió el último empujón.

pd. Aprovecho esta bosta para agradecer a Beam por escoger un fragmento de mi novela para leerlo (selección que hizo al azar, me informa) durante una entrevista que le hicieron los de BBC Mundo sobre el NaNoWriMo.

7 comentarios :

Lupe dijo...

Pues no la dejes inconclusa, la quiero leer!

Beam 9000 dijo...

Pues ni tan al azar mi estimado... usted era una de mis opciones jejeje.

Desgraciadamente la raza de la BBC Mundo nos eliminaron a usted y a mi de la edición final del programa y pusieron a una chamaquita argentina.

¿Por que habrá sido?

Ahí me avisa si quiere que intercambiemos novelas.

¡Un saludo!

Ribozyme dijo...

¡Orale, Neil Gaiman! Escribe padre. Sólo he leído un par de novelas de él, ya que, hasta donde yo sé, no se consiguen en español (si me escribes, te puedo decir de dónde bajarlas gratis de Internet). De buenas que leí "Stardust" antes de que se estrenara como película. La película tuvo buenas críticas, pero no me gustó nada ver en los cortos que habían puesto partes chistoretes "slapstick" que no van en la novela, muy al estilo gringo, así que decidí no verla.

Anónimo dijo...

no te la pases de flojo en tu casa... ya ponte a escribir....

Antonio dijo...

Pues de verdad que deberías terminarla y dejarnos leerla.

Un Abrazo.

David Moreno dijo...

Uts...una novela chido...

Yo llevo ya dos un años con un simple cuento, y nomás no me termino.

Aplausos para vos.

Saludos.

KrizalidX1 dijo...

haber si la subes!