miércoles, octubre 31, 2007

Memorial del 68


El domingo la lupe y yo fuimos al Centro Cultural Universitario Tlatelolco para conocer el memorial del 68.

Después de darle una vuelta al edificio que albergó algunas décadas a la Secretaría de Relaciones Exteriores buscando la entrada y de contemplar la colección Blastein de pintura* entramos al memorial.



En la entrada uno puede contemplar tres fotomosaicos cuyo tema central es un puño, una palma y una mano haciendo la V de Vendetta o de Victoria o la señal de la paz o lo que el visitante interprete viendo una V. Ahí uno se puede entretener un buen rato reconociendo las fotos de los mosaicos que son íconos sesenteros. Van desde el James Bond de Sean Connery hasta una foto jocosísima del dientón de Diaz Ordaz haciendo esfuerzos heróicos por juntar sus labios para salir con jeta de serio y severo.




En una pared están varios de los participantes del movimiento del 68. Algunos proporcionaron fotos de sus días sesenteros y en esos casos el visitante puede reflexionar sobre la caducidad de la vida al contar las arrugas o los centímetros cuadrados de calvicie que hay en las fotos de la actualidad y que no estaban hace 40 años.



En otra pared hay un cronograma de la década de los sesentas en un ámbito mundial. Al terminar ese pasillo uno cruza un arco que dice “Agosto – Diciembre de 1968”. En una pared uno sigue otro cronograma cuyos extremos son la fundación del Consejo Nacional de Huelga y la disolución del CNH (en el piso de abajo). A lo largo del cronograma hay videos de los participantes narrando su visión de los hechos y algunas instalaciones. Las que más me llamaron la atención fueron la pared tapizada con los carteles y panfletos de propaganda que las brigadas estudiantiles repartieron durante esos meses a quien se dejara y el collage de los períodicos oficiales con algunas ventanas en las que se leen los comunicados del Consejo Nacional de Huelga para informar a la población.

Los videos más largos son también los más interesantes. El primero de estos es sobre la manifestación que se hizo en el Zócalo que acabó en corredera de estudiantes para que no los aplastaran las tanquetas que salieron de Palacio Nacional. El segundo video consta de los testimonios, apoyados con mucho material visual de el mitín en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre.

Cruzando el área de las computadoras y de los dvds que uno puede consultar instalado en mullidos sillones hay un espacio dedicado al aftermath del movimiento del 68. Ahí me chuté un video que contenía algunas reflexiones dedicadas al memorial. Me acuerdo de dos (mutatis mutandis).

De José Woldenberg: En 2008 serán 40 años de lo que ocurrió. Para un estudiante que entré ahora a la universidad el 68 será historia antigua. Y sin embargo buena parte de lo que vive tiene raices profundas en lo que ocurrió durante esos meses.

De Carlos Monsivais: Que este memorial sea uno que se actualice y se transforme con todos los esfuerzos que se hacen desde la disidencia y la resistencia.

Y ya. Vayan a verlo. Independientemente de las ideas que tengan sobre lo que ocurrió en 1968 van a disfrutar de una de las mejores museografías que hay en la ciudad.


* Aspecto chido de la colección Blastein: ver en una misma exposición un cuadro de cubismo región 4 de Diego Rivera y una pintura de la Av. Hidalgo desde el Palacio de Bellas Artes de Angelina Beloff. Y ninguna alegoría de Frida quehuevameda Kahlo colgando de las paredes.

domingo, octubre 28, 2007

Buscándonos en el MUCA


Este sábado fuí al Museo Universitario de Ciencias y Artes a la inauguración de la exposición Tunick en el Zócalo 2007 con la lupe y Caro.

Llegamos temprano y estuvimos contemplando Rectoría y asoleándonos esperando la inauguración. Al cabo de un rato vimos que algunos estaban entrando al museo. Los seguimos y fuimos a dar al auditorio del MUCA. Había como 50 personas escuchando a un historiador cubano. Por la edad y la manera en la que platicaba su tema parecía un contemporáneo de Fidel Castro. Casi nos duerme. Entre el sopor alcancé a dilucidar que platicaba del Ché Guevara y cómo quería aprender matemáticas "para adquirir un razonamiento riguroso". Supuse que el Ché no llegó a cumplir ese propósito pues nunca fue famoso por el rigor de su razonamiento. No se nos antojó seguir escuchando la conferencia y salimos del auditorio. Hallamos el museo aún vacío. Mientras nos encaminábamos a la salida a seguir esperando se nos cruzó la tiendita del museo que vendía de esas playeras que usaba el staff de Tunick cuando nos fotografiaron en mayo y otras que traían una de las fotos que nos tomaron.

Con menos dinero y playeras nuevas fuimos a la salida. Ya se había reunido mucha gente.

Finalmente dieron las 12:30 y por altavoces nos convocaron a la entrada del museo para la inauguración. Oimos a la directora del MUCA, al coordinador de Difusión Cultural y a Spencer Tunick que también asistió a la inauguración. El discurso más aplaudido fue el de Spencer Tunick que dijo que cuando buscaba que alguna universidad gringa lo apoyara en sus instalaciones, ésta se negaba; por lo tanto felicitaba a la UNAM por ser más abierta que muchas universidades gringas.


Por fin se callaron y entramos al museo. He aquí algunas fotos de la inauguración. La exposición nomás consta de 8 fotos, 2 monitores en los que uno puede ver el documental que hizo TVUnam y un par de cuartitos con videos de aquella mañana de mayo.








Como la vez pasada que fuimos a la inauguración de la Era de la Discrepancia, lo mejor de esta ocasión fue el aperitivo que sirvieron.



Dos de estos dejan la panza ardiendo sabroso.

viernes, octubre 26, 2007

Texto sobre lectura

Ya se publicaron los textos del ejercicio 5 de metatextos. En esta ocasión la tarea consistía en escribir un texto de 300 palabras cuyo tema fuera la lectura. Como referencia nos recomendaron Si una noche de invierno un viajero de Italo Calvino. Libro que intercala capítulos escritos en segunda persona, que cuentan los intentos de uno para leer Si una noche de invierno... que está narrada en el resto de los capítulos.

Yo me inspiré más en Todos los fuegos el fuego de Cortazar (así se llama uno de los relatos de un libro homónimo de cuentos que va trenzando dos hilos narrativos que se funden al final) y en La Historia Interminable de Ende que en Italo Calvino.

Para cumplir con la tarea de escribir un texto sobre lectura, recurrí a la siguiente premisa: un fulano compra El Perfume, y se clava tanto leyéndolo mientras camina que se va de cabeza a las vías del metro, lo que despierta al mismísimo Grenouille (el prota de El Perfume).

pd1. A veces pienso que con esas ideas nunca voy a pasar de escribir líneas de código, pffff.

pd2. Mi texto se llama Sueño.


pd3. Ahora el que más me gustó fue el texto de Jorge Luis.

jueves, octubre 25, 2007

Mi primera demanda

Dice Phil Plait que el bautizo de fuego para un escéptico ocurre cuando lo demandan.

Lo malo es que el que amenaza con demandarme no es un magufo. Aunque definitivamente utiliza las mismas técnicas de uno.

¿Se acuerdan del abogado que se jineteó algunos años la lana que garantizaba la pensión alimenticia de mi hija? ¿Y de las rídiculas excusas con las que pretendió justificar lo que hizo?

Pues su exesposa le dijo a mi familia que me va a demandar por difamación por lo que escribí sobre él.

Ante lo cual sólo me queda reirme por las siguientes tres razones:

a) Imagínense a un monigote de 1.90, según él muy profesional, ardido por un par de posts de este blog pitero.

b) Yo no puse la fama de Rodrigo de Ávlia Estañol por los suelos. De acuerdo a la gente a la que pregunté para hallarlo, así la tenía antes de enterarme de la estafa que me hizo.

c) Rodrigo de Ávila Estañol ignora una regla de oro que todo abogado debería saber (aunque sea uno tan tramposo como él); nunca, nunca, nunca hay que meterse en un litigio si no se está plenamente seguro que se va a ganar. Si lleva adelante una demanda en mi contra, pronostico un futuro para Rodrigo de Ávila Estañol muy lejos de su licencia de abogado.

miércoles, octubre 24, 2007

Documental sobre Tunick en México.

(Gracias a white rabbit por avisar).

Hoy me salí temprano de la chamba para llevar mis torturados ojos de computito a casa de la lupe. Ello para que contemplaran un documental de TvUnam -celebrando su 2do aniversario- que estuvo dedicado al encueramiento en el que participamos en mayo pasado.

- ¡Mira ahí estoy! - dije emocionado cuando me apersoné frente a la tele.

- Todavía no empieza el documental – me dijo la lupe. - Eso que estás viendo es un anuncio de ruinas prehispánicas.

El documental empezó y entre las imágenes grabadas por las cámaras de TvUnam que estuvieron lado a lado con tetas y tompiates uno podía apreciar las opiniones de críticos de arte, maestros de lo mismo, comunicólogos, reporteros, participantes y el propio Spencer Tunick.

Que sí esto era arte, que si era perfomance, que si era fotografía, que si era una experiencia liberadora, que si éramos contestatarios, que si éramos parte de una obra artística en vez de ser sólo contempladores, que sí era puro chacoteo, que sí como arte era sospechoso pues no superábamos lo que pudiera ofrecer la contemplación de un montón de papas peladas o pellejos desplumados de pollos, etcétera, etcétera.

Los juicios estéticos de la obra de Spencer Tunick se las dejo a los estudiosos para que produzcan material para bostezar. Con lo que sí me quedo es con lo siguiente.




lunes, octubre 22, 2007

2 carteles de iglesia 2

1. La temible banda de los dominicos. Te evangelizarán y te quitarán tu celular, tu laptop y tu libro viejo.



2. Jesucristo Gym.

viernes, octubre 19, 2007

Calentando el teclado

En preparación al próximo noviembre de escritura tumultuaria he esbozado algunas premisas y algunos personajes pero ninguno me satisface para dedicarle 50000 palabras en un mes.

También he hecho un ejercicio de escribir una anécdota en 1666 palabras para ver cuánto tiempo me llevaría completar la cuota diaría con una idea más o menos clara en la cabeza. Lo hice en aproximadamente 2 horas porque no me quité la costumbre de releer cada párrafo para ver si podía ocupar menos palabras para decir lo que quería. Ese es un hábito del que habrá que prescindir durante la escritura del texto del nanoWriMo si quiero llegar a fin de mes.

Además como vivo pensando que mis resortes expresivos están oxidados al punto de la ñoñería, hice un recuento de las novelas que más me han gustado y de los personajes más memorables. Fue contraproducente pues concluí que las ideas que tenía para desarrollar y que al principio me habían parecido tan geniales, apestaba en el mejor de los casos y en los peores, eran refritos de algo que ya había leido.

En busca de consejo fuí a la Gandhi a ver si encontraba algún libro como On Writing de Stephen King (creo que adolece de elefantiasis literaria pero tengo que reconocer que el muy cabrón sabe contar historias). O 6 propuestas para el próximo milenio de Italo Calvino. Terminé decantándome por un libro que se llama Gajes del Oficio y que reune textos cortos -casi aforismos- de 50 y tantos escritores que tratan sobre su oficio.

Hacia el final de libro recibí una dosis de ubicatex de Faulkner:

Si el escritor está interesado en la técnica, más le vale dedicarse a la cirugía o a colocar ladrillos. Para escribir una obra no hay ningún recurso mecánico, ningún atajo. El escritor que siga una teoría es un tonto. Uno tiene que enseñarse por medio de sus propios errores; la gente sólo aprende a través del error.

miércoles, octubre 17, 2007

Descubrimiento persiguiendo zombies

El sábado estaba correteando zombies en la casa de la lupe armado nomás con un mondadientes (es la modalidad con la que juego The Mercenaries en RE4).

En eso estaba cuando a media noche, la lupe, a quien creía profundamente dormida, me llamó preocupada.

Puse en pausa el juego y fuí a ver qué quería. Me la encontré en la puerta de su cuarto.

- Los focos ... ¿no se rompen si matas zombies? - me preguntó.

- No.

- Ah bueno - dijo y se metió de nuevo en la cama.

Cuando me repuse del desconcierto pensé: voy a documentarme sobre sonambulismo para aprovecharme de la lupe cuando ande en ese estado.

pd. Por estar reflexionando sobre las posibilidades de explotación de sonámbulos no puse atención a mi juego y los zombies me apañaron y me dejaron todo mordisqueado.

lunes, octubre 15, 2007

¿Un escéptico es el contrarreflejo de un magufo?

En el último ejercicio de metatextos escribí un cuento chaquiriscueto (cova tm) que narra cómo una quiromantriz embauca con sus dotes adivinatorias al que se deje. Hasta que un escéptico la encara.

Adicionalmente a mis habilidades escribiendo (reconozco que hay mucho que trabajar ahí) recibí algunos comentarios sobre mi personaje escéptico. A saber,

... el escéptico adquiere el mismo tipo de divinidad que antes poseía la gitana con sus clientes. Un estilo de contrarreflejo.
y

... estaria suave que el discurso a la gitana lo hiciera con un tono mas divino o más autoritario, p. ej. como el estilo que maneja la biblia: "Pero ay de ti, perdida, que vengas con tus trampas y embustes a aprovecharte de estas personas de buen corazón. ¡Dejad de engañar a los míos!"...o algo por el estilo, que tenga más autoridad el escéptico.
y esta aclaración
... al principio la gitana tenía el poder de atraer a la gente y adivinarles, al final el escéptico tiene el poder de repeler a los gitanos. A eso me refiero con el contrarreflejo y una especie de dualidad entre los dos personajes.
Reflexioné sobre lo que me comentaban y llegué a la conclusión de que la cagoteé construyendo a mi personaje escéptico.

Me explico.

Un escéptico es alguien que aplica pensamiento crítico y científico para diferenciar lo que es cierto de lo que no. Y en campos fuera de su experiencia sabe cómo hacerse de información -si la hay- para adquirir esa habilidad. Considero que alguien así no se caracteriza como la otra cara de la moneda de un magufo. Es mucho más.

Un escéptico no requiere de la existencia de un charlatán. Que varios nos agarramos de uno para señalar disparates y pitorrearnos, es cierto. Pero el escepticismo no sólo es una manera de enfrentar engañabobos. Es una herramienta para vivir en un universo muy complejo que no tiene consideraciones con sus habitantes. Y es una herramienta que funciona.

Otra de las diferencias que no tomé en cuenta en mi texto consiste en que el escéptico es el primero en someter a escrutinio sus propias ideas. "¿Esto que estoy pensando no será un pendejada?" es una pregunta recurrente que se hace un escéptico. Y para responderla además de argumentar y contrargumentar recurre a evidencias.

Un magufo, en cambio, es el paladín más grande de esa idea ridícula del respeto a las creencias. Como si las creencias fueran entidades animadas por si mismas que provocan ruina, desgracia y destrucción si no se les rinde culto y pleitesia. Añado que los únicos que provocan ruina son los que adquieren sus creencias con fe ciega, muchas veces por ignorancia o desesperación.

Con esas consideraciones pues, hubiera hecho a mi personaje escéptico más alivianado, más inquisitivo y menos gruñón. Así como quedó parece una combinación de Batman y House en un mal día.

pd1. Yo apenas estoy a medio camino entre un burlón más y un escéptico como del que platico. Hay ocasiones penosas en las que lo único que me diferencia de un grupo de Testigos de Jehova es que yo cargo una revista Skeptical Inquirer y ellos un ¡Despertad!

pd2. Me doy cuenta que exagero con lo de los Testigos de Jehová. Suelo pasar las mañanas de los sábados haciendo algo más interesante que yendo a tocar puertas para avisar al que me abra de que el mundo ya se va a acabar y que diosito tiene un plan aburridísimo para sus favoritos.

viernes, octubre 12, 2007

Otro ejercicio

El ejercicio 4 de metatextos consistió en escribir 300 palabras sobre el tema que se nos antojara con la única restricción de incluir al menos 9 de 18 palabras escogidas al azar.

En la lista de las 18 palabras estaba QUIROMANCIA (adivinar por medio de las líneas de las manos). Tan pronto como la leí, decidí que era buena excusa para contar una historia sobre la manera en que trabajan los magufos que alegan ser capaces de leer las circunvoluciones de cualquier parte del cuerpo para interpretar el destino del cliente despistado.

Me quedó un texto que no me deja satisfecho (Ibargüengoitia decía que sólo a un idiota le satisface lo que escribe) pero que cumple con incluir las 18 palabras de la lista y contar una historia en donde se describe brevemente de qué va la lectura en frío.

Mi texto se llama El escéptico y los invito a hacerlo caca en los comentarios de aquí o en los del blog de metatextos.

pd. Hay unos textos muy buenos como el de Agustín, el de Rox y el de Luis (formerly known as Huevo).

miércoles, octubre 10, 2007

¿Ahora en qué me metí?

En el blog de Metatextos me enteré que existe un concurso para escribir una novela de 50,000 palabras durante el mes de noviembre. De acuerdo al sitio de NaNoWriMo, que son los que organizan esta orgía de teclazos, el asunto se trata de
un programa de escritura de novelas que valora más el entusiasmo y la perseverancia que el trabajo meticuloso, y ha sido diseñado para todos aquellos que han pensado vagamente en escribir una novela pero se han amedrentado por el tiempo y el esfuerzo que esto conlleva.

Debido al tiempo limitado para escribir, la UNICO que importa en NaNoWriMo es el rendimiento. Cantidad sobre calidad. Este enfoque suicida te obliga a bajar tus expectativas, tomar riesgos y a escribir sobre la marcha.

Pero no te engañes: vas a escribir mucha basura y eso es algo positivo. Al obligarte a escribir de una manera tan acelerada, te permites cometer errores y olvidarte de hacer interminables ajustes y ediciones y crear, únicamente. Construir sin derribar.
Después de pensarlo un poco ya me inscribí y espero no rajarme a medio intento. Al registrarme me han mandado un mail conteniendo 3 ½ consejos. El más inútil de ellos es el siguiente.
Dile a todo mundo que escribirás una novela en noviembre. Esto pagará dividendos en la segunda semana del mes cuando lo único que te impida renunciar sea el miedo a parecer patético en frente de todos a los que les dijiste sobre tu novela el mes previo...
Lo cual, en mi caso, no tiene ningún efecto, pues considero que si alguien piensa que soy patético tiene razón. Pero ello no se debe a algún defecto en mi autoestima sino a que el patetismo es una característica que todos compartimos, nomás que algunos le hacemos frente con garbo.

pd. A ver cómo afecta escribir 1666 palabras diarias la producción de bosta en este blog pitero.

martes, octubre 09, 2007

2 convocatorias engañabobos 2

Una de las fuentes garantizadas de pitorreo escéptico son los tableros de anuncios afuera de las librerías. Mi preferido es el tablero que ponen en la librería El Sótano en Miguel Ángel de Quevedo. Ahí me encontré las siguientes joyitas.

1. Curso de milagros.


Un fulano mentado Claudio Fernando Mastroianni hace un menjunge para los despistados consistente en ideas inútiles pero atractivas como que debe uno vivir el presente, que diosito bimbo es el coach de la existencia y que lo que se piense es lo que se atrae, etcétera. Todo ello a cambio de 2000 pesitos.

2. Kryon.


¿Para qué recurrir a Dios como amigo imaginario si uno se puede fabricar uno propio? Es lo que ha hecho Lee Carroll quien se fabricó una entidad llamada Kryon que dice que existe desde el comienzo de los tiempos (ha de ser el que subió el switch cuando dios dijo hagase la luz). Ahora Lee Carroll resuelve los problemas de la humanidad con ayuda de su cuate que sólo existe en la imaginación de él y algunos de sus achichintles.

viernes, octubre 05, 2007

A los que nos encueramos

¿Se acuerdan de aquella extraordinaria mañana dominguera de principios de mayo?

En los mails de la convocatoria se mencionaba que habría una exposición sobre el evento en el MUCA y que sería inaugurada en Septiembre. También mencionaban el envío de unas fotos a los correos de los participantes y un programa especial que transmitiría TVUnam.

Nada de ello ha ocurrido.

Al terminar septiembre la lupe, con la diligencia que la caracteriza, se puso a mandar mails a cuanta dirección tenía disponible de la UNAM y recibió la siguiente respuesta.

Hola [aquí va el nombre de la lupe], el programa especial que transmitirá TV UNAM con motivo de la instalación de Spencer Tunick, aún no está confirmada la fecha de transmisión.

Con respecto a la exposición, ésta se inaugura el sábado 27 de octubre a las 12:00 horas, en el Museo Universitario de Ciencias y Arte Campus (MUCA Campus), que se encuentra ubicado en el Circuito Interior a un costado de la Torre de Rectoría, en Ciudad Universitaria. Los horarios de visita son martes a viernesde 10:00 a 19:00; sábados y domingos de 10:00 a 18:00 horas y la entrada es libre.

Sobre la entrega de fotografías aun no tenemos conocimiento. En estos números de teléfono 5622 0305 y 5622 0404, pueden darte más información.

Recibe un cordial saludo
[aquí va el nombre de la que escribió a la lupe]
Departamento de Prensa
Si no hay cancelación, retraso o franco atole con el dedo nos vemos en el MUCA para la inauguración de la exposición el sábado 27 de octubre a las 12:00.

pd. Estaría chido que sirvieran lo mismo que en la inauguración pasada a la que asistí.

miércoles, octubre 03, 2007

El Circo Chino de Pekin



En una reunión reciente alguien me recomendó que fuera al circo chino de Pekin a ver a nosécuántos chinos subirse a una bicicleta. Echó a perder la recomendación cuando dijo: sale un elefante.

No me gusta ir a circos donde usan animales pues la mayor parte del tiempo los tienen languideciendo.

No obstante, terminé yendo al mentado circo chino de Pekin hace dos domingos que estaba en Cuernavaca. No tanto porque quisiera ver a chinos pegar de brincos y a un elefante pararse en una pata, sino porque me encontraba yo en un estado mental en el que es fácil caer cuando uno pasa un fin de semana en una ciudad que es un páramo del entretenimiento (estaba yo muy apendejado de aburrido, pues).

Y ahí voy con mi hija y el cerdo. Después de hacer una fila de 45 minutos nos acercamos a la carpa, compramos refrescos tibios y palomitas rancias y nos dispusimos a ser arrastrados por la multitud en busca de un asiento.

Comenzó el espectáculo y los siguientes minutos los pasamos contemplando a chinos y a chinas brincar, contorsionarse, colgar de dos mecates, trepar a una torre de sillas, hacer malabarismos con trapos y tirarse platos a la cabeza mientras montaban en un monociclo. En tanto, los dos adultos a nuestras izquierda y derecha, hacían exclamaciones cada vez que veían a un chino rascarse la nariz.

Durante el intermedio apagaron la iluminación y los pasillos se llenaron de gente que vendía lucecitas apantallapendejos. Muy efectivas pues muchos en el público querían una.

En la segunda parte del show salió un elefante con su entrenador. Y efectivamente, se paró en una pata. Yo me quedé con las ganas de ver que el elefante se sublevara y arremetiera contra las familias de imbéciles que querían sacarse una foto montados en él. O que ya de perdida le diera un pisotón a su entrenador.

Para cerrar se subieron 15 chinos a una bicicleta y le dieron algunas vueltas a la pista. Esa hazaña me impresionó hasta que me acordé que a diario veo trolebuseros subir no a 15 sino a 150 chilangos con diversos grados de obesidad e histeria a su unidad.

Al terminar la función los chinos también participaron en la venta. Cada uno cargaba una bolsa de sombrillas chinas. Su español era muy deficiente pero sabían decir bien $100 pesos.

Cuando salimos el cerdo le preguntó a Constanza qué calificación le daba al circo. Un siete dijo ella. Fue muy generosa. Yo nomás le doy un cinco.

pd. Ya quiero ir a ver Quidam.

lunes, octubre 01, 2007

Sobre la muerte de perros

La semana pasada me enteré que a unas amigas se les murió el chucho que tenían. Se llamaba Enrique y era un salchicha. Era un perro muy inteligente. Sabía exigir que uno jugara con él cuando estaba aburrido. Cuando lo dejaban solo demasiado tiempo expresaba su inconformidad haciendo montañas de mierda sobre la sala nueva. Mis amigas dicen que pensaba que era un humano más de la familia (como esa caricatura del perro que Elmer debe cuidar y que termina apropiándose de su vida).

A mí me recibía a ladridos y cuando se acordaba de quién era yo se me subía a la cabeza. Huelga mencionar que ningún anfitrión humano me ha recibido igual.

Pese a toda su sagacidad Enrique no jugaba ajedrez, ni hacía matemáticas ni música, ni comentaba lo que le parecía la última película que había visto. Hago esta aclaración por la actitud que veo en muchos que creen que sus perros son tan listos que nomás les falta hablar para ser humanos.

Era cariñoso y simple. Como compañia superaba a varios mentecatos de dos patas que conozco, aunque no superaba a muchos (también bípedos) a los que si les funciona el seso.

Mis amigas están tristísimas pero tranquilas y resignadas. Y aunque entiendo lo que sienten creo que la regaron gacho al confundir a un perro con un miembro irremplazable de la familia. Para mí un chucho es una mascota a la que hay que cuidar y querer y, cuando se muere, a la que hay que desechar mientras uno hace un esfuerzo por acordarse de sus gracias en vida para tener qué contar en reuniones con otros dueños de animales.

Otra ocasión de gran llanto fue cuando murió el perro de mi familia. Yo vivía con mi hermana y fue ella la que me enteró después de recibir la noticia por teléfono. Al colgar lloró como magdalena y yo pensé que se había muerto mi carnal o mi papá o mi mamá. Cuando me informó quién era el occiso dije uf que alivio. Ella lo interpretó como una monstruosidad de mi parte y me gritó indignada que a mí, nuestro perro nunca me había querido. Lo cual es una mentira del tamaño de una casa que, al escribir estas líneas, me doy cuenta de que si fuera cierta me valdría madres.

Ahora cada vez que voy a casa de mis papás tengo la oportunidad de contemplar un altar consistente en una foto del perro querido y un recipiente que contiene sus cenizas. Mi mamá justifica este desfiguro alegando que le reza para que nos cuide. No me sorprende en una persona que cree que todo lo que ocurre es porque así lo quiere un amigo imaginario que tiene.

Y ya. Voy a ver si convenzo a mis amigas de que en vez de otro chucho chaparro y tripón se consigan un ejército de tarántulas. Pues las tarántulas rulean y los perros ladran y cagan.