jueves, enero 03, 2008

2 anuncios 2

Jo. Ando pregonando la necesidad de ser claro, breve y conciso a la hora de escribir y soy el último en seguir mis propios consejos.

En la bosta previa decía que ya no voy a ver más tele pero apenas mencioné la razón de mi decisión, que es esta: ya no quiero pasar un minuto más esperando a ver lo poquito que me interesa por tele soplándome los numerosísimos minutos de anuncios salidos de mentes con muy poquita imaginación.

Cuando no es un promo repetido hasta la náusea de lo que van a pasar próximamente, es un anuncio -y por mis escépticos tompiates, cantado-. Ya no más.

La historia detrás de esa decisión es la siguiente.

Estaba yo platicando hace poco con un profesional del marketing y me preguntó si podía hacerme una encuesta para su chamba. Accedí y recibí a continuación un sendo cuestionario. Consistía en ver si me acordaba del producto que anunciaban 200 ads descritos cada uno en un párrafo de 20 palabras.

Respondí y en la siguiente plática mi encuestador me dijo que había contestado correctamente el 96% de sus preguntas. Él lo atribuía a que eran anuncios de "alto impacto" y bla bla bla. Yo le contesté que no se engañara; que los productos del cuestionario estaban en mi cabeza porque a) tengo una memoria extraordinaria y b) esos anuncios los repetían tanto que hace falta ser idiota para no acordarse de tanta pinche tortura visual y auditiva.

Ello me llevó a echar un ojo escéptico a la mierda publicitaria que tengo en la choya. Y después de un rato concluí que en 34 años los únicos dos anuncios que me han gustado son estos.

1. De Johnny Walker






2. De Levis





Al resto, el visto y el por venir, ya no voy a dedicarle un minuto más. Demasiadas horas de tontería para sólo obtener apenas unas pocas gemas.

pd1. Esta sencilla regla uno la puede extender a otros ámbitos y así mandar al carajo cualquier cosa. Desde amistades y blogs hasta libros y películas. Es la excusa no va más para volverse ermitaño y dedicarse a contemplar la acumulación de pelusa umbilical.

pd2. Aclaraciones extra: El anuncio de Levis me gusta por que así me siento cuando termina un día más de mi chamba de computito. Cuando se me quite lo puto y decida retirarme de escribir líneas de código para escribir narrativa así mero voy a salir (lo cual es perfectamente factible; vivo rodeado de puro cubículo que puedo tumbar de un estornudo). El de Johnny Walker a muchos les gusta por "inspiracional". Burradas. A mí me gusta porque me recuerda la ocasión en la que ví a un árbol agarrar camino después de beberme una botella de Johnny Walker.

7 comentarios :

Lupe dijo...

Odio los anuncios sobre todo cuando se extienden demasiado en el CINE!!!

Antonio dijo...

El cuate ese de la encuesta debería preguntarte ¿Cuáles productos, de ese 96% de publicidad que recuerdas bien, has consumido?

Recuerdo, hace años, cuando yo trabajaba en Telcel, el primer director general que tuvo esa empresa, comentaba haber recibido felicitaciones por la campaña publicitaria de Menoti, a la que la Doña (María Felix, que en el cielo de los ególatras descanse) reviró por IUSACELL, poniendo a ambas marcas en la mente de todos (Hasta los Tepichines hicieron un chiste al respecto). El director, nos comentó a los empleados, en alguna junta, que en la época en que se dio esa publicidad, ninguna de las dos empresas vendió casi nada, pero eso sí, todos nos aprendimos los nombres, jingles y slogans.

Un Abrazo

Kix dijo...

Ah, yo no podría tomar una decisión de esa magnitud... ¿y mis adorados Simpson? O Family Guy o The Big Bang Theory? (Me descubrí a mí misma riéndome a carcajadas con esa serie)

Nostromo dijo...

Mi propósito es dejar de leer tu blog.

David Moreno dijo...

Definitivamente los comerciales son una buena excusa para no ver más televisión....pero no sé, siempre está la opción de grabar los programas y adelantarle a los comerciales....
Pero bueno, es una decisión admirable la tuya, aunque creo que yo podría tomarla...

saludos mi estimado Héctor...

Ribozyme dijo...

No puedo dejar la TV porque la necesito para que me haga ruido mientras leo. No leo muy agusto si hay silencio absoluto y falta de movimiento a mi alrededor, y la otra opción que tengo, leer en un parque o plaza, no funciona muy bien cuando leo en la laptop.

Aparte, en las épocas en que he dejado de ver TV gratuita me he dado cuenta de que me vuelvo muy ignorante en cuestión de cultura popular y no tengo idea de en lo que anda la gente... como si me faltara eso para que me tacharan de esnob. Lo que hago es que pongo el canal 5, ya que las caricaturas son de lo menos nocivo que hay en la TV gratuita, y sirve que me distrae menos de la lectura.

Tengo un amigo que una vez vio a un árbol bailar... cuando probó los hongos alucinógenos en Oaxaca. De cualquier modo, me gustó más el de Levi's, con la Sarabanda y Variaciones de la Suite No 4 de Haendel, uno de mis compositores favoritos.

Este video también está padre:

http://es.youtube.com/watch?v=RQkwjQQmwxg

Y me lo encontré en, de todos los lugares, el blog Pharyngula. Nunca lo he visto en la TV nacional.

Totochtli dijo...

Aplicar esa idea para los amigos suena una muy bien...