De cicerone en Cuernavaca

Cuando llevo a alguien a Cuernavaca y me pregunta ¿qué hay que ver aquí? recurro a una lista de opciones para visitar cuya principal ventaja es que en una sóla tarde se recorre dejando al que pregunta agotadísimo y sin ganas de seguir turisteando.

I.

La catedral tiene dos rasgos notables; uno es que impresionó a alguien en la UNESCO pues tiene una plaquita diciendo que es Patrimonio de la Humanidad, característica que comparte con otros 13 monasterios repartidos alrededor del Popocatepetl. El otro rasgo notable es que siempre está a la mano el mecate con el que suenan las campanas. No tienen la misma sonoridad que las de la catedral en el DF pero si se repican en la madrugada se avientan un quienvive con el reggaetón de los antros del centro.

El lugar es aburridísimo -como todas las catedrales- por lo tanto uno puede animar al visitante contándole la anécdota de que las visitas al campanario se clausuraron cuando una holandesa idiota decidió que era buena idea suicidarse aventándose desde ahí. Lástima, pues la vista del centro de Cuernavaca desde el campanario era de las mejores que he contemplado.

II.

El museo Cuauhnahuac aka Palacio de Cortés tiene un montón de trastos viejos como todos los museos. Lo chido es que está construido como fortaleza y siempre está fresco adentro. Es un buen lugar para reponerse del calor y sol apendejantes de Cuernavaca. Una visita obligada si uno no quiere compartir el semblante de zombie de los nativos.

Tiene también un mural de Rivera que ha de haber pintado con prisa pues es el mural más pinche que he visto de él.

III.

Otro lugar lleno de trastos es la casa Brady. Es parte del cuerpo de edificios de la catedral. Aquí uno puede contemplar el abigarramiento de un gringo que se conseguía trinquetes en sus viajes por todo el mundo para adornar su casa de Cuernavaca.


Hay unas hojitas explicativas de lo que uno está viendo colgando en las paredes. Muy útiles para evitar confusiones. Por ejemplo esto de aquí, que parece batea con pito,


es un achicador de canoa maorí.

IV.

A estas alturas el visitante debe estar ya agotado. Si no es así uno puede recurrir a una última visita que seguro noquea al turista más entusiasta.


El salto de San Antón es una caída de agua de 40 mts de altura... bueno era de pura agua hace unos 500 años. Ahora es una caida de agua, meados y mierda de los cuernavaquitas que creen que las barrancas de Cuernavaca son su sistema de drenaje profundo.


Aquí uno puede encontrarse el único rincón lovecraftiano de Cuernavaca. Los prismas basálticos. Cuando los miro volteado de cabeza me acuerdo de Las Montañas de la Locura.

Y Ya. En este punto el visitante debe estar llorando por irse a echar a una cama o regresarse a su lugar de origen.

14 comentarios:

  1. Los prismas son sensacionales! y me encantó visitar la casa Brady.
    Que suerte tuvimos de poder subirnos al campanario antes que la estúpida turista.

    ResponderEliminar
  2. kien batea con el pito?:S para eso esta el bat!!! XD

    ResponderEliminar
  3. Oh, no sabía que Cuernavaca podría ser mas emocionante de lo que pensaba!

    ResponderEliminar
  4. chale... mi Señora Madre vivió 6 años en cuernavaca y de esos lugares solo conocí la casa de Cortés..

    ResponderEliminar
  5. y las piramiditas de teopanzolco? estan bonitas y tienen el pasto re bien cortado!
    EN cuanto a San Antón curiosamente en mi lab hay un proyecto que analiza las bacterias que viven en el su agua. Baste decir que no tenemos instalaciones con bioseguridad suficiente para cultivar alguas de las cosas que han encontrado!

    ResponderEliminar
  6. ¡Aplausos! Muchas gracias, estos postis se agradecen bastante. Personalmente lo he disfrutado mucho más que aquellos donde echas "bosta" a los, ya de por si mentalmente, discapacitados.

    ResponderEliminar
  7. ¿Y el jardin Borda?
    De los 13 monasterios el que resulta verdaderamente la estrella de la coleccion es el de Calpan en Puebla.
    Los demas son mas o menos interesantes, y el de Cuernavaca no lo es tanto, lo que me pregunto es porque no escogieron el de Cholula qeu esta mucho mas cerca del Popo que este, y es mas atractivo desde el punto de vista artistico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. por el centro falto "El Castillito" que "asegun" tiene el record de ser el museo mas pinchemente pequeño de mexico, bajar a la barranca de Amanalco que tambien esta bastante contaminda, el museo Muros tambien puede formar parte del recorrido basico de cuernabaches, ya mas alejados de zona centrica, el museo de la herbolaria o casa de la india bonita y la tallera casa de Siqueiros, ademas de los ya mencionados jardin Borda y las piramides de Teopanzolco.

    ResponderEliminar
  9. Y te faltó para acabar de agotar al invitado una ida a Tepoztlán y la subida hasta las ruinas arqueológicas del Tepozteco... Yo de ahí uno de los mejores recuerdos fueron unas deliciosas quesadillas de queso con chapulines.

    ResponderEliminar
  10. Como que siempre uno asocia la palabra Cuernavaca, o bueno, más bien "Cuerna" con desmadre. ¿Alguien irá realmente a conocer lugares históricos?

    :$

    ResponderEliminar
  11. Yo el único desmadre que he visto en cuerna es el que ocasiona el tráfico.

    Lo otro nomás es un intento enternecedor de entretenimiento de fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. ¿Y las trancas? Cómo me quedaron ganas de probar ese platillo (platote) desde que las describiste. ¿Dónde están ubicadas?

    ResponderEliminar
  13. En la esquina de Rayon y Morelos. En contraesquina del Cine-Teatro Morelos.

    ResponderEliminar
  14. para escenarios lovecraftianos la muela del juicio que me acaban de sacar :(

    ResponderEliminar