miércoles, febrero 27, 2008

¿Está la ciencia basada en fe? por Phil Plait

Me encontré un artículo de Phil Plait en el Foro de la JREF. Es un revire buenísimo a una pregunta que hacen varios creyentes de lo absurdo y despistados anticientíficos que creen que la ciencia es, o bien otra religión más, o bien que los preceptos de la ciencia están basados en fe y no en evidencia.

Mandé a Phil Plait aka The Bad Astronomer un mensaje por el foro pidiéndole permiso para traducirlo y postearlo.

¿Está la ciencia basada en fe?

No.

Ah, ¿querías detalles?. Va pues.

Si lees peroratas anticientíficas, tarde o temprano te encontrarás con la afirmación de que la ciencia está basada en la fe tanto como cualquier religión lo está. Por ejemplo, el horroroso sitio Answers In Genesis dice esto (trad) sobre la ciencia:

"La mayor parte del problema proviene de los puntos de inicio divergentes que tenemos con los Darwinistas. Todos, científicos o no, deben empezar sus búsquedas de conocimiento a partir de axiomas que no se pueden probar – alguna creencia a priori desde la que puedan elaborar a través de la experiencia y deducir otras verdades. Este punto de inicio, cualquiera que sea, sólo puede ser aceptado por fe; eventualmente, en cada sistema de creencias, hay fundamentos presupuestos y que no se pueden probar (debido a que una regresión infinita es imposible)."

Esto es completamente erróneo. Demuestra (sin sorpresa ahí) una concepción totalmente equivocada de cómo funciona la ciencia. La ciencia no está basada en la fe. Y he aquí porqué.

El método científico asume una sola cosa: el Universo sigue un conjunto de reglas. Eso es todo. Hay un corolario, y es que si el Universo sigue un conjunto de reglas, entonces dichas reglas pueden deducirse observando el modo en que el Universo se comporta. Esto es una conclusión natural; si algo sigue reglas entonces las reglas deben revelarse por el que las sigue.

Un ejemplo simple: vemos objetos girar alrededor del Sol. Este movimiento aparentemente sigue algunas reglas: las órbitas son secciones cónicas (elipses, círculos, parábolas, hipérbolas), los objetos se mueven más rápido cuando están más cerca del Sol pero no tanto como para que se escapen para siempre, etc.

A partir de estas observaciones podemos aplicar ecuaciones matemáticas para describir esos movimientos y usar esas matemáticas para predecir dónde estará un objeto dado en alguna fecha futura. ¿Y adivinen qué? Funciona. Funciona tan bien que podemos disparar sondas a objetos a miles de millones de kilómetros y atinarles con puntería fenomenal. Esto fortalece nuestra conclusión que las matemáticas son correctas. Lo que a su vez implica que el Universo sigue sus reglas y que podemos desentrañarlas.

Ahora bien, por supuesto que este es un ejemplo muy simple, y no está completo, pero te da una idea de cómo funciona la ciencia. Ahora piensa en esto: la computadora en donde estás leyendo esto existe por completo debido a la ciencia. Los circuitos de los que está hecha son el resultado de décadas, siglos de exploración sobre cómo funciona la electricidad y cómo se comportan partículas cuánticas. El monitor es un triunfo de la ingeniería, ya sea CRT o LCD. El ratón puede usar un LED o una bolita. El teclado usa resortes, los inalámbricos usan tecnología de radio, las bocinas electromagnetismo. *

Vean alrededor. Carros, aviones, edificios, iPods, libros, ropa. Agricultura, plomería, sistemas de eliminación de basura. Focos, lavadoras, hornos. Todos son productos de investigación científica. Si tu tele se decompone, puedes rezar para que se arregle espontáneamente, pero mi apuesta será para el que haya aprendido cómo arreglarla basado en principios científicos y de ingeniería.

Todo el conocimiento que hemos acumulado en milenios forma una sinfonía armoniosa de ciencia. No estamos adivinando aquí: lo que sabemos fue diseñado usando conocimiento previo desarrollado de manera científica por siglos. Y funciona. Todo esto demuestra lo que asumimos inicialmente: que el Universo sigue reglas que podemos deducir.

¿Hay agujeros en este conocimiento? Por supuesto que los hay. La ciencia no tiene todas las respuestas. Pero tiene una herramienta poderosa que sus detractores parecen nunca entender.

La ciencia no es sólo una base de datos de conocimientos. Es un método, una manera de encontrar este conocimiento. Observar, hipotetizar, predecir, volver a observar, revisar. La ciencia es provisional; siempre está abierta a mejoras. La ciencia está incluso sujeta a sí misma. Si el método no funciona nos daríamos cuenta. Nuestras computadoras no funcionarían (ok, mal ejemplo), nuestras sondas espaciales no despegarían del suelo, nuestra electrónica no funcionaría, nuestra medicina no funcionaría. Sin embargo, todas estas cosas, de hecho funcionan, espectacularmente bien. La ciencia se revisa a sí misma, por lo que es una forma asombrosamente poderosa para entender la realidad.

Y es justo aquí cuando ciencia y religión toman caminos diferentes. La ciencia no está basada en fe. Está basada en evidencias. Tenemos evidencia de que funciona, cantidades enormes, billones de piezas individuales que componen el tapiz de la realidad. Esa es la diferencia crítica. La fe, tal como la interpretan la mayoría de las religiones, no está basada en evidencias, e incluso se mantiene a pesar de la evidencia en contra. En muchos casos la fe se refuerza cuando se encuentra evidencia contraria a ella.

Decir que tenemos que tomar ciencia como fe es una brutal confusión sobre cómo funciona la ciencia que sólo puede ser dicha por alguien que está completamente despistado sobre cómo funciona la realidad.

La siguiente vez que alguien te diga que la ciencia está basada en fe como cualquier religión, traélos aquí. Quizá la evidencia de la ciencia los haga recapacitar. Quizá no; es difícil conseguir que alguien razone fuera de una posición que ni siquiera han razonado por sí mismos. Pero la siguiente vez que estén frente a una computadora, tal vez la vean con una mirada un poco más crítica y se pregunten si funciona con base en algún milagro o por el resultado del trabajo duro de mentes brillantes a lo largo de generaciones avanzando a través del método científico.

* No se me escapa la ironía de que Aswers In Genesis denigre a la ciencia en un sitio web.
pd. Phil Plait rulea.