jueves, febrero 07, 2008

Libros engañabobos

Si yo pudiera ver lo que ve Sylvia Brown estaría alucinando o sería un estafador


Paramédicos con alas de zopilote e imaginarios.


Para los que la química nunca les entró.


Afortunadamente para el autor de este bodrio Sun Tzu está ya bien muerto, de lo contrario le metía toda la edición por el culo.


Para los que no pudieron con la escuela de medicina pero que a huevo quieren usar bata y tener un consultorio


Sin necesidad de leer este libro yo predigo que los astrólogos van a seguir fallando


¿Es ud anumérico irremediable pero le encanta platicar de números para parecer menos pendejo? Este libro es lo que necesita.


Esta es fácil. Uds. son unos embaucadores hijosdeputa.


Un clásico de las puñetas. Teoría y práctica.


Si estás atrapada en una vida personal y profesional sin futuro cámbiate el nombre a Aparecida y escribe dislates. Bien pronto mejorará tu situación.


Manual del electricista magufo.


¿Le da hueva evaluar científicamente si el personal que contrata su empresa es el adecuado? Acuda a revisar sus garabatos. Va a terminar contratando gente que no necesita pero que cruza bien bonito las t.


¿Su hijo es un mocoso execrable? No pierda el tiempo educándolo y autoengáñese creyendo que es el próximo mesías.


¿Cansada de ser una ñoña? Ahora puedes ser una ñoña que cree que puede controlar la naturaleza.


Se le carga directo a su recibo telefónico. Tome en cuenta que los espíritus nunca están en su área así que hay cargos de larga distancia.


Porque los ayurvédicos arrasan en los concursos de belleza.


Otro manual para hacerse puñetas.


Los the Chaser lo dicen mejor que yo.


Lo mismo que tú. Nada.


Yo creía que estaba ante una dramática historia de un niño de 40 años que lucha por meterse al vientre de su madre pero es nomás otra aburrición sobre almas que se conocen en el cielo y bla bla bla.

Actualización: Esta selección del autoengaño, de la estafa y de la literatura pitera fue traída a ustedes, avezados lectores, desde la sección magufa de la librería El Sótano y el Sanborn's de Coyoacán.