lunes, marzo 10, 2008

Día de la mujer en Real del Monte

Hace un mes la lupe me llevó a Real del Monte a comer pastes y a conocer una mina. Pero lo más instructivo del paseo fue lo siguiente:

Iba un señor aproximadamente de mi edad caminando muy quitado de la pena por una de las calles empinadísimas del pueblito. Detrás de él iban tres mujeres, una septuagenaria, una treintona y una niña. Todas cargando con trabajos bolsas y paquetes y resoplando la subida. Creí que el grupo de mujeres iba para un lado y el señor para otro pero eso quedó aclarado cuando el señor -que no cargaba nada- se volvió para esperar a las mujeres.

- Apúrense – les reclamó.

La lupe y yo exclamamos lo mismo ante la escena:

- Ese señor es un cabrón – dijo la lupe indignada y dije yo admirado.

Desde entonces hemos estado discutiendo lo que se merece ese señor.

- Se merece 10 mentadas y que lo tiren a un pozo – dice la lupe.

- No – digo yo. - Se merece un monumento.

10 comentarios :

Ribozyme dijo...

"Un señor como de mi edad"... ¡Ja, ja, ja! ¡¿Qué pasó, "Don" Héctor?!

Pues sí es criticable el tipo, pero igual las mujeres que se prestan a esas fregaderas sin repelar. Yo soy de Chihuahua, y en el Norte no somos tan tradicionalistas (lo que tiene sus pros y sus contras), así que cuando fui a la Huasteca Veracruzana, cual no sería mi sorpresa (aparte de que la casa donde me estaba quedando era igualita a donde vivían la Tucita y el hermano forajido de "los 3 Huastecos") ver que los varones nos sentábamos a comer mientras las mujeres nos hacían tortillas al ritmo que nos las comíamos, y que ellas comían después y en la cocina... Supongo que con todo y la modernización que ha significado la llegada de la TV hasta los pueblos más recónditos (aun más que las escuelas), es característico de las poblaciones pequeñas, rurales y semi-rurales, el apego a tradiciones que podrían tacharse incluso de arcaicas... Yo siempre he dicho que ese asunto de "los usos y costumbres" (ahora validado incluso por un acuerdo de la ONU y ratificado por el Congreso) es cuando menos un arma de dos filos. Bajo usos y costumbres se pueden defender incluso el apedreo y el prender fuego a las "mujeres pecaminosas" y el corte de manos a ladrones en los países musulmanes tradicionalistas.

Caminante dijo...

Ese si es un hombre y no mamadas, claro que se merece un monumento.

Un tiempo trabaje en un hotel de Reforma y me toco ver en varias ocasiones (lo cual no es significativo, solo anecdotico), como tipos de mucho mundo y de un alto nivel de ingreso economico, trataban igual a sus mujeres, claro la diferencia era que los chalanes del hotel las ayudaban.

Lupe dijo...

jajajajaja, a mí hasta miedo me dió sacarle una foto, capaz que me da un par de bofetadas o lo que es peor manda a sus achichinclas a que lo hagan jajajaja.

El Nahual dijo...

jajaja....

TORK dijo...

Coincido: Un momumento.

Y sé qué mina era: La de Ayala. Está chido el recorrido... y los pastes... mmmmm paaaastes (léase con tono de Homero)

Defeña salerosa dijo...

jajajajaja!!!

Pues mira: por la mujer de treinta años y por la niña, no hay problema, ¡¡¡pero la ruquita!!!, o sea sí hubiera sigo un ruqito de 70 años cargando cosas y el señor de 30 tan fresco, opinaría lo mismo. No veo el problema en cuestión de género sino en la edad...

Triquis dijo...

Jajaja...que señor tan cabrón. Deberían ponerle su nombre a una calle.

Saludos

Christian dijo...

Pues a mí se me hace indignante. Soy de la idea de que "si me tratan mal, me largo". Aunque me imagino que esas mujeres ni lo piensan, tan sometidas están. Y seguro que si buscan otra vida ellas mismas se sentirían como "pecadoras". No creo que el tipo ese se merezca un monumento, al fin y al cabo solo está prolongando el "status quo", de modo que no le cuesta ningún trabajo. Pero bueno, la situación no carece de una irónica comicidad.

rulo dijo...

jaja que mamon
saludos

checa este
juego filosofico : http://www.philosophers.co.uk/games/god.htm

David Moreno dijo...

jajaja...¿y a dónde iniciamos la colecta pa'l monumento?


Saludos...