viernes, marzo 21, 2008

La diana me pone

Pues eso. Me pone. Tieso.

Usé eso para cumplir con la última tarea de Metatextos: 300 palabras máximo exponiendo alguna parafilia. La mía consiste en contemplar arrobado el culo de la diana en Reforma y Sevilla.

Otra que me pone es la que está a la entrada del Museo Nacional de Arte. Pero no tanto. Prefiero los culos de bronce a los de mármol.

Mi texto se llama: Insatisfacción.

pd. Ahora no linkeo los que más me gustaron porque no he leido el resto. Al rato actualizo.

3 comentarios :

Christian dijo...

Pues las estatuas que rodean Bellas Artes no serán de bronce pero son una verdadera delicia. ¡Oh, sí!

¡Ah que con el pobre de Cirindongo! Tuvo un problema de faldas.

Lupe dijo...

Chidooo!!! Te quedó muy bien, me gustó como lo terminaste y pues pobre Ciridongo!

Ribozyme dijo...

Una de mis tías, que murió a los 86 años, me contaba que en los tiempos en que ella era muchacha, allá por los años 40s-50s, cuando viajaba con mi abuelo en el autobús urbano del Centro Histórico (que entonces no se llamaba así) a la colonia Nueva Anzures, siempre le decía: "ahí está la nalgona, ya tenemos que hacer la parada" (en voz bastante alta como para que oyeran los demás pasajeros... y que conste que mi abuelo era una persona educada, de familia de rancio abolengo, pero no le faltaba el sentido del humor).

Por cierto que decía mi tía que en esos tiempos la ciudad era muy bonita.

Y no hay que sorprenderse tanto, si en la Zona Rosa hay una escultura de una pareja (hombre-mujer... en esa área de la ciudad cabe hacer la aclaración) que se ve que fue pensada para que estuvieran ambos desnudos, pero se realizó con los dos integrantes portando pantaloncillos tipo jeans hasta medio muslo.