domingo, abril 06, 2008

4 rincones del centro histórico chilango 4

1. Museo de la Luz, antiguo templo de San Pedro Picapiedra y San Pablo Mármol (en San Ildefonso y Del Carmen).

Nomás he ido en dos ocasiones, en 1996 cuando recién se inauguró y otra este sábado, con la lupe.


El Museo de la Luz rulea por varias razones, pero la principal es la siguiente:

Es un museo de divulgación científica -óptica en este caso- dentro de una iglesia.

Aunque el edificio durante buena parte de su historia ha sido usado como otra cosa que iglesia (albergue de Congreso Constituyente, colegio militar, almacén de forraje, café cantante y escuela correccional), las dos ocasiones en las que lo he visitado, he salido imaginándome un mundo donde el espacio de iglesias, templos, sinagogas y mezquitas se use no para hacer felaciones a personajes imaginarios, sino para que la gente encuentre información que le ayude a cerrar la brecha entre lo que trae en la cabeza y lo que está afuera de ella.

Me pone contento imaginar un mundo así.

2. Teatro del Pueblo.

En la calle detrás del Museo de la Luz uno se puede encontrar el Teatro del Pueblo (República de Venezuela). Es de esos lugares que uno contempla con dudas.


Quien se anime a entrar puede encontrar uno de los rincones más apacibles del centro entre dos calles con comerciantes gritones.

Rincón apalcible

Calle con comerciantes gritones.

Está bien para descansar las tepalhuanas a la sombra después de caminar bajo el sol apendejante de abril.

Otra cosa para mirar ahí son los murales casi naives de Pablo O'Higgins.


Y letreros con información pertinente paraqueteayudes.


3. Fonda El Generalito.

En la calle San Ildefonso (justo detrás de la entrada del colegio del mismo nombre), está una fonda donde se puede comer muy sabroso por 35 pesos mientras uno contempla a estas sirenas que tienen un letrero con una de esas cosas que hay que decirle de vez en cuando a la pareja.

"Sí te quiero, no sólo es por tu culito."

4. Piedra de hierro del espacio

Un lugar que me gusta visitar es la entrada del
Palacio de Minería. Ahí se exponen algunos pedregones que cayeron del espacio -meteoritas, les dicen-. La más grande es esta.


La gente las ha acariciado tanto que les han pulido su superficie. Pero eso no les quita contudencia. A veces me quedo mirándolas por varios minutos. Funcionan bien como evidencia empírica, sin tener que recurrir a un telescopio, de que lo que uno conoce es apenas un grano de polvo.

9 comentarios :

alex vega dijo...

también adoro esas meteoritas de la entrada del palacio de minería... me las imagino viajando desde el cinturón de asteroides hasta caer en nuestra querida Tierra

la neta es que no creo que se pulan con el tacto de las manos de la gente que pasa a verlas, pero sí son una chulada

Lupe dijo...

Me encanta conocer contigo!!!
Pase un fin de semana muy chido!
Quedaron pendientes un par de exposiciones, ya será para otro fin ;)

Lagartija2K dijo...

Conozco esas meteoritas, y efectivamente, dan la apariencia de estar pulidas por el manoseo.
Me gustaría tener una piedra de esas (mucho mas pequeña), o bien, una piedra con la marca del límite K/T.

Kix dijo...

Definitivamente lo dijiste bien, somos pequeñíiiisimos.

Yo también anduve en el centro este fin de semana y me pregunté... ¿NO QUE YA NO HABÍA AMBULANTES?

alex vega dijo...

lagartija2k:

puedes encontrar meteoritas pequeñas y de varios tamaños en la lagunilla, chécale

y hablando de exposiciones, denle un rol a Isis y Quetzalcoátl; si algo me gustó es que todo el tiempo te ponen en la cara que Isis es la misma virgen María ahora tan venerada

Anónimo dijo...

Ver esas calles donde vivi , me trae recuerdos, lo triste es que nunca entre al museo. Pero si entre al teatro del pueblo y la biblioteca tambien.

Saludos
Joaquin

Ribozyme dijo...

Me sorprendió un poco ver el uso del término "meteorita", así, terminado en "a". Chéquense ésto del diccionario de la Real Academia de los tacos de lengua (la palabra "meteorita" no arroja resultados).

Anyway... meteoritos hay hasta unos muy pequeños, pero bastante espectaculares, como pueden ver en este link.

Ribozyme dijo...

De cualquier modo, ya lo dijo el todavía llorado, y aun más admirado, Carl Sagan: "somos polvo de estrellas".

Para muestra, chéquense este link, y este otro.

yo,tu plato de segunda mesa dijo...

Con razón ya pulieron el meteorito, ¿dónde está el letrero que dice no tocar?