martes, abril 29, 2008

Los revires de Carl Sagan

En el libro que presumía la bosta prevía, El Universo de Carl Sagan, hay una conferencia que dió Sagan en 1994 en la Universidad de Cornell con motivo de su cumpleaños. A continuación están algunas de las preguntas y respuestas al final de esa conferencia. Las he acomodado por temas.

Nomás una aclaración para que sepan a qué se refieren dos de estas preguntas: durante la conferencia, Sagan usó el término "degradaciones" para referirse al antropocentrismo idiota de algunos ante los descubrimientos que nos han permitido tener una idea precisa de que no somos el centro del universo (la revolución copernicana, las ideas de Darwin, etc).

Lean y aprendan (el énfasis en negrillasitálicas es mío).

1. Religión y diosito bimbo.
Pregunta: ¿Cuál es su religión personal? o ¿cree usted que existe algún tipo de dios?, ¿qué sentido tiene que estemos sentados en esta pequeña mancha en medio de este mar de estrellas?

Sagan: No quiero eludir ninguna pregunta y tampoco lo voy a hacer con esta. Pero antes de nada permítame preguntarle a qué se refiere cuando emplea el término "dios".

Pregunta: Bueno, supongo que con mi pregunta me refiero a si todo esto tiene algún sentido, quiero decir, en vista de todas estas degradaciones ¿porqué no nos destruimos?

Sagan: Permítame invertir la pregunta. Si nos destruyéramos, ¿refutaríamos la existencia de Dios?

Pregunta: No, supongo que no. Supongo que mi pregunta alude a que casi prescindimos de Dios al hablar de todas esas degradaciones... A través de los tiempos, nosotros, los humanos, hemos creado un cuerpo mitológico que siempre ha implicado, o que a menudo ha implicado a algún tipo de espíritu superior... Si eso se termina a medida que aprendemos más y más y cada vez parece más difícil demostrar la existencia de algo así, ¿a dónde nos conducirá todo esto?

Sagan: A nosotros mismos. (Aplausos). En lo cual veo una responsabilidad mucho mayor que en la esperanza de que venga alguien procedente del exterior para salvarnos de nosotros mismos. En este último caso, no tendríamos que dedicar nuestros mejores esfuerzos a hacerlo por nuestro propios medios.Si yo estuviera equivocado y hubiera alguien que viniera a salvarnos, pues perfecto.

El término Dios engloba un enorme abanico de ideas diversas (y así lo reconoce ud. por el modo en que ha expresado la pregunta) que va desde un hombre descomunal, de piel clara, con larga barba blanca que ocupa un trono en el cielo, que registra la caída de cada gorrión y del cual no existe evidencia alguna, hasta el tipo de dios proclamado por Einstein o Spinoza, que guarda gran parecido con la suma total de las leyes de la naturaleza. Ahora bien, la existencia de leyes aplicables a todo el universo constituye un hecho observable y magnífico. Si a eso es lo que ud quiere denominar Dios, entonces por supuesto Dios existe.

Pero hay otros matices. Está, por ejemplo, el dios deista en el que creyeron muchos de los padres fundadores de este país, un roi faineant, un rey que no hace nada, el dios que crea el universo y luego se retira y ante el cual los rezos se convierten en una especie de sinsentido. Ya no está aquí, se marchó a algún otro lugar; tenía otras cosas que hacer. Se trata de otro tipo de dios, otro dios creador pero muy diferente del dios judeo-cristiano-musulmán. De modo que tanto si respondo que sí como si respondo que no a su pregunta de si creo en Dios, usted no habrá aprendido nada en absoluto.

Pregunta: Me imagino que le estoy pidiendo que defina el suyo, en caso de que crea en alguno.

Sagan: Pero ¿por qué emplea un término tan ambigüo, de significados tan distintos?

Pregunta: Eso le da libertad a la hora de definirlo.

Sagan: Me da la libertad de parecer que coincido con otras personas con las que en realidad no coincido. Anula las diferencias. Evita roces sociales pero no ayuda a encontrar la verdad. Creo que las preguntas de este tipo requieren un leguaje mucho más definido. Disculpen que dedique tanto tiempo a esta respuesta, pero me parece una cuestión importante.
2. Astrología y percepción extrasensorial.
Pregunta: Me gustaría saber qué opina de la astrología; por lo que sé es una ciencia relacionada con la astronomía.

Sagan: La astrología es un fraude.

Pregunta: ¿Cómo?

Sagan: Que es un fraude. F-R-A-U-D-E.

Pregunta: Ok, ¿y qué me dice de los estudios documentados con pruebas sobre percepción extrasensorial, clarividencia...?

Sagan: Eso es distinto, ¿no? La astrología no es lo mismo que la percepción extrasensorial o que la clarividencia.

Pregunta: Ok, pues he confundido una cosa con la otra...

Sagan: No, sí me alegro de responder a la pregunta. Solo quería ser claro.

Pregunta: Ok, pues ¿existe la percepción extrasensorial o la telequinesis y las personas que disfruten de ellas? En tal caso ¿cómo las adquirieron?

Sagan: Si existen, han debido llegarnos por evolución, por selección natural, del mismo modo que todo lo demás. ¿Pero a qué nos referimos con percepción extrasensorial? En África hay un pez de agua dulce que crea campos eléctircos estáticos para detectar su presa mediante las perturbaciones que experimenta el campo eléctrico. Nosotros no podemos hacer nada semejante. No tiene parangón con ninguno de nuestros sentidos. ¿Disfruta este pez de una percepción extrasensorial?

Pregunta: En cierto sentido, sí, pero vale...

Sagan: Si admitimos que disfruta de ella, ¿se trata de algo misterioso? ¿Desafía a la ciencia o es tan solo una forma distinta de percibir el mundo?

Pregunta: Es una forma distinta de percibir el mundo.

Sagan: Eso es. De modo que si existe la percepción extrasensorial creo que tenemos excelente posibilidades de interpretarla mediante la ciencia. Pero desde lo mejor de mis conocimientos le diré que tal percepción no existe.
3. Visitas extraterrestres
Pregunta: Feliz cumpleños doctor Sagan. Lamento no haberle traído un regalo. Bueno. Hay quien afirma que ciertas estructuras de los Andes y también algunas formaciones en cultivos del norte de Inglaterra se deben a actuaciones extraterrestres.

Sagan: La Pampa de Nazca.

Pregunta: Me estaba preguntando sobre su opinión de si han aterrizado o no en nuestro planeta.

Sagan: Una forma de verlo consiste en preguntarse de dónde han salido todos esos chismes que afirman que la Pampa de Nazca es misteriosa y tiene algo que ver con los extraterrestres. Pues proceden de un hotelero suizo, Erik von Daniken, quien escribió libros que se convirtieron en superventas en todo el mundo. Daniken decía, que en la Pampa de Nazca, en Perú, hay dibujos gigantes, algunos de ellos parecen arañas, otros parecen pavos, otros son líneas rectas, y concluyó que las líneas rectas eran aeródromos y que el resto de las figuras representaban mensajes que humanos bobalicones grabaron en el desierto de Perú por orden de los extraterrestres. ¿Por qué? ¿De qué va todo esto? ¿Es que no sabemos hacer dibujos gigantes sin necesidad de que los extraterrestres nos digan cómo hacerlo? Algunas de esas líneas rectas tienen poco más de 15 centímetros de ancho. ¿De qué tamaño son los aviones que aterrizan en esos campos de aviación? ¿Cómo imaginarnos una nave estelar que atraviesa cientos, miles de años luz, que abre su puerta de carga y expulsa por ella pequeños aeroplanos de hélice de tamaño semejante al de los aviones con lo que juega mi hijo de tres años y medio? Es una idiotez. La característica común de toda la fantasmagoría de von Daniken es que subestima las capacidades de nuestros ancestros. Va a Egipto y contempla las pirámides "¡Eso sí que es grande! ¿Cuánto pesarán esos bloques de piedra?"; "Cien toneladas". "Cien toneladas", dice von Daniken, en efecto."Yo no sería capaz de alzar un bloque que pesara siquiera la mitad". Por tanto, los seres humanos no son capaces de levantar bloques de esa masa; por tanto, las pirámides son obra de extraterrestres. Q.E.D. Pero sabemos cómo se construyeron. Sabemos que hubo canteras y leños que sirvieron como rodillos, balsas remontando el Nilo, rampas y decenas de miles de trabajadores. Comprendemos de qué modo pudo hacerlas la humanidad. Nuestros antepasados eran perfectamente capaces de realizar contrucciones colosales. Me parece estúpido considerar indispensable la visita de extraterrestres cada vez que un observador ingenuo es incapaz de imaginar el modo en que se hizo algo. Puede que el único aspecto positivo de von Danien sea que entre la frustración y la perplejidad puede hacer que ocasionalmente algún lector se interese por la arqueología.
4. Y lo mejor de todo.
Pregunta: Usted ha descrito varias de las principales degradaciones que hemos padecido. ¿Cree que hemos llegado al máximo grado posible de degradación?

Sagan: No.

Pregunta: ¿Qué otras humillaciones nos augura usted para un futuro inmediato?

Sagan: Pues verá, a mi entender, el colmo de la humillación consiste en pensar que nuestro sentido de autoestima no depende de nuestras acciones ni de nuestros méritos sino de lo accidental de nuestro nacimiento. Recomendaría a quienes se preocupan por estar degradados, a quines desean que seamos importantes, que hagan algo importante. Deberíamos fijar objetivos fáciles de entender, realizables e inspiradores para la especie humana y luego emprenderlos y cumplirlos. Eso nos daría la confianza que nos hace falta cuando nuestra autoestima no depende de nada de lo que hacemos. Consigamos un planeta en donde nadie pase hambre. Consigamos un planeta donde todos los hombres y las mujeres tengamos idénticas posibilidades para llegar al poder. Consigamos un planeta en el que ningún grupo étnico disfrute de privilegios negados a otras etnias. Consigamos un planeta en el que la ciencia y la ingeniería sean utilizados en beneficio de toda la humanidad. Consigamos un mundo que nos conduzca a otros mundos.
pd. Jo. Transcribir esto me ha puesto contento. Qué bueno que no usé un scanner.