lunes, enero 19, 2009

Visita a La Feria de la Tierra

El martes pasado me enteré oyendo radio que ese día inaguraban la Feria de la Tierra en el Palacio de Minería. Decidí aprovechar que aún no tengo donde ir a realizar actividades contemplativas frente a un monitor a cambio de 3 pesos y fuí a ver de qué se trataba.

Pagué en la taquilla 20 pesitos y a cambio de ello las siguientes dos horas las pasé muy a gusto.

En la entrada recibí un folleto que me indicaba que iba yo a ver varias exposiciones montadas en el Patio Central y en el Patio de la Autonomía.


Entré y en el patio central me encontré una mampara que decía: Sufrirás una muerte horrible La Furia de la Tierra. Consistía en varias exhibiciones de fenómenos geológicos y atmosféricos perturbadores que ponen en riesgo vida e infraestructura humanas y que conviene entender para aprender a vivir con ellos (estas cosas ocurren desde mucho antes de que un homínido -o varios- prendieran la primera fogata).

En esta exposición las exhibiciones que más me gustaron fueron las dedicadas a la caída de meteoritos (exhiben una colección notable de fragmentos de meteoritas de varias partes del mundo). Aprendí que cuando dije en esta bosta que las meteoritas que tienen a la entrada en el Palacio de Minería en exposición permanente están lisas de tanto que las acarician estaba yo diciendo una tontería (la superficie de las meteoritas es así por procesos distintos a las manos acariciadoras de los visitantes).

Otra exhibición notable es la dedicada a la tectónica de placas y a los terremotos. Hay una casita de madera en la que uno se puede meter y sentir los efectos de las ondas sísmicas transversales. Para comprender mejor la naturaleza de estas ondas puede uno preguntarle al estudiante de la UNAM que opera la casatemblorina:

- ¿Estas ondas se parecen a las que ocurren en el colchón de mi cama cuando mi vieja y yo cogemos?

Hay también exhibiciones de volcanes, huracanes, tornados y tsunamis. Entre esas mamparas ví la palabra favorita de este mes: BONANCIBLE. Así se denomina a un viento de 20 a 28 km/h en la escala de Beaufort de los vientos (si aplicáramos la misma escala de Beaufort para medir la influencia que tiene un blog yo creo que este sería uno FLOJITO -vientos de 6 a 11 km/h- snif).

Encontré un tunel de viento. Entré y apachurré el botón que decía ENCENDIDO.

- Ay nanita – grité ensordecido por los ventiladores del tunel.

Cuando se apagaron los ventiladores salí con peinado de cotonete y me dirigí al Patio de la Autonomía.

Ahí lo recibe a uno una exposición que se llama La Riqueza Minera de México. Hay varias mamparas donde una explicación en audio le cuenta a uno de los diversos aspectos de la explotación minera. En esta parte aprendí de algo que se llama DEPÓSITOS DE PLACER que no es lo que están pensando sino depósitos aluviales de oro y/o diamantes.

Después hay otra exposición que se llama Bajo el Volcán. Está dedicada a la actividad del Popocatepetl registrada desde diciembre de 1994 y además está enfocada en hacer conciencia al visitante sobre qué hacer en caso de que haya una erupcion de este volcán atípico situado a medio centenar de kms de la capirucha.

La exposición Tesoros de la Madre Tierra consiste en exhibiciones de piedras y fósiles encontrados en territorio nacional. Muy útiles para restregar en la cara a aquellos que confunden a la biblia con un libro de ciencia y creen que la Tierra sólo tiene unos pocos miles de años de existencia. Creencia que no sirve para explicar muchos de los fenómenos que ocurren en el planeta, algunos de duración de miles de millones de años.

Hay una serie de mamparas con fotos muy buenas que le han tomado al edificio del Museo de Geología situado en la Santa María la Ribera.

En las interioridades de los pasillos laterales al Patio de la Autonomía hay otra exposición: Las calizas litográficas mexicanas: encuentro entre la geología y el arte. Es la única exposición a la que ido en la que además de que puede uno contemplar litografías se aprende cómo hacerlas.

Vayan. La Feria de la Tierra va estar hasta el 25 de enero. También hay un planetario inflable (en el que ya no entré pues se habían acabado las funciones que son cada hora y media aprox).

pd1. Antes de irme entré a la biblioteca Antonio M. Anza. Hurgué durante quince minutos en su catálogo (no hay que ser bibliotecónomo ni bibliotecólogo para usar los catálogos de las bibliotecas y enterarse de qué acervo tienen) y me encontré unos títulos geniales que luego iré a consultar:

Apuntes sobre los cimientos de los edificios de la Ciudad de México – México Of. Tip. de la Secretaría de Fomento. 1899.

Diario de las operaciones militares del Sitio de Puebla. Francisco F. Troncoso. México. Secretaría de Guerra y Marina. 1909.

Breve reseña de las obras de desagüe del Valle de México escrita para el Congreso Panamericano. Tip. de Francisco Diaz de León. Impresor y Agente. 1901.

pd2. Entre las acciones a realizar en caso de erupción del Popocatepetl estaba el siguiente consejo escéptico:



Que también puede aplicarse a los que envían cadenas idiotas de correos.

pd3. En la exposición Instrumentos Geofisicos me encontré lo siguiente:


Esto que ven no es una estufa antigua en miniatura. Es un inductómetro. Sirve para medir la intensidad del campo magnético de la Tierra. También funciona muy bien para enseñárselo a los imbéciles que se suben a montículos prehispánicos durante equinoccios y solsticios alegando que ahí reciben más energía que en la azotea de sus casas. Cuando se encuentren a alguien así pregúntenle cuántas veces ha usado un inductómetro para avalar sus necias afirmaciones.

8 comentarios :

Antonio dijo...

Esas afirmaciones no necesitan verificación. Cuentan con el respaldo de la sabiduría ancestral.

Un Abrazo.

Lupe dijo...

Se lee muy interesante la feria y que te la pasaste de lujo!
"No creas ni repitas rumores" muy buena frase :)

Deino dijo...

AAAAh, yo quiero ir, pero me acaban de operar y no puedo ir en metro. Ayer la hubiera visitado, pero queria que mi familia viera la exposicion del maestro Aceves en el Bella Artes. Ni modo, haber si en una semana ya puedo.

Alexia dijo...

Muy interesante esto de los temblores, pero no hay nada como la experiencia de ser evacuado por una amenaza de erupciòn del popo... (recuerdos de infancia, snif). Y en mi uni uno puede asomarse a un cuartito que esta en la facultad de ingenierìa geodesta a ver el sismògrafo que esta bien custodiado por una imagen del "SEÑOR DE LOS TEMBLORES" http://www.taytachatemblores.com/

AndreaLP dijo...

Suena interesante pero no voy a alcanzar a ir. Diablos!

¿Y ya checaste una región dónde 'la tierra está ardiendo' en las noticias? Me late que va pa' otro volcán.

Saludos!!

El Tío César dijo...

¿Acaso el inductómetro no forma parte del equipo de himbeztigación de Maussán y Trejo? digo, por aquello de las energías electromagnéticas...

tavone dijo...

Excelente Post.

Gracias,

ALDERGUT dijo...

jajaja... tienes toda la razón... ahora hay que ir a ver la noche de estrellas este 31 de enero...
http://www.nochedeestrellas.org.mx/estrellas_w/
EXCELENTE FIN DE SEMANA ;) Tshüss