martes, septiembre 22, 2009

Tus creencias religiosas no son intocables. Y ahí te va porqué.

Hace unos días, respecto a una bosta que escribí en nolecuentes.com sobre el guateque que se arma cada día 28 en las inmediaciones de San Hipolito, recibí el siguiente comentario de un(¿a?) Angie:
Osea tu nota esta muy fuera de lugar
si de verdad quieres dar una cronica de
algo me gustaria que fuera
tal y como es, no metiendo tus
comentarios amarillista y super llenos
de sarcasmo, y me parece de muy
mal gusto varias de tus expreciones que
utilizas
en forma de burla hacia la creencia,
yo creo q si vas a hacer una cronica sea respetando
las creencias de cada quien,
no crees
A lo cual respondí:
No. Lo que yo creo que es que el derecho que tengo a decir las cosas como yo las veo, es superior a tu derecho a que no te ofendas por lo que escribo. En otras palabras, me voy a seguir pitorreando de lo que me parezca ridículo. Eso incluye tu comentario.
A lo cual me respondió:
Bueno pues asi como segun tu tienes el derecho
mas q nada de burlarte de la gente creyente,
asi la gente tiene el derecho
de creer en lo que quiera,
y yo tengo el derecho de creer sobre
ti que eres una persona
inculta, ignorante e irrespetuosa y
y si tu objetivo era hacer una
pagina informativa creeo q mas bien
es una pagina de “basura”.
Y a lo cual respondí:
En efecto puedes creer sobre mí lo que quieras pero ese tema es irrelevante. Lo único rescatable de tu exabrupto es que revela tu estrategia contraproducente de autoproclamada defensora de las creencias de los demás: llegaste aquí a decirme cómo escribir, yo te dije que tus sugerencias eran ridículas pues nomás estaban basadas en tu particular sentido de la ofensa. y enfrentada a tu propia incapacidad para seguir defendiendo las creencias de los demás, recurres al ataque personal (que ni me aflije ni me acongoja, en este caso, nomás me aburre -he recibido exabruptos menos infantiles en otros lados-).

Dices si tu objetivo era hacer una pagina informativa pero estás echando una mentira disfrazada de aseveración. Mi objetivo no es informar, para eso están las enciclopedias. Mi objetivo es transmitir lo que me encuentro, contando cómo veo yo los edificios, la gente, sus fiestas, en resumen, lo que me asombra y desconcierta. Si no te gusta mi visión de las cosas puedes irte a leer la página del Vaticano, pero no pretendas que voy a cambiar mi manera de escribir nada más porque ofende a una fulana a la que ni conozco (y que ni se me antoja conocer, a juzgar por la forma en la que escribes seguramente que caerías tan simpática como una patada en las bolas).
Eso último que reviré, no era lo que quería decir. Lo que quería decir era lo que viene a continuación y aclaro que no es para Angie, es para los que van por la vida pensando que las creencias religiosas, están provistas de protección y no se deben debatir.

Tus creencias religiosas (o las de cualquiera) no son intocables. Y ahí te va porqué.

En los últimos días hemos visto como personas,por los sesos inflamados de tanta devoción, han cometido crímenes.

A uno se le ocurrió usar un vuelo comercial como si fuera púlpito, y para asegurar que lo escucharan, hizo como que llevaba unas bombas. Su mensaje, decía, era una revelación de su particular amigo imaginario al que le rinde culto, y consistía en algo tan conocido que no se requiere de intervención divina para estar enterado. En México va a temblar.

A otro, más reciente, se le ocurrió meterse al metro y escribir su mensaje inarticulado en una pared. Cuando se le reconvino por eso, respondió a balazos, matando e hiriendo.

Hace algunos años, otros fundamentalistas, más motivados y mejor organizados, pero igual de irracionales, secuestraron unos aviones para irlos a estrellar contra edificios llenos de gente.

También, hace pocos años, más fundamentalistas, alegando estar mortalmente ofendidos por unas viñetas hechas por algunos dibujantes daneses armaron una campaña de odio contra Dinamarca y occidente. Como consecuencia de dicha campaña en Nigeria, musulmanes arremetían a machetazos contra cristianos.

En Estados Unidos, un estudiante demandó a su universidad por no dejarlo usar una playera que expresara su odio contra los homosexuales. Alegaba que era parte de su religión.

En este país, estamos gobernados por un señor, chaparro, que piensa que su idea de lo que es una familia, por lo que le enseñaron unas monjas en su infancia, es la única que merece ser amparada por las leyes.

Vivimos en un mundo donde mucha gente toma decisiones basadas en sus ideas religiosas. Muchas de esas decisiones afectan al resto de la sociedad, que puede compartir dichas ideas, o que puede no compartirlas.

¿Y dices que no hay que tocar las ideas religiosas?

Es una pésima idea no hacerlo.

Quedarse callado ante dislates religiosos, desde los que consisten en pararse a media avenida cada día 28 pensando que así se obtiene algún favor especial y sobrenatural, hasta las atrocidades que he mencionado más arriba, es la mejor manera de dejar que dichas atrocidades sigan ocurriendo.

Tu religión no es intocable.

Y te guste o no, estoy aquí, junto con otros, para manosearla. Aprende a vivir con eso.

pd. Los quejidos de Angie están mal dirigidos. En nolecuentes procuro mantener una irreverencia moderada. En otros lados no me contengo tanto.

22 comentarios :

Lonjho dijo...

Un tanto menos estructurado, pero opino más o menos lo mismo.

Saludos.

TORK dijo...

Secundo la moción y la extiendo no sólo a las creencias religiosas, sino a las ideas en general

Chingasatt dijo...

Amen, hermano!!! por eso le rezo mejor a Crom

Lupe dijo...

Yo estoy de acuerdo con Tork conque no se debe quedar en meras ideas religiosas, sino en esa extensión de todas las ideas en general, para eso poseemos el libre albedrío y al que no le guste, es porque no se merece llamar evolucionado :D

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Muy buena respuesta, quien piensa que las ideas se deben respetar, generalmente se refiere exclusivamente a las suyas, no a las que contradicen las suyas.

También secundo a Tork.

Saludos.

AndreaLP dijo...

Quienes esgrimen el dichoo del supuesto respeto a las creencias, ideas, etc. es porque carecen de argumentos. Así de sencillo. Todo es debatible.

Antonio dijo...

Es cierto lo que dice Tork, pero también hay que recalcar que está mucho más extendida la idea de que las creencias religiosas son intocables. No es raro escuchar acaloradas discusiones sobre futbol, política o cualquier tema, pero cuando alguien empieza a atacar alguna religión, rápido sale alguien otro haciendo señas para que cambie de tema.

Un Abrazo.

Nostromo dijo...

Héctor, tu hombre de paja te quedó bien bonito.

Angie: "...me parece de muy mal gusto varias de tus expreciones (sic) que utilizas"

Héctor: "Tus creencias religiosas [...] no son intocables. Y ahí te va porqué. [...]A uno se le ocurrió usar un vuelo comercial como si fuera púlpito. (etc.)

¿Las creencias religiosas de Angie son la causa de que otras personas hayan realizado los hechos que describes?

controlzape dijo...

¿Las creencias religiosas de Angie son la causa de que otras personas hayan realizado los hechos que describes?

No. Sería como decir que las creencias religiosas de Angie son causa de su ortografía deficiente (a menos que le hayan inculcado en la iglesia en la que vaya que es pecado escribir expresiones con s).

Lo que digo es que no debatir las creencias religiosas (de Angie o las de cualquiera) es condición para que sigan ocurriendo hechos como los que describo. Si se me fue un hombre de heno sería en esa parte. Sin embargo como en la sociedad contemporánea, tan políticamente correcta, la libertad religiosa se confunde con "no discutir las burradas que se cometen en nombre de diosito" me atreví a proponer esa estrategia.

controlzape dijo...

Ahora que lo pienso, eso no es un hombre de heno, sino un "nonsequitur".

Alberto Luquín dijo...

Sostener que las ideas son respetables no es cosa de democracia, sino de alcahuetería. Y no sólo las religiosas. Chécate esto: http://www.letraslibres.com/blog/blogs/index.php?blog=8&title=asunto_meramente_administrativo&more=1&c=1&tb=1&pb=1#comments

aLhE dijo...

1. Estoy de acuerdo, cualquier idea, religiosa o no, está hecha para ser criticada. Los que necesiten 'aferrarse' a lo que dicen un montón de viejitos que son ricos a costa de los aferrados y que se la viven sentados en un trono (literalmente), que lo hagan; eso no implica que no los podamos criticar, de la misma manera en que ellos creen que por el hecho de ser entes pensantes y críticos nos iremos al infierno.

2. Desde hace más o menos 10 años tengo que pasar por el metro Hidalgo para ir a cualquier parte y como 'dicen que dijo' Benito Juarez: "El respeto al derecho ajeno es la paz". Yo respeto sus creencias siempre y cuando ellos me respeten a mi, cerrar la calle, hacer que el tráfico se duplique, lograr que cierren la entrada de el metro de ese lado de Reforma y saturar...todo, no es de ninguna manera una muestra de respeto para los que no nos explicamos cómo San Hipólito terminó siendo el lugar de adoración de San Judas Tadeo. Además, que alguien me explique si tal santo tenía la costumbre de depilarse las cejas, porque por lo que he visto, es una moda entre sus adeptos (hombre) depilárselas y luego pintárselas o simplemente dejárselas delgadas en extremo. Esto último me preocupa, porque es una definición de lo estético que nomás no me entra...

Saludos.

::AdA_MaDriNa:: dijo...

en efecto, toda idea se encuentra a discusión, por el solo hecho de las diferencias de ideologias, lo que sí considero que es valido, que al sentirnos atacados u ofendidos en nuestras creencias se haga saber y porque no? argumentar nuestra postura, lo que sí no, que se haga con falta de fundamentos validos o intrometiendo otros asuntos u ofensas. y respetando que al fin de cuentas, es una opinión personal.

saludos.

Pereque dijo...

RAmén.

Además, la libertad de expresión no es sólo para defender a los descreídos de los creyentes, sino para defender a los creyentes de sí mismos.

Si ponemos la libertad de creencias por encima de la libertad de expresión ¿cómo se resuelve el dilema entre un católico y un adventista del Séptimo día que dice, perfectamente consecuente con su fe y en pleno uso de su libertad de creencias, que la Iglesia de Roma es la Puta de Babilonia del Apocalipsis?

¡Saludos!

seigi ac dijo...

Fundamentalmente estoy de acuerdo con lo que escribes, de hecho casi casi comparto todos los posts que haces. Pero hay una cosa que aunque muy lógica, resulta muy en vano, porque es quejarse precisamente del objetivo de las instituciones religiosas, es decir, esos ejemplos del mundo moderno son muy reales y palpables, pero la gente en lugar de ponerse a pensar lo que tu pretendes que piensen, que es de una manera lógica y conciensuda, lo que van a hacer es lo que están como lavados del coco para hacer, que es rezarle con más devoción a diosito bimbo para que acabe con los problemas de la humanidad.

La iglesia es una mafia, me gustaría decir que todas, pero pues la verdad ignoro bastante la historia de otras iglesias, pero la iglesia cristiana, pues eso es lo que es. Estamos hablando de siglos y siglos de lavarle el coco a la gente, de guerras, de cruzadas, de la santa inquisición, de bulas papales... y encima de todo se lo restriegan en la cara al mundo con sus castillos de opulencia total. Claro en nombre de dios...

La historia está ahí, ya no estamos en una época en la que no haya acceso fácil a la información, todo en lo que la gente se afana más de la cristianidad son las cosas más ridículas y más locas, que fueron precisamente creadas muchos años después de que el Jesús histórico supuestamente vivió y murió, creado por romanos en concilios... y cada de cuando en cuando se sacan una nueva de la manga y la gente ahí va a adorar lo que la iglesia y sus líderes les pongan enfrente.

Los creyentes pues pasan a ser medio las víctimas aquí, aunque más víctimas de su propia falta de claridad para pensar. Yo en lo personal no estoy en contra de la religión, lo mío es más bien con la institución religiosa, digo, le gente siempre ha creído en algo, pero lo malo es que siempre ha habido algún vivo para capitalizar esas creencias.

Pero mejor ya le paro porque nomás estoy cantinfleando aquí.

salu2

Noé Garza dijo...

Se dice por ahí: se respeta a las personas, no a las ideas. Cualquier idea, creencia, que se tenga siempre estará sujeta a discusión.

aLhE Estoy completamente de acuerdo, me cae en la punta del higado que las mujeres se saquen las cejas, a tal grado de nada más dejarse tres pelos para saber por donde van a pasar el lápiz.

Kix dijo...

La verdad es que me da una hueva infinita ya discutir con ese tipo de personas que nunca tuvieron los huevitos para cuestionar los paradigmas.

aLhE dijo...

Noé Garza, es que el punto aquí es que son los hombres quienes se las quitan, lo he visto princpalmente en los que van los 28 a San Hipólito. Además se cortan el cabello al raz en la nuca y los costados, de manera que sólo les quede cubierta la moyera...no sé so sea algo de la religión o de algún grupo o banda.

El Contador Ilustrado dijo...

muy coherente y estructurado como siempre

Rox dijo...

Usted no se limite.

Ya le dije a aquella que cada quien cuenta su crónica como le nace. No sería una crónica tuya si le quitaras eso.

Como sea, estoy de acuerdo con lo expresado aquí.

Saludos

 Zahit Rios dijo...

Pues yo creo que las creencias religiosas de las personas pueden ser cuestionables y que puedes debatir con los creyentes acerca de sus posturas, pero siempre y cuando ellos así lo deseen, la tolerancia y el respeto también abarcan conceptos intangibles como la libertad de pensamiento.

Dijo alguna vez Mario Benedetti "... santificado sea tu nombre y no quienes santifican en tu nombre ..." ¿es malo seguir la doctrina de Jesus? por que hasta donde yo puedo ver los mandamientos de mi religión no me dicen "roba", "mata", etc. el mensaje de los evangelios me hablan de respeto, de trabajo, de humildad y todo esto llevado a un plano más cotidiano y menos celestial me ayuda a sentirme bien día con día, hace más armónica la convivencia con los que me rodean, y no necesariamente alguien debe de ser cristiano para respetar a los demás, pero todos somos diferentes y habemos quienes en algún momento vimos en la fé y la religión (no como institución) una oportunidad de ser mejores, hay quienes no necesitan de un pastor, una congregación o una doctrina para realizar una buena acción y al final creo que lo que realmente vale la pena es eso, buenas acciones, buenas intenciones acompañadas de un pensamiento crítico.

No soy un buen escritor y espero poder explicarme de la mejor manera, hablas de hechos como los días 28 de cada mes, el asesino del metro balderas, (historicamente podemos mencionar miles de crimenes cometidos en nombre de un Dios) pero creo que son mentes perturbadas, debiles y facilmente manipulables quienes perpetran estos actos, son personas que se encuentran con alguien obsesivo, irracional y con poder de convencimiento, entonces... pues el resultado es el mismo sin importar el entorno en el que se desenvuelvan las razones de estos desquiciados, la misma persona hubiera disparado en el metro si alguien le dijera que así México va al mundial, creo que estos hechos nada tienen que ver con creer o no creer en alguien o en algo, es un problema social cuya raiz es la falta de educación y cultura, aquí podría extenderme tratando de explicar mi postura sobre educación y religión (yo creo que no están peleadas una con la otra) pero no es el tema en cuestión.

En conclusión, yo creo en Dios, pienso que las leyes de la mayoria de las religiones vienen solo a resaltar los valores más humanos de la especie, que la iglesia nunca a practicado lo que predica y es aquí donde la educación ayuda a quitarnos una venda de los ojos, por último ¿Existe alguien escribiendo nuestro destino día con día? ¿Existe un creador de todo lo que nos rodea?... no me importa, no quiero saberlo, puedo pasarme la vida intentando averiguarlo, sin embargo, prefiero vivirla en vez de cuestionar lo que probablemente nunca voy a poder entender.

Saludos, el blog me gusta mucho, recibe un abrazo.

Zahit Rios

Anónimo dijo...

http://www.watchtower.org/s/rq/article_01.htm