jueves, octubre 01, 2009

Asimov te explica de qué va el Día de la Blasfemia

Exacto, quien viva con miedo a la irreverencia a lo sagrado es un puto, collón, apocado, espantadizo, cobarde, rajón, cagueta y amilanado.

pd. Si necesitas más explicaciones ve al Día de la Blasfemia y entérate que es tu derecho discutir lo que se te antoje de la religión, de cualquier religión. No ejercer ese derecho es estar de acuerdo en que sigan ocurriendo atrocidades en nombre de la religión, del dogma y la superstición.

13 comentarios :

TORK dijo...

Pereque también lo explica

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lupe dijo...

La foto del Sr. Asimov está genial!

Anónimo dijo...

"It's very depressing to live in a time where it's easier to break an atom than a prejudice"

Albert Einstein

MarioMoyaP dijo...

"No ejercer ese derecho es estar de acuerdo en que sigan ocurriendo atrocidades en nombre de la religión, del dogma y la superstición."

No necesariamente :)

Alberto Luquín dijo...

Nada como la blasfemia correcta en el momento correcto con la intensidad correcta, jajajajajajaja...

Blasfemar siempre es necesario. Consideremos cuántos de los que piden respeto a sus creencias no permiten, sin embargo, que nadie se atreva a soltar un chiste sobre las mismas. Reír es síntoma de racionalidad...

Saludos, CZ...

El Agus dijo...

2 reglas y una recomendación y luego escribir unas letras para comentar...uta, que hueva, ahi se ven.

Y si, esto es un comentario a favor de la blasfemia ¿qué pedo?

Lagartija2K dijo...

"No ejercer ese derecho es estar de acuerdo en que sigan ocurriendo atrocidades en nombre de la religión, del dogma y la superstición."

Me recuerda cuando Bush dijo:
"Quienes no están con nosotros están en contra de nosotros"
Hitler tiene unas parecidas.

Pienso que el extremismo ideológico es el origen de las atrocidades que comentas, no una religión por si misma.

Saludos.

controlzape dijo...

Pienso que el extremismo ideológico blah blah blah

A mí, en cambio, no se me hace extremo proponer que la gente discuta sobre lo que no se atreve a discutir en aras de llevar la fiesta en paz. Si a tí eso se te hace extremo al punto de que te sueno a Hitler, es porque necesitas salir más seguido.

pd jaja No mamar Hitler. El día que me veas proponiendo campos de exterminio para los que creen en diosito bimbo y en la virgen entonces sí considero tu comparación. Por lo mientras nomás me voy a pitorrear de ella.

Kyuuketsuki dijo...

Bueno, es que es un lugar muy común (demasiado) comparar a todo con Hitler: López Obrador=Hitler; FeCal=Hitler, Bush=Hitler; Mussolini... ah, creo que ese sí.

Controlzape=Hitler. Exigimos libertad a los presos políticos!!!

Ribozyme dijo...

Quien no se esfuerce para conservar su derecho a la libre expresión, que luego no se queje cuando ese derecho le sea retirado por la negligencia que tuvo cuando podía haberlo defendido.

Mi comentario cae en una discusión que ya caducó, de acuerdo con la Ley de Godwin:

La ley de Godwin, o regla de analogías nazis de Godwin, es un enunciado relacionado con la interacción social propuesto por Mike Godwin en 1990. La ley estipula que:

"A medida que una discusión en línea se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los Nazis tiende a uno"
Existe una tradición general en muchos grupos de noticias de Usenet: en cuanto se mencione una determinada comparación el hilo se cierra y quienquiera que la usara pierde la discusión. Así, la ley de Godwin proporciona un límite a los hilos en Usenet y otros grupos. De hecho, así es como muchos participantes conocen la ley.

La ley es epónima de su ideólogo, Mike Godwin, de la Electronic Frontier Foundation y se popularizó a principios de los noventa. Richard Sexton asegura que es una formalización de un mensaje del dieciséis de octubre de 1989 por él enviada.

Se puede deducir que una discusión en USENET caduca cuando uno de los participantes menciona a Hitler y los nazis.

Sin embargo, esta afirmación no parece estrictamente correcta, porque la ley de Godwin no se refiere a la caducidad sino a la interrupción.

Al considerar que el meme de comparaciones con los nazi en Usenet era ilógico y ofensivo, Godwin estableció la ley como un "contra-meme" sic. ipso dixit en 1994 en un artículo sobre su ley. La función memética del enunciado es advertir a los participantes sobre la propiedad de comparar con los nazis, no cancelar o "caducar" conversaciones.

Muchos la extendieron para determinar que quien los mencione como táctica argumentativa fuera del contexto bélico mundial o del Holocausto pierde inmediatamente la discusión. La idea subyacente es el mal gusto de comparar trivialidades con genocidios, etc.

controlzape dijo...

De acuerdo, Rybozime. Se entiende que la libertad de expresión incluye la de quedarse callado, pero casos como los del diario danés Jylland Posten y los discursos de odio de estudiantes de universidades girngas protegidos por "la libertad religiosa", así como los afanes catoliquetes de algunos en este país por obstaculizar la educación sexual (con toda la diversidad que hay en la materia, sino me creen vean lo que pasó en Guanajuato) revelan que el silencio, como estrategia, tiene resultados contraproducentes.

No conocía yo lo de la ley de Godwin. Aquí no voy a interrumpir una discusión nomás porque alguien a quien no le gustó lo que dije, en lugar de decir por qué, salga con la babosada de que le sueno a Hitler, aunque entiendo bien a los administradores de usenet que lo hacen.

Ribozyme dijo...

No, si yo coincido plenamente contigo, ControlZape. Lo que pasa es que a veces me falla la claridad... ¡Más de lo que yo quisiera! Quise decir que tenemos que defender activamente nuestros derechos más extremos, como el de decir cosas que son ofensivas para otros pero que se sostienen por el derecho sin cortapisas a la libertad de expresión. Muchas personas se autocensuran, sobre todo en cuestiones de religión, para hacer una crítica que puede ser molesta para otras personas, aun cuando se tengan los pelos de la burra en la mano, en aras de cortesía y cordialidad mal entendidas y que no son más que corrección política llevada al extremo. Están en su derecho. Pero no hasta el punto de propugnar por que su postura se convierta en norma, una censura institucionalizada. Por eso, aunque muchos lo tomen a mal, tenemos que ejercer con cierta frecuencia nuestro derecho a ser ofensivos, como con la blasfemia, y los que no estén de acuerdo tendrán el derecho a criticarnos. Y nosotros tendremos el derecho a burlarnos de dichas críticas si son injustificadas, y sobre todo si son tontas.

Por eso yo ponía lo de la Ley de Godwin, porque pone en claro la ridiculez de los que atacan con acusaciones de nazismo. La ley equivale a decir a quien acusa "Usaste la palabra 'nazi', ya valiste shit. Te diste en la madre tú solito".