jueves, diciembre 23, 2010

Pastorela blasfema 2010

Cuando era yo un mocoso ridículo y caguengue (ahora soy un adulto ridículo y caguengue) las pastorelas -representaciones teatrales del nacimiento de Jesús, muy populares por estas latitudes- me parecían interesantes y divertidas.

Así fue hasta que la rutina las echó a perder. Cada año la historia era la misma: un señor con alas, haciendo de alcahuete, se le aparece a una virgen y le anuncia que diosito la va a embarazar. La virgen, en vez de decirle al señor con alas "¿y ese diosito ni siquiera me va a invitar a cenar?", accede de buen grado a hacer de incubadora divina. Más tarde, el mismo señor con alas se les aparece a unos pastores, en el campo, anunciándoles "la buena nueva". Los pastores, colijo, que llevaban años esperando las noticias, pues todos dejan de hacer sus cosas de pastores y corren presurosos a adorar al producto de la cruza entre una paloma -el espíritu santo- y una joven. En el trayecto, a los pastores se les aparece el diablo (el único personaje interesante de la historia) quien los engaña y/o retrasa para que los pastores no asistan al feliz evento del nacimiento de Jesús (ausencia que nunca supe por qué hubiera sido catastrófica). Al final, los buenos triunfan, el diablo pierde y los pastores contemplan con jeta de arrobamiento al mentado niño dios.

Cada año.

Pues bien, considero que es hora de hacer cambios sustanciales en la trama.


PRIMER ACTO

El interior de la casa de un carpintero de hace 2000 años. María se está sosteniendo las enaguas y haciendo una contorsión para examinarse la panza. Se abre la puerta y entra José. María se suelta las enaguas y corre a recibir a su flamante marido.

MARÍA
¡Flamante marido! Te tengo una noticia horrible.

JOSÉ
Mujer, vengo de chambear todo el día de carpintero en una época en la que uno mismo tiene que fabricarse los clavos. Espera a que me siente y entonces me das todas las noticias horribles que quieras.

José se sienta.

JOSÉ
Ahora sí, ¿qué calamidad ocurrió hoy?

MARÍA
Estaba yo haciendo mis cosas cuando un fulano se apersonó diciendo que era el Espíritu Santo y me embarazó.

JOSÉ
En efecto. Es una noticia horrible.

MARÍA
¿Qué vamos a hacer?

JOSÉ
Bueno, primero hay que denunciar a ese Espíritu Santo. No se puede andar metiendo a casas ajenas y embarazar a las vírgenes. Segundo, hay que decidir qué vamoa a hacer contigo y la criatura que te crece en el vientre. ¿Lo quieres tener o no?

MARÍA reflexionando
Pues no.

JOSÉ
Entonces interrumpamos ese embarazo.

SEGUNDO ACTO

Un grupo de pastores está reunido en un pastizal. Es de noche.

PASTOR 1
Alguien corríjame si me equivoco ¿no sería mejor hacer labores de pastoreo durante el día?

PASTOR 2
Ah pos sí.

PASTOR 3
Concuerdo.

PASTOR 1
Pues busquemos a los animales y larguémonos a nuestras casas.

Mientras buscan a los animales.

PASTOR 2
¿Ya escucharon lo que les pasó a José y a María?

PASTOR 3
Sí, que mala onda.

PASTOR 1
Yo no. ¿Qué les pasó?

PASTOR 2
Una trastada. A María la embarazó un fulano que se hace llamar el Espíritú Santo. Pero la desgracia no termina ahí. Ya habían decidido ambos que no querían tener a la criatura y entonces llegaron unos que se hacen llamar Provida, secuestraron a María y hasta la fecha la han obligado a gestar a una criatura contra su voluntad alegando que están protegiendo el plan de Dios.

PASTOR 1
Una trastada indignante. ¿Y qué dice la ley al respecto?

PASTOR 3
Las autoridades dicen que no se pueden meter en el conflicto porque "hay que respetar las creencias religiosas".

PASTOR 1
Tenemos unas autoridades muy pendejas. Yo digo que este entuerto no se puede quedar así y que hay que desfacerlo.

PASTOR 2 Y PASTOR 3
¿Cómo?

PASTOR 1
Primero vayamos a ver a José.

PASTOR 2
¿Y los animales?

PASTOR 1
Que se queden. Ni siquiera los podemos encontrar porque no sé a quién se le ocurrió que pastoreáramos en la noche.

Salen los pastores.

TERCER ACTO

Casa de José. Mismo escenario que el del 1er acto. José está sólo. Solloza.

JOSÉ
Snif. Unos fanáticos religiosos me secuestraron a mi mujer. Snif.

Entran los pastores.

PASTOR 1
No llores José, que ya vinimos a ayudarte.

PASTOR 2 Y PASTOR 3
Sí.

JOSÉ incrédulo y sorbiendo los mocos
Se los agradezco mucho amigos. Pero ¿cómo podremos oponernos a esos de Provida? Son muchos y están bien armados. Apedrean a quien se acerque.

PASTOR 1
Extraña forma esa de defender la vida descalabrando a los que no están de acuerdo con uno. No importa José, nosotros tenemos a la razón de nuestro lado. Antes que nada, ¿cuántos meses lleva María embarazada?

JOSÉ
Apenas lleva 2 meses.

PASTOR 1
Ah muy bien. Yo sólo soy un pastor analfabeta y no un experto en obstetricia ni en embriología ni en derechos reproductivos pero tengo entendido que hay un periódo en que la decisión de la madre pesa más que la protección a la vida prenatal, con base en el criterio de viabilidad . Los 2 meses que lleva de embarazo María están dentro de ese periódo.

JOSE, PASTOR 2 Y PASTOR 3
¿Eeeeh?

PASTOR 1
Que no hay pedo si interrumpe su embarazo ahora, a pesar de los que digan los de Provida.

JOSE, PASTOR 2 Y PASTOR 3
Ah.

PASTOR 1
Pero, obviamente, la última palabra la tiene María. Quizá haya cambiado de opinión.

JOSÉ
¿Cómo saberlo? Desde que se la llevaron los de Provida no he podido ni verla. Mucho menos hablar con ella.

PASTOR 1
Pues vayamos a preguntarle.

JOSÉ
¿No oiste que los de Provida son muchos y tienen piedras a la mano?

PASTOR 1
¿Y tú no oiste que nosotros tenemos a la razón de nuestro lado? Este es el plan...

El Pastor 1 hace un dibujo en el suelo. Los otros lo rodean para verlo.

CUARTO ACTO

El exterior de un jonuco. Aún es de noche. Una de las ventanas del jonuco está iluminada. En ella se dibuja la silueta de una mujer embarazada. Frente al jonuco hay media docena de vigilantes. Todos cargan piedras en la mano y hacen un rondín.

TODOS cantando
Vamos todos a Belén, con amor y gozo...

VIGILANTE 1
Un momento... ¿que no estamos ya en Belén?

VIGILANTE 2
No. Aquí es Nazareth.

VIGILANTE 3
¿Aquí es Nazareth?

VIGILANTE 4
Sí.

VIGILANTE 5
¿Entonces porqué cantamos que vamos a Belén?

VIGILANTE 6
Buen punto.

Los vigilantes siguen haciendo su rondín y cantando. Entran agazapados por la izquierda los pastores y José. Se quedan fuera de la vista de los vigilantes.

PASTOR 1
Muy bien. Todo lo que necesitamos hacer es apelar a las creencias ridículas y supersticiosas de esta gente. Les da a los otros dos pastores sendos recipientes. Tomen estas 40 cervezas hoy y suban a la azotea de ese jonuco sin ser vistos. Cuando los veamos ahí, José y yo daremos grandes voces y haremos aspavientos y alharaca diciendo que "viene otra vez el diluvio", entonces uds mearán las cervezas en las cabezas de los vigilantes y estos huirán despavoridos.

El pastor 2 y el pastor 3 toman las cervezas. Con sigilo para no ser vistos, suben a la azotea del jonuco. José y el Pastor 1 salen de su escondite y corren en círculos con los brazos dirigidos al cielo.

JOSÉ
¡Viene el diluvio!

PASTOR 1
¡Moriremos ahogados por nuestras iniquidades!

Los vigilantes interrumpen su rondín. Los pastores 2 y 3 mean sobre ellos.

TODOS LOS VIGILANTES dejando caer las piedras al suelo
¡El diluvio!

Salen corriendo los vigilantes por la derecha.

JOSÉ
¡Funcionó! ¡Funcionó! ¡María!

José abre la puerta del jonuco y entra. En la ventana iluminada se dibuja la silueta de una pareja que se toma de las manos y se mira mutuamente a la cara.

PASTOR 2 Y PASTOR 3
Misión cumplida.

PASTOR 1
Aún no acaba esto. ¿Todavía querrá María terminar con su embarazo?

La ventana iluminada se apaga. Se abre la puerta del jonuco y salen María y José. Ambos están muy contentos.

MARÍA
Queridos amigos, tengo un anuncio que hacer. El chingado Espíritu Santo dispara balas de salva. No estoy embarazada, lo que pasaba era que traía yo un pedo atorado.

FIN


Faltaron un ángel y un diablo. Pero no se me dio la gana incluir más personajes mitológicos. Quizá para el próximo año.

lunes, diciembre 20, 2010

Un mensaje de Ricky Gervais para estas fechas de amor y paz

Ricky Gervais es un señor inglés muy chistoso. Digo chistoso en el sentido de que parte de su chamba consiste en hacer chistes y pararse ante una audiencia para decirlos. Actividad que hace con éxito.

Es miembro honorario, desde 2008, de la National Secular Society, una organización británica que promueve, entre otras cosas, la separación de la iglesia y el estado y que sostiene que nadie debería tener ventajas o desventajas por su religión o falta de ella.

Pues bien, Ricky Gervais recientemente escribió un mensaje para estas celebraciones de fin de año y que a continuación traduzco, aunque no esté yo de acuerdo con todo lo que dice -pero sí con la mayoría-, porque me da la gana. El énfasis en negritas es mío.

¿Por qué no crees en Dios? Es una pregunta que me hacen todo el tiempo. Siempre procuro dar una respuesta sensible y razonada. Lo que usualmente es incómodo, quita tiempo y no lleva a algún lado. La gente que cree en Dios no necesita pruebas de su existencia, y de ninguna manera esperan pruebas de lo contrario. Son felices con su creencia. Hasta dicen cosas como "es cierto para mí" y "es por fe". Yo insisto en proporcionar una respuesta lógica porque prefiero ser honesto en vez de condescendiente y grosero. Es irónico, entonces, que el revire "yo no creo en Dios porque no hay, absolutamente, evidencia científica de su existencia y por lo que he oído la misma definición de Dios es una imposibilidad lógica en el universo conocido" se perciba como condescendiente y grosero.

La arrogancia es otra acusación, que me parece particularmente injusta. La ciencia busca la verdad. Y no discrimina. Para bien o para mal, averigua cosas. Basa sus conclusiones y creencias en evidencia sólida -evidencia que es constantemente actualizada-. No se ofende cuando nuevos hechos aparecen. No sostiene prácticas medievales sólo por que son tradición. Si lo hiciera, tú no podrías inyectarte penicilina y te pondrías una sanguijuela debajo de los calzones y rezarías. Sin importar lo que creas, eso no será tan efectivo como la medicina. Otra vez, puedes decir "funciona para mí", pero también lo hacen los placebos. Mi punto aquí es que estoy diciendo que Dios no existe. No que la fe no exista. Sé que la fe existe. Lo veo todo el tiempo. Pero creer en algo no significa que sea cierto. Tener esperanzas en que algo sea cierto no lo hace cierto. La existencia de Dios no es algo subjetivo. O existe, o no. No es un tema de opinión. Puedes tener tus propias opiniones, claro. Pero no puedes tener tus propios hechos.

¿Que por qué no creo en Dios? No, no, no. ¿Por qué crees TÚ en Dios? Seguramente la carga de la prueba está en el creyente. Tú comenzaste esto. Si me planto frente a tí diciendo "¿por qué no crees que pueda yo volar?" tu dírias, "¿por qué debo creerlo?" Yo replicaría "porque es cuestión de fe." Si entonces, digo "prueba que yo no puedo volar. A ver, a ver a ver ¿a que no puedes probarlo?" probablemente te vayas, llames a seguridad o me tires por la ventana gritando "vuela con una chingada, lunático".

Como ateo, no veo nada "malo" en creer en un dios. No creo que haya un dios, pero creer en él no hace ningún daño. Si te ayuda en alguna forma, entonces está bien. Pero cuando la creencia comienza a infringir los derechos de otras personas, entonces sí me preocupo. Nunca negaría tu derecho a creer en dios. Sólo que preferiría que no mataras gente que cree en un dios distinto. O que apedrearas hasta la muerte a alguien porque tu libro de reglas dice que la sexualidad es inmoral. Es raro que alguien que crea en un fulano todopoderoso y omnisciente, responsable de todo lo que ocurre, también quiera juzgar y castigar a la gente por lo que son. Según entiendo, el peor tipo de persona que puedes ser es un ateo. Los primeros cuatro mandamientos machacan bien ese punto. Hay un dios y ese soy yo. No hay otro. Tú no eres tan bueno y que no se te vaya a olvidar (No matar a alguien se menciona hasta el número 6).

Ante alguien al que desagrada mi falta de fe religiosa digo: "es la forma en la que Dios me hizo".

La definición de Dios en el diccionario dice "creador y vigilante supernatural del universo." La definición incluye a todas las deidades, diosas y seres superanaturales. Desde el comienzo de la historia, que se define a partir de la invención de la escritura por los sumerios hace 6000 años, los historiadores han catalogado más de 3700 seres sobrenaturales, de las cuales 2870 se pueden considerar como deidades.

Por lo tanto, la próxima vez que alguien venga a decirme que cree en Dios, yo diré "¿En cuál? Si dicen "Sólo Dios. Sólo creo en el único Dios". Diré que son casi tan ateos como yo, pues yo no creo en 2870 dioses y ellos no creen en 2869.

Solía creer en Dios. Es decir, en el que creen los cristianos.

Me encantaba Jesús. Era mi héroe. Más que las estrellas de rock. Más que los futbolistas. Más que Dios. Dios era por definición omnipotente y perfecto. Jesús era un hombre. Había sido tentado y había vencido al pecado. Tenia integridad y coraje. Pero era mi héroe porque era amable. Era amable con todo mundo. No cedía a la presión de sus compañeros, ni a la tiranía, ni a la crueldad. No le importaba quién eras. Te amaba. Qué tipo. Quería ser como él.

Un día, cuando tenía 8 años, hacía un dibujo de la crucifixión como tarea de Estudios de la Biblia. Me gustaba dibujar. Y la naturaleza. Me gustaba la manera en la quel Dios había hecho a los animales. Eran perfectos e incondicionalmente hermosos. Era un mundo asombroso.

Vívía en una casa pobre, de clase trabajadora, en una mancha urbana llamada Reading, a 64 kms al oeste de Londres. Mi padre era obrero y mi madre era ama de casa. Nunca me dió verguenza la pobreza. Todos los que conocía, estaban en la misma situación, y tenía todo lo que necesitaba. La escuela era gratis. Mi ropa era barata y siempre estaba limpia y planchada. Y mamá siempre estaba cocinando. Estaba cocinando el día que dibujaba yo la cruz.

Estaba sentado en la mesa de la cocina cuando mi hermano llegó a casa. Tenía 11 años más que yo, así que en ese entonces él tendría 19. Era la persona más lista que conocía, pero era demasiado descarado. Reviraba y se metía en problemas. Yo era un niño bueno. Iba a la iglesia y creía en Dios -un alivio para una madre de clase trabajadora. Verán, creciendo donde lo hice, las mamás no abrigaban muchas esperanzas de que sus hijos fueran doctores, se daban por bien servidas si sus hijos no terminaban en la cárcel. Así que bienvenida toda creencia en Dios, si eso mantenía a los hijos bien portados y obedeciendo las leyes. Es un sistema perfecto, bueno casi: el 75% de los americanos son cristianos temerosos de Dios y el 75% por ciento de las cárceles consiste en buenos cristianos. 10% de los americanos son ateos y 0.2% de los prisioneros son ateos.

Como sea, ahí estaba yo, dibujando muy quitado de la pena a mi heroe cuando mi hermano mayor, Bob, preguntó: "¿porqué crees en Dios?" Así de simple. Mi mamá cayó en pánico. "Bob" dijo en un tono que yo sabía que significaba "cállate". ¿Por qué era mala cosa preguntar? Si había un Dios y mi fe era fuerte, no importaba lo que la gente dijera.

... esperen. No hay un Dios. Él lo sabía y ella también. Era tan simple como eso. Comencé a pensar y a hacer más preguntas al respecto, y al cabo de una hora, ya era ateo.

¿Quihubo? No hay Dios. Si mamá me había mentido sobre Dios ¿también me habría mentido sobre Santa? Si, por supuesto ¿pero a quién le importa? Los regalos seguían llegando. Y lo mismo los regalos de mi recién encontrado ateismo. Los regalos de la verdad, ciencia, naturaleza. La belleza real del mundo. Aprendí de evolución -una teoría tan simple que sólo a los grandes genios ingleses se les pudo haber ocurrido. La evolución de plantas, animales y nosotros -incluyendo a la imaginación, al libre albedrío, el amor y el humor. No necesitaba una razón para mi existencia, sólo una razón para vivir. Y la imaginación, el libre albedrío, el amor, el humor, la diversión, la música, los deportes, la cerveza y la pizza era todas buenas y suficientes razones para vivir.

Pero vivir una vida honesta, para eso, se necesita la verdad. Esa fue la otra cosa que aprendí ese día, que la verdad por más incómoda que fuera, al final te conduce a la liberación y a la dignidad.

Por lo tanto, ¿que significa la pregunta "¿por qué no crees en Dios?" realmente. Creo que cuando alguien hace esa pregunta, en realidad están cuestionando su propia creencia. Como si dijeran "¿qué te hace tan especial?" "¿cómo es que no te lavaron el cerebro con al resto de nosotros?" "¿cómo te atreves a decir que soy tonto y que no voy a ir al cielo?" Seamos honestos, un creyente en Dios es una persona para ser considerada extraña. Pero, debido a que es una creencia tan popular es aceptada. ¿Y por qué es una creencia popular?" Porque tiene una proposición atractiva: cree en mí y vive para siempre.

"Haz a otros lo que te gustaría que te hicieran" es una buena regla de dedo. El perdón es probablemente la virtud más grande que hay. Pero es exactamente eso. Una virtud. No sólo una virtud cristiana. Nadie tiene el monopolio de la bondad. Soy bueno. Sólo que no creo que eso me vaya a recompensar después de que me muera. Mi recompensa está aquí y ahora. Consiste en saber que procuro hacer lo que es correcto. Que vivo una buena vida. Y es ahí donde la religión pierde. Cuando llega en forma de un garrote para moler a palos a la gente diciendo "haz esto o aqullo o arderás en el infierno".

No vas a arder en el infierno. Pero se buena persona de todas formas.
Modifiqué el texto durante la traducción. Gervais hace una distinción entre espiritualidad y religión que por más que releí no entendí y que por eso omití. De cualquier manera -sobre todo en las partes que enfaticé- estoy de acuerdo con él. Parafraseando a PZ Myers que escribe en su blog (donde me enteré del texto de Gervais) la última frase está como para llevarla puesta en playeras.

martes, diciembre 14, 2010

Geometría, leyes y pensamiento crítico: el caso de Lincoln y Euclides

En una lectura reciente de un texto de divulgación de cálculo diferencial e integral, me encontré el siguiente párrafo:
Abraham Lincoln tenía una copia de Euclides en sus alforjas y la estudiaba hasta tarde a la luz de una vela. "Nunca llegarás a ser un abogado si no entiendes lo que significa una demostración..." escribió después.
Primero veamos qué llevaba Lincoln en sus alforjas.

Los Elementos de Euclides, es una obra en trece volúmenes, trece, que fue escrita en el año 300 AC y es un pilar, no sólo de las matemáticas, sino del pensamiento científico moderno. Es también, según Carl Benjamin Boyer, un historiador de matemáticas (creo que necesitamos más de esos), la segunda obra de la antiguedad más editada después de la chingada Biblia (lo de chingada fue mío, no de Boyer).

¿En qué consisten Los Elementos? En una colección de definiciones, axiomas, teoremas y demostraciones matemáticas que cubren geometría euclidiana y algo de teoría de números.

De los trece, Lincoln tenía 6 volúmenes, que estudió y dominó.

Ahora bien, ¿para qué quería alguien dedicado a leyes, aprender matemáticas?

Pues para estar versado en lógica (y de paso en pensamiento crítico) y no caer en falacias lógicas (al contrario de los abogados, magistrados y políticos contemporáneos de este país, que son unos burros anuméricos de capirote).

Veamos un ejemplo.

Al final de un debate, de siete, entre Abraham Lincoln y Stephen Douglas, en Septiembre de 1858 (en esa época Lincoln buscaba ser senador por Illinois), está la siguiente perla:
"Si alguna vez han estudiado geometría, recordarán que a través de una serie de razonamientos, Euclides demuestra que todos los ángulos de un triángulo equivalen a la suma de dos ángulos rectos. Euclides ha demostrado como averiguarlo. Ahora, si uds buscan oponerse a esa afirmación y demostrar, a su vez, que es errónea ¿lo harían limitándose a decir que Euclides es un mentiroso?"
No fue la única vez que Lincoln, convocó las virtudes de las demostraciones matemáticas en sus discursos. Al año siguiente, en un discurso en Ohio, dijo:
"Hay dos maneras de establecer una proposición. Una es demostrándola mediante la razón, y la otra es, exponiendo lo que grandes hombres de antaño pensaban al respecto, y así, pasarla por verdadera por el puro peso de la autoridad. Ahora bien, si el juez Douglas puede demostrar que esto del domino público -el derecho de un hombre a hacer a otro su esclavo- demostrarlo como Euclides demostraba sus proposiciones, entonces no tengo objeción. Pero cuando viene, convocando un principio de autoridad de hombres que repudiaban ese principio, pido que no se le permita continuar."
No estaría de más que los legisladores contemporáneos siguieran los pasos de Lincoln. Quizá así conseguirían disminuir la cantidad de dislates que dicen durante su chamba. O mejor aún, que la ciudadanía -eso incluye a los "líderes de opinión" y entrevistadores profesionales- se familiarizara con Los Elementos de Euclides para no quedarse como pendejos cuando un político les esté tomando el pelo echando cantinfleadas en asuntos de interés nacional.

pd. Si alguien quiere echar un ojo a los Elementos de Euclides aquí puede consultarlos.

domingo, diciembre 12, 2010

Más pareidolia en los ojos de la virgen de Guadalupe

Hace dos años, escribí sobre las imágenes diminutas en los ojos de la virgen de Guadalupe, "milagrosamente" estampada en la tilma de Juan Diego. Dije que un autoproclamado experto en procesamiento de imágenes, llamado José Aste Tonsmann, allá en los 80's encontró unos fulanos novohispanos, lo que, según él, era prueba del origen divino de la mentada pintura. También dije que como prueba, esa era una muy pitera y que cualquiera que esté familiarizado con el fenómeno de la pareidolia (percibir patrones "significantes" ante estímulos vagos y aleatorios, en este caso unos pincelazos) podía explicar las mentadas imágenes sin necesidad de recurrir a burradas sobrenaturales.

Sin embargo, debo admitir que las figuras alternativas que en aquél entonces hallé (un vampiro, un personaje de Soul Calibur, un cocodrilo y un mono araña) no eran mucho más notables que los monigotes novohispanos que veía José Aste Tonsmann.

Después de sesudos análisis a las chinguiñas de la Virgen de Guadalupe (en vez de invertirles un minuto, les invertí dos minutos), he halladao una imagen más interesante.

Vean.



¿No la distinguen? Permítanme resaltar los contornos y usar un simil.

Esto es lo que veía la virgen de Guadalupe.


Eso o Juan Diego era un nalguipronto.

miércoles, diciembre 08, 2010

Lo que dejó la bacteria come-arsénico que vino del espacio

GFAJ-1. Así la bautizaron. Es una bacteria que vive en un lago de California y que, aparentemente, puede usar arsénico en vez de fósforo para hacer sus cosas de bacteria (eso incluye incorporar arsénico a su ADN algo nunca visto antes). Lo que de confirmarse, la catalogaría como un organismo campeón, extremófilo, capaz de prosperar en ambientes extremos y hostiles, y por eso mismo, de gran interés para los astrobiólogos, los que investigan sobre la vida fuera de la Tierra.

Todo eso es muy emocionante y muy instructivo. Pero al momento de escribir estas líneas (y hago énfasis en al momento), yo encuentro más instructiva la manera en la que evolucionó la noticia que la evolución de la propia bacteria.

El frénesi comenzó cuando hace unos días en el sitio de la NASA apareció un anuncio de una conferencia de prensa, relacionada a un artículo de la revista Science. La descripción de la conferencia, muy llana, decía: "para discutir un hallazgo de astrobiología que impactará la búsqueda de evidencia de vida extraterrestre".

Así nomás.

Pasó una semana en lo que llegaba el gran día. No había muchas pistas más alla´de los nombres de los participantes en el comunicado de prensa. Entre esos nombres estaba el de Felisa Wolfe-Simon. Que a decir de los enterados en astrobiología, era conocida por haber pasado los últimos años trabajando en Mono Lake, un lago con altas concentraciones de arsénico, cultivando bacterias provenientes de ese ambiente químicamente hostil.

En los días previos a la conferencia de la NASA, comenzó la especulación. Hubo quien mencionó
descubrimientos en Titán, la luna de Saturno, de bacterias alienígenas.

La especulación siguió el camino del teléfono descompuesto en los siguientes días. Algunos astrobiólogos fueron entrevistados, los periódicos exageraron la nota y se llegó a afirmar que la NASA anunciaría haber encontrado vida extraterrestre o, ya de perdida, evidencia de una biósfera alterna y desconocida hasta entonces en la Tierra, un segundo génesis de la vida. Para cuando llegó el anuncio de la NASA y la publicación de la investigación de Felisa Wolf-Simon, et al, en la revista Science los más exaltados se llevaron una desilusión: ni se trataba de extraterrestres, ni de una forma de vida fundamentalmente distinta a la que conocemos.

¿Qué ha pasado después? Uno lo puede leer en el post de Martin Robbins, Arsenic about face, donde se exploran las relaciones entre medios de comunicación, ciencia y el proceso de revisión por pares, y del que que quiero destacar lo siguiente:

Para empezar, el artículo de Wolfe-Simon ha recibido objeciones de expertos. Por ejemplo, Forest Rohwer, un microbiólogo que busca especies nuevas de bacterias y virus en arrecifes, comenta: "ninguno de los argumentos son convincentes por sí mismos". Incluso hubo quien llegó a afirmar: "ese artículo [el de Wolf-Simon] no debió haberse publicado".

En eso último no estoy de acuerdo. Como indica Robbins en su post ¿cuál sería el chiste de publicar sólo artículos que estén correctos? ¿No se supone que la revisión por pares es para que otros evaluen un artículo? ¿No es ese uno de los principales objetivos de publicar en ciencia? Estamos hablando de ciencia, gente, no de literatura chafita culturosa: los artículos científicos no son para recibir palmaditas de aceptación en la espalda. Son para ser sometidos a revisión por pares, con la consigna de encontrar qué está mal y señalarlo.

¿Qué se le dio demasiado hype a la noticia? Bueno, sí. Pero eso la NASA y la AAAS (
Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, quien publica Science), podrían mitigarlo con una buena aproximación de relaciones públicas.

Lo malo es que esa aproximación, no existe.

Veamos, esa revisión por pares, no termina en la sala de redacción de Science o de cualquier revista científica de prestigio. Es un proceso que se va retroalimentando a medida que la comunidad científica y el público va enterándose de los contenidos del artículo y hace públicas sus propias conclusiones. Esa publicación, en estos días, no está limitada a intercambios epistolares vía Science, sino también a la blogósfera (ojo; hay blogs de ciencia y hay blogs de pseudociencia y magufería, en este caso estamos hablando de los primeros).

Y eso último, parece que la NASA no lo ha terminado de entender. O más específicamente, Dwayne Brown, comunicólogo de la NASA, quien dice respecto a las objeciones "que sólo serán respondidas en una publicación cientifíca". Es decir que, de acuerdo a Dwayne Brown, lo que importa no es ni el contenido, ni la integridad, ni el campo de experiencia de las personas que objeten sino que lo hagan en la revista adecuada o en la conferencia de prensa correcta.

Lo que es una barbaridad victoriana teniendo en cuenta la cantidad de contenido en línea que genera la propia NASA y la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.

Aún no sabemos si, en verdad, GFAJ-1 incorpora a sus moléculas arsénico, pero mientras tanto ese bicho, extremófilo o no, ya sirvió para distinguir algunas relaciones, cada vez más complejas y dinámicas -y no siempre afortunadas-, entre divulgación científica, medios de comunicación y revisión por pares. Relaciones que a individuos como Dwayne Brown les convendría estudiar.

pd. Nota para mí: rentar el título de este post para una película de ciencia ficción.

viernes, diciembre 03, 2010

Próximo eclipse total de Luna: 21 de diciembre de 2010


Gracias a Edgar Luis Gomez me entero que habrá un eclipse total de Luna en la madrugada del 21 de diciembre de 2010 que se podrá apreciar desde la ciudad de México.

El último que tuve oportunidad de ver (no el último que ha ocurrido, por cierto) fue en febrero de 2008. En esa ocasión hasta circo del GDF hubo.

Los horarios del eclipse serán los siguientes:

1. El día 20, cerca de las 23:30 la Luna hará contacto con el cono de penumbra de la Tierra.

2. El día 21, a la 1:40 comenzará el eclipse en su fase total y a las 2:53 se terminará.

3. El día 21, a las 5:04, la Luna tendrá el último contacto con el cono de penumbra de la Tierra.

Yo digo que vale la pena salir a verlo por dos razones (si es que esa noche no está nublada). Una, es que mientras la Luna vaya internándose en el cono de penumbra y en el cono de sombra de la Tierra, con unos binoculares se podrá apreciar el relieve de la geografía lunar en el terminador (más cuando la Luna haga contacto con el cono de sombra, a las 00:32). El terminador es la línea de separación entre la parte iluminada y la parte en la sombra. En un eclipse de Luna, el terminador no es tan claro y delimitado como el que se puede apreciar durante las fases lunares habituales, pero aún así sirve para distinguir algunos relieves de la superficie.

La otra razón es que, durante el eclipse, la Luna adquiere un notable color rojizo debido a la luz solar que refracta la atmósfera terrestre y que se refleja en la superficie lunar. Vale la pena reflexionar que ese fenómeno, para los creyentes de épocas pretéritas, era señal de ira divina. Los magufos de la actualidad sepa la chingada cuántas burradas piensen de ese evento astronómico. Sé del caso de una abuela que pensaba que su nieto nonato podía salir deforme si a la panza de la embarazada le caían los "efluvios" del eclipse.

martes, noviembre 30, 2010

Oscura de Guillermo del Toro y Chuck Hogan

Hace varios meses platicamos de Nocturna, la primera parte de una trilogía de novelas de vampiros de Guillermo del Toro y Chuck Hogan. Trilogía muy bienvenida después de que Stephanie Mayer y Anne Rice se esforzaron en echar a perder el género.

Desde hace unas semanas está disponible la segunda parte, Oscura.

En esta entrega, además de los personajes que ya conocemos, Sardú, el vampiro; Setrakian, el cazavampiros; Eph y Nora, los epidemiólogos; Zak, el niño cuya madre se convirtió en vampiro y busca reclamarlo; Vasili, el exterminador; Gus, el mexicano reclutado por los Antiguos y Palmer, el millonario viejo que anhela la inmortalidad; se agregan unos nuevos. El que yo encuentro más notable de los personajes que se introducen en esta segunda parte es el Ángel de Plata, un exluchador que vive en el anonimato y la pobreza después de haber sido un ídolo del cuadrilatero y del cine, y que ve, en la infestación neoyorquina de vampiros, una oportunidad para ponerse de nuevo su máscara.

De todos los homenajes que he visto dedicados al Santo este ha sido el mejor. No voy a arruinarles la historia así que sólo diré que hacia el final del libro, el Angel de Plata se da de bofetadas con el mismísimo Sardú. Pero no se espanten, la historia no se convierte en una de luchas.

Hay, además un elemento numismático en esta novela que no estaba en el primer libro. Si leyeron Nocturna (y si no lo han hecho dejen de leer esta bosta ahora y vayan corriendo a conseguirla) se acordarán que hacia el final, Setrakian, Eph y Vasili logran exponer a Sardú a los rayos del sol esperando aniquilarlo e irse a sus casas muy contentos.

Bueno pues no pasó eso. Sardú no explota en cenizas como el resto de los vampiros, nomás se rostiza y se va cantando "Hello, my baby. Hello, my honey. Hello, my ragtime gal. Send me a kiss by wire..." (aunque uno luego se entera que la piel se le está cayendo a pedazos y necesita un cuerpo anfitrión nuevo).

Ante esa contrariedad, Setrakian, quien lleva toda su vida cazando a Sardú, recurre a la búsqueda del Occido Lumen (ese es el objeto numismático), un libro antiguo y ficticio que yo digo que ya se ganó su lugar en la lista de libros ficticios en la que está el Necromicon y la Enciclopedia Galáctica. En el Occido Lumen está encerrado el secreto para destruir a Sardú, o más bien al vampiro que usa el cuerpo de Sardú y que busca apoderarse de toda la humanidad.

Descubrir ese secreto en la páginas del Occido Lumen requerirá del sacrificio de algunos de los protagonistas.

La historia, igual que en el primer libro, es contada casi con calidad de guión cinematográfico, en viñetas, cortas, concisas y contundentes que se van entrelazando. A lo largo de la narración de Oscura, como en Nocturna, hay interludios de la vida de Setrakian. En ellos uno sigue la trayectoria del cazador de vampiros después del campo de exterminio y se entera del origen del corazón vampírico que Setrakian ha conservado durante décadas.

Hay un enmascarado de plata, hay vampiros-nazis, hay astronautas que ven desmoronarse al mundo desde órbita, hay vampiros antiguos a los que Sardú les está comiendo el mandado, hay explosiones nucleares y hay ruina, muertes horribles y destrucción. Al final uno se queda preguntándose ¿qué van a hacer Guillermo del Toro y Chuck Hogan para componer la situación -o descomponerla más- en la tercera parte, Eterna?

Lean Oscura, es un excelente nudo previo al desenlace que muchos ya esperamos para el próximo año.

[AHÍ VA UNA ADVERTENCIA DE RUINA. SI NO HAN LEÍDO OSCURA DEJEN DE LEER AHORA]

pd. Va el momento superganador de Oscura: el Occido Lumen tiene coberturas de plata. Un vampiro no le puede poner las manos encima pero es muy codiciado por ellos. En sus mocedades Setrakian usa el Occido Lumen para atraer a un vampiro, lamentablemente no lo tiene en su poder, así que disfraza otro libro viejo con tapas de plata. ¿Cuál libro? Una de las primeras ediciones de El Origen de las Especies.

domingo, noviembre 21, 2010

Blasfemia preoperatoria

Mañana por la mañana tengo programado someterme a un procedimiento quirúrgico sencillo.

Entre los mensajes que he recibido expresando buenos deseos, hay uno que dice mutatis mutandis: "que tus planes coincidan con los del espíritu santo".

Lo que me hizo preguntarme ¿qué planes en común podría tener alguien con los del mentado -y ficticio- espíritu santo? Entonces se me ocurrió la siguiente blasfemia.



jueves, noviembre 18, 2010

De esto se perdieron los que no asistieron al 1er Coloquio Mexicano de Ateismo


¿Por dónde empiezo?

La sede del Coloquio fue en el Fiesta Inn que está frente a la Alameda. El lugar tiene muchas virtudes y un defecto: es una trampa mortal. Para llegar al lobby hay que abordar un elevador. Uno. Para bajar del lobby hay que abordar el mismo elevador. Si el lugar se incendia quién sabe dónde estén las escaleras para alcanzar, ahumado pero vivo, al nivel de la calle (aunque quiero suponer que el problema no es de inexistencia sino de señalización).

Así que los que no asistieron al Primer Coloquio Mexicano de Ateismo se perdieron de arriesgar sus vidas en caso de que un rayo de furia flamígera hubiera caído sobre el hotel, incendíándolo. O de que la cofradía de los guerreros de la vela perpetua hubiera manifestado su desacuerdo al evento convirtiendo en hoguera la sede del coloquio.

Pero como no pasó ninguna de esas cosas, que alguien me comentó que podrían pasar cuando le dije que iba a ir a un coloquio ateo, los que fuimos nos la pasamos a toda madre.

Ahora sí, después de esta torpe introducción sobre protección civil, entremos en materia.

Yo llegué a las 8:30AM en metro. Durante el trayecto iba pensando en calamidades, no como las del inicio de este post sino en unas más terrenales: "miles de asistentes han de haber llegado antes que yo, ya no alcancé lugar y voy a tener que subirme a dos sillas puestas una sobre otra para alcanzar a ver a los conferencistas".

Pero esos temores se desbarataron cuando se abrieron las puertas del lobby y lo encontré vacío. Me acerqué a la recepción a preguntar y ví un letrero que decía "Ateos mexicanos, Salón yanomeacuerdo". Di vuelta a un recodo y ¿a quién me encuentro? A PZ Myers y al fondo una docena de ateos y la mesa de registro.

Reprimí al fanboy que llevo dentro: "mira controlzape, el coloquio va a durar todo el día. Hay tiempo para platicar con calma con él." Me acerqué a la mesa de registro y Tania y Diana me obsequiaron mi cencerro identificatorio y mi kit ateo que consistía en 1 folleto, 1 sticker y un libro de Leopoldo Hernández Lara que yo creo que abriré el próximo año cuando le haya rascado un poco a mi lista de libros por leer.

"Apuesto a que los asistentes a las conferencias de exorcismos reciben items más chidos, quizá hasta instrumentos de tortura." - pensé mientras miraba el fondo de la bolsa del kit.

No me dió la gana reprimir más el fanboyismo y me planté ante PZ Myers que platicaba con otro asistente, Omar. Entre otras cosas hablamos de política y escupimos en los afanes desinformativos de los políticos, en particular de los republicanos del Tea Party. Ariel a quien conocí en un Escepticismo & Chelas y el mismísimo Pereque se unieron a la plática. Al cabo de unos minutos ya había un grupo de fanboys sacándose fotos con PZ Myers.

Los asistentes seguían llegando al lobby y pronto se alcanzó el punto de masa crítica (no es cebollazo a los organizadores) para que ocurriera un fenómeno que he visto a menor escala en las Escepticismo & Chelas y que ha sido descrito en muchas de las reseñas de los asistentes a las ediciones de The Amazing Meeting y que consiste en lo siguiente: gente que no se conoce y que en su vida se ha visto, se vuelve camarada instantáneamente por unas horas debido, además de compartir intereses similares, a la sencilla razón de que no se tiene uno que cuidar de lo que se dice para no herir susceptibilidades supersticioso-magufo-religiosas... o irreligiosas.

A los pronósticos de que el coloquio se convertiría en un intercambio de discusiones bizantinas entre ateos con frases como "no señor mío, yo soy un ateo y ud no lo es" o "yo soy más ateo porque mis papás son ateos y mis abuelos lo eran" o "yo soy más ateo porque me bajó los chones una cuadrilla de legionarios", les pasó lo mismo que a los pronósticos del Brujo Mayor. No se cumplieron.

La camaradería y el intercambio de experiencias racionales e irreligiosas, no era lo único a lo que íbamos. También ibamos a oir conferencias. A continuación va lo que encontré notable de cada una de ellas.

Dan Barker

En sus mocedades, Dan Barker fue un misionero cristiano y compositor de música cristiana para niños. Nos contó que hasta la fecha sigue recibiendo regalías de esas obras y que las dona a organizaciones que apoyan a mujeres que desean interrumpir sus embarazos. La parte que encontré más notable de su conferencia consistió en la descripción de su paulatina transformación de creyente fundamentalista a ateo. Al respecto nos contó que su ateísmo no fue producto de encontrarse con algún ateo durante los años de su ministerio, sino de encontrarse con otros creyentes que, a diferencia de él, no consideraban de manera literal el texto de la Biblia.

El momento culminante de su evolución de creyente a ateo fue, literalmente, de proporciones astronómicas. Le ocurrió una noche mientras contemplaba las estrellas.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera tiene colmillo escribiendo divulgación científica y se nota. Para abordar la pregunta que titulaba su conferencia usó historia de México, recurso que me pareció muy bueno. Como en exhalación pasamos por la Reforma, la Revolución y la Guerra Cristera (nota: pedirle a Martín una imagen del exvoto de cristeros fusilados para mi colección). De Lopez Mateos nos brincamos al Salinismo, brinco que quizá a algún historiador le diera vértigo pero que a mí me pareció pertinente pues la separación iglesia-estado, antes de Salinas no tenía las ambiguedades lamentables que han surgido en los sexenios recientes.

Hubo citas a Marcelino Cereijido que es el científico mexicano del que más obras he leído sobre la debacle del alfabetismo científico en México. En su libro ¿Por qué no tenemos ciencia? Cereijido plantea una idea que Martín explicó muy bien. Consiste en que aquí en México la sociedad en general está muy dispuesta a disfrutar los productos de la ciencia pero no mucho a entenderla, lo que es receta para un combo perdedor de tecnocracia + teocracia + erosión del pensamiento crítico.

Martín también abordó los disparates del creacionismo. Mencionó algunos de los argumentos más conocidos y refutados de los creacionistas. Lo que hallé rifador en esta parte de la conferencia es que para ilustrar el pseudoargumento creacionista de la complejidad irreductible
Martín nos presentara una imagen de los nanoflagelos de una bacteria de Esqueriquia coli, que parecen motor fuera de borda.

Leopoldo Hernández Lara

La conferencia de Leopoldo consistió en un recuento de los usos y costumbres atroces descritos en el Viejo Testamento, lo que siempre proporciona municiones para revirar en las devotas reuniones familiares, bodas, bautizos y XV años. Leopoldo no se quedó ahí nada más, también abordó el Nuevo Testamento, las contradicciones entre evangelios y la manera en la que Pablo de Tarso -ese grandísimo hijo de puta- echó a perder las virtudes que pudo haber tenido el cristianismo.

Estrella Burgos

A Estrella Burgos, la conozco por ser editora de la revista ¿Cómo ves? y porque en una presentación reciente de libros de divulgación de la editorial Terracota tuve oportunidad de oirla en vivo por primera vez. Tiene un discurso claro, accesible y ameno, como el de la revista que edita.

Su conferencia en el coloquio ateo, rifó por todos lados y trataba sobre la participación de las mujeres en el quehacer científico. Sobre todo en las ciencias naturales. Empezó con una pregunta que no mucha gente puede contestar ¿conocen a cinco mujeres científicas? Luego de oir nuestras respuestas y presentarnos a su quinteta (Hypatia, Caroline Herschel, Marie Curie, Rodalind Franklin, Jane Goodall) presentó una todavía más difícil ¿conocen a cinco mujeres científicas MEXICANAS?

Estrella nos presentó información sobre la participación de las mujeres en el ámbito científico mexicano en los últimos años. Aprendimos que hay un incremento de la presencia de mujeres en carreras técnicas y científicas que contrasta notablemente con la ausencia de mujeres en puestos de toma de decisiones en la actividad científica del país. Por ejemplo, de los 29 centros de investigación que tiene regados la UNAM por todo el país, sólo en 8 hay directoras. Otro ejemplo es la misma UNAM que en toda su historia no ha tenido rectoras.

Hay varias razones para eso (¿se acuerdan de lo que decía Sagan sobre la participación de las mujeres en ciencia?).

Arturo Gómez Camacho

Una plática del proceso inquisitorial contra Galileo siempre es instructiva. Aprendí muchas cosas, además de leer la condena y retractación de Galileo, supe que Galileo entre sus logros también la cagotió. Por ejemplo, con su explicación del fenómeno de las mareas. Él atribuía el movimiento de las mareas a la aceleración y desaceleración de la Tierra cada 12 horas por el movimiento de rotación y translación y desestimó la influencia de la Luna en el proceso. Newton vendría después a componer esa plana.

Además conocí a uno de los señores más anuméricos de toda la historia. Un Tomasso Caccini, que el 20 de diciembre de 1614, en el púlpito de Santa Maria Novella en Florencia, en un sermón dirigido a los esfuerzos divulgatorios de Galileo del modelo copernicano, advirtió contra "el arte diabólico de la geometría y contra los matemáticos instigadores de herejías". He decidido considerarlo el antecesor intelectual de todos esos anuméricos que dicen que tienen un método para calcular los resultados del próximo sorteo del Melate.

Stuart Bechman

La conferencia de Stuart Bechman estuvo dedicada a la necesidad del activismo securlar. Para ilustrar su punto mencionó a los Chaplain Corps como uno de las organizaciones religiosas mejor financiadas para exportar religiosos gringos a todo los rincones del planeta. Otros grandes exportadores de religiosos gringos que mencionó Stuart son los de World Vision
organización que ha convertido, como la madre Teresa, la pobreza y la orfandad en negocio y proselitismo religioso.

Stuart mencionó algunos casos en Pakistan donde la blasfemia es considerada crimen que se castiga con la muerte.

- Y cuando uno comete un crimen de blasfemia ¿exactamente quién es la víctima del crimen? Misterio.

Al momento de mencionar la situación en África, Stuart trajo a colación otro combo perdedor para toda sociedad: superstición + corrupción.

Vladimir Avila-Reese

En esta conferencia se dijo una de las frases más ambiciosas que he oído. "Les voy a contar la historia del Universo en 1 minuto." ¿Quihubo?

Vladimir traía una presentación que ha de haber pesado gigas. Gigas. Pero que, desde mi punto de vista, fue la más interesante de todas. A la hora de estar pasando slides, Vladimir como buen astrónomo se apasionaba explicando lo que pasa en el interior de estrellas, nebulosas, galaxias y cúmulos galácticos. Me recordó a Sagan, a Plait y a deGrasse Tyson. Creo que ha de ser cosa de astrónomos explicar las cosas con emoción y me parece muy bien. Después de todo están platicando de El Universo.

Como Vladimir venía recién desempacado de un congreso de cosmología, aclaró en dos patadas lo que sabemos de materia oscura y energía oscura. No es mucho, pero lo que se sabe es asombroso: tomemos una galaxia como la nuestra, girando a centenares de kilómetros por segundo, con de 1 a 4x10 a la 11 estrellas y 100,000 años luz de diámetro. ¿Qué es lo que impide que salga toda esa materia despedida? La gravedad, pero la gravedad de toda esa materia no basta para hacer el truco, ¿dónde está el resto?

La respuesta está alrededor de la galaxia, en una esfera que sólo podemos apreciar por su influencia gravitatoria.

Momento ganador: Cuando Gerardo hizo una seña a Vladimir para decirle que acortara su conferencia, Vladimir dijo "bueno esto me lo voy a saltar" y recibió como respuesta un centenar de voces diciendo ¡no!

Rifó ver a tanta gente dispuesta a examinar los filamentos que mantienen pegado al Universo.

El señor PZ Myers

La primera foto que nos mostró Myers es una famosa. Si uds son seguidores de Pharyngula, quizá recuerden el borlote que hubo en su blog respecto a un post donde proponía desacralizar unas hostias. Esto debido a que en la Universidad de Florida Central, un estudiante invitado a una misa celebrada por un grupo de estudiantes católicos, en lugar de meterse a la boca una hostia que le ofrecieron, dijo "que se la iba a enseñar a un amigo". Los católicos organizadores de la misa se ofendieron al grado de solicitar la expulsión del estudiante. Myers al enterarse criticó la reacción y expresó que desacralizaría algunas hostias. A lo que hubo furibundas protestas tanto de religiosos como de gente que cacareaba que había que llevar la fiesta en paz.

En un post posterior titulado The Great Desecration Myers publicó una foto en las que unas hostias estaban atravezadas por un clavo oxidado. Además de las hostias, el clavo también sostenía unas hojas de The God Delusion y el Corán metidas al fondo de un bote de basura y aderezadas con una cáscara de plátano y café. En la conferencia, como en su blog, Myers dijo que nada debe ser considerado sagrado.

Cosa con la que estoy de acuerdo.

Myers continuó presentando una taxonomía de ateos y explicando de que iba cada una. Eso fue divertido e instructivo. También lo fue reflexionar sobre las cosas para las que nuestros cerebros han evolucionado y que hacen tremendamente bien, y las otras cosas para las que nuestros cerebros son inadecuados por lo que tenemos que usar herramientas, como la ciencia y el pensamiento crítico. Lo más notable de esta conferencia para mí fue que de lo que trata la ciencia no es sobre ofrecer respuestas absolutas sino de hacer las preguntas adecuadas. Y las preguntas adecuadas no son las grandes preguntas, sino las pequeñas. Las que te permiten aproximarte un poco más a lo que es cierto y a desechar lo que no lo es. Por ejemplo "¿cómo sabes esto?" Compárese eso con el afán de varios religiosos que claman que su fe sirve para contestar las preguntas grandotas como "¿qué propósito tiene la existencia?".

Y ya.

Esto no fue una reseña exhaustiva de las conferencias sino una mención de lo que me latió más. Tengo entendido que en el sitio del coloquio próximamente estarán disponibles. Si no es así, edito los audios que tengo y los pongo por aquí.

pd1. No sólo se perdieron de eso. Las sesiones de preguntas y respuestas también fueron muy interesantes. Concluído el coloquio conocí a Papá Escéptico. Adan Lerma de Espejo Escéptico
estuvo tuiteando del evento. Pregunté a Estrella Burgos cómo hacer para colaborar en ¿Cómo ves? Platiqué con Martín Bonfil. Regalé a PZ Myers un libro del señor Jorge Ibargüengoitia con la excusa de que leí un post suyo donde entendí que tenía intenciones de aprender español, y le conté una crónica urbana del rumbo basada en el siguiente hecho: en 1601 la Inquisición enarbolando un Auto de Fe contra su judaismo, achicharró a Mariana de Carvajal, en un sitio que quizá estaba frente al Fiesta Inn. Tema que alguna impresión le ha de haber causado a PZ Myers porque lo mencionó en su blog. Eso, gente, es hacer una inception.

pd2. Gracias a que se le prendió el foco a Rybozime, al otro día tuvimos oportunidad, él, Pereque, la lupe y yo de llevar a desayunar chilaquiles con pollo a PZ Myers. Como no había mucho tiempo para pasearlo pues los organizadores del coloquio pasarían por él a medio día para llevarlo a la Basílica, nos limitamos a recorrer Madero, examinar el gore de la Catedral, caminar de regreso al hotel por Tacuba y el lado poniente de la Alameda y ver el mural de Rivera Sueño en una tarde dominical en la Alameda. En ese recorrido la lupe tomó esta foto en donde nuestro convidado echa un ojo a la librería UNAM del Palacio de Minería.


A los que no asistieron a ver si para la próxima sí se animan a venir.

domingo, noviembre 14, 2010

En tu cara Jaime Maussan

Tengo un post pendiente en donde abordaré con detalle cómo ví el Primer Coloquio Mexicano de Ateísmo. Aquí sólo diré dos cosas. Una, que fue un éxito rotundo y dos, que tenemos evidencia (bueno, otra) de que Jaime Maussan tiene una percepción sobrevaluada del alcance de su obra "periodística".

Van los antecedentes. ¿Recuerdan cuando mencioné lo ardido que está Maussan de que los de la Sociedad Astronómica Julieta Fierro de San Luis Potosí hayan hecho una piñata suya? En ese post comenté que el asunto lo molestó tanto que en una entrevista echó el siguiente exabrupto:

“¿Sabes por qué me odian los científicos?”, me pregunta Maussan y estalla contra sus oponentes: “¡Porque la gente me reconoce más que a ellos!, ¡eso no lo soportan! ¡Yo hago más difusión científica que ellos! ¡Les guste o no! ¡Hicieron una piñata de mi persona para darle palos! ¡Fíjate nada más! ¡La anticiencia! ¡El anticristo!”
Pues bien, yo me quedé pensando ¿qué tan cierto es que Jaime Maussan sea más reconocido que los miembros de la comunidad científica del país?

Ayer tuve chance de responder esa pregunta en el after del coloquio de ateismo. Ya cenados y bebidos, en la sobremesa, me acerqué al señor PZ Myers y tuvimos el siguiente diálogo:

- Voy a hacer un experimento contigo - dije.

- Oookey - dijo PZ Myers.

- Sólo se trata de contestar una pregunta. Sucede que hay aquí en México un señor entusiasta por los ovnis, que alega que él y su labor de ovnilogía, son más conocidos que la labor de divulgación de la comunidad científica mexicana. La pregunta que quiero hacerte es para saber si te suena su nombre - dije.

- Dispara - dijo PZ Myers.

- Su nombre es Jaime Maussan - dije.

PZ Myers reflexionó un momento.

- ¿Cómo se escribe? - dijo.

- M-A-U-S-S-A-N - dijo Pereque.

- Jamás he oído hablar de él - dijo PZ Myers.

Espero que esto ayude a aterrizar un poco la apreciación que tiene Jaime Maussan de sí mismo y de su obra de difusión de la charlatanería y la pseudociencia.

viernes, noviembre 12, 2010

Primer coloquio mexicano de ateísmo

Desde julio compré mi boleto para el Coloquio Mexicano de Ateísmo 2010 y, ya mañana, es el día del evento.

Estas son las conferencias que habrá, de acuerdo a la página de los organizadores:
  • Perdiendo la fe en la fe: Un misionero pide perdón, de Dan Barker.
  • Porqué la religión sí es un obstáculo para la ciencia, de Martin Bonfil Olivera.
  • La Biblia: ¿Es la palabra de Dios?, de Leopoldo Hernández Lara.
  • Mujeres en la ciencia... ¿Una minoría?, de Estrella Burgos Ruiz.
  • El derecho de ofender y su implicación en el concepto de respeto en México, de los podcasteros de Masa Crítica.
  • El caso Galileo Galilei: Desde su condena a su 'rehabilitación' por la Iglesia Católica, de Arturo Gómez Camacho.
  • Librepensamiento vs Religión en el siglo XXI, de Stuart Bechman.
  • La evolución del Universo: ¿Hay evidencia de actos divinos?, de Vladimir Avila-Reese.
  • Ciencia y Ateísmo: Aliados naturales, de Pz Myers.
  • Y una mesa redonda que quién sabe quién vaya a atreverse a moderar, entre asistentes y conferencistas, titulada: México: Razón o Pensamiento Mágico.
Las que puse en negritas son las que considero que van a estar rifadoras, sin embargo admito que los títulos de las demás prometen. Allá nos vemos y estén atentos a un próximo post sobre el evento.

martes, noviembre 09, 2010

La tortura ¿funciona?

Viendo la debacle societal a la que nos ha conducido la estrategia contra el narcotráfico del gobierno federal, no me extrañaría que, siguiendo con su tradición de resolver crisis cometiendo dislates -ejemplo: buscar armas, drogas y explosivos con una antena conectada a ninguna parte-, recurra al método ineficaz de la tortura para obtener información de aquellos a quienes captura.

Podría estar yo equivocado, como en muchas cosas, y resultar que las fuerzas del orden no recurran a la tortura cuando capturan a sospechosos o delincuentes flagrantes. Pero si no es así, si en México se recurre a la tortura, entonces el gobierno estaría cagotiándola. Gacho.

A continuación va la traducción de un post de Martin Robbins, TheLayScientist, que escribe en The Guardian, titulado ¿Funciona la tortura?:

Soy un humanista pragmático, así que no creo en absolutos en el ámbito de la moral. ¿Que sí podría yo apoyar el uso de tortura en una situación dada? Sí, definitivamente, y sería irracional decir lo contario. Si mutilar las bolas de Juan Castañas impide que una bomba nuclear pulverice mi pub favorito, que alguien me alcance la plancha para el pelo.

¿Pero qué si no funciona? Mucha de la discusión sobre tortura se concentra en los dilemas éticos y morales, pero de hecho todos esos argumentos y supongamos son irrelevantes si la tortura no funciona en primer lugar. Si aquellos que la apoyan no pueden probar que funciona entonces ya perdieron el debate.

El argumento más fuerte a favor de la tortura es el de "la bomba a punto de estallar", del que Juan Castañas y sus bolas tostadas, párrafos arriba, fueron una variación. Alan Dershowitz hizo un buen resumen del argumento en el San Franscico Chronicle allá en 2001.
"Todo mundo dice que se opone a la tortura. Pero todos dicen que la efectuarían en persona si supieran que así salvan la vida de un niño secuestrado que sólo tiene 2 horas de oxígeno antes de morirse. Y sería lo correcto."
Es un argumento convincente, hasta que comienza uno a ver la cantidad de cosas que hay que asumir para aceptarlo. Este argumento asume que tienes a la persona correcta en custodia, también asume que esa persona tiene la información que necesitas, asume que no hay otra mejor manera de obtener la evidencia y, sobre todo, asume que la tortura es una forma efectiva de obtener información.

Uno de los aspectos interesantes del debate de la tortura es que muchos en las comunidades militares y de inteligencia parecen decididamente no convencidos sobre la efectividad de la tortura. Ali Soufan, ex agente especial del FBI con experiencia considerable interrogando a operativos de Al-Qaeda, declaró a Time que:
"Ante el dolor, la gente dirá lo que sea para detenerlo. La mayor parte del tiempo, van a mentir, fabricarse lo que sea para parar lo que los lastime. Eso significa que la información que estás obteniendo es inútil."
No está solo en esta consideración -varios ex agentes de inteligencia han expresado puntos de vista similares. Esas palabras también tienen eco en la sección sobre interrogatorios del Manual de Entrenamiento de la Armada de EU que sugiere que:
"... el uso de la fuerza es una técnica pobre, pues genera resultados poco fiables, puede dañar los esfuerzos posteriores para conseguir información e induce a que la fuente diga lo que sea que piense que el interrogador quiere oir."
La situación se tornó más confusa por el hecho de que miembros de la administración de George W. Bush hicieron afirmaciones respecto a la efectividad de la tortura, que luego se probó que eran falsas. Una de esas afirmaciones decía que medio ahogar a Khalid Shaikh Mohammed sirvió para obtener información vital que desbarató un plan para atacar la Liberty Tower en Los Ángeles en 2002. Nomás que en 2002, Shaikh Mohammed estaba ocupado evadiendo captura en Pakistán.

Pero basta de anécdotas, veamos la ciencia. ¿Por qué no sería efectiva la tortura? Hay varias razones. Asumamos que tenemos al tipo correcto y que lo que tiene en la cabeza es justo lo que necesitamos. Todo lo que hay que hacer es sacarle la información a golpes ¿cierto?

Bueno, no. Supongamos que empiezo a golpearte en la cabeza, exigiéndote que me digas que Justin Bieber es, sin lugar a dudas, talentoso. Eventualmente, aunque tome varios días de tortura llegar a ese punto, tú me dirás lo que quiero oir. Pero eso no significa que sea cierto.

El segundo problema es que la memoria humana es un medio poco confiable para guardar información. Toma a un grupo de testigos de cualquer evento que haya salido en las noticas: un bombardeo, el 9/11, un accidente automovilístico, lo que sea. Mientras más gente entrevistes, más versiones de los hechos vas a tener, porque nuestra percepción de los eventos no siempre es muy precisa. Además, hay una vasta bibliografía científica que nos dice que la memoria de una persona es menos fiables en casos de privación de sueño, sometimiento a gran estrés, o lo que pueda confundir a una persona. Cosas que pasan, ya sabes, cuando se tortura a alguien.

El Comité Científico de Inteligencia es un organismo que tiene la tarea de proveer consejo científico a la comunidad de inteligencia de Estados Unidos. En 2006 hicieron un reporte llamado "Educing Information", una colección de 11 artículos estudiando varios aspectos de la ciencia y arte del interrogatorio. Los autores de este documento señalan:
"Oyendo el debate post 9/11 sobre reglas para interrogar sospechosos terroristas, uno podría concluir fácilmente que los métodos coercitivos no son únicamente efectivos, sino que son sustancialmente más efectivos que los no-coercitivos para obtener información de fuentes resistentes y que les permita a las agencias de inteligencia hacer su trabajo. Incluso aquellos que se oponen a tales medidas fallaban en encarar esa premisa, poniendo todos sus esfuerzos, solamente, en los aspectos legales y morales en juego."
Y eso es sorprendente pues la premisa a favor de la tortura es débil. En aras de la completitud y equilibrio sería bueno señalar alguna evidencia que favorezca el uso de la tortura. Pero no puedo, pues en realidad, como el reporte lo indica, y yo lo he hallado a la hora de buscar material para este texto:
"La comunidad científica nunca ha establecido que los métodos de interrogatorio coercitivo sean efectivos como medios de obtención de información de inteligencia fidedigna."
A pesar de estar vigente por décadas, y de haber una amplia oportunidad de juntar estadísticas, no existe alguna evidencia científica más allá de algunas dudosas anécdotas, de que la tortura funcione. La tortura es un método extremo, y antes de meternos a la discusión ética y moral sobre su uso, su efectividad debería estar probada a un grado razonable. Cualquier tipo de prueba, sería, por supuesto, profundamente antiética pero tampoco es como si no existieran datos de los cuales obtener conclusiones.

No me opongo a la tortura por fundamentalismo. Pero esta tiene que estar justificada. Si los gobiernos que recurran a ella no son capaces de reunir los más básicos requerimientos para probar que alguna vez ha funcionado, entonces, de antemano ya perdieron.

martes, noviembre 02, 2010

El Premio de la Real Sociedad para Libros de Ciencia

Hace unos días, leyendo la siguiente nota me enteré que este año, quizá sea el último en el que se conceda el Premio de la Real Sociedad para Libros de Ciencia.


Click en la imagen para leer

El Premio de la Real Sociedad para Libros de Ciencia se estableció desde 1988 y era un aliciente para escribir, publicar y leer libros de divulgación científica. En la lista de ganadores y finalistas de años pasados hay autores que quizá les suenen conocidos: Stephen Hawking, Roger Penrose, Stephen Jay Gould, el señor David Attenborough, Richard Dawkins y Bill Bryson.

Esos que mencioné son los que he leído. Hay muchos más.

Pues bien, el motivo de esta bosta no es tanto dar a conocer la noticia de cancelación del premio, como llamar su atención, avezados lectores, a los títulos que merecieron el premio o al menos una mención de la Royal Society.

A veces recibo preguntas de cómo inculcar escepticismo y pensamiento crítico en un niño. Creo que una buena estrategia es ponerle en las manos un libro que le explique de qué va la realidad de una manera accesible.
Y el premio de la Royal Society tiene una sección Junior. Así que sugiero que echen un ojo a esa lista, seleccionen el título más intrigante, consíganlo y léanlo con sus chamacos.

Quizá cuando terminen pidan por más.

Quizá en el proceso aprendan a inquirir por las explicaciones naturales, provisionales y perfectibles de la realidad, en vez de por las supersticiones y los dogmas inamovibles y ridículos.

sábado, octubre 30, 2010

Unas palabras del señor Jorge Ibargüengoitia antes de empezar el NaNoWriMo 2010

Ya saben, avezados lectores -y si no, en tres líneas más lo van a saber- que el NaNoWriMo es un concurso anual consistente en escribir durante los 30 días que tiene noviembre una historia de 50,000 palabras. Hay gente que al resultado lo llama novela.

Como sea, durante la friolera de escribir aproximadamente 1666 palabras diarias, es innevitable que a uno se le haga bolas el pañal y comiencen las dudas sobre la conveniencia de mandar a la chingada una porción de la vida para sentarse a escribir como en maratón.

Para esas ocasiones de desánimo, los organizadores de NaNoWriMo tienen lista una serie de peptalks de autores con colmillo. Una vez me tocó leer una del mismísimo Neil Gaiman, gracias a lo cual pude escribir algunos miles de palabras más cuando pensé que había llegado a un callejón sin salida en mi texto -al que dos años después terminé tirando a la basura-. Para este año, entre las peptalks tenemos una del sr Daniel Handler quien usa el nom de plume Lemony Snicket.

A manera de preparación para el NaNoWriMo de este año, he ocupado algún tiempo para leer de escritores escribiendo de su oficio. Lo que viene a continuación, es de lo que más me ha cuadrado. Con uds el sr Jorge Ibargüengoitia escribiendo de Esas ruinas que ves (él enfasis en negritas es mío):


[...] Ahora, cada vez que publico un libro la gente se queja de que no sea tan bueno como Los relámpagos de agosto.

Bueno, pues Estas ruinas que ves sí es mejor que Los relámpagos de agosto, se lo digo yo.

Cuando me preguntan de qué se trata, siento cosquillas que me suben por el cuerpo, pero ahora voy a aguantarlas y a hacer un esfuerzo y a tratar de decir qué fue lo que quise hacer al escribir este libro tan corto, que me llevó tanto tiempo de trabajo.

He dicho otras veces que escribo los libros que me gustaría leer y que no existen.

Todo empieza con una imagen: una mujer joven que en el atardecer entra en un parque sombrío, se sienta en una banca y empieza a leer las cartas que acaba de recibir de un hombre que está ausente. Mientras la mujer se sumerge en la lectura, una niña que la acompaña canta canciones pasadas de moda. Un viejo amor, por ejemplo.

¿De dónde sale esta imagen? De algo que me contó mi madre. Ella es la mujer joven, la niñas es una tía mía, prima suya, quince años menor que ella, el hombre ausente es mi padre. Todos difuntos. Por alguna razón, esta imagen que está en mi subconsciente desde hace treinta años, me hace pensar: "es que atrás de esto hay un libro". Ese libro es Esas ruinas que ves, en el que nadie lee una carta, ni nadie entra durante el atardecer a un parque sombrío, ni aparece una niña que cante Un viejo amor.

Una imagen evoca otras, trae a la memoria otros instantes, fragmentos de conversaciones casi olvidadas, la presencia física de personajes casi desconocidos; chismes, etc. A partir de esta pequeña base y por medio de puras palabras se pone uno a construir, un poco como rompecabezas o castillo de dados, un pequeño mundo que resulte habitable para un desconocido -el lector- durante las dos hora y media que le dedique a la novela. Se trata de construir una ciudad, con su historia, su situación geográfica, sus constumbres locales. Está habitada por diez o doce personas y miles de comparsas. Se trata de que el lector no se pierda, de que sepa que si sale de Campomanes por el pasaje donde venden los churros va a llegar a la calle del Triunfo de Bustos, cerca de donde viven los Espinosa. Se trata también de que cuando oiga una conversación sepa quién es el que está hablando.

Tampoco vaya a creerse que escribir una novela es pura hospitalidad, porque el único lector en el que he estado pensando soy yo.

miércoles, octubre 27, 2010

Maussan piñata y una estación de radio que recomiendo que oigan

El sábado pasado, entre chelas y consideraciones escépticas, leí el siguiente tuit de Andres Tonini.

Y anuncié: "Gente, twitter tiene una nueva piñata."

Al margen de que la cuenta de twitter @jaimemaussan1 sea genuina, lo que dije de que Maussan sirve de piñata no es exageración. Los lectores añejos de este blog quizá recuerden que en diciembre de 2006, Francisco Martinez Nieto de la Sociedad Astronómica Julieta Fierro Gossman de San Luis Potosí comentó que en aquellas latitudes se fabricaron una piñata de Jaime Maussan para celebrar una posada.

Pasaron algunos meses, al cabo de los cuales Francisco nos compartió evidencia de que Maussan, carente de cualquier sentido del humor como buen charlatán, se paró de pestañas al enterarse de que alguien hizo una piñata suya.

Hace unos días, al buscar la bosta de la piñata Maussan, me dí cuenta que en el 2006, las imagenes de este blog las colgaba yo en un servicio de hosting de imágenes que ya no existe, por lo que me quedé sin la foto genial de unos niños dándole de catorrazos a uno de los pseudoperiodistas más célebres del país. Para componer eso, envié un mail a Francisco solicitándole alguna foto de aquella posada.

Mientras esperaba respuesta, busqué en el caché de google para ver si podía recuperar la foto de la piñata Maussan de aquél post. No la hallé, pero si descubrí que jaime Maussan ha quedado muy afectado por lo de la piñata, de acuerdo a las entrevistas que le hacen;


1. De la revista Gatopardo

“¿Sabes por qué me odian los científicos?”, me pregunta Maussan y estalla contra sus oponentes: “¡Porque la gente me reconoce más que a ellos!, ¡eso no lo soportan! ¡Yo hago más difusión científica que ellos! ¡Les guste o no! ¡Hicieron una piñata de mi persona para darle palos! ¡Fíjate nada más! ¡La anticiencia! ¡El anticristo!”
2. Del periódico The Monitor
“Every time you try to break a dogma, this is what happens” he said. “Try to break a dogma, and scientists will target you as a piñata.”
Más tarde, Francisco me mandó un mail interesante. No nada más contenía las fotos de Maussan piñata, sino una noticia que me hizo el día.

Francisco participa como locutor en un programa de radio en San Luis Potosí que promueve la ciencia, el escepticismo y el pensamiento crítico, titulado "Zona astronómica". El programa se transmite lunes y miércoles a las 21hrs en una estación de radio local que se llama Magnética FM y se puede oir por internet. Lo escuché mientras escribía estas líneas y lo que oí me cuadró. Muy recomendable.

pd1. ¿Qué difusión científica hará Jaime Maussan? Misterio.

pd2. Le recomiendo a Maussan actualizarse. Donde se queja "hicieron una piñata de mi persona..." proximamente deberá decir "hicieron chingomil piñatas de mi persona..." etcétera.

Van las fotos para que se animen a hacer su posada anti-ovnilocos.




Prueba de que Jaime Maussán no aguanta vara.

lunes, octubre 25, 2010

Museo Casa de Carranza

Gracias a un accidente en bici mientras circulaba por Río Lerma, di, hace unas semanas, con el museo casa de Carranza, situado en la misma calle.

Hoy en No le cuentes a mi madre, platico de dos visitas exposiciones que me han cuadrado en ese museo.

Click en la imagen para leer.


martes, octubre 19, 2010

Pues resultó que los niños no son escépticos por naturaleza. Al menos no tanto.

Hace algunos años, escribí en una bosta la siguiente frase:

"Los niños son, por naturalza, escépticos".

Es una bosta que cada vez que releo hallo más ininteligible, excepto por una de las ideas centrales que consistía en considerar como un motor del escepticismo a la curiosidad. Con ello daba yo una maroma retórica para justificar la noción de que los niños, siendo curiosos por naturaleza, son también escépticos.

Bueno, pues resulta que no son escépticos. O no tanto. Lo que es una lástima pues esa frase asimoviana que viene en la introducción de Flim Flam! de James Randi rifaba mucho.

De acuerdo a este comunicado de prensa de la Asociación para la Ciencia Psicológica, los niños son confiadísimos de los dicharachos de un adulto.

Vikram K. Jaswal de la Universidad de Virginia, a raíz de trabajos previos sobre el aprendizaje y lenguaje en niños se preguntó qué es lo que hacían los niños con lo que oían. Para averiguarlo hizo un experimento para comparar la influencia de la información que recibían por las orejas contra información que recibían de manera no verbal.

El experimento consistía en poner ante los mocosos dos tazas boca abajo, una amarilla y la otra roja; la roja conteniendo una calcomanía. Un adulto les decía a unos niños (incorrectamente), la taza amarilla es la que tiene la calcomanía. Mientras a otros niños no les decía nada pero les ponía una flecha señalando a la taza amarilla, vacía. Los niños tenían, en cada ocasión, chance de revisar sólo una taza y si atinaban a la taza que tenía la calcomanía se quedaban con ella. Este juego se repitió ocho veces, a lo largo de varias rondas donde se cambiaba el color de la taza que contenía la calcomanía.

El resultado fue el siguiente, los niños que vieron al adulto poner una flecha en la taza equivocada, pronto aprendieron que su indicación de la flecha no era de fiar. En cambio, los niños que recibieron la mentira verbalmente seguían buscando debajo de la taza errónea. De los 16 niños de ese grupo hubo 9 que nunca encontraron una calcomanía.

Conclusiones: Los niños como los del experimento, de 3 años, tienen una predisposición (quizá así está alambrado nuestro cerebro) para no evaluar lo que la gente les diga. Eso es útil si los que los cuidan les dicen cosas que sean ciertas y los ayuden a sobrevivir. Pero como dice el dr Jaswal "hay veces en las que los adultos mienten deliberadamente a los niños -como con lo de Santa Claus- pero también en situaciones que no son tan inocuas." Entre esas situaciones no tan inocuas se me ocurre que podríamos poner los dislates religiosos de los padres.

También es notable que los niños sean más escépticos sobre información que reciben de formas no verbales.

Así que ya saben gente. En esa edad en la que los niños son especialmente confiados de lo que uno les diga, procuren no llenar de mierda la choya de los niños a su cargo.

viernes, octubre 15, 2010

Oasis

Hay veces en que situaciones como las descritas en la bosta previa, me dejan con la impresión de que la magufería, la charlatanería y la pseudociencia ganan terreno. Entonces, me imagino al mundo (no hoy ni mañana, ni en este año, pero sí en unas centurias) precipitándose a una era más oscura que la edad media; donde los conocimientos son de unos pocos mientras que la gran mayoría, lamentablemente, los hace a un lado porque no les importan. Un mundo en donde el librepensamiento se sustituye por fanatismo e inquirir por fe (no escribo fe ciega porque lo considero pleonasmo).

Pero, si pongo atención, suelo encontrar algún afan, esfuerzo o empresa divulgatoria con la que esa impresión se desvanece por una menos ominosa. Y digo: "quizá no sea aún hora de convocar a los vogones a que vengan a volar el planeta."

Hoy lo que salvó el día fue la llegada a mis manos de estos dos libros:


Mi mundo se compuso... un rato.

miércoles, octubre 13, 2010

Disparate en la UNAM: Astrología evolutiva

Me entero a través de Andres Tonini y de Mauricio-José Schwarz que el próximo lunes hay una conferencia magufa en las instalaciones de la UNAM. Más específicamente, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura.

En flickr está publicado el siguiente volante:



Mauricio-José Schwarz en su post comenta que de acuerdo a la página de contacto de la Facultad de Arquitectura, el arquitecto Mauricio Trápaga Delfín es el encargado de la Coordinación de Difusión Cultural y su dirección de correo es difusion.cultural@correo.arq.unam.mx.

A esa dirección he mandado el siguiente texto:

Mauricio Trápaga Delfín,

me dirijo a ud debido a que el próximo lunes 18 de octubre, en el Teatro Arquitecto Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura, de acuerdo a este volante (http://www.flickr.com/photos/lpato/5000759246/) y a esta página en la red social Facebook (http://www.facebook.com/event.php?eid=131785906869796) se llevará a cabo una conferencia titulada 2012: Astrología Evolutiva en la que se ofrecen "las predicciones astrológicas de 2011-2012" por un Steven Forrest, consultor en astrología.

Comento que en cualquier parte me esperaría una conferencia de ese tipo, excepto en la UNAM que es un sitio donde pensaba que sus autoridades conocían la diferencia entre astronomía y astrología. Entre ciencia y pseudociencia. Entre divulgación científica y charlatanería.

Como aparentemente esa diferencia se le olvidó a quien haya autorizado esa conferencia en la Facultad de Arquitectura, acudo a ud para que haga llegar a quien corresponda la presente a fin de que la tenga clara.

En 1994, en la sesión de preguntas y respuestas al final de una conferencia que ofreció Carl Sagan en la Universidad de Cornell hubo el siguiente diálogo:

Pregunta: Me gustaría saber qué opina de la astrología; por lo que sé es una ciencia relacionada con la astronomía.

Carl Sagan: La astrología es un fraude.

Pregunta: ¿Cómo?

Carl Sagan: Que es un fraude. F-R-A-U-D-E.

Quizá haya quien piense que en el tiempo que ha transcurrido entre 1994 y la actualidad la percepción del finado astrónomo y divulgador de la ciencia Carl Sagan acerca de la astrología ya no es válida debido a los "avances" que ha habido en ese campo. En ese caso, lo que tendría que decir Steven Forrest -a cambio de 100 pesos por persona debo añadir- sería de interés público y general. No obstante, si uno busca por aportaciones recientes de la astrología al conocimiento humano no se tarda en concluir que es una búsqueda estéril.


Ahora examinemos un poco más de qué trata eso de Astrología Evolutiva.

De acuerdo a la página de Steven Forrest (http://www.forrestastrology.com/General-Astrology/what-is-evolutionary-astrology) la astrología evolutiva "utiliza metodologías y paradigmas para medir el crecimiento del alma desde una vida a otra."

Para lograr esa medición, de acuerdo a Steven Forrest, el astrólogo comprometido debe aceptar entre varios hechos: "que los seres humanos encarnan en una sucesión de vidas" y "que la carta natal refleja la condición evolucionaria del alma en el momento de la encarnación."

Ignoro si recientemente las autoridades de la UNAM hayan realizado hallazgos sobre estos temas esotéricos que los avalen, arquitecto Trápaga, pero la última vez que yo miré no existía algún estudio científico que hubiera demostrado que almas y encarnaciones sí existieran. Mucho menos alguna influencia, distinta a la gravitatoria, entre personas y planetas.

Espero que con estas líneas haya dado pie a que considere a la conferencia adivinatoria de Steven Forrest como una promoción a la charlatanería y la pseudociencia. Esa promoción, donde sea, es lamentable, pero cuando autoridades de la UNAM la avalan, ya sea por omisión, desconocimiento o afán de lucro, es indignante.

Atentamente,
Héctor Julián Coronado Cervantes
A ver qué responde.

pd1. Si uds, avezados lectores, son de a los que les indigna, como al autor de este blog, la difusión de la charlatanería y la pseudociencia, no estaría de más que hicieran oir su voz.

pd2. Me pregunto a qué escépticos habrá desarmado ese fulano Steve Forrest. Ni que anduviéramos cargando fusiles.

Actualización: Edgardo Sepúlveda ha creado un grupo en facebook llamado No a la astrología en la UNAM. Apuesto a que junta más gente que el grupo que convoca a la conferencia magufa de Steven Forrest.

viernes, octubre 08, 2010

Cruzando la línea

Hace unas semanas miraba libros en Gandhi MAQ y la lupe llamó mi atención a un librito medio perdido entre biografías piteras del Dalai Lama. El libro es de la serie MetaBreves de la editorial Tusquets (libros para comprender el mundo, dice el subtítulo de la serie) y se titula Darwin, historia concisa de un hombre extraordinario. Su autor es Tim M. Berra, profesor de biología, ecología y evolución en la Universidad Estatal de Ohio.

En su interior encontré varias ilustraciones que no conocía. Una de las que más me gustó es esta de Augustus Earle, el dibujante de abordo en el segundo viaje de El Beagle.


La obra se titula Crossing the line e ilustra el rito de iniciación de los pollywogs en El Beagle (creo que la traducción de pollywog sería renacuajos), es decir de los que cruzan por primera vez el Ecuador.

Para que sepan de qué fue la ceremonia lean la entrada del diario de viaje de Darwin correspondiente al 17 de febrero de 1832:

Hemos cruzado el Ecuador y he tenido que sufrir la desagradable experiencia de ser afeitado. Esta mañana, más o menos a las nueve, nos pusieron a los pobres "novatos", treinta y dos en total, en la cubierta inferior. Habían cerrado las escotillas, de modo que estábamos en la oscuridad y hacía mucho calor. En seguida, cuatro edecanes de Neptuno vinieron hacia nosotros y nos condujeron uno por uno en dirección al puente. Yo fui el primero y salí relativamente bien parado. Pese a ello, me pareció que esa ordalia de agua era bastante desagradable. Uno de los edecanes me había vendado los ojos y me condujo a ciegas, mientras cubos de agua me caían encima por todas partes; luego fui colocado en un tablón quehacían balancear sobre un gran depósito de agua. Me embarraron la cara y la boca con brea y pintura que luego rasparon en parte con un tosco zuncho de hierro: a una señal dada me hicieron resbalar de cabeza en el agua, donde dos hombres me recibieron para hacerme zambullir. Finalmente pude escapar, bastante contento pues la mayoría de los demás fueron tratados de peor manera: les ponían unas mezclas asquerosas en la boca y les embadurnaban la cara. Todo el navio parecía un baño de ducha y el agua corría por doquier: nadie, ni siquiera el capitán, se libró de quedar empapado.
pd1. Me llevé el libro con la esperanza de aumentar mi repertorio de juramentos darwinianos. "Por los clavos del Beagle" es una frase chida pero no la quiero yo sobar mucho.

pd2. Otra cosa que me cuadró del libro es que está dedicado al juez John E. Jones III a quien ya hemos homenajeado en este blog por dejar claro que enseñar el dislate del "diseño inteligente" en clases de ciencia no se vale.