lunes, febrero 15, 2010

Traci Lords, el lobo siberiano y la Iglesia Católica.

En la gloriosa década de los ochentas descubrí una de las combinaciones ganadoras que ofrece la vida: puñetas y pornografía.

En aquellos días en que no había internet a la mano (que como todo mundo sabe sirve para ver porno) la pornografía de la que disponía era de puesto de periódico o de piratería fayuquera. La fenomenología del porno era un tema arcano para mí. Y si la hubiera yo dominado quizá no me habría servido de nada. Creo que sí hubiera llegado a decirle a mi dealer de confianza, "disculpe sr dealer de confianza ¿no tiene ud películas de gangbangs?" corría el riesgo de que me diera un cassette lleno de episodios de Los Intocables. En aquellos días la única categorización que manejaba eran tetas o culos.

La primera pornqueen que conocí como tal a mis 15 años, gracias al material de un pariente que se gastaba su quincena en pornografía que conseguía en Tepito, fue Traci Lords. Durante los siguientes meses le dediqué con exclusividad mis puñetas a Traci Lords. Creo que hay un par de callosidades en mi mano izquierda a las que les podría poner su nombre.

Esto que digo no tiene nada de especial, es la mismita historia de varios que sufrimos la adolescencia en los ochentas. ¿Entonces porqué ocupo tiempo en escribir estas líneas y uds en leerlas?

Pues porque esas puñetas mirando películas de Traci Lords constituyen un problema legal.

[Aquí inserte el lector su fragmento de rola de suspenso favorita: tan tan tan chan]

Resulta, avezados lectores que la mayor parte de las películas XXX de Traci Lords, nacida Nora Louise Kuzma en Ohio en 1968, son ilegales. Eso es porque Traci Lords, a la hora de hacerlas aún no cumplía los 18 años. Las películas de Traci Lords no son cualquier pornografía; son, de acuerdo a la legislación vigente gringa, pornografía infantil.

Agárrense las sotanas y llamen a las huestes de Lydia Cacho.

Eso no es un descubrimiento reciente, cualquier fan de Traci Lords lo sabe. Viene en su autobiografía. Un poco por novata y otro mucho por caliente ingresó al porno de la mano firme de su padrastro quien le consiguió una identificación donde decía que tenía 21 y no los 15 años que en realidad tenía. En los siguientes años filmó 21 películas de cogedera que los productores convirtieron en 100 (o eso dice ella), le pagaron y todos felices. Usó su dinero para formar su propia compañía productora que sólo hizo una película filmada en París a donde viajó con un pasaporte que le dió el gobierno gringo a partir de la identificación falsa que usaba.

Pocos meses después de eso llegó el FBI, acusó a media industria del porno por que Traci Lords había sido menor de edad a la hora de filmar varias películas y se acabó la diversión. (Más info en su entrada de la wikipedia). Nadie paró en el bote pues todos alegaron que habían sido engañados por ella de la misma manera que el gobierno gringo cuando le otorgó el pasaporte. Y el FBI tuvo que agregar otra rayita a su conteo de pifias.

De cualquier manera el resultado de esto fue que los orgullosos dueños de películas o revistas donde aparece Traci Lords en pelotas previas a 1986 se convirtieron, súbitamente, en poseedores de pornografía infantil.

En la actualidad, para algunos, tener una película de Traci Lords lo convierte a uno en un monstruo. Hacerse una puñeta con ella, según otros, es una abominación.

Para mí nomás es tener gustos retro.

Esto no es una apología a la posesión de pornografía infantil. Es un análisis de escenarios. Si ud amigo lector está en gringolandia, le cae la autoridad y le encuentra alguna foto o película XXX de Traci Lords de cuando era menor de edad, se puede ir al bote. Mejor desáhagase de ese material y consígase pornografía legal de pornqueens que sí sean mayores de edad y hágase puñetas legales.

O múdese a Europa.

O haga como los colegas de Traci Lords diciendo que fueron engañados tal como el gobierno gringo que le dio pasaporte.

O si todo lo anterior falla, hágale como el Lobo Siberiano aka Sacerdote Rafael Muñiz López: consígase a los mismos abogados que contrató la diócesis de Xalapa, que son capaces de hacer que un juez recule ridículamente en el caso de un sacerdote que tiene su computadora atestada de pornografía infantil y no precisamente con operasprima de Traci Lords. Hicieron tan buen trabao que el día de hoy ese sacerdote está libre por tecnicismos legales y no porque se haya comprobado su inocencia.

Pero tenga en cuenta que sí tiene pornografía donde un menor tiene sexo y ud sabe perfectamente que lo que está viendo es a un o una menor tener sexo, entonces se merece una buena patada por el culo y que lo refundan en el bote.

8 comentarios :

Anónimo dijo...

Así es control, aquí en el mierdero país (ey, ya se acerca el bi-centenario, a celebrar!!!) se manejan las cosas de esa manera, cualquier mamada para salir librado.... lo peor es que estos hijos de "dios" van a seguir ejerciendo su labor. Ellos son unos puercos degenerados y la gente es estúpida por no actuar.
Pasando a otra cosa, tssss Traci Lords igual fue la primera pornqueen que pude ver en acción, aún recuerdo esas noches de golden choice..... saludos!!!

Corsario dijo...

Es el problema de los delitos "sin víctimas". Cuando dos pubertos se dan un revolcón de hierba ¿Es una violación estatutaria doble?

Cuando una niña se filma desnuda ¿Es una productora de pornografía infantil?

A veces las cosas son complejas.

Pero un cura coleccionista de pornografía infantil que liberan por tecnicismos, eso si no tiene madre.

Caminante dijo...

Muy buena bosta.

Antonio dijo...

Buena idea esa de ponerle nombre a las callosidades.

Un Abrazo.

Kix dijo...

A ese cabrón sacerdote hijoputa que anda libre, se le va acabar su jueguito, porque van a apelar el caso, según escuché en la mañana con Carmencita. Eso de que pagará en la otra vida como pasó con el cabroncito de Maciel, que se los crea su abuela.

Vagancianet dijo...

Pues al menos el Vaticano ya reaccionó enérgicamente y hará un examen de conciencia sobre los abusos de sacerdotes en otros países.



Wait... What???

Oscar RT dijo...

"Cuando una niña se filma desnuda ¿Es una productora de pornografía infantil?"

XO... ese corsario, no mamar... es increiblemente bueno el argumento.

Es hora de que el falso profeta vuelva a las andadas de nuevo. Digo, de jalapitos va la cosa.

Hace rato platicaba en casa de los abuelos el caso, mi abuelita nomás dijo "pobre padrecito, a lo mejor hasta lo violaron en la cárcel"... házmela buena.

Es raro que el cabroncito este siquiera haya pisado la cárcel, a veces -o la mayoría de veces- ni a eso llegan. Me consta.

¿Alguien ya leyó el comunicado de prensa de la arquidiósesis de Xalapa? Yo puedo llegar a entender que por un tecnicismo esta mierda de curita esté libre, a fin de cuentas la justicia en este país no es justa, sino legal, pero esto... ESTO ES LO QUE EN REALIDAD NO TIENE MADRE.



PD. El video de la traci lords anda en el torrent. No es por cochinote, pero me da harta curiosidad echarle un ojo.

Nel, mejor me aguanto.

Kyuuketsuki dijo...

Híjole, es que la Traci Lords si aguantaba, la verdad.