martes, mayo 04, 2010

Reflexión pitera a partir de pláticas entre achacosos

En mi experiencia cada vez que hay reunión donde se juntan más de dos achacosos hay ocasión de practicar escéptismo.

Esto se debe a los derroteros que pueden tomar esas conversaciones; primero, los más achacosos hacen una relación de sus recién adquiridas taras físicas. Por la descripción que hacen de sus males, uno se queda pensando que en toda la historia de la humanidad no ha habido quien experimente dolores y molestias tan atroces. Luego, el resto, que ha estado escuchando, adquiere de súbito estatus de experto en los achaques en cuestión. Algunos ofrecen remedios que consideran infalibles y que puede ir desde ponerse a rezar a San Judas Tadeo hasta untarse imanes en las caderas.

- Mira - le dice una mujer a otra que recientemente pasó por una amputación dramática - si te quitas lo escéptica y durante tu meditación ordenas a tu mente a que sane a tu cuerpo, verás que te curas muy pronto.

La que daba el consejo no estaba al tanto de que ni juntando a todos los autoproclamados campeones de meditación, entre los que se encuentran algunos "maestros" budistas, se ha logrado jamás hacer que le crezca a un amputado ni medio milímetro de miembro perdido.

Los que hacen este tipo de recomendaciones "quítate lo escéptico", evidentemente, no saben que el escepticismo (en ese aspecto como el humor de Ibargüengoitia) no es ni aderezo ni lentes que se quite o ponga uno. Es una estrategia, a veces individual, a veces comunitaria, en permanente evolución, que sirve para averiguar si lo que uno piensa de algún aspecto de la realidad es cierto o no.

Pero disgrego, regresemos a la conversación entre achacosos.

Una variación común de este tipo de pláticas consiste en comentar las virtudes cuasimilagrosas de uno o varios remedios que use el más longevo entre los conocidos de los presentes. Es importante que tal portento de longevidad no esté presente para desmentir lo que dicen de él para que los achacosos magúfilos digan frases como la que sigue:

- Pues mi bisabuelo que vivió 99 años y al que jamás nadie oyó toser ni quejarse y que se murió cuando quedó debajo de las llantas del camión que hacia el servicio entre Colina del Meco y la capital, solía comerse todos los días media cresta de gallo de pelea. Así, cruda.

Saliendo de ahí, los más fregados van a buscar quién venda crestas crudas de gallo de pelea.

A esto lo llamo yo el efecto Claudia Schiffer. La gente, que además de achacosa suele ser horrible, ve a Claudia Schiffer, lozana como quinceañera a sus 40 años y pregunta: ¿cuál será su secreto? Si Claudia Schiffer dice que se echa en la cara caca de chango todas las mañanas, allá irán las más cacarizas a los zoológicos a buscar caca de chango para untarse en la jeta.

No toman en cuenta que el aspecto lozano, así como la longevidad, de algunas personas tiene más que ver con la genética (y el maquillaje en caso de la lozania) que con los chingomil remedios, casi todos inútiles y contradictorios, que se puedan compartir. Y al no considerar con escepticismo los remedios que usan para sus achaques, cuando alcanzan algún estado de mejoría, suelen atribuirlo a las causas equivocadas.

Y es esa la gente a la que los fabricantes de aparatos como el kimotion, o la chimachine, o los proponentes de terapias charlatanas de instrumentación cuántica, o los homeópatas o naturópatas suelen dirigir sus afanes de ventas: a los más desesperados, que dentro de su desesperación olvidan que su mejor chance no es la credulidad ni la fe ciega, sino el escepticismo, esa herramienta que sirve para saber si lo que le están diciendo a uno es cierto o falso.

Al fin y al cabo, si siguen vivos, con todo y achaques, es por que otros antes que uds, usaron ese tipo pensamiento científico para construir lo que los mantiene vivos y con cierta comodidad y no fe ciega. Aunque no lo quieran reconocer, la ciencia y tecnología los tiene mejor que a los reyes y emperadores de hace 500 años.

Así que sáquense del culo las manos de su terapeuta reikiano y vayan a buscar información médica real.

8 comentarios :

Anónimo dijo...

"post hoc, ergo propter hoc"

felicidades por tu trabajo como divulgador del escepticismo, a veces eres algo mamon y ofensivo, pero de todos modos es preferible eso a ser tibio con la bola de embaucadores que proliferan en muchos campos jaja

encontre este blog por tus dialogos con el brujo mayor, despues lo leo con mas calma.

saludos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...cuando
la noche,
en
cuarentena
encuentre
al
dia
y te
abrace
al mediodia.
¡Me diras
amada mia !
¿Como te
amo aun
todavia ?
Y si
de ese
amor ido
no hubiera
o ni
lo hubiese
+ abrazos.
Entre
- yo,tu ,el -
seria
mi limo:
¡limon y
vida via.
¡Hasta que
se une
sin ella
hoyo mio
aya es
aunque
se muera
alla vivas
don de ti
para contigo
y siempre...




En un mayo donde
cargado de flores aun
se resiste los envites de la nieve
que da tras el aguacero
surgido de lo inesperado.
hado con sabor a fuente
agua planchada y vision
de roca al paso de la gaviota
mudo y quedo nos da
saludos sin que nos toque,
para tod@s.




un fuerte abrazo con olas salvajes
dentro + horas vuestr@s sin reloj.


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
HÉCTOR JULIÁN CORONADO

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .


a tod@s,


vuestro amigo:




jose
ramon....

sivoli dijo...

chale, que hueva el comment anterior.

Arcaisx3 dijo...

...¿será que si?

...buena reflexión

Antonio dijo...

Aprovecho para hacer un anuncio: no necesitan ir al zoológico. Delenda-copro ofrece toda la gama de secreciones de primates embotelladas y esterilizadas y lo entrega a la puerta de su hogar.

Gracias y disculpa.

Ribozyme dijo...

¡'nche Antonio! ¡¿Que no ves que si no apesta ni está recién salidita del culito del chango ya no es NATURAL?! (y más !!!!)

La gente, que además de achacosa suele ser horrible, ve a Claudia Schiffer, lozana como quinceañera a sus 40 años y pregunta: ¿cuál será su secreto? Si Claudia Schiffer dice que se echa en la cara caca de chango todas las mañanas, allá irán las más cacarizas a los zoológicos a buscar caca de chango para untarse en la jeta.

Lo que me recuerda a las personas (sobre todo mujeres, pero no exclusivamente) que, aunque Diosito Bimbo, o el MonEsVol o quien sea, no las cubrió de tantos dones como a la Schifffer, o incluso, digamos, Lady GaGa, piensan que pueden hacer los mismos desplantes que sus ídolas cuando les da por la ridiculez y que se van a ver igual de bien... Eso se convierte en un problema de salud pública, por los daños retinales que sufrimos espectadores inocentes.

El Contador Ilustrado dijo...

buen nombre "efecto Claudia Schiffer"

jajaja lo recordare

Vagancianet dijo...

¡JA! Es la descripción de una de mis tantas reuniones familiares.



¬¬