miércoles, julio 07, 2010

Frases idiotas que se dicen al recibir un premio Nobel



"El más grande destructor de la paz, actualmente, es el aborto"



dicha por Agnes Gonxha Bojaxhiu aka Madre Teresa,
durante su discurso al recibir el premio Nobel de la Paz en 1979. Si quieren conocer más lean ese discurso.

pd. Creo que en esa ocasión los del Nobel la cagotearon gacho. No le debieron haber dado el Nobel de la Paz sino el de Economía a esa señora, por demostrar que los pobres también son negocio.

9 comentarios :

Chilangelina dijo...

En esa ocasión, ey. Pero en un alarde de consistencia, también se lo dieron a Obama.

D dijo...

Hola!

Vaya que grata sorpresa encontrarme un blog con este estilo de pensar.
Totalmente de acuerdo en lo que mencionas en tu post y te comparto lo que escribí hace poco sobre el gran fraude llamado Madre Teresa
http://laguerarodriguez.blogspot.com/2010/06/el-mito-de-la-madre-teresa.html

Saludos!

D

Si no te molesta "linkearé" tu blog a mis herejías...

ViVeSo dijo...

Wikipedia? no mames,que le esta pasando a tu inteligencia?

Alberto Luquín dijo...

Y la enfermiza pasión de la Madre Teresa por el dolor ajeno, que la llevaba a no permitir el uso de analgésicos en sus "hospitales", donde la gente no iba a curarse, sino a morirse...

Saludos...

Anónimo dijo...

El año es 1979...

Descripcion dijo...

si le dieron a obama el novel de la paz y eso que seguia mandando soldados a irak,ahora se lo pueden dar a cualquiera.
gdi

Ego dijo...

Jajaja. Espero que éste sea el inicio de una buena colección de frases estúpidas.

encontrado dijo...

Una vez más, la antigua receta surte efecto:
Vejez + aspecto vulnerable = credibilidad

No importa lo bruja que seas (como en este caso)

Roland dijo...

A Kissinger también le dieron uno. Y a Obama.

Y en cuanto a la señora Gonxha, ¿usar a los pobres para obtener dinero para financiar su secta de monjas y pagarle al Vaticano para ponerla en la vía rápida a la canonización, a pesar de de que la realidad era que tenía serias dudas sobre su propia fe?

Uno sentiría pena por ella, si no fuese por la lista de hijoputeces que cometió.