lunes, julio 05, 2010

No creí que llegaría este día: estoy de acuerdo con una asociación religiosa.

Hoy en La Jornada salió esta nota.


Click en la imagen para leer la nota

Empieza la nota diciendo que el decreto para que niños y niñas lean la Biblia en la escuela tiene como fin "estimular el respeto, prevenir la violencia y fomentar valores morales".

(Este paréntesis es para que lo aprovechen los lectores habituales para secarse las lágrimas de las carcajadas que les provocó el párrafo previo. ¿Ya están listos? Continuemos)

De acuerdo a la nota hay sacerdotes católicos y pastores evangélicos oponiéndose a la medida. Entre el intercambio de revires ante ese decreto disparatado, la Conferencia Episcopal de El Salvador dijo que la medida "provocará la lucha entre religiones".

La Conferencia Episcopal tiene razón. Quizá más de la que sus miembros creen.

A continuación la evidencia, obtenida de The God Delusion del señor Richard Dawkins.

[En 1966] un psicólogo israelí, George Tamarin, llevó a cabo el siguiente estudio. A más de mil escolares, entre 8 y 14 años, les presentó el siguiente texto, que narra la batalla de Jericó en el libro de Josué:
"Josué dijo a la gente: Griten ahora porque el Señor nos ha dado la ciudad. Y la ciudad y todo lo que está en ella deberá ser dedicado al Señor en destrucción... Pero toda la plata y el oro y las vasijas de hierro y bronce, serán santificadas para el Señor: deberán ir al tesoro del Señor...

Entonces destruyeron completamente todo en la ciudad, ambos hombres y mujeres, jovenes y viejos, bueyes, corderos y burros, con el filo de la espada... Y quemaron la ciudad con fuego y todo lo que estaba en ella, excepto la plata y el oro y las vasijas de hierro y bronce que pusieron en el tesoro del Señor."
Tamarin entoces preguntó a los escolares una sencilla pregunta moral: ¿Consideras que Josué y los israelitas actuaron con justicia o no? Y les dió a escoger para que respondieran entre las opciones:

A) Aprobación total
B) Aprobación parcial
C) Desaprobación total

Los resultados fueron los siguientes:

66% escogieron A (aprobación total)
26% escogieron C (desaprobación total)
8% escogieron B (aprobación parcial)

A continuación 2 respuestas típicas de los que respondieron A.

1. En mi opinión Josué y los Hijos de Israel actuaron bien porque Dios les había prometido esa tierra y les había dado permiso para conquistarla. Si no hubieran actuado así y matado a nadie, entonces los Hijos de Israel habrían corrido peligro de ser asimilados entre los goyim (no judíos).

2. Josué hizo bien porque la gente que habitaba esa tierra eran de una religión diferente y cuando Josué los mató liberó al planeta de su religión.
La justificación para la masacre genocida de Josué es religiosa en todos los casos. Incluso entre los que respondieron C (desaprobación total), había casos en los que basaban su respuesta en justificaciones religiosas. Una niña por ejemplo, desaprobó las acciones de Josué diciendo:
Creo que fue malo que mataran a los árabes, porque los árabes son impuros y si uno entra a una tierra impura entonces también se vuelve impuro y comparte su maldición.
Otros que desaprobaban lo hicieron porque Josué no aprovechó ni los animales ni la propiedad de los conquistados.

Presumiblemente, esas opiniones no son de los niños sino de sus padres o del grupo cultural donde se crían. Si esas preguntas se las hicieran, en sentido contrario, a niños palestinos quizá ofrecerían equivalentes resultados. Lo que demostraría que la religión sirve para dividir personas y mantener rivalidades y enemistades históricas.

No obstante, el experimento no termina ahí. Tamarin usó un grupo de control en su experimento, consistente en 168 niños israelís a los que ofreció un texto distinto. En vez de 'Josué' el texto decía 'el General Lin' y en lugar de 'Israel' el texto decía 'un antiguo reino chino'. El experimento en el grupo de control dió los siguientes resultados:

7% aprobaron las acciones del General Li.
75% desaprobaron las acciones del General Li.

En otras palabras, una vez que la lealtad al judaismo se saca de la ecuación, la mayoría de los niños usa valores morales modernos para sus juicios. Las acciones de Josué y el General Li son, por el lado que se les vea, genocidas. Pero fue la religión la que hizo la diferencia para condenarlas o para aprobarlas.
Ojo a los talibanes anónimos, no digo que leer la Biblia lo convierta a uno en un hijo de puta. Lo que seguro te convierte en un hijo de puta es obtener de la Biblia tu conjunto de valores morales, que es lo que parece que pretenden los decerebrados que escribieron ese decreto salvadoreño.

¿Cuál es la compostura de todo esto? Es sencilla. Hagan caso al letrero de abajo (obtenido de lolgod). Sobre todo en el ámbito de la educación pública.




No hay comentarios. :