miércoles, agosto 04, 2010

Impacto de asteroide (1 de 3)

Hace unos días ví esta nota en El Universal:

Click en la imagen para leer la nota

Que a su vez es un refrito de un nota publicada por El Mundo.

Lo preocupante que hallo de la noticia (
acá el paper) no es la probabilidad de 1/1000 de que una piedra de 500 metros de diámetro choque contra la Tierra en la segunda mitad del s XXII, ni las complejidades por resolver para calcular más precisamente la órbita de un asteroide de 500 mts debido al efecto Yarkovsky (una característica que un ruso muy listo halló que tenían las piedras dando vueltas por el espacio y que pueden afectar sus órbitas debido a intríngulis térmicos).

Lo que sí es para espantarse es la calidad de los comentarios. Si ese tipo de valemadrismo ocupa las mentes de la mayoría de los individuos de las siguientes generaciones, quizá estemos tan jodidos como los dinosaurios.

Se me ha ocurrido entonces, dedicar las siguientes bostas a escribir de lo que va un impacto de asteroide, no para espantarlos, sino para que vean que ni Armageddon ni Bruce Willis tienen las respuestas a estos dilemas.

Imagina el siguiente escenario. Suena tu despertador y te levantas de la cama medio apendejado de sueño. En el camino te das cuenta que el ruido matutino de los centenares de pájaros del enorme árbol que está afuera de tu casa, barullo que te anuncia que ya amaneció, ha sido reemplazado por puro silencio.

Piensas "buh, talaron el árbol" mientras te asomas por una ventana para verificar. Pero el árbol sigue ahí y notas la segunda cosa rara del día. El árbol proyecta dos sombras dos, en el suelo. Una de ellas se mueve muy rápido.

Miras al cielo para ver qué puede estar provocando ese fenómeno tan extraño. Un disco casi tan brillante como el sol está cruzando el cielo más rápido que un avión.

El disco desciende sobre el horizonte y de pronto hay un flashazo mudo. Tan intenso que te lloran los ojos y apartas la mirada. Cuando miras de nuevo, el disco brillante ya no está. En su lugar hay un gran resplandor surgiendo del horizonte. Es notable el calor que sientes. La copa del árbol de afuera empieza a humear.

Piensas que quizá estés en problemas y mientras reflexionas qué hacer un súbito e intenso terremoto te arroja al suelo. Pasa rápido. Mientras te levantas, confundido y temeroso, notas más calor que entra por las ventanas rotas de tu casa. Piensas que lo peor ya pasó, mientras una onda de choque viajando a más de 1000 km/h va directo a tí.

Demasiado tarde, ves el frente de la onda de choque dirigiéndose a tí como un tsunami de más de 15 kms de altura. La onda pulveriza tu casa contigo adentro.

Todo lo que esté debajo de la onda de choque queda como si le hubieran pasado una aplanadora. Los árboles que estaban incendiándose un momento antes quedan hechos astillas. El anillo en expansión de presión de decenas de kilómetros de díametro, se extiende más allá de donde estaba tu casa, consumiendo edificios, árboles, coches y personas.

Antes de desvanecerse, la onda de choque le da la vuelta a la Tierra. Dos veces. Sismógrafos en todo el planeta registran el evento, pero no hay quien interprete los datos. La gente que queda está muy ocupada sobreviviendo.
Este escenario hipotético, con el que Phil Plait abre el primer capítulo de su libro Death From the Skies! (libro de consulta en este blog cuando se trata de dilucidar ruina, muerte y destrucción proveniente de los cielos), dedicado a impactos de asteroides y cometas, es lo que pasaría si cae una piedra del tamaño de la que se asocia con la extinción de los dinosaurios, que no tenían un programa espacial que monitoreara asteroides ni cometas.

Ahora bien ¿qué pasaría si impacta la Tierra un asteroide como el de la nota, que nomás tiene 500 metros de díametro no 9 kms?

La respuesta a esa pregunta la veremos en la próxima bosta.

pd. No se me escapa el hecho de que todos los astrólogos del mundo no fueron capaces de adivinar esto. Quizá sea porque sus predicciones nomás las pueden hacer con un año de adelanto y son sólo para vender calendarios y libros engañabobos.

4 comentarios :

El Contador Ilustrado dijo...

claro ejemplo de periodismo serio e informado

Ribozyme dijo...

Si no te molesta, comparto este video con tus lectores:

http://www.youtube.com/watch?v=-zvCUmeoHpw

La música es lo más apropiado que me puedo imaginar. Una de las mejores rolas de Pink Floyd (que ya es mucho decir) y que trata precisamente del morir. Este video me hace sentir muy frágil y me pone a pensar en lo frágiles que son un gran número de maravillas que conocemos.

edgar dijo...

una nota sensacionalista del universal y comentarios absurdos y pocos serios por parte de la gente

esperamos la segunda parte haber que dijeron.

saludos

encontrado dijo...

Que interesante esta primera parte. Espero ya la continuación

Saludos