jueves, septiembre 30, 2010

Mi aportación al día de la blasfemia - 2010

El año pasado usé al señor Isaac Asimov para abordar de qué trata el día de la blasfemia.

Este año lo voy a celebrar con 3 posters desmotivacionales.

1.



2.


3.


No obstante, no hay sólo un día reservado para expresar la irreligiosidad. En mi caso lo hago cada que se me pega la gana. Las ocasiones mejor logradas (de acuerdo a los jocosos espumarajos furibundos que he provocado) han sido dos:

1. Cuando me pitorreé de los que ven en los ojos de la pintura de La Virgen de Guadalupe señales inequívocas de su origen divino.

2. La vez que dediqué un post a lo que ocurre cada día 28 en la iglesia de San Hipólito, en la cd de México.


6 comentarios :

Ribozyme dijo...

No había visto las lluvias de creyentes ofendidos que te cayeron en los dos posts. ¡Están re chuscos sus comentarios! (por no decir que patéticos) Lo que hizo explotar a mi detector de ironía fue el enorme número de ellos que te acusan de ignorante y luego escriben con unos horrores ortotrágicos y una redacción p'al perro que no sabe uno si reír o llorar. No hacen más que confirmar la pobre opinión que ya tiene uno sobre ellos.

Nureyev dijo...

Como me cague de risa!
Estan buenisimas las pics!!
Buen día de la blasfemia

Antonio dijo...

La primera está excelente.

Un abrazo.

El Contador Ilustrado dijo...

el de Maria esta increible

Corsario dijo...

En lo personal no me parecieron tan buenos como algunas de tus entradas. Sobre todo al último le faltó gracia.

En lo personal creo que la magia del póster desmotivacional es el uso del humor y la ironía.

Y en el último, sobre todo, solo noto desprecio. No digo que no lo merezcan, pero igual y no era el modo de decirlo.

Minerva dijo...

Hola
El sarcasmo en toda su expresión pero no inspiran a otra cosa.
Un abrazo
Minerva