martes, noviembre 30, 2010

Oscura de Guillermo del Toro y Chuck Hogan

Hace varios meses platicamos de Nocturna, la primera parte de una trilogía de novelas de vampiros de Guillermo del Toro y Chuck Hogan. Trilogía muy bienvenida después de que Stephanie Mayer y Anne Rice se esforzaron en echar a perder el género.

Desde hace unas semanas está disponible la segunda parte, Oscura.

En esta entrega, además de los personajes que ya conocemos, Sardú, el vampiro; Setrakian, el cazavampiros; Eph y Nora, los epidemiólogos; Zak, el niño cuya madre se convirtió en vampiro y busca reclamarlo; Vasili, el exterminador; Gus, el mexicano reclutado por los Antiguos y Palmer, el millonario viejo que anhela la inmortalidad; se agregan unos nuevos. El que yo encuentro más notable de los personajes que se introducen en esta segunda parte es el Ángel de Plata, un exluchador que vive en el anonimato y la pobreza después de haber sido un ídolo del cuadrilatero y del cine, y que ve, en la infestación neoyorquina de vampiros, una oportunidad para ponerse de nuevo su máscara.

De todos los homenajes que he visto dedicados al Santo este ha sido el mejor. No voy a arruinarles la historia así que sólo diré que hacia el final del libro, el Angel de Plata se da de bofetadas con el mismísimo Sardú. Pero no se espanten, la historia no se convierte en una de luchas.

Hay, además un elemento numismático en esta novela que no estaba en el primer libro. Si leyeron Nocturna (y si no lo han hecho dejen de leer esta bosta ahora y vayan corriendo a conseguirla) se acordarán que hacia el final, Setrakian, Eph y Vasili logran exponer a Sardú a los rayos del sol esperando aniquilarlo e irse a sus casas muy contentos.

Bueno pues no pasó eso. Sardú no explota en cenizas como el resto de los vampiros, nomás se rostiza y se va cantando "Hello, my baby. Hello, my honey. Hello, my ragtime gal. Send me a kiss by wire..." (aunque uno luego se entera que la piel se le está cayendo a pedazos y necesita un cuerpo anfitrión nuevo).

Ante esa contrariedad, Setrakian, quien lleva toda su vida cazando a Sardú, recurre a la búsqueda del Occido Lumen (ese es el objeto numismático), un libro antiguo y ficticio que yo digo que ya se ganó su lugar en la lista de libros ficticios en la que está el Necromicon y la Enciclopedia Galáctica. En el Occido Lumen está encerrado el secreto para destruir a Sardú, o más bien al vampiro que usa el cuerpo de Sardú y que busca apoderarse de toda la humanidad.

Descubrir ese secreto en la páginas del Occido Lumen requerirá del sacrificio de algunos de los protagonistas.

La historia, igual que en el primer libro, es contada casi con calidad de guión cinematográfico, en viñetas, cortas, concisas y contundentes que se van entrelazando. A lo largo de la narración de Oscura, como en Nocturna, hay interludios de la vida de Setrakian. En ellos uno sigue la trayectoria del cazador de vampiros después del campo de exterminio y se entera del origen del corazón vampírico que Setrakian ha conservado durante décadas.

Hay un enmascarado de plata, hay vampiros-nazis, hay astronautas que ven desmoronarse al mundo desde órbita, hay vampiros antiguos a los que Sardú les está comiendo el mandado, hay explosiones nucleares y hay ruina, muertes horribles y destrucción. Al final uno se queda preguntándose ¿qué van a hacer Guillermo del Toro y Chuck Hogan para componer la situación -o descomponerla más- en la tercera parte, Eterna?

Lean Oscura, es un excelente nudo previo al desenlace que muchos ya esperamos para el próximo año.

[AHÍ VA UNA ADVERTENCIA DE RUINA. SI NO HAN LEÍDO OSCURA DEJEN DE LEER AHORA]

pd. Va el momento superganador de Oscura: el Occido Lumen tiene coberturas de plata. Un vampiro no le puede poner las manos encima pero es muy codiciado por ellos. En sus mocedades Setrakian usa el Occido Lumen para atraer a un vampiro, lamentablemente no lo tiene en su poder, así que disfraza otro libro viejo con tapas de plata. ¿Cuál libro? Una de las primeras ediciones de El Origen de las Especies.

6 comentarios :

Sir David von Templo dijo...

Ya me hacía falta escuchar que hay libros buenos de vampiros. Twilight me obliga a sacar mi nahual y destruir todo lo que esta a mi alrededor cada que lo veo ya sea en el Vips, el Samborns, El Toks, en la universidad, en el transporte público, etc. De hecho los libros de autoayuda me causan lo mismo.

Voy a buscar esos libros mi estimado. Saludos.

La Lupe dijo...

Espero con ansias locas Eterna! Nocturna y Oscura son unos libros que me han gustado mucho mucho, ya soy fan, y de verdad nunca me había asustado leyendo un libro, digo hasta me hicieron hablar en sueños jojojojo.

Vane Arango dijo...

Hola! A mi me encantaron ambos libros, tuve la suerte de acceder a "Oscura" antes de que saliera a la venta y te digo, simplemente me encantó! Guillermo del Toro no deja de sorprenderme, su narrativa es simplemente genial.
Me tope con una página de la Trilogía de la Oscuridad en Argentina, van a rifar una copia de "Oscura" y bonos para libros de Santillana. Les dejo el link por si se animan www.estirpemaldita.com.ar

Ahhh además, podés elegir si ser vampiro o de la resistencia, personalizar tu foto, en fin. Saludos!

Eudiza Quevedo dijo...

Lo terminé de leer justo en la fecha que viene marcada como epílogo (domingo, 28 de noviembre) y me encantó la coincidencia.

De lo que más me gustó de Oscura es justo lo que comentas, esa parte cinematográfica, aunque Del Toro diga que no lo llevará nunca a la pantalla grande y muy particularmente el capítulo Estación Pensilvania.

¡A esperar el cierre!

Sivoli dijo...

ah! que trilogía tan horripilante!

cristy castro dijo...

jajajaja yo ya lei oscura y estoy comenzando eterna esta buenisisisisimaaaa!!!!!